11/30/2020

Marcos 14:65: ¿Se cumplió la "profecía" de Isaías 50:6 en Yeshu? ¿Hamán como sombra de Yeshu?

BS"D

 


Según los judíos mesiánicos ven en el versículo 64 del capítulo 14 del Evangelio de Marcos es una referencia de una profecía que según ellos se encuentra en Isaías 50:6, tal como aparece en sus versión de la Reina-Valera:

“Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos”. 

-Reina Valera 1960.

 

Respuesta. 

En el versículo 65 del capítulo 14 del Evangelio de Marcos lejos que en el imaginario cristiano crean que se refiere a  Isaías 50:6, para ellos les tenemos una peculiaridad siguiendo los textos originales de su propio libro sagrado. 

En el Codex Sinaiticus en el folio 227 dice lo siguiente:

και ηρξαντο τινεϲ 

εμπτυειν αυτω · 

και περικαλυπτει 

αυτου το προϲωπο · 

και κολαφιζειν αυ

τον και λεγειν αυ>

τω προφητευϲο · 

και οι ϋπηρεται ρα

πιϲμαϲιν αυτον 

ελαβον ˙

(Traducción [65] Y algunos empezaron a escupirle, a cubrirle el rostro, a golpearle con el puño ya decirle: Profetiza; y los asistentes, golpeándolo con la mano abierta, lo detuvieron.)

La primera parte, los mesiánicos al leer la palabra ‘escupirle’ (ἐμπτύειν) lo relacionan directamente con Isaías 50:6. Sin embargo, en la traducción de la Septuaginta de Isaías 50:6 el siervo no recibe escupitajos, sino que él escupe, tal como se puede leer en el Codex Sinaiticus folio 62:

δʼ αντιλεγω τον 

νωτον μου εδω

κα ειϲ μαϲτιγαϲ · 

ταϲ δε ϲιαγοναϲ μ(ου) 

ειϲ ραπιϲματα ˙ το 

δε προϲωπον μ(ου) · 

ουκ απεϲτρεψα 

απο εϲχυνηϲ ενπτυϲματων

(Traducción: [50:6] Le di la espalda a los azotes y las mejillas a los golpes, y no aparté mi rostro de la vergüenza de escupir.)

Por otra parte, si no fuera suficiente, en el original, en el hebreo en Yeshayah 50:6 se lee:

גֵּוִי֙ נָתַ֣תִּי לְמַכִּ֔ים וּלְחָיַ֖י לְמֹֽרְטִ֑ים פָּנַי֙ לֹ֣א הִסְתַּ֔רְתִּי מִכְּלִמּ֖וֹת וָרֹֽק׃

(Traducción: Dí mi espalda a los que me herían, y mis mejillas a los que me arrancaban la barba. No escondí mi rostro del vituperio y de los escupitajos. )

Katznelsón, M. (1996) La Biblia hebreo-español, Versión castellana conforme a la tradición judía por Moisés Katznelsón, Editorial Sinai, Tel-Aviv, Israel, Volumen II, p. 721.

Según explica el Midrash Tanjuma Buber, Tazria 13:2 el verso se refiere al mismo profeta Yeshayahu, tal como se lee allí:

כשם שהיו הנביאים סובלים, שהרי ירמיה כמה צרות סבל מישראל, וישעיה שכתיב בו גוי נתתי למכים וגו' (ישעיה נ ו), ושאר הנביאים,

(Traducción: Así que mira cuántos ayes sufrió Yirmiya (Jeremías) por parte de Israel; también Yeshayah (Isaías), de quien está escrito (en Isaías 50:6): Dí mi espalda a los que me herìan, y mis mejillas... y [así sucedió] al resto de los profetas.)


Es por ellos que los mefarshim tales como RaSh”I identifica sobre este pasuk al mismo Yeshayah. Ibn Ezra, explica que además de ser el mismo Yeshayah quien recibe el vituperio, él lo hace por causa del Nombre de Di’s. Incluso, en los versículo 4-5 se puede leer claramente que el discurso es del mismo Yeshayah en tiempo presente, quien el mismo Yeshayah habla en un lenguaje de gran nivel, pero muy comprensible:

 אֲדֹנָ֣י יְהֹוִ֗ה נָ֤תַן לִי֙ לְשׁ֣וֹן לִמּוּדִ֔ים לָדַ֛עַת לָע֥וּת אֶת־יָעֵ֖ף דָּבָ֑ר יָעִ֣יר ׀ בַּבֹּ֣קֶר בַּבֹּ֗קֶר יָעִ֥יר לִי֙ אֹ֔זֶן לִשְׁמֹ֖עַ כַּלִּמּוּדִֽים׃

(Traducción: [4] Di’s el Eterno me ha dado la lengua de los que son instruidos (lishon limudim), para que yo sepa cómo sostener con palabras al fatigado. Se despierta mañana a mañana. Despierta mi oído para oír como los instruidos (lishmoa’ ca’limudim). [5] Di’s el Señor ha abierto mi oído, y yo no fui rebelde, ni retrocedí.)

-Traducción. Katznelsón, M. p. 721.

En ningún caso se trata de una profecía sobre un Mesías sufriente. Tanto RaSh”I, Ibn Ezra, como el RaDa”K así como en Metzudat David del R’ David Altschuler,  explican claramente que esta sección el profeta se refiere así mismo. 

Es interesante que el teólogo mu'tazili, Abd Al-Jabbar, con base al conocimiento que él adquirió de los judeo-cristianos del siglo IX mencionara que muchas de las “profecías” que los cristianos le adjudican a Yeshu fueron creadas en la época bizantina, tal como se puede leer en el Tathbit I:214-229 cuyo objetivo era justificar la divinidad de Yeshu, tal como se lee:

 

(214) Dicen [los Padres]

El que disputa por nosotros finge que Dios es verdaderamente Engendrador,

(215) y su Hijo fue engendrado de él como la luz del sol es engendrada por el sol, o como la palabra es engendrada por el intelecto.

(216) Nosotros, sin embargo, no decimos que Él sea verdaderamente Engendrador y que realmente tenga un Hijo por estos motivos, sino más bien por las declaraciones de los Padres [de la Iglesia] y los ejemplos que hemos presentado anteriormente.”

(217) Aquellos [que disputan] eludieron con (su) declaración la asimilación de Dios a las cosas creadas que tienen relaciones sexuales y apareamiento. 

(218) En cambio, lo asimilan a cosas inorgánicas y sin vida. Cayeron en el mal, no huyeron de él. Se oponen a una enseñanza obligatoria:

(219) Porque Maryam (María) dio a luz a Ieshu, dios de todos, con un nacimiento real y comprensible, el nacimiento de seres vivos y racionales, pero sin apareamiento ni coito.

(220) Sin embargo, quien dice que Maryam no concibió verdaderamente a Yeshu, ni dio a luz verdaderamente a Ieshu, [tal como es su Credo] que no es verdaderamente la madre de Ieshu, no pertenece a ninguna de las sectas del cristianismo.

(221) Del mismo modo, quien dice que Ieshu no es verdaderamente Dios, ni verdaderamente Señor de las criaturas, no es melquita, ni jacobita, ni nestoriano".

(222) Dicen [los Padres]: 

“Los ejemplares entre nosotros dijeron: 'La mano que los judíos clavaron en la madera es la mano que amasó el barro de Adám y lo creó.

(223) Esta es la mano que midió el cielo. Esta es la mano que escribió la Tawrät para Musa’ (Mosheh)'”.

(224) Dicen [los Padres]

“Describieron la acción de los judíos contra Yeshu, diciendo

הם סטרו לאל והכו אותו בראשו.

“A dios le dieron una bofetada y lo golpearon en la cabeza”. (Cf. Marcos 10:34; 15:19; 14:65; Lucas 22:63-34)

(225) Qué extraño es que un dios sea golpeado en la cabeza. ¡Ven y mira al dios que es abofeteado y golpeado en la cabeza! 

(226) Dicen [los Padres]

[נאמר] בהטפת הנביאים שאלהים יבוא, שאישה בתולה תהיה בהריון איתו וילד אותו, ושהוא יילקח ונצלב ויהרג."

Se [dice] en la predicación de los profetas que vendrá dios, que una mujer virgen quedará embarazada de él y lo dará a luz (Isaías 7:14), y que será tomado, crucificado y muerto. (Isaías 53)".

(227) Dicen: 

Celebramos un sínodo en el que se reunieron unos setecientos Padres y ejemplares. Está en el registro del sínodo que Maryam quedó embarazada de dios, lo dio a luz, lo amamantó y le dio para beber y comer”

(228) Esto es diferente de lo que se encuentra en el Credo con respecto al nacimiento, la muerte, el sufrimiento, la crucifixión, la muerte y el entierro.

(229) Dicen [los Padres]

Todas nuestras declaraciones que les hemos mencionado, desde la primera hasta la última, son de la base de nuestra religión y la esencia clara de ella.

(230) Esta es la esencia de nuestra religión y nuestra fe. Tenemos [otros textos] con este mismo mensaje en arameo y árabe que no hemos mencionado”.

-Cf. Gabriel Said Reynolds & Samir Khalil Samir. (2010). Abd al-Jabbar, Critique of Christian Origins. USA: Brigham Young University Press. I:214-229, folio 103-4b, pp.21-23. 

 

Esto se corrobora en la misma literatura de la época patrística, en la que se menciona que los Padres de la Iglesia inventaron que el versículo 65 del capítulo 14 del Evangelio de Marcos debería estar relacionado con Isaías 50:6 tal como se puede encontrar en las siguientes referencias: 

Clemente de Alejandría, Strom. 6.116.3; Eusebius, Eclogae Proph. 4.25; Comm. Isa. 2.37; Justino Martir, Dial. 102.5; Metodius, Lepra. 8.5; Origenes, Comm. Matt. 113; Fr. 24; Hom. Exod. 3.2; Filo, Her. 25; Tertuliano, Marc. 4.39.7; 4.39.19; 4.42.3 

Las actuales creencias de los “judíos”-mesiánicos son un refrito de la enseñanza de la época de los Padres de la Iglesia Catolica. 

Si los mesiánicos quisieran encontrar una curiosa referencia sobre este versículo del  Evangelio de Marcos, podrían ir a la Megilat Ester 7:8 en el que el malvado Hamán pretendía violar a la reina Ester, y al cual le cubrieron el rostro tal como se lee:

וְהַמֶּ֡לֶךְ שָׁב֩ מִגִּנַּ֨ת הַבִּיתָ֜ן אֶל־בֵּ֣ית ׀ מִשְׁתֵּ֣ה הַיַּ֗יִן וְהָמָן֙ נֹפֵ֔ל עַל־הַמִּטָּה֙ אֲשֶׁ֣ר אֶסְתֵּ֣ר עָלֶ֔יהָ וַיֹּ֣אמֶר הַמֶּ֔לֶךְ הֲ֠גַם לִכְבּ֧וֹשׁ אֶת־הַמַּלְכָּ֛ה עִמִּ֖י בַּבָּ֑יִת הַדָּבָ֗ר יָצָא֙ מִפִּ֣י הַמֶּ֔לֶךְ וּפְנֵ֥י הָמָ֖ן חָפֽוּ׃ (ס)

“Y volvió el rey del jardín al lugar donde se celebraba el banquete, y he aquí que Hamán estaba arrodillado ante el reclinatorio donde estaba Ester. Entonces exclamó el rey: “¿acaso querrá violar a la reina delante de mí en mi propia casa?” No bien hubo salido tal exclamación de la boca del rey, (los eunucos) cubrieron el rostro de Hamán.

-Traducción. Katznelsón, M. p. 1197.

Es incluso interesante encontrar que el Talmud Bavlí Sanhedrin 105a también utilice este mismo pasuk para referirse a Hamán como a Bila’am de actuar brujería:

ועוד אומרים: בלעם קוסם באמתו (אבר הזכרות שלו) היה. ומהיכן אתה למד זאת — כתיב הכא [נאמר כאן] "נפל וגלוי עינים" (במדבר כד, ד), וכתיב התם [ונאמר שם] "והמן נפל על המטה" (אסתר ז, ח), משמע שנפילה זו קשורה בענייני משכב ואישות. איתמר [נאמר] שנחלקו אמוראים בדבר, מר זוטרא אמר: בלעם קוסם באמתו היה, מר בריה [בנו] של רבינא אמר: שבא על אתונו. מאן דאמר [מי שאומר] שקוסם באמתו היהכדאמרן [כפי שאמרנו], ומאן דאמר [ומי שאומר] שבא על אתונו היהכתיב הכא [נאמר כאן] "כרע שכב" (במדבר כד, ט), וכתיב התם [ונאמר שם] "בין רגליה

La Guemará relata: Bila’am era un adivino al usar su pene. Está escrito aquí: “Caído, pero con los ojos abiertos (Números 24:4), y allí está escrito: “Y he aquí que Hamán estaba arrodillado ante el reclinatorio donde estaba Ester” (Ester 7:8), lo que indica que el verbo cayó tiene connotaciones sexuales. Se afirmó que existe una disputa amoraica con respecto a este asunto. Mar Zutra dice: Bila’am era un adivino al usar su pene. Mar, hijo de Ravina, dice: Se dedicó a la bestialidad con su burro. El que dice que era un adivino usando su pene lo deriva como dijimos. Y el que dice que se dedicó a la bestialidad con su burro lo deriva de la siguiente manera: Aquí está escrito: “Se agachó, se acostó (Números 24:9), y allí está escrito: “Entre sus piernas”.

Lo que nos recuerda que el mismo Talmud a Yeshu se le acusa de haber incurrido en el delito de brujería (T.B Sota 47a; Sanhedrin 107; Sanhedrín 43a, versión Steinsaltz.) Incluso, el mismo Hamán tiene el mismo destino que Yeshu en ser colgado (ver. Evangelio Hebreo de Mateo 113:38: אז נתלו), tal como se lee en la Megilat Ester 7:10:

וַיִּתְלוּ֙ אֶת־הָמָ֔ן עַל־הָעֵ֖ץ אֲשֶׁר־הֵכִ֣ין לְמָרְדֳּכָ֑י וַחֲמַ֥ת הַמֶּ֖לֶךְ שָׁכָֽכָה

“Colgaron pues a Hamán en el árbol que él había preparado para Mordejay, y apaciguóse la ira del rey.”

Incluso, la misma Septuaginta declara que Hamán fue crucificado:

είπεν δέ Βουγαθαν εις τών ευνούχων προς τον βασιλέα ιδού και ξύλον ήτοίμασεν Αμαν Μαρδοχαίω τω λαλήσαντι περι του βασιλέως και ώρθωται έν τοις Αμαν ξύλον πηχών πεντήκοντα είπεν δέ ό βασιλεύς σταυρωθήτω έπ' αύτου. (Esth 7:9 LXX)

(Traducción: Y Bougatán, uno de los eunucos, dijo al rey: He aquí, Hamán también preparó un árbol para Mardoqueo, que habló acerca del rey; y un árbol de cincuenta codos de altura fue levantado en la propiedad de Hamán. Y el rey dijo: "Sea crucificado sobre él".)

Ya en las versiones griegas de Ester, el término σταυρόω se emplea para describir la pena impuesta a Hamán. Este término es evidente en la cita anterior de la LXX (es decir, el texto B) de Ester 7:9. Más allá de las similitudes visuales y conceptuales, aparece una asociación verbal en las versiones griegas y latinas de la muerte de Hamán, en la que se representa a Hamán crucificado.   (σταυρωθήτω έπ 'αύτου - "sea crucificado sobre él"). Josefo,  (Ant. XI.261) al igual que las recensiones griegas, también emplea libremente la terminología de la crucifixión en su paráfrasis de las narraciones de Ester. La relación del relato de Josefo con las versiones griegas existentes es compleja, aunque la mayoría está de acuerdo en que tenía algo parecido a una o ambas versiones griegas frente a él. 

 

Un dato interesante, es que en la traducción al arameo de la Megilat Ester, se menciona a a Hamán lo crucificaron tal como se lee:

וּצְלִיבוּ ית המן על קיסא דזמין למרדכי וריתחא דמלכא אישתדכת

(Traducción: Y lo crucificaron (‘u’tzlibú) pues a Hamán sobre el poste que estaba asignado para Mordejay y el enfado del rey se apaciguó).

Las muertes de Hamán y Yeshu también se pueden conectar lingüísticamente a través de referencias en la Biblia hebrea y el Nuevo Testamento. En el Libro de Ester, Hamán es colgado 'al-ha’etz-עַל־הָעֵ֖ץ, es decir, en un árbol (madera) o en una horca (también madera) (Esther 7:10); Yeshu también muere en una cruz de madera. De hecho, en Gálatas 3:13, Pablo cita el versículo de Deuteronomio 21:23, “Maldito el que cuelga de un madero (עַל־הָעֵ֖ץ)”, en referencia a la crucifixión de Yeshu. La misma palabra hebrea (‘etz) se usa para describir la forma de la muerte de Yeshu y el ahorcamiento de Hamán; ambos se les cuelgan en el al-ha’etz. Para los lectores familiarizados con estos pasajes bíblicos, la asociación es clara. Incluso, en el Targum Sheni, cuando Hamán fue condenado a muerte, todos los árboles, excepto el cedro, se negaron a ser su horca, lo que también de forma similar le pasó a Yeshu según el relato del Toldot Yeshu.

 

¿Cuál habrá sido la versión original del relato? 

 

Según el teólogo mu'tazili, Abd Al-Jabbar, con base al conocimiento que él adquirió de los judeo-cristianos, en el Tathbit II:165-166, se menciona que cuando capturaron a Yeshu, únicamente le asaltaron por la espalda, y le afligían:

اعتدوا عليه من ورائه ، وتقدموا إلى وجهه قائلين له: يا ملك بني إسرائيل ، من فعل بك هذا مستهزئًا به.

הם תקפו אותו מאחור, ועלו לכיוון פניו ואמרו לו: "מלך באנו ישראל! מי עשה לך את זה? לועג לו.

“Lo asaltaron por detrás, y se acercaron a su rostro, diciéndole: “¡Oh rey de los Bani Isra’il! ¿Quién te ha hecho esto? Burlándose de él.

-Cf. Gabriel Said Reynolds & Samir Khalil Samir. (2010). Abd al-Jabbar, Critique of Christian Origins. USA: Brigham Young University Press. II:165-166, folio 122. p. 47.

 

Por otra parte, más adelante en esta segunda sección del tratado del Tathbit (II:429-430) se menciona únicamente que los judíos humillaron públicamente a Yeshu, y al final del día le llevaron al campo de melones, para después colgarlo:

(429) وفي اليوم التالي ، جاء اليهود في الصباح الباكر ، وأخذوه ، وأهانوه علانية ، وعذبوه ، ووقعوا عليه كل أنواع التعذيب.

(430) ثم قرب نهاية النهار جلدوه وأخذوه إلى حقل شمام وخضار. علقوه وطعنوه بالحراب لئلا يموت سريعا.

(429) למחרת באו היהודים לפנות בוקר, לקחו אותו, השפילו אותו בפומבי, עינו אותו והטילו עליו כל מיני עינויים.,

(430) ואז, לקראת סוף היום, הם הקציפו אותו והביאו אותו לשדה של מלונים וירקות. הם תלו אותו וניקבו אותו בחניתות כדי שימות במהירות.

(429) Al día siguiente, los judíos llegaron temprano por la mañana, lo tomaron, lo humillaron públicamente, lo torturaron y le infligieron toda clase de torturas.

(430) Luego, hacia el final del día, lo azotaron y lo llevaron a un campo de melones y verduras. Lo colgaron (הם תלו אותו) y lo traspasaron con lanzas para que muriera pronto.

--Cf. Gabriel Said Reynolds & Samir Khalil Samir. (2010). Abd al-Jabbar, Critique of Christian Origins. USA: Brigham Young University Press. II:429-430, folio 139. p. 75.

De nuevo encontramos al Jesús-Histórico, el cual no tiene nada de sorprendente, un simple criminal del cual capturaron y ejecutaron como un criminal. El cristianismo desde la época patrística se obsesionó en tratar de identificar “profecías” sobre Yeshu para justificar la historia de un criminal, y de igual manera, la mente perversa que escribió el Nuevo Testamento, o por lo menos el Evangelio de Marcos, pareciera que también quiere dejarnos ver entre líneas, que Yeshu sufrió de la misma manera que el malvado Hamán, así como también él fuera crucificado o colgado. 

Tanto el cristianismo, como el mismo Yeshu tienen muy poco que ofrecer a la humanidad, así como al pueblo judío, ya que no es más que un simple criminal sin alguna relevancia.