8/26/2018

Dos fuentes hebreas sobre perspectiva judía sobre Yeshu: El Toldot Yeshu y el Tathbit.

BS"D




Perspectiva judía sobre Yeshu durante la temprana Edad Media: El Toldot Yeshu y el Tathbit. Tales fuentes, reflejan la opinión judía durante la temprana Edad Media sobre Yeshu HaNotzrí (Jesús de Nazaret) de acuerdo con estos dos polémicos textos anticristianos.


Introducción.
El Prof. Joseph Klauzner z”l en su afamado libro Jesús de Nazaret: su vida, su época, sus enseñanzas, decía que Yeshu nació, vivió y murió en Israel, y fue un judío en todos los aspectos, y por judíos fue rodeado. Sin embargo, los discípulos de sus discípulos se alejaron grandemente de Israel, así como de la fe que practicó él, la la Toráh de Mosheh (Ley de Moisés), o más bien, los sectores judíos más numerosos y poderosos rechazaron las enseñanzas del Yeshu presentado por la cristiandad: “Se alzaron contra ellas durante su vida de sus sucesores y no se transformaron en cristianos a pesar de que todo el mundo fue cada vez más atraído por el cristianismo”.[1]


El filósofo Timothy Freke y Peter Gandy,[2] muchos judíos y cristianos aducirían que el cristianismo, desde la época de Pablo de Tarso, absorbió muchos elementos griegos y paganos que oscurecieron los factores hebreos, los únicos que conoció Yeshu así como los judíos que le escucharon.[3]
Por tanto, consideramos utilizar dos fuentes judías para tratar de entender tales factores hebreos, contrastando entre sí tales fuentes: El Toldot Yeshu y el Tathbit.


El Toldot Yeshu es un texto judío temprano tomado como una biografía alternativa de Jesús. Existe en varias versiones diferentes, ninguna de las cuales se considera ni canónica ni normativa dentro de la literatura rabínica, pero parece haber sido ampliamente difundida en Europa y Oriente Medio en la época medieval, para más información les sugerimos leer el informe completo con su debida traducción en nuestro sitio: Toldot Yeshu.


El Tathbit, según lo denunciado por Shlomoh Pines, se trata de otra fuente judeo[cristiana], contenida en un manuscrito del siglo X escrita por Abd al-Jabar, donde se reflejan opiniones de sectas judeo-cristianas de Medio Oriente, para más información les sugerimos leer el informe completo con su debida traducción en nuestro sitio: Los Judeo-cristianos, nueva fuente por Prof. Shlomoh Pines.


El nacimiento de Yeshu.
La creencia cristiana sostiene que María (o Miriam) quedó embarazada por obra y gracia del Espíritu Santo.[4]
Para el pueblo judío tal idea es inconcebible, pues el decálogo de la Torah de Mosheh[5] prohíbe el adulterio, y —según la literatura cristiana—[6] Miriam estaba casada con Yosef (José-ϊωϲηφ), pero —antes de que Yosef tuviera relaciones sexuales con ella— quedó embarazada (αυτουϲ ἑυρέθη εν γαϲτρι εχουϲα εκ πνϲ αγιου) por obra de Di’s (jalilah).
Esto para la comunidad judía significa que Di’s cometió adulterio con Miriam, lo cual es un absurdo, lo probable es que simplemente Miriam adulteró con otro hombre[7] y de tal acción naciera Yeshu, implicando así que él sea un mamzer (bastardo), una unión cuya prohibición es una prohibición de las relaciones prohibidas punible con karet, (Yevamot 14b: ממזר אלא ממי שאיסורו איסור ערוה וענוש כרת) por lo tanto al ser un mamzer no se casaría con una mujer israelita (Devarim 23:3; Cfr. RaSh”I, Yevamot 78b) tal como sucedió hasta donde se lee en la literatura cristiana del Nuevo Testamento. El adulterio de Miriam, conforme a la ley judía o halajah, ella tendría que haber sido susceptible de haber sido ajusticiada con pena de muerte por adulterio,[8] incluso, muestra de eso, se ve reflejado en el Evangelio de Mateo en el Codex Sinaiticus, uno de los mas antiguos, en donde se puede leer:
ϊωϲηφ δε ὁ ανηρ αυτηϲ δικαιοϲ ὡν και μη θελων αυτην παρα διγματιϲαι εβουληθη λαθρα απολυϲε αυτην ·
Iosef además de ser el marido de ella, quién era inocente[9], no estaba dispuesto de hacer de ella un ejemplo, por lo que quiso que secretamente se le enviará lejos de él.
-Mateo 1:19, Codex Sinaiticus.
La Torah en Sefer Vaicrá (Leviticus 20:10) claramente indica que Yosef tendría que haberla llevado ante los jueces para que le aplicarán la pena de muerte de lapidación (Sanedrín 53a), de haberlo hecho, Yosef se hubiera comparado como Pinjas ben Elazar, quien puso el ejemplo al clavar la lanza al israelita y a la midianit (Bemidbar / Números 25:8-14) y así evitar que se siguiera propagando la idolatría (RaSh”I sobre Bemidbar 25:14). Sin embargo, el texto griego utiliza la palabra ‘δικαιοϲ-inocente’ para Yosef, ya que no tuvo las agallas de denunciar el adulterio, y había considerado la vía legal del divorcio, aplicando lo que dice la Torah de ‘haber visto algo indecoroso en ella’ (Devarim 24:1) por lo que  tendría que haberse divorciado (Ibn Ezra; RaSh”I; Rabeinu Bajya sobre Devarim 24:1), incluso el texto griego del Evangelio de Mateo dice: ‘εβουληθη λαθρα απολυϲε αυτην’ (por lo que quiso que secretamente se le enviará lejos de él), es decir, quería darle un “un libro de disolución-ספר כריתות” para así poder proceder con el divorcio, sin embargo tampoco lo hizo, por lo que Yosef pasó a ser de un ingenuo a un tonto. Incluso, en el Tathbit en el folio 199, II. 11-14 se lee que que Yosef HaNagar quería divorciarse de Miriam ya que él se dio cuenta que ella estaba embarazada (كان جوزيف النجار حريصًا على تطليقها-יוסף הנגר היה להוט להתגרש ממנה).


Ante estos relatos judeo-cristianos y cristianos, tenemos el relato temprano medieval del Toldot Yeshu, que sostiene que Miriam no fue preñada por Di’s sino que fue violada por un soldado romano y que tal acto fue el origen de Yeshu.[10] Según el místico rabino andalusí Rabeinu Bahya Ibn Pakuda explica en Devarim 23:3 que el mamzer es una contracción de las palabras מום זר, “una mancha que lo convierte en un extraño[11] lo haría que Yeshu ser un extraño (זרות), tal opinión sí se escuchará en aquella época en oídos cristianos iría contrasentido ya que ponen a Yeshu sin mancha (de pecado).


Por otro lado, el texto de Abd Al-Jabar en el Tathbit sostiene que Yashá (Jesús-عيسى)[12] era hijo legítimo de su padre Yosef (José) y de Miriam (María), conforme al género humano,[13] sin intervención divina, así como también se desmiente que él hubiera estado relacionado con la monarquía davidica (folio 199), incluso en el Evangelio Hebreo de Mateo en el manuscrito Ms. Opp. Add. 4° 72 Bodleian Library Oxford se lee que en la genealogía de Yeshu no se le vincula a Yeshu con el rey David ya que allí se lee: אלה תולדות יש''ו בן אברהם. Ya en varias versiones del Toldot Yeshu no desmienten tal opinión, dicen que efectivamente el padre de Yeshu se llamaba Yosef Pandira, aquel soldado romano quien violó a Miriam.


Tanto el Toldot Yeshú como el Tathbit niegan rotundamente que Yeshu sea un hijo engendrado por Di’s; ambos textos afirman que el padre de Yeshu se llamaba Yosef [Pandira], ya sea por vía legal o ilegal; bastardo o legitimo.


Educación de Yeshu.
El Toldot Yeshú sostiene que el niño fue enviado a la casa de estudios, un Beit haSefer, en donde un maestro capaz y distinguido sabio, se le enseñó a Yeshu la Torah de Moshe, pero el niño demostró ser impúdico y sostuvieron que era un bastardo y un hijo de la impureza.[14]
Por el contrario Abd Al-Jabar en el Tathbit sostiene que Yashá era un estudiante serio en cuanto a la Torah de Mosheh, así como un hijo legítimo de sus padres.[15] Este manuscrito sostiene —a diferencia de los evangelios cristianos y del Toldot Yeshú—, que Yeshu era un fuerte seguidor de las palabras de la Toráh, a tal grado que él consideraba la circuncisión como obligatoria, nunca comió cerdo y consideraba malditos a los que comían cerdo (u otro animal impuro),[16] así como a los que profanaban el día shabat. También dice que Yeshu prohibió que la gente de su pueblo (es decir los judíos), aceptarán los sacrificios de los no judíos, así como la unión con ellos. En lo que concierne al matrimonio, herencia, castigos legales así como los demás preceptos establecidos por la Toráh, Yeshu siguió la manera de los profetas que estuvieron antes que él.[17] En una tentativa de resumir la misión de Yeshu, el texto acentúa lo siguiente: ¿acaso se tenía que volver a establecer la Torah? «Yeshu vino a vivificar y restablecer la Toráh».[18] ¿acaso los partidarios de Yeshu le querían poner del nivel de Mosheh  de Ezra HaSofer?
Vemos que la postura cristiana, así como la versión del Toldot Yeshú sostienen que Yeshu fue un apóstata de la Torah de Mosheh, mientras que para el texto de Abd Al-Jabar, indica más o menos que fue un judío honrado.[19]


Los milagros de Yeshu.
El Toldot Yeshú sostiene que Yeshu hizo milagros, pero los hizo utilizando el «nombre inefable de Di’s, que había aprendido con propósitos maléficos y de hechizos.[20]
Por el contrario, Abd Al-Jabar sostiene que Yeshu nunca obró milagros ni prodigios.[21] El manuscrito acentúa que estas historias fueron añadidas por los cristianos, sobre la historia de él y que los judíos de Occidente (en Europa) lo han tomado como sátira y como indicio de engaño.[22]


El Mesías
El Toldot Yeshú dice que el tal Yeshú se autoproclamó Mesías de una manera impúdica, tanto que la reina Helena de Adiabene (quien se convirtió al judaísmo cerca del año 30 y falleció en el 56) lo condenó a muerte, por mostrar signos claros de brujería así como de estafa, y él utilizó este título para engañar a la gente. Por el contrario, Abd Al-Jabar sostiene que Yeshú nunca se proclamó Mesías, ni se consideró como tal. El texto acentúa que en una ocasión prohibió fuertemente que lo llegasen a considerar como tal.[23]
El texto subraya que quien hizo la añadidura para que considerarán como Mesías a Yeshu (cosa que Yeshú no había deseado en su vida) fue Pablo de Tarso.[24] Tal personaje fue quien anhelaba tener poder mundano, y utilizó la figura de Yeshú para obtener influencia sobre la gente. El manuscrito indica que Pablo se vio en la necesidad de modificar el mensaje así como la historia de Yeshú .
Esto es repetido por el Toldot Yeshú, sobre la distorsión que ocasionó Pablo, para la reputación de Yeshu, quien lo pasó a hacer un espantajo ante la nación judía.[25]
En esto concuerdan ambos textos, que presentan a Pablo de Tarso como un oportunista que distorsionó tanto el mensaje de Yeshú como su historia. Además le adjudican a Pablo la culpa por el genocidio que los romanos perpetraron contra los judíos en el año 70, cuando el emperador Tito mandó arrasar Judea y destruir el Bet HaMikdash en Jerusalén.[26]


Muerte de Yeshu.
El Toldot Yeshu dice que Yeshu fue sentenciado a muerte por la Helena, por los cargos de brujo, embustero y criminal, pues llevaba por mal camino al pueblo judío.[27] Yeshu fue colgado de un árbol de repollo, en víspera de Pésaj (la Pascua judía), y antes de caer la tarde lo bajaron y lo enterraron en un basurero. Luego el jardinero Judá lo desenterró y lo puso en un canal de aguas sucias.[28]
Abd Al-Jabbar en cambio sostiene que Yeshu fue sentenciado por rebelarse contra el Imperio romano, y los romanos deseaban darle muerte.[29]
Así como menciona tal texto que los romanos no crucificaron a Yeshu, sino a otra persona, a saber: Yehudáh Ish Keriot (Judas Iscariote —quien resulta el héroe de toda la historia—) engañó a los enemigos de Yeshu entregándoles a otro hombre, -del cual dice el texto que era un estúpido- y así Judas aseguró la supervivencia de Yeshu ante sus adversarios romanos y prorromanos.[30]
Un dato interesante en el que coinciden ambos textos es que a Yeshu se le denunció de haberse corrompido y de haber extraviado a varios judíos, por ello en el Tathbit se lee:
“Aquí hay un hombre, uno de nosotros, que se ha corrompido y ha extraviado a nuestros hermanos (יש כאן איש, אחד מאתנו, שהשחית והוליך שולל את אחינו).”
- Tathbit 65a.  


Conclusión.
De estos manuscritos medievales judíos se aprecian similitudes entre ellos, así como varias contradicciones.
El Tathbit de Abd Al-Jabar al ser contemporáneo del Toldot Yeshú. Tal manuscrito sostiene que los evangelios fueron escritos en Roma, y que los cristianos plagiaron los documentos originales para crear los nuevos textos llamados en conjunto Nuevo Testamento, y así fortalecer las creencias formadas por Pablo de Tarso y sus seguidores.
La postura de los judío-mesiánicos contemporáneos es que los judíos de Europa, al ver que la Iglesia Bizantina se estaba volviendo oficial, propagaron el concepto de que Jesús de Nazaret había existido pero que para la nación judía había sido un espantajo. Ellos creen que, ante la imposibilidad de atacar físicamente al cristianismo, los judíos crearon un documento para refutar las ideas que se propagaban en el pagano mundo grecorromano, todo esto de una manera peyorativa y grotesca.
Sin embargo el manuscrito de Abd Al-Jabar, sostiene que los cristianos plagiaron este mismo texto (una situación embarazosa para hoy los judío-mesiánicos quienes no tienen respuesta) y que posteriormente los judíos de Occidente tras ver el evangelio cristiano, construyeron la sátira, así como las historias peyorativas relacionadas con Yeshu por medio del Toldot Yeshu, con la finalidad de proteger a la comunidad judía de las narrativas evangélicas de la temprana Edad Media.
Yeshu visto por la perspectiva judía de la temprana Edad Media no fue el Mesías, ni fue divino, ni engendrado divinamente, a pesar que la postura del Tathbit le trata de retratar como un shomer mitzvot (judío observante de la religión judía), aún así, sigue persiguiendole el perfil de ser un apóstata a la Torah en tal manuscrito, como también ya se ha corroborado en el Evangelio Hebreo de Mateo, el cual fue estudiado desde la época de los rishonim en la media Edad Media.


Bibliografía
Journal of Jewish Studies (diario de estudios judíos), 8, pág. 45. N. z, 1962.
WEGENSEIL, Johann Christoph (1633-1705):
Tela Ígnea Satánæ, sive Arcani et Horribiles Judæorum Adversus Christum, Deum, et Christianam Religionem Libri (capítulo acerca del «Toldot Yeshú»). Altdorf bei Nuremberg, 1681.
Toldot Yeshú, versión Goldesteint.



[1] J. Klausner: Jesús de Nazaret: su vida, su época, sus enseñanzas (pág. 9). Barcelona: Paidós, 1989.
[2] T. FREKE y Peter GANDY: Los misterios de Jesús (pág. 243-267). Barcelona: Grijalbo, 1999.
[3] J. KLAUSNER: Jesús de Nazaret, su vida, su época, sus enseñanzas (pág. 46). Barcelona: Paidós, 1989; Toledoth Yeshú, versión Goldesteint.
[4] Evangelio según Mateo 1:18 Códex Sinaiticus: “ΠΝΣ αγιου”, equivalente al hebreo: רוח הקודש:; cf. Tomás de Aquino, Summa Teológica, 3, q. 31, artículo 1; El Credo de Jazan ben  Ayyùb (al-Jawàb Tzaji, 2: 319).
[5] M. KATZNELSON: El Tanaj, la Biblia hebreo-española conforme a la tradición judía (Éxodo/Shemot 20, 14, pág. 122, vol. 1). Tel Aviv (Israel): 1996.
[6] Evangelio según Mateo 1, 18.
[7] Cfr. RaMBa”M, Igeret Teiman 19.
[8] C. DEL VALLE: La Mishnah (cap. 2-4, pág. 574-578, «Mishnah Sota», cap. 2-4). Salamanca: Sígueme, 1997.
[9] y no ‘justo’ (un tzadik)
[10] El Toldot Yeshú 1, 5 dice: «Miriam atrajo a su casa a un hermoso villano llamado Pandira. Pero Pandira la violó en el final de un día de shabat». Cfr. Tosefta: Julin 2, 24; Avodá Zara 17a; Orígenes: Contra Celso 1, 28.
[11] Cfr. Talmud Yerushalmí Masejet Kidushin 3,12.
[12] o Yashu (ياشو-יאשו )
[13] Tathbit  94a dice: «'Esta es la genealogía de Yàshù' el hijo de Yusif el carpintero-هذا هو جنس ياشو بن يوسف النجار-אלה תולדות ישו בן יוסף הנגר». Cf. Ireneus: Haresus Adverses 3, 21.
[14] Toldot Yeshú 2, 1-7.
[15] Tathbit 66b.
[16] Tathbit 69 a-b.
[17] Tathbit 70b.
[18] Tathbit  70a.
[19] Tathbit  70a:  “...se refiere a un sirviente justo, un amigo sincero y obediente...” (يشير إلى خادم صالح ، صديق مطيع وصادق-מתייחס למשרת צדיק, ידיד צייתן, כנה)
[20] Toldot Yeshú 3:2-19.
[21] Tathbit p. 193a, II, 11-13 dice: "Por mi vida, Yeshu no actuó de ninguna manera como nosotros durante toda su vida. Lo mismo ocurre con sus discípulos después de él, en lo que requirieron de la ley de la Torah. Sin embargo, alguien que vino después de ellos nos lo transmitió y nos dijo que Yeshu dijo: "Actúa después de mí según lo que ves" بحياتي ، لم يتصرف يشو بأي طريقة مثلنا طوال حياته. وينطبق الشيء نفسه على تلاميذه بعده ، في ما يطلبونه من قانون التوراة. ومع ذلك ، جاء أحد الذين جاءوا بعدهم إلينا ، وقال لنا إن يشوع قال: "اعمل بعدي وفقًا لما تراه" בחיי, ישו לא פעל בדרך כלשהי כמונו כל חייו. כנ"ל לגבי תלמידיו אחריו, במה שהם דרשו מחוק הטורט. עם זאת, אחד שבא בעקבותיהם מועבר אלינו, ואמר לנו כי ישוע אמר, "לפעול אחרי אותי על פי מה שאתה רואה"
[22] Tathbit  66a dice: «En cuanto a los prodigios y milagros que los cristianos declaran que él hacía, todo es infundado. Yeshu no dijo haber obrado milagros. Ni hay ahí en su tiempo ni en la generación que le siguió, cualquier discípulo que haya declarado que Yeshu hizo milagros».
[23] Tathbit  66b.
[24] Tathbit 71a.
[25] Toldot Yeshú 7:1-14; versión Goldesteint casi hasta el final.
[26] Tathbit 70-b.
[27] Toldot Yeshú 5:1.; cf. Talmud Babli Guitim 56b-57a.
[28] Toldot Yeshú  6, 5.
[29] Tathbit 66ª.
[30] Tathbit  65 a-b.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!