8/12/2017

Los Judeo-cristianos de los siglos tempranos del cristianismo según una nueva fuente: El desprecio de Yeshu hacía su familia

BS"D


[El desprecio de Yeshu hacía su familia]

Al parecer, aparte de cualquiera de los relatos de la pasión (por lo menos no se indica ninguna conexión), el siguiente pasaje se encuentra en nuestros textos:

(95a) En sus Evangelios y en sus narraciones (akhbar) se dice que cuando Yeshu fue crucificado, su madre Maryam vino a él con sus hijos Ya’acov (Ya'qub), Shimón (Sham'un) y Judá (Yahudha), y ellos se pararon delante de él.[1] Y él, mientras estaba unido al pedazo de leña, le dijo: “Tomad a vuestros hijos, y largaos (insarifi-انصرف)".

Esta historia puede parecer tener una semejanza remota con la que se dice en Mateo 12:47-49, Marcos 3:31-33 y Lucas 8:19-21, ya que en ambos casos Yeshu parece querer dejar claro, que lo que hace es en no reconocer ninguna relación cercana con los miembros de su familia. Pero la historia en los Evangelios sinópticos no se coloca en el momento de la crucifixión. En los Evangelios canónicos sólo hay un relato de la pasión, la del Evangelio de Juan, que se refiere a Yeshu hablando a su madre desde la cruz (Juan 19:25-27):
εἱστήκεισαν δὲ παρὰ τῷ σταυρῷ τοῦ Ἰησοῦ ἡ μήτηρ αὐτοῦ καὶ ἡ ἀδελφὴ τῆς μητρὸς αὐτοῦ, Μαρία ἡ τοῦ Κλωπᾶ καὶ Μαρία ἡ Μαγδαληνή. Ἰησοῦς οὖν ἰδὼν τὴν μητέρα καὶ τὸν μαθητὴν παρεστῶτα ὃν ἠγάπα, λέγει τῇ μητρί αὐτοῦ• γύναι, ἴδε ὁ υἱός σου. εἶτα λέγει τῷ μαθητῇ• ἰδοὺ ἡ μήτηρ σου καὶ ἀπ᾽ἐκείνης τῆς ὥρας ἔλαβεν ὁ μαθητὴς αὐτὴν εἰς τὰ ἴδια
'Y estaba junto a la cruz de Yeshu su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofá (קליופא) y María Magdalita’ (מרים מגדליתא). Cuando Yeshu vio a su madre, y el discípulo de pie, a quien amaba, le dijo a su madre: Mujer, ¡mira a tu hijo! Entonces dijo al discípulo: He aquí tu madre.
Las implicaciones de las palabras de Yeshu a su madre, como las dadas en el Evangelio de Juan, son obviamente muy diferentes de las implicaciones de las palabras relacionadas en nuestros textos. En otras palabras, existe entre los dos pasajes la relación antitética que observamos al confrontar otras logias de nuestro texto con los versos correspondientes del Evangelio de Juan. Por lo tanto, se puede argumentar que uno de los dos pasajes puede ser un sustituto del otro. Dado que no parece haber ninguna razón intrínseca para considerar a una de ellas como anterior a la otra, esta prioridad sólo puede determinarse sobre la base de teorías sobre el origen y el modo de composición del Evangelio de Juan.




[1] Es decir, delante de Yeshu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!