1/13/2019

6.4.6 Sanaciones de Yeshu: Mateo 8: 1–4 (§18)

BS"D


6.4.6 Sanaciones de Yeshu: Mateo 8: 1–4 (§18)

Los siguientes tres comentarios (§18, §22 y §23) están relacionados con los relatos de los milagros de Yeshu. Los dos primeros son relativamente breves, mientras que el segundo, §23, es mucho más elaborado e interesante. Comenzamos con el § 18, que sigue a Mateo 8: 1–4:
El transcriptor dijo: Mira, lo que Elisha le hizo a Na’amán fue mayor que esto, porque no quiso (ni siquiera) levantar la mano, sino que solo le dijo: “Ve, báñate y sé limpio(2 Reyes 5: 10).
אמר המעתיק והנה עשה אלישע לנעמן יותר מזה שלא רצה להניף ידו אליו רק אמר לו לך ורחץ וטהר.[1]
Esto está en línea con lo que ya se observó en, por ejemplo, Qitza / Nestor, a saber, que los caracteres de la Biblia hebrea merecen por lo menos un estatus divino, si uno sigue la lógica cristiana.[2] La misma argumentación aparece en los comentarios §§22 –23, y cabe destacar que Shem Tov y sus predecesores sintieron claramente la necesidad de comprometerse con la idea de que los milagros apuntan a la identidad divina. Sin embargo, el hecho de que Yeshu toque al leproso, que en sus ojos es menor que la curación de Elisha (Eliseo) de la lepra de Na’amán, podría apuntar en otra dirección no se considerada.[3]

6.4.7 La resurrección de los muertos de Yeshu: Mateo 9: 18–26 (§22)


[1] MS Plutei 2.17, f. 140v.
[2] Cf. Qitza/Nestor §§9–24
[3] El toque que Yeshu aquí también se puede interpretar como una negación consciente de la impureza por medio de una santidad o pureza “ofensiva” inherente a Yeshu, ver, por ejemplo, El Nuevo Testamento. “La palabra de la nueva edición” de Wright en Marcus J. Borg, Conflicto, santidad y política en las enseñanzas de Yeshu (2ª ed .; Londres: Continuum, 1989), xv – xvi, (véase también 88–212) ; pero esp. Tom Holmén, "La estrategia inversa de Yeshu de la pureza ritual y la pureza ritual de los cristianos primitivos", en Antropología en el Nuevo Testamento y su contexto antiguo: documentos de la reunión de EABS en Piliscsaba / Budapest (ed. Michael Labahn y Outi Lehtipuu; Contribuciones a la exégesis y teología bíblicas 54; Leuven: Peeters, 2010), 15–32.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!