8/31/2017

Algunas inconsistencias del “Nuevo Testamento” encontradas por un expastor, hoy un ejemplar noajida

BS"D


Por nuestro amigo Reuel Rolando, colaborador, de profesión docente, Ben Noaj, estudiante del Beith Midrash Bnei Noaj.  
*****
Yeshu en un shabat
En un Shabat, Yeshu se levanta a leer la haftará (la porción de los profetas correspondiente a la lectura de la parasha o porción semanal de la Torá) En lugar de leer la porción correspondiente, contrario a las reglas y según su parecer (cosa inadmisible en una sinagoga) escoge otra porción del mismo profeta. (La porción que Yeshu leyó no pertenece a ninguna haftará, y esto es así desde mucho antes que él existiera)
Seguidamente se proclama Mashiaj de Israel sin mostrar ningún elemento probatorio (cuando en otras oportunidades no quiere que nadie se entere que era el Mashiaj según el sostenía). Estas actitudes producen un más que justificado rechazo por parte de la sinagoga a tal punto que lo expulsan de allí con tal indignación que si no hubiese existido una ley que dice que debe ser juzgado por un Sanhedrím lo hubiesen ejecutado en ese momento por falso profeta. (Lucas 4: 14-22)


Yeshu como transgresor en el Beit HaMikdash
Yeshu actúa violentamente en el Templo de Irushaláim. Tumba los puestos y trata de ladrones a los vendedores echándolos a latigazos. Una actitud totalmente negativa e injustificable (aunque sus seguidores dicen que nunca pecó). Los vendedores estaban prestando un importante servicio a todas las personas que desde muy lejos se llegaban a Irushaláim a realizar sus ofrendas. No solo era para la comodidad de ellos sino para que no sean estafados en el precio ni en el producto a ofrecer los cuales debían reunir determinadas condiciones. Estaban reglamentariamente ubicados y su comercio era limpio y legal. A qué se debió semejante arranque de ira de quién dijo "aprendan de mi que soy manso y humilde de corazón"?. Seguramente por la impotencia de ver que no fue reconocido por el pueblo en general como el Mashiaj de Israel o simplemente una manera de llamar la atención de aquellos para los que pasaba desapercibido. (Juan 2: 13- 25)

El Evangelio de Juan miente en cuanto a la samaritana
¿Cómo una samaritana le dice a Yeshu que ella "espera al Mashíaj" (Juan 4:25) si los samaritanos no aceptan el libro de los profetas mayores ni menores, ni los libros hagiógrafos del Tanaj? Los samaritanos solo aceptan los 5 primeros libros (la Torá) también se oponían a la existencia de todos los reyes de Israel, incluyendo Shaúl, David de este último se cree que vendría el Mashíaj y si los samaritanos no consideraban a David como un rey divinamente escogido, jamás podrían decir que esperaban un Mashíaj.

¿Iojanan HaMatbil como el profeta Eliyáju?
¿Era Iohanán HaMatbil (Juan el Bautista) el profeta Eliyáju y quien anunció que Yeshu era el Mashíaj?
Encontramos en el llamado Nuevo Testamento otra serie de contradicciones, ahora en torno a Iojanán HaMatbil (Juan el Bautista). Por un lado Yeshu aseguró que el profeta que lo había anunciado a él era el mismo profeta Eliyáju predicho en las Escrituras, pero.... cuando le preguntaron a Juan si él era el profeta Eliyáju que esperaban (Iojanán sabía muy bien a lo que se referían), él contestó rotundamente: "No lo soy". (Mateo 11: 14; 17: 10-13; Juan 1: 21-26) 
Se dice que Iojanán anunció a Yeshu como Mashíaj con total seguridad tras haberlo recibido por revelación divina al ver al "espíritu divino descender como paloma". Y que Juan oyó la voz de D-os afirmando que era el hijo amado o Mashíaj. Pero luego cuando fue encarcelado por el rey Herodes, le mandó a preguntar a Yeshu si él era el Mashíaj o si debían esperar a otro (Juan 1: 29-34; 3: 13-17). 
Después de este episodio bochornoso Yeshu lo alabó diciendo que Iojanán era el profeta más grande de todos. 
Si analizamos a los demás profetas, ¿vemos alguno que no haya creído en algún momento a la palabra o revelación que recibió directamente de D-os? ¿O será que nunca dijo Iojanán lo que se dice que dijo? Bueno, si Iojanán realmente existió. (Lucas 7: 20, 24-28) Existen muchas explicaciones rebuscadas, pero para mí estos errores son insalvables.
¿Yeshu como hijo de David HaMelej?
¿Hijo de David? 
En las Escrituras se nos dice que el Mashíaj nacería de la "simiente, semilla o semen" de David (por medio de sus descendientes varones) Entonces como podría ser Yeshu un posible candidato a Mesias si era hijo de María, una mujer “virgen” que no tuvo relaciones con ningún hombre según los escritos del Nuevo Testamento? (Juan 7: 42 en el original griego usa la palabra "semilla" – Bereshit/Génesis 49: 10; Ishaíah/Isaías 11: 1; Irmeiá/Jeremías 23:5; 33: 17; Ezjekél/Ezequiel 34: 23,24)
Satán como socio de Yeshu.
¿Quién miente? 
Según los escritos del llamado Nuevo Testamento, el Satán es mentiroso y siempre miente. Los demonios son sus socios y por ende mienten también. Sin embargo en varias oportunidades se cuenta que los demonios al ver pasar a Yeshu gritaban afirmando que él era el Mashíaj y el hijo de D'os. Entonces Yeshu los hacía callar para que nadie supiera... LA VERDAD? (Juan 8: 44; Marcos 3: 11; Lucas 4: 41)

¿Cuántas personas en total entraron a Mitzráim (Egipto) incluyendo al patriarca Iaakov?
El llamado Nuevo Testamento dice que fueron 75... Pero fueron 70 según la Torá. La cual enumera una por una. (Hechos 7: 14; Bereshit/Génesis 46: 8- 27) Un error injustificable que demuestra que estos libros no fueron escritos por judíos.

Errores comunes en la resurrección del mamzer.
¿Dónde estaban los que vieron al resucitado?
Según en llamado Nuevo Testamento Yeshu se apareció a más de 500 personas después de resucitar. Y estuvo enseñando durante 40 días. El hecho es que según estos escritos, en el día de Pentecostés (50 días después de su supuesta resurrección) solo había 120 personas reunidas orando... Y el resto? Tan rápido se olvidó del resucitado? Y las enseñanzas del resucitado, que seguramente serían muy relevantes, donde están? Simplemente no existen. (1 Corintios 15: 1-7; Hechos 1: 3)

¿Perfumando el cadáver de un judío?
Según el llamado Nuevo Testamento, luego de pocos días que Yeshu murió unas mujeres fueron a la tumba con especies aromáticas para perfumar su cuerpo... Pero esta no era una costumbre judía sino al contrario, en el caso de haber ocurrido, se hubiera tratado de una profanación (Marcos 16: 1-4)
El cristianismo como una religión mistérica.
El apóstol supremo del Cristianismo: Pablo, declara en su carta a los Efesios 3:1-13 que esta fe a la cual representa es un misterio que estuvo escondido hasta ese momento y que fue dado a conocer a un grupo muy reducido y selecto; o sea a los apóstoles de Yeshu entre los cuales por supuesto se encontraba él.
Este argumento revela básicamente dos cosas: que el origen del Cristianismo es mistérico y no judío. Se trata de una clásica religión de los misterios muy común en esa época. 
Lo segundo que muestra es la pobreza e ingenuidad del mismo. Cualquier secta o religión podría afirmar tener la verdad en base a este argumento. Propio de aquellos que creen ser los iluminados de todos los tiempos y de entre todos los hombres.
La impureza o el jametz de Yeshu.
Según lo relatado en uno de los llamados evangelios, Yeshu pronuncia una parábola referida al reino de D-os en donde emplea simbólicamente como elemento positivo fundamental a la levadura o jametz. Ningún maestro o rabino judío emplearía jamás a la levadura como símbolo de algo positivo relacionado con el Eterno. El jametz o levadura es siempre símbolo de pecado, de orgullo, de impureza. Por eso antes de celebrar la festividad central de Pesaj se debe limpiar la casa buscando cada resto de jametz para sacarlo afuera y quemarlo, simbolizando la limpieza espiritual. (Mateo 13: 33; Éxodo 12)
Sin querer pareciera que nos estuviera diciendo cual es el verdadero origen de este "reino de Yeshu".

Reflexión personal sobre el cristianismo o mesianismo
He podido ver en el cristianismo muchas veces un sentimiento de amor-odio (cuando no es simplemente de odio solamente) hacia el Pueblo de Israel. Es una cuestión pareciera no resuelta, por un lado hay "amor" porque son el Pueblo escogido y por otro de odio porque no aceptaron ni aceptan al líder de su fe. Eso me hace pensar en Esav e Iaakov. Esav por momentos quería ver muerto a su hermano por haberle "robado" y por otros, lo "amaba" porque lo consideraba su hermano. Es curioso porque de Esav descienden los romanos y de allí el cristianismo. Es el mismo espíritu de Esav que subsiste y se halla en pugna contra los hijos de Iaakov (Israel). Algunos incluso sin la primogenitura se visten con sus ropas en una actitud revanchista y de reclamo de aquello que creen tener más derecho. Ven al judio Iaakov como el "usurpador" cuando en realidad son ellos mismos quienes no aceptaron ningún compromiso en el pasado, ni lo aceptan actualmente: la valoración y obediencia a los preceptos del Eterno para ellos mismos.
Sin embargo la Torá ilumina y muchos están abriendo los ojos. Lo que fue diseñado para "convencer" a los judíos (el mesianismo) hoy está siendo usado por Hashem B'S para despertar a los cristianos a la verdad.

8/22/2017

Marcos 7:1-5: Yesh”u contra la takanah de Netilat Yadaim.

BS"D


La Peshita de Marcos 7:1-5 se lee:
וכנשׁו לותה פרישׁא וספרא דאתו מן אורשׁלם. וחזו אנשׁין מן תלמידוהי דאכלין לחמא כד לא משׁגן אידיהון ואתעדלו . כלהון גיר יהודיא ופרישׁא אן הו דבטילאית לא משׁיגין אידיהון לא לעסין מטל דאחידין משׁלמנותא דקשׁישׁא . ומן שׁוקא אלא עמדין לא לעסין וסגיאתא אחרניתא אית אילין דקבלו דנטרון מעמודיתא דכסא ודקסטא ודמאני נחשׁא ודערסתא . שׁאלוהי ספרא ופרישׁא למנא תלמידיך לא מהלכין איך משׁלמנותא דקשׁישׁא אלא כד לא משׁגן אידיהון אכלין לחמא .
Los de los prushia (explicadores de la Torah) y algunos de los sofri’a (escribas) que venían de Urshalem (Jerusalén) se reunieron con él. Viendo que algunos de los discípulos comían el pan con manos impuras, que no se estaba lavado, para los fariseos y todos los judíos[1] que no comen a menos que se laven las manos con su puño[2] Manteniendo así la tradición de los ancianos (משׁלמנותא דקשׁישׁא), y cuando vienen del mercado, no comen nada a menos que se laven, y hay muchas otras cosas que han tomado para observar, para hacer inmersión[3] a tazas, jarras, ollas y camas.[4] Los prushia y los sofri’a le preguntaron: ¿Por qué vuestros discípulos no andan según las tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos impuras?
Netilat Yadaim o el lavado de manos con una cantidad especificada de agua de un recipiente antes de comer pan es un requisito de los sofrim. Se ha informado que Eliezer ben Janok fue excomulgado por tomar el asunto a la ligera, tal como se lee:
וְאֶת מִי נִדּוּ, אֱלִיעֶזֶר בֶּן חֲנוֹךְ, שֶׁפִּקְפֵּק בְּטָהֳרַת יָדָיִם. וּכְשֶׁמֵּת, שָׁלְחוּ בֵית דִּין וְהִנִּיחוּ אֶבֶן עַל אֲרוֹנוֹ. מְלַמֵּד שֶׁכָּל הַמִּתְנַדֶּה וּמֵת בְּנִדּוּיוֹ, סוֹקְלִין אֶת אֲרוֹנוֹ:
“...A Eliezer ben Janok que suscitó dudas en torno al precepto de purificarse las manos (Yadaim 3:2). Cuando murió, envió emisarios al tribunal y colocaron una piedra sobre su féretro. Esto enseña que el féretro de todo excomulgado, que muere en la excomunión, ha de ser apedreado.”
-Mishnah Masejet Eduyot 5:6.
La takanah de Netilat Yadaim fue instituida por Shlomoh HaMelej (rey Salomón) que el haber ordenado que las manos han de ser purificadas antes de tocar los alimentos, tal como encontramos en el Talmud Bavlí Masejet Shabat 15a. Mientras que en  Sefer Yashresh Yaakov, likutim página 36b en el que se explican las palabras del libro de Berreshit 27:22: “¿Hakol kol Yaakov ve´hayadayim yedé Esav? ( la voz , es la voz de Yaakov , y las manos son las de Esav)” en el que nosotros nos lavamos las manos antes de comer pan. Por otra parte, el hacer el lavado de las manos antes de las comidas también una antigua tradición de los sofrim (Talmud Bavli Masejet Julin 104b; 106a).

Tener tumat yadaim (impureza de manos) son consideradas como "manos profanas", pero en realidad nadie sugiere que realmente hacen que la comida común común sea contaminada ritualmente. Marcos 7 señala que la acusación original contra los discípulos era que comían con manos contaminadas.[5] En este punto coincide el Evangelio Hebreo de Mateo en el capítulo 67:2 en el que los talmidim de Yesh”u violaron esta takanah (תקנה-legislación positiva), tal como se lee: “למה עוברים תלמידך תקנות הראשונות שהםאינם רוחצים ידיהם קודם האכילה.” A continuación, se explica esto para decir que comen con manos sucias. "Manos contaminadas" es simplemente una manera de decir "las manos que necesitan ser lavadas". La versión griega de Mateo tiene sólo la versión "manos sucias" o como se lee en el Evangelio Hebreo de Mateo: Comer sin lavarse las manos no hace sucio al hombre-אמנם האכילה בלי רחיצת ידים אינה מלכלכת האדם.

Lucas, que parece seguir sus fuentes (dos veces él presenta a Yeshu defendiéndose usando los principios jurídicos del sofer) nos sorprende en Lucas 11: 37ss. Aquí un hospitalario fariseo invita a Yeshu a cenar (Ἐν δὲ τῷ λαλῆσαι αὐτὸν ταῦτα ἠρώτα αὐτὸν Φαρισαῖός τις ὅπως ἀριστήσῃ παρ᾽αὐτῷ• εἰσελθὼν δὲ ἀνέπεσεν). En esta versión, es Yeshu quien no se lava las manos.[6] Algunos perushim requerían que se lavase las manos, no sólo para el pan. El Talmud Bavlí Masejet Julin 33b por la razón que ya que los sacerdotes comían "ofrendas con truma" los sofrim decretaron que las manos de impureza en un segundo grado que haría el "pan truma" estuviera contaminado para su uso. Al hacer esto, todos los sacerdotes debían lavarse las manos antes de comer pan. Para asegurarse de que esto sucediera, decretaron por supuesto que todos, incluyendo los no sacerdotes, también deben hacer netilat yadaim. Incluso en una generación posterior la Escuela de Shammai insistiría en hacer netilat yadaim.

¿Por qué decreto esto Shlomoh HaMelej, la insistencia de los sofrim, así como la puntualidad de los tanaim sobre esta takanah (legislación positiva)?

Porque como dice el Talmud al final del capítulo octavo del tratado de Berajot (53b) cita un versículo en Vaicra / Levítico 20 que dice "והתקדשתם אלו מים ראשונים והייתם קדושים אלו מים אחרונים כי קדוש זה שמן אני יי' אלהיכם" ("Y vosotros mismos os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo, el Etern-o vuestro Di-s"), a lo que enseña esta misma sección del talmud:
Con respecto a este versículo, los Sabios dijeron: "Y vosotros mismos os santificaréis, estas son las primeras aguas con las cuales uno lava sus manos antes de la comida; Y seréis santos, estas son las aguas finales; Para santo, esto es aceite que se extiende en sus manos; Soy yo, el Señor tu Dios, esta es la gracia después de las comidas bendición.”
El Yesh”u del Evangelio de Lucas continúa insultando a su anfitrión jasid que parecía sorprendido al ver al mamzer de yeshu ignorar la práctica por lavarse las manos, con la expresión de: “ahora los perushim limpian el exterior de la copa y el plato, pero su interior está lleno de robo y la maldad. Imbéciles (ἄφρονες-הַכְּסִילִים), ¿El que hizo el exterior también el interior?” (v. 11:40)

La razón de la decisión de los sofrim se encuentra en el Talmud Bablí Bekorot 38a. Mientras que las impurezas concernientes a la ley de la Toráh afectaron a todo un recipiente, por dentro y por fuera, la ley del sofer dice que por las impurezas que habían inventado era por diversas razones que no funcionaba de esa manera como explica Yeshu. Si el exterior de la copa se tornaba impuro, esto no hacía que el interior fuera impropio, pero si el interior se volvía impropio, entonces el exterior también era impropio. La ley farisaica afirmó que si alguien tocaba el exterior de un utensilio húmedo para comer con las manos sucias, el exterior del recipiente llegaría a ser "profanalmente contaminado". Aunque ciertamente no fue contaminado por la Ley de la Toráh, el recipiente todavía requería un "lavado ritual del escriba" antes de ser usado nuevamente, el interior de la copa de metal no se contaminaría en la ley de los sofrim. Con el fin de mostrar la impureza es escribal. Las impurezas que expone la Toráh afectarían al exterior y al interior de las copas por igual, tal como se ve en la Mishná Masejet Kelim 25: 1 y Talmud Bavlí Masejet Pesajim 17b.

Tan solo el exterior necesitaba lavado ritual. Cualquier judío necesita lavarse las manos para comer pan, cualquier cosa sumergida en líquido, y algunos rabinos dijeron incluso para tocar tazas con líquidos en ellos. La escena de la confrontación de lavado de manos en los sinópticos ocasiona discusiones de ley farisaica. Resulta que Yeshu antagoniza a los fariseos. El veneno retratado en la escena de Lucas es mucho más fuerte que los despidos de la ley farisaica en Mateo y Marcos. El comportamiento de Yeshu en Lucas es muy hostil a los fariseos como grupo. El asalto parece contencioso, incluso merecedor de la ira farisaica que ocasiona. Yeshu era un huésped y no se supone que los huéspedes indignen así a sus anfitriones.

¿El Mesías tendría una actitud tan arrogante con la gente que busca el bien y la adherencia a Etern-o, así como Sus mitzvot? ¿El Mesías instruiría en abolir las mitzvot de Oraita para que la gente se aleje del Etern-o, quienes se impurifiquen y esten distanciados del Creador?

La respuesta es no, lo que demuestra que Yeshu no fue de nigún modo el Mashiaj, menos fue un judío piadoso, pero sí fue un rasha que se opuso al Creador y sus mitzvot.




[1] Puesto que los fariseos también son judíos la frase "y todos los judíos" parece ser una adición posterior. Tanto aquí como en Mateo Griego 15:2 dice: "tradición de los ancianos", por lo tanto, de los perushim.
[2] Las medidas para el lavado de manos se midieron por puñados. Véase el Talmud Bavli Masejet Shabat 62b.
[3] Cuando estos objetos han sido contaminados ritualmente, no sólo por impurezas bíblicamente ordenadas, sino incluso por una corrupción de origen escriba (como cuando son manejados por un por un am ha’aretz, uno laxo en el cumplimiento de los decretos de pureza del escriba), debían ser inmersos en una mikveh, un baño especial. El último capítulo del tratado Jagigah discute los detalles de estas inmersiones.
[4] Ver Talmud Bavlí Masejet Shabat 84a-b.
[5] Los escribas decretaron que las manos sin lavar se comportarían como si fueran de impureza de segundo grado, no por las reglas de la Toráh, sólo dentro de sus propios sistemas de salvaguardia.
[6] No los discípulos como en Marcos y Mateo.

El amigo cristiano de buen corazón III-A

BS"D



El amigo cristiano de buen corazón III-A
Por Nétzaj Andújar (colaborador)
Nuestro amigo cristiano “buena gentón”, de buen, pero terco corazón, luego de intentar infructuosamente persuadir a David, su amigo judío en “El amigo cristiano de buen corazón I” y a Rut, una ex hermana en la fe, que ahora es judía en “El amigo cristiano de buen corazón II”.
Inocencio, nuestro amigo cristiano fundamentalista ha tratado dos métodos, pero ninguno le funcionó. Ni sus ayunos ni su cristo ni su fe enorme y firme ni sus oraciones han surtido efecto. Con todo se dispone a hablar con Vivencio Aguzado, un expastor evangélico que dejó el cristianismo para abrazar la Torá como noájida. Por tercera y última vez intentará en esta ocasión de persuadir a nada más y nada menos que a un expastor cristiano evangélico.
Inocencio previamente ha acordado con el expastor encontrarse en un tienda de café al estilo barista y allí tratar de conversar con él. Llega el momento del encuentro, se saludan y comienza la plática.
- Vivencio: Hola, Ino, ¿cómo estás y en que te puedo ayudar?
- Inocencio, el cristiano: Estoy bien, gloria a dios. Quisiera por favor que habláramos acerca del porqué dejó usted a cristo.
- Vivencio, el expastor: Hmmm. ¿estás seguro de que deseas hablar sobre eso? No quisiera que te ofendieras o molestaras por lo que tengo que decir al respecto.
- Cristiano: Ya he pasado por dos situaciones y pienso que ya estoy “curado de espanto”.
- Expastor: Entiendo…
- Cristiano: ¿Qué le pasa a usted? ¿Dejó a cristo por cuestiones espirituales o por cuestiones teológicas y bíblicas?
- Expastor: No dejé a cristo. Cristo es un ídolo. Los ídolos no viven, no existen. A los ídolos no se los deja, simplemente se descartan. Lo que dejé fue al sistema idolátrico que lo promueve llamado cristianismo. Muy buena pregunta la que me haces. La realidad es que estudiando bien las escrituras descubrí que el cristianismo es una cruel mentira. Y ello me llevó a abandonar a esa sugestión, esos sentimientos que me hacían creer que estaba sirviendo a un Dios real. Esos sentimientos y esa sugestión que se fomentan cuando se ha aceptado algo que uno cree que es la verdad, aunque no lo sea.
- Cristiano: ¿O sea que usted me está diciendo que todo eso que usted vivió no fue real?
- Expastor: Así es, Ino. Cuando crees que algo es real, eso toca tus sentimientos y emociones y llegas a creer que ello es producto de una experiencia espiritual y verdadera. Sin embargo la realidad es que son simplemente emociones basadas en mentiras. Por eso es importantísimo estudiar las escrituras, esencialmente las judías, para poder entender qué es y qué no es de Dios. Hay que estudiar, comparar escritos, estudiar el contexto y la Historia de las escrituras. Hay que escudriñar.
- Cristiano: Bueno, por favor, explíqueme con lujo de detalles cómo fue eso de estudiar las escrituras a tal grado que lo hizo abandonar a cristo, bueno, al cristianismo.
- Expastor: Mira, Ino, yo pensé que tendríamos una conversación ligera. Tengo mi agenda apretada hoy. Si gustas podemos encontrarnos luego con más tiempo. O si quieres, te puedo dar copias de algunos estudios que llevamos a cabo en nuestras reuniones noájidas.
- Cristiano: ¿Qué es eso de noájida?
- Expastor: En la actualidad se les llama noájidas a las personas que abrazan la Torá y al Dios de Yisrael sin convertirse al Judaísmo. Si gustas podríamos abundar acerca de ello la próxima vez.
- Cristiano: De acuerdo, nos encontraremos en otra ocasión. Pero me gustaría que me proveyera algunas copias de esos estudios.
- Expastor: Me parece perfecto. Ven conmigo ahora a casa y te las doy. Allí encontrarás todas las razones por las que decidí con felicidad, seguridad y paz abandonar el cristianismo y todo tipo de idolatría.
Como acordado, el expastor le brindó a Inocencio varias copias de estudios escriturales que revelan el fraude del cristianismo, las tergiversaciones que el cristianismo ha hecho desde siempre acerca de las escrituras judías y los disparates que la cristolatría ha predicado por 2000 años, relativos a temas como el mesías, la naturaleza del Dios de Yisrael, el concepto de pecado y mucho más.
Inocencio llega a su casa y comienza a hojear, a leer, a buscar. A continuación aparecen algunas de las muchas cosas que esos estudios revelaban, desvelaban.
Uno de los estudios asevera lo siguiente:
Éstas son las supuestas buenas nuevas que te predican los misioneros cristianos evangélicos / mesiánicos / netzarím:
1. Su “dios” no es soberano, ya que tiene un enemigo llamado Satanás; un ángel que junto a sus huestes de demonios, se rebeló y ahora es rival de su “dios”.
En el Judaísmo Dios es el creador del universo y es SOBERANO en TODO el sentido de la palabra. Dios no puede tener enemigos ni contrapartes ni segundos (buenos o malos). De otro modo no sería soberano. Dios lo llena todo. ¡Es el ÚNICO y el soberano!
Es imposible que un ángel pueda rebelarse, ya que los ángeles, arcángeles, querubines y otros seres celestiales no tienen voluntad, no tienen libre albedrío. Su naturaleza no contempla poder decidir o cambiar. El satán en el Judaísmo es un siervo de Dios y fue creado para poder brindarle al ser humano la libertad de escoger entre el bien y el mal.
El satán no puede rebelarse contra Dios. El satán sigue las pautas y ordenanzas de Dios. La naturaleza del Satán es comparable con la de los leones o tigres o cocodrilos, como cualquier otra criatura. Podrán ser peligrosos para el ser humano, pero no son enemigos de Dios.
Las religiones duales, que tienen un dios del bien y un archienemigo del mal son paganas. El cristianismo adoptó del paganismo esa creencia errada.
2. Pecado original o “caída de la humanidad”. El cristianismo, aparte de los disparates acerca del satán, también tiene “historietas de cómics” y asevera que el ser humano adquirió el pecado original y que todos nacemos con un alma manchada.
En el Judaísmo no existe tal cosa. Todo ser humano nace con un alma pura, y pura ha de regresar a su Creador.
3. El cristianismo se aferra a un sacrificio de sangre humano para apaciguar la ira de su “dios” y para poder estar “cool” con ese “dios”, tienes que aceptar ("por fe", como dicen) ese sacrificio de sangre humana.
"Si el pecador devuelve la prenda, restituye lo que ha robado, comienza a andar en los preceptos de vida sin cometer injusticia, ciertamente vivirá, no morirá." Ezequiel 33:15 יחזקאל
Para el verdadero Dios, el judío, el de Yisrael son una abominación los sacrificios humanos. El Tanaj es claro cuando dice que nadie puede morir por otros (Ezequiel 18:20) y que la sangre humana es aborrecida por Dios como ofrenda. Dios prohibe el asesinato. De hecho, en la Biblia Judía nunca se pide un sacrificio cruento para perdonar pecados. Los sacrificios en el Templo de Jerusalén (BeitHaMikdash) eran de sangre animal solamente y hasta podían ser de harina o cereal (Números 29:9). Además de que los sacrificios nunca perdonaban ni purgaban los pecados, sino que eran símbolos del arrepentimiento previo.
El Tanaj establece claramente cuál es el proceso para el perdón de los pecados:
"Lávense, límpiense, Quiten la maldad de sus obras de delante de Mis ojos. Cesen de hacer el mal. Aprendan a hacer el bien, Busquen la justicia, Reprendan al injusto, Defiendan al huérfano, Aboguen por la viuda. Vengan ahora, y razonemos," Dice el Eterno, "Aunque sus pecados sean como la grana, Como la nieve serán emblanquecidos. Aunque sean rojos como el carmesí, Como blanca lana quedarán.
Isaías1:16-18 ישעיהוּ
Además…
"Si el pecador devuelve la prenda, restituye lo que ha robado, comienza a andar en los preceptos de vida sin cometer injusticia, ciertamente vivirá, no morirá. Ninguno de los pecados que ha cometido le será recordado. Él ha practicado el derecho y la justicia; por lo tanto vivirá."
Ezequiel 33:15-16 יחזקאל
Cuando el Tanaj dice que “nacemos en pecado”, se refiere a la consecuencia de éste y no que nacemos con un alma manchada que requiere ser “salvada” con sangre humana derramada en una cruz o un palo.
4. El cristianismo evangélico no tiene nada sustancioso para ofrecer. Por lo tanto su prédica consiste en miedos, temores, amenazas o coerción basadas en los puntos arriba mencionados.
Nunca escucharás a un cristiano evangélico hablar de cosas sublimes o profundas o edificantes ni siquiera inteligentes. Lo más cercano a lo sublime que hablará un evangélico u otro sectario será acerca del amor, pero aún ello está supeditado a su prédica de miedos. El supuesto amor del que hablan es que su “dios” mandó a su hijo (al estilo de dioses paganos y que resulta ser él mismo) para someterse a un sacrificio de sangre humana, al estilo pagano y "salvarte" del terror del fuego infernal. Tal y como lo hacían los seguidores de Moloc, los vikingos y culturas como la azteca.
En una predicación evangélica lo que predomina es su Satanás y toda una sarta de ridiculeces y cosas absurdas. Entre esas cosas absurdas que te predicarán los misioneros cristianos está lo siguiente:
· Existe un infierno eterno. Su “dios” creó ese infierno para su Satanás, sus demonios y quienes no sean cristianos, preferiblemente evangélicos.
· Te tienes que convertir a su ídolo sacrificado al estilo pagano o te vas a ese infierno.
· Su “dios” es un secuestrador que raptará a los que hayan creído a sus locuras llamadas “buenas nuevas”. Si no estás en ese grupo, te quedarás a sufrir en la tierra. Aparte de tomar un texto de su biblia de modo fundamentalista para apoyar este disparate, también toman muchas otras cosas de modo fundamentalista. Por eso son intolerantes, fanáticos, no soportan que los no cristianos tengan los mismos derechos que ellos. Aborrecen cualquier valor moral que no se ajuste al de ellos.
· Los misioneros cristianos evangélicos tienen una obsesión con el fin del mundo. Desde hace poco más de 2000 años los cristianos han estado fascinados con ese temita. De tanto en tanto predicen hambrunas, conspiraciones de los gobiernos, microfichas obligatorias, delirios de persecución, catástrofes, etc etc etc. Predicen y predicen, pero nada se cumple. Eso no los amedrenta. De tanto en tanto vuelven a predecir y a esperar la llegada de su ídolo ensangrentado y la sucesión de toda clase de calamidades. Los hay que hasta anhelan ser los futuros mártires de su fe idólatra.
En una predicación evangélica siempre escucharás estas cosas. Los cultos cristianos tienden a ser (en el mejor de los casos) aterradores y exóticos, llenos de histerias, gritos, lloriqueos, "emocionalismos", balbuceos a los que llaman "lenguas" y "profecías", y sugestiones para que al final, si no estás bien informado, te espantes y corras a la tarima a “entregarte” y convertirte a su mesías-ídolo sacrificado.
Ah claro, te dirán que te están evangelizando y que lo que te ofrecen son “buenas nuevas”.
_______