6/17/2019

Job 19:25 ¿resucitó Yeshu? ¿Yiov existió? ¿Yiov "profetizó" sobre la resurrección de Yeshu?

BS"D


En la traducción católica del Monseñor Juan Straubinger en la Biblia Platense se lee en la pagina 541, del Libro de Job 19:25:
“Mas yo sé que vive mi Redentor,
y que al final se alzará sobre la tierra.”
En la explicación que él le da, como otros cristianos e incluso los "judíos"-mesiánicos, es decir en la tradición cristiana aquí ve expresada la esperanza en el futuro redentor,  a saber para ellos es su Yeshu (Apocalipsis 1:7; I Tes 4:16; Juan 19:37; Mateo 24:30).
Durante la Edad Media en los reinos cristianos de Castilla y Aragón, los cristianos creían que tal pasaje se refería a que esto es la demostración de la venida de Yeshu a partir de tal pasaje. (ver. Ibn Shaprut, Even Bojan, Sha’ar 6, perek 2; Cf. José-Vicente Niclós, Sem Tob Ibn Saprut, La Piedra de Toque, Eben Bohan, Una Obra de Controversia Judeo-Cristiana, CSIC, Madrid, 1997. p. 18.)


Respuesta.
La versión original, en hebreo se lee:
וַאֲנִ֣י יָ֭דַעְתִּי גֹּ֣אֲלִי חָ֑י וְ֝אַחֲר֗וֹן עַל־עָפָ֥ר יָקֽוּם וְאַחַ֣ר ע֭וֹרִֽי נִקְּפוּ־זֹ֑את וּ֝מִבְּשָׂרִ֗י אֶֽחֱזֶ֥ה אֱלֽוֹהַּ׃
‘Pues yo sé que mi redentor vive [y Él te recompensará por esto], y que al final se [los hombres se] levantará[n] como fiador sobre el polvo. [(Pero no le prestan atención a mi Redentor, pero)] después de [las aflicciones de] mi piel, así me han atormentado [a mí], y desde mi carne veo el juicio.
-Traducción el Rabino Shraga Silverstein, Yiov 19:25-26.

Este verso forma parte de la respuesta de Job / Yiov al personaje de Bildad sujita el cual habla en el capítulo 18.  De acuerdo con la lectura de R’ Shem Tob Ibn Shaprut, Yiov quiere justicia (mishpat), con la ayuda de un defensor, (Go’el) que abogará por su inocencia en un tribunal de justicia,. Para los exegetas judíos, como Ibn Shaprut, Yeshu no fue un abogado, o redentor de los judíos, o incluso un candidato viable para ser el Mashiaj. (Ver. Ibn Shaprut, Even Bojan, Sha'ar 6, perek 2, carta 94v-95v)
Para Ibn Shaprut, la humanidad puede ser redimida haciendo el bien, no por medio de la creencia de Yeshu, cuyo advenimiento no ha traído más que guerras, exilio prolongado, miseria y sufrimiento para los judíos. Para los judíos, Yeshu es un simple humano, no divino; por tanto; las palabras de Yiov en 4:17:¿pueden los seres humanos ser más justos que Di’s?” Dan crédito a la afirmación de Ibn Shaprut de que Yeshu era humano y no divino. Según la lectura de Ibn Shaprut de las palabras de Yiov 4:20 “desde la mañana hasta la tarde son aplastados; sin que nadie preste atención; perecen para siempre” (mi-boker la-erev’ yukatu, mibeli mesim lanetzaj yo’vedu’) este verso señala que la perdición de la humanidad es eterna (nitzi), repudiando así la creencia cristiana en los interminables poderes de liberación de Yesh”u, así como insinuando a los futuros apóstatas judíos que esta nueva creencia de ellos para la salvación eterna en el cristianismo es en vano. Además, “¿pueden los humanos ser mas justos que Di’s?” es la respuesta de Yiov a las burlas de Elifaz: “recuerda, ¡alguna vez murió una persona inocente”? (Yiov 4:7) De esta manera, Ibn Shaprut, a pesar del estado de deterioro de las comunidades judías españolas, reitera su firme convicción de que Di’s es un juez justo (Dayan ‘Emet); somos nosotros los humanos los que tenemos deficiencias para entender sus caminos en este mundo.
Mientras tanto, Yiov ignora por completo, al igual que su adversario real ha sido Satán con el permiso de Di’s. (Yiov 1:12) Di’s había ordenado a Satán, durante las justas verbales de este último con él acerca de la piedad gratuita de Yiov (jinam) y la protección que abarca hasta ahora y que abarca hasta ahora de Di’s “simplemente preserva (de Yiov) la vida” (Yiov 2:6). Yiov, que no era parte ni conocedor de la apuesta entre Di’s y Satán, no tuvo más remedio que mantener su inocencia como alguien que, durante su vida, defendió a los pobres, adoró a Di’s y dirigió, en su opinión a un culpable. Vida, que sus amigos reconocieron. En las profundidades de sus desesperación emocional y sus aflicciones físicas hasta el punto de la muerte, alejados de la familia, amigos, sirvientes e incluso extraños que quedaban, Yiov creía que algún día vería que se hacía justicia: “Se con certeza que mi Redentor (go’ali) vive”. Este redentor, para Ibn Shaprut, al final de los días es Di’s. Nuestro autor cita los siguientes versos: “¡Ellos perecerán, pero Usted [Di’s] permanecerá [eternamente]” (Yeshayah 2:11) y ¡Ese día solo Di’s será exaltado!” (Yiov 9:8) Es como si Yiov insistiera, “No importa qué un mortal se presente en el futuro, afirmando ser un vindicador, no tengo ningún redentor sino Di’s, a pesar de sus ataques injustificados a mi”.
Algunos exegetas judíos medievales como RaSh”I, RaMBa”N, Gersonides atribuyen el término Redentor o vindicador (go’el) a Di’s, otros como Rav Sa’adia Gaon AlFayyumi e Ibn Ezra a una figura humana, y algunos exegetas cristianos como Jerónimo y Agustín ven en en este pasaje de Yiov al prototipo de la encarnación de su dios en Yeshu así como entienden que estos versos (en su versión griega) es una profecía de la inmortalidad de su deidad Yeshu, su salvación y su resurrección.
Jeronimo, sobre la base de la corrupta Septuaginta (LXX), en la que se lee:
οιδα γαρ οτι αεναοϲ εϲτιν ο εκλυειν
 με μελλων . επι γηϲ αναϲτηϲαι 
το δερμα μου το αντλουν ταυτα 
παρα κυ ταυτα μοι ϲυνετελεϲθη·
-Codex Sinaiticus folio 191b.
Jeronimo adorna la figura de Yiov en Yeshu, al igual que Clemente de Roma en su Primera Epístola a los Corintios, capítulo 26. El mumar Abner de Burgos (1270-1347), quien después de su apostasía tomó el nombre de Alfonso de Valladolid, también atribuyó la persona de Yiov 19:26 a Yeshu, diciendo: “dios se vestirá de carne pero el malvado, desollará su cuerpo”, una referencia no tan oblicua al castigo e Yeshu por parte de los judíos quienes no reconocieron a Yeshu como el salvador y como su Mesías.
¿Pero Yiov profetizó sobre un redentor humano?
La respuesta es no, ya que tal libro no forma parte de los textos profeticos, además que en el Talmud Bavli masejet Bava Batra 15a, el R’ Shmuel ben Najmani afirma:
מסופר: יתיב ההוא מרבנן קמיה [יושב היה אחד החכמים לפני] ר' שמואל בר נחמני, ויתיב וקאמר [ויושב היה ואומר]: איוב לא היה ולא נברא, שלא חי כלל אדם כזה, אלא משל היה. אמר ליה [לו]:עליך, כלומר, כדי להוציא ולבטל סברה זו אמר קרא [הכתוב]: "איש היה בארץ עוץ איוב שמו" (איוב א, א)
La Gemara cuenta que uno de los Sabios se sentó ante el R’ Shmuel bar Najmani y él se sentó y dijo: Yiov nunca existió y nunca fue creado; Nunca hubo una persona como Yiov. Más bien, su historia era una parábola {mashal}. El rabino Shmuel bar Najmani le dijo: En respuesta a ti, el verso dice: “Había un hombre en la Tierra de Utz cuyo nombre era Yiov (Yiov 1:1).
-Talmud Bavli Bava Batra 15a, versión hebrea de Rabi Adin Even-Israel Steinsaltz; Cfr. RaMBa"M, Moreh Nebujim, 3 22:1.
Ibn Shaprut, sin embargo, utiliza la parábola del desperdiciado cuerpo de Yiov y su angustia emocional para inculcar en aquellos lectores, al judaísmo que finalmente la justicia triunfará, tal vez a través de Di’s, que milagrosamente derribará al malvado cuando derribó los árboles que representan, en sentido figurado, a,los asirios, durante su asedio al norte de Israel en el siglo VIII Antes de la Era Común.
¿Pero Yeshu resucitó como dice el N.T?
La respuesta es NO. ¿Por qué? En el Nuevo Testamento de la Nueva Versión Internacional página 64 dice en la nota de pie de página sobre estos versículos: ‘Los manuscritos antiguos más confiables y otros testimonios de la antigüedad no incluyeron Marcos 16:9-20
Los expertos bíblicos cristianos explican que el Evangelio de Marcos fue el primer evangelio no tenía ninguna historia acerca de Yeshu de estar resucitado. Este tema central del cristianismo (y por qué los cristianos celebran la Pascua) no aparece en los evangelios hasta bien después de la ce del siglo IV!
Antes del Concilio de Nicea (en 325 e.c), cuando la trinidad se hizo un concepto religioso, había una gran cantidad de desacuerdo en los cristianos en cuanto a si Yeshu era parte de Di’s, si había dos "partes" de Di’s o una Trinidad (ver. El uso del Evangelio de Mateo en las polémicas judías contra la divinidad de Yeshu.). Los primeros padres de la iglesia también reconocieron que los paganos tenían temas de resurrección similares a los suyos. Justino Mártir (100-165 e.c) escribió:
“cuando decimos... Yeshu, nuestro maestro, fue crucificado y murió, y resucitó de nuevo, y ascendió al cielo, no proponemos nada diferente de lo que usted cree con respecto a aquellos A quien consideras hijos de Zeus.”
-1 Apologías 21.
Los dioses resucitados (muriendo y resucitando) era un tema común en las religiones paganas. El dios griego asclepio a menudo resucitó a la gente de los muertos. Zeus (el principal dios griego) lo mató, pero más tarde resucitó a sí mismo.
Hay tres resurrecciones en el Tana”j:
-El Profeta Eliyahu (Elías) reza y Di’s resucitó a un joven de la muerte
(1 Reyes 17:17-24);
-El Profeta Elisha resucitó a un niño cuyo nacimiento había profetizado
(2 Reyes 4:8-16 y 32-37);
-El cuerpo de un hombre muerto arrojado a la tumba de Elisha es resucitado cuando el cuerpo toca los huesos de Elisha (2 Reyes 13:21).
En otras palabras, lo que muchos cristianos ven como la misma razón para creer en el cristianismo (la resurrección de Yeshu) no es único para Yeshu. Tampoco se trata de un requisito mesiánico para que el Mesías sea resucitado. El Mesías está obligado a resucitar a los muertos justos (todos ellos) -- y esto es algo que Yeshu no hizo.
Como se muestra arriba hay ejemplos de Eliyahu y Elisha resucitando a los muertos en el TaNa”J - y sabemos que todos los justos serán resucitados en la Era Mesiánica.
Un judío diría "¿Entonces qué?" a la resurrección de Yeshu (si alguna vez pasó). Su Resurrección, ciertamente, no lo haría digno de adoración. .. No demuestra que él era el Mesías, y ciertamente no muestra que era parte de Di’s.
Pero lo suficientemente interesante, las primeras copias del Evangelio de Marcos (dicho ser el evangelio más temprano) no tienen a Yeshu siendo resucitado en absoluto. La resurrección de Yeshu parece ser una inserción posterior -- más tarde que el siglo 4 CE (cuando estos primeros textos datan).


El Evangelio de Marcos terminó con el versículo 8:
και εξελθουϲαι
εφυγον απο
του μνημειου ·
ειχεν γαρ αυταϲ
τρομοϲ και εκ
ϲταϲιϲ · και ου>
δενι ουδεν ει>
πον εφοβουν
το γαρ
ευαγʼγε
λιον
κατα  μαρκον
“Y saliendo huyeron del sepulcro;
porque el temblor y
el asombro los habían aprovechado;
y no dijeron nada a nadie,
porque tenían miedo.”
   Evangelio de Marcon
-Codex Sinaiticus, Folio 228.
No existe algún Yeshu resucitado.
Eusebio (un padre de la iglesia temprana que vivió de 264 a 340 e.c), escribió en ad marinum" en los manuscritos precisos Marcos terminó con las palabras 'porque tenían miedo' [Marcos 16:8].  Las copias más antiguas de la biblia cristiana todo terminan en Marcos 16:8 (sin resurrección). El final de Marcos 9 al 20 fue compuesto según un manuscrito armenio por Aristón quién vivió en Asia Menor al principio del siglo II, lo cual reduce su valor histórico tal relato.
-Codex Vaticanus (fechado por el análisis de escritura, llamado paleografía, al siglo 4 e.c) = Marcos termina en 16:8.
-Codex Sinaíticus (fechado por el análisis de escritura, llamado paleografía, al siglo 4 e.c) = Marcos termina en 16:8.
-Codex Syriacus ((fechado por el análisis de escritura, llamado paleografía, a principios del siglo 5 e.c) = Marcos termina en 16:8.
-Los antiguos evangelios siretones de Cureton = Marcos termina en 16:8.
-El Viejo siriíaco sinaítico Palimpsesto = Marcos termina en 16:8.
No hay historia de resurrección en Marcos en cualquiera de ellos.


¿Así era la parte de la resurrección de la creencia temprana de todo el cristianismo o simplemente "algunos"?
¿Es posible (incluso probable) que las historias de resurrección (todas contradictorias entre sí) encontradas en los cuatro evangelios y Hechos de los Apóstoles fueron el resultado de los cristianos pro-resurrección para “ganar” la batalla teológica del cristianismo temprano? Hoy alrededor del 90 % de los cristianos en todo el mundo creen en la Trinidad (3 dioses en 1 -- el Pater, el hijo y el Espíritu Santo), pero este concepto fue una vez controvertido.
En el primer siglo del cristianismo los gnósticos, los primeros seguidores de Pablo de Tarso, creían que Yeshu era dios, pero no el hombre. Un temprano gnóstico fue Valentinus (100 a 160 e.c) quien creyó creen que Yosef era el padre biológico de Yeshu, pero cuando Yojanan lo bautizó físicamente murió y resucitó como dios. Yeshu él fue "nacido" como un dios y ya no es lo que había sido (100 % humano de los padres humanos). El Yeshu humano se une al Salvador. En la versión de valentiana del cristianismo. Lo mismo pasa en el Evangelio de Felipe logia 21 el cual dice que Yeshu primero resucitó y luego murió diciendo que Yeshu nunca murió, mientras que el texto Pistis Sofia en la logia 1 menciona que el que murió fue otro personaje y que en ese momento Yeshu estuvo con sus discípulos por once años la doctrina ocultista del gnosticismo y sus preceptos. Según el gnosticismo que aparece en el Evangelio de Judas la resurrección no fue corpórea. El hecho también de que el Evangelio de Judas termina con la entrega de Yeshu y hace silencio sobre su muerte y resurrección, dos eventos cuyas historias probablemente no aparecieron en todos los documentos en la fuente de los evangelios canónicos, podría tal vez ir en la dirección de la postura gnóstica (ver. Stephen Emmel & Johannes van Oort, The Gospel of Judas in Context, Editorial Board, p.62, 109) En este sentido la versión antigua de Marción sobre la Epístola de los Gálatas 1:1 estaría dirigida la “resurrección” de Yeshu fue simbólica en la cual fue resucitado por la deidad pagana de Barbelo. La educación de Pablo en Tarso habría sido con niños paganos, y su imaginación habría sido impresionada por las hermosas ceremonias paganas de luto y alegría asociadas con la muerte y resurrección de ciertos dioses paganos adorados en Tarso. (Hyam Maccoby, The Mythmaker, Paul and the Invention of Christianity,  Barnes & Noble Books, EEUU, 1998, pp. 95-96.) Para los primeros cristianos la experiencia de la realización de la gnosis está representada en el Nuevo Testamento por la “resurrección” de Yeshu de los muertos y la ascensión al Cielo. (ver. Peter Gandy & Timoty Freke, Jesus and The Lost Goddess, Three Rivers, Press, New York, 2001 p. 15.) Los primeros cristianos gnósticos (los discípulos de Pablo de Tarso) comprendido la naturaleza simbólica de Yeshu, ellos utilizaban para expresar la esencia de su mensaje. Esta es la imagen del Yeshu resucitado, que representa la realización de la gnosis. En la lengua griega, en la que escribieron, la palabra para la resurrección, astasis, también significa "despertar", por lo que la idea de que la resurrección representa el despertar espiritual era obvia. La 'resurrección de Yeshu representa simbólicamente 'despertar al Xhrestos interior'. (ver. Peter Gandy, p. 76)
Un poco más tarde llegó la secta ariana, fundada por Arius (250 336 e.c). Los arianos creían que Yeshu era un hombre, y no Di’s. Los arianos no creyeron en la Trinidad. También pensaron que Yeshu no era igual a Di’s. Arius escribió “somos perseguidos porque decimos que el hijo tiene un comienzo, pero que Di’s está sin principio.” la carta de Arius a Eusebio.
Antes del Concilio de Nicea (325 e.c) tanto los arrianos y gnósticos eran sólo dos diferentes "Escuelas de pensamiento" en cuanto a si Yeshu era un ser humano normal, una parte de una trinidad o parte de una dualidad... hubo otras sectas cristianas también distintas del cristianismo moderno. El Concilio de Nicea condenó la doctrina de Arius y formuló el credo original original de 325.


¿Línea inferior?
La resurrección (תחיית המתים) es una parte del judaísmo, y de hecho es uno de los 13 principios del judaísmo de RaMBa”M:
אלקאעדה̈ אלת̇אלת̇ה עשר תחיית המתים. וקד בינאהא القاعدة الثالثة عشر תחיית המתים. وقد بيناها.
“La resurrección de los muertos, esto ya fue explicado anteriormente.”
Cuando el Mesías viene el justo será resucitado y el alma se reunirá con cuerpo; es por eso que los judíos no creen en la cremación o embalsamamiento (Isaías 26). El Tana”j parece que nos dice que sólo los justos serán resucitados (Daniel 12). Sin embargo, hay una escuela de pensamiento que cada alma judía que jamás vivió será resucitado:
משמעות המלה "רקתך" — לומר שאפילו ריקנין שבך, בעם ישראל, מלאים מצות כרמון
Incluso los más ignorantes [reikanin] entre ustedes Israel, están llenos de mitzvot como una granada.
- Talmud Babli Berajot 57a
Y el alma de cada judío es una "verdadera porción de Di’s" Y como tal es eterno e indestructible. Si la resurrección del Mesías fuera tan especial ¿por qué es que toda la gente justa será resucitada?


Conclusión.
No hace falta ser ateo o malicioso para llegar a la evidente conclusión de que estos pasajes no pueden tener la más mínima credibilidad. No hay explicación alguna para la existencia de tantas y tan graves contradicciones en textos supuestamente escritos por testigos directos -y redactados dentro de un periodo de tiempo de unos treinta a cuarenta años entre el primero (Marcos) y el último (Juan)- "e inspirados por Di's"... salvo que la historia sea una pura elaboración mítica, tal como ya señalamos, para completar el diseño de la personalidad divina de Yeshu asimilándola a las hazañas legendarias de los dioses solares jóvenes y expiatorios que le habían precedido, entre los que estaba Mitra, su competidor directo en esos días, que no sólo había tenido una natividad igual a la que se adjudicará a Yesh”u sino que también había resucitado al tercer día.