8/22/2017

Marcos 7:1-5: Yesh”u contra la takanah de Netilat Yadaim.

BS"D



La Peshita de Marcos 7:1-5 se lee:

וכנשׁו לותה פרישׁא וספרא דאתו מן אורשׁלם. וחזו אנשׁין מן תלמידוהי דאכלין לחמא כד לא משׁגן אידיהון ואתעדלו . כלהון גיר יהודיא ופרישׁא אן הו דבטילאית לא משׁיגין אידיהון לא לעסין מטל דאחידין משׁלמנותא דקשׁישׁא . ומן שׁוקא אלא עמדין לא לעסין וסגיאתא אחרניתא אית אילין דקבלו דנטרון מעמודיתא דכסא ודקסטא ודמאני נחשׁא ודערסתא . שׁאלוהי ספרא ופרישׁא למנא תלמידיך לא מהלכין איך משׁלמנותא דקשׁישׁא אלא כד לא משׁגן אידיהון אכלין לחמא .

Los de los prushia (explicadores de la Torah) y algunos de los sofri’a (escribas) que venían de Urshalem (Jerusalén) se reunieron con él. Viendo que algunos de los discípulos comían el pan con manos impuras, que no se estaba lavado, para los fariseos y todos los judíos[1] que no comen a menos que se laven las manos con su puño[2] Manteniendo así la TRADICIÓN DE LOS ANCIANOS (משׁלמנותא דקשׁישׁא), y cuando vienen del mercado, no comen nada a menos que se laven, y hay muchas otras cosas que han tomado para observar, para hacer inmersión[3] a tazas, jarras, ollas y camas.[4] Los prushia y los sofri’a le preguntaron: ¿Por qué vuestros discípulos no andan según las TRADICIONES DE LOS ANCIANOS, sino que comen pan con manos impuras?

Netilat Yadaim o el lavado de manos con una cantidad especificada de agua de un recipiente antes de comer pan es un requisito de los sofrim. Se ha informado que Eliezer ben Janok fue excomulgado por tomar el asunto a la ligera, tal como se lee:
וְאֶת מִי נִדּוּ, אֱלִיעֶזֶר בֶּן חֲנוֹךְ, שֶׁפִּקְפֵּק בְּטָהֳרַת יָדָיִם. וּכְשֶׁמֵּת, שָׁלְחוּ בֵית דִּין וְהִנִּיחוּ אֶבֶן עַל אֲרוֹנוֹ. מְלַמֵּד שֶׁכָּל הַמִּתְנַדֶּה וּמֵת בְּנִדּוּיוֹ, סוֹקְלִין אֶת אֲרוֹנוֹ:
“...A Eliezer ben Janok que suscitó dudas en torno al precepto de purificarse las manos (Yadaim 3:2). Cuando murió, envió emisarios al tribunal y colocaron una piedra sobre su féretro. Esto enseña que el féretro de todo excomulgado, que muere en la excomunión, ha de ser apedreado.”
Mishnah Masejet Eduyot 5:6.

La takanah de Netilat Yadaim fue instituida por Shlomoh HaMelej (rey Salomón) que el haber ordenado que las manos han de ser purificadas antes de tocar los alimentos, tal como encontramos en el Talmud Bavlí Masejet Shabat 15a. Mientras que en  Sefer Yashresh Yaakov, likutim página 36b en el que se explican las palabras del libro de Berreshit 27:22: “¿Hakol kol Yaakov ve´hayadayim yedé Esav? ( la voz , es la voz de Yaakov , y las manos son las de Esav)” en el que nosotros nos lavamos las manos antes de comer pan. Por otra parte, el hacer el lavado de las manos antes de las comidas también una antigua tradición de los sofrim (Talmud Bavli Masejet Julin 104b; 106a).

Tener tumat yadaim (impureza de manos) son consideradas como "manos profanas", pero en realidad nadie sugiere que realmente hacen que la comida común común sea contaminada ritualmente. Marcos 7 señala que la acusación original contra los discípulos era que comían con manos contaminadas.[5] En este punto coincide el Evangelio Hebreo de Mateo en el capítulo 67:2 en el que los talmidim de Yesh”u violaron esta takanah (תקנה-legislación positiva), tal como se lee: “למה עוברים תלמידך תקנות הראשונות שהםאינם רוחצים ידיהם קודם האכילה.” A continuación, se explica esto para decir que comen con manos sucias. "Manos contaminadas" es simplemente una manera de decir "las manos que necesitan ser lavadas". La versión griega de Mateo tiene sólo la versión "manos sucias" o como se lee en el Evangelio Hebreo de Mateo: Comer sin lavarse las manos no hace sucio al hombre-אמנם האכילה בלי רחיצת ידים אינה מלכלכת האדם.

Lucas, que parece seguir sus fuentes (dos veces él presenta a Yeshu defendiéndose usando los principios jurídicos del sofer) nos sorprende en Lucas 11: 37ss. Aquí un hospitalario fariseo invita a Yeshu a cenar (Ἐν δὲ τῷ λαλῆσαι αὐτὸν ταῦτα ἠρώτα αὐτὸν Φαρισαῖός τις ὅπως ἀριστήσῃ παρ᾽αὐτῷ• εἰσελθὼν δὲ ἀνέπεσεν). En esta versión, es Yeshu quien no se lava las manos.[6] Algunos perushim requerían que se lavase las manos, no sólo para el pan. El Talmud Bavlí Masejet Julin 33b por la razón que ya que los sacerdotes comían "ofrendas con truma" los sofrim decretaron que las manos de impureza en un segundo grado que haría el "pan truma" estuviera contaminado para su uso. Al hacer esto, todos los sacerdotes debían lavarse las manos antes de comer pan. Para asegurarse de que esto sucediera, decretaron por supuesto que todos, incluyendo los no sacerdotes, también deben hacer netilat yadaim. Incluso en una generación posterior la Escuela de Shammai insistiría en hacer netilat yadaim.

¿Por qué decreto esto Shlomoh HaMelej, la insistencia de los sofrim, así como la puntualidad de los tanaim sobre esta takanah (legislación positiva)?

Porque como dice el Talmud al final del capítulo octavo del tratado de Berajot (53b) cita un versículo en Vaicra / Levítico 20 que dice "והתקדשתם אלו מים ראשונים והייתם קדושים אלו מים אחרונים כי קדוש זה שמן אני יי' אלהיכם" ("Y vosotros mismos os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo, el Etern-o vuestro Di-s"), a lo que enseña esta misma sección del talmud:
Con respecto a este versículo, los Sabios dijeron: "Y vosotros mismos os santificaréis, estas son las primeras aguas con las cuales uno lava sus manos antes de la comida; Y seréis santos, estas son las aguas finales; Para santo, esto es aceite que se extiende en sus manos; Soy yo, el Señor tu Dios, esta es la gracia después de las comidas bendición.”

El Yesh”u del Evangelio de Lucas continúa insultando a su anfitrión jasid que parecía sorprendido al ver al mamzer de yeshu ignorar la práctica por lavarse las manos, con la expresión de: “ahora los perushim limpian el exterior de la copa y el plato, pero su interior está lleno de robo y la maldad. Imbéciles (ἄφρονες-הַכְּסִילִים), ¿El que hizo el exterior también el interior?” (v. 11:40

La razón de la decisión de los sofrim se encuentra en el Talmud Bablí Bekorot 38a. Mientras que las impurezas concernientes a la ley de la Toráh afectaron a todo un recipiente, por dentro y por fuera, la ley del sofer dice que por las impurezas que habían inventado era por diversas razones que no funcionaba de esa manera como explica Yeshu. Si el exterior de la copa se tornaba impuro, esto no hacía que el interior fuera impropio, pero si el interior se volvía impropio, entonces el exterior también era impropio. La ley farisaica afirmó que si alguien tocaba el exterior de un utensilio húmedo para comer con las manos sucias, el exterior del recipiente llegaría a ser "profanalmente contaminado". Aunque ciertamente no fue contaminado por la Ley de la Toráh, el recipiente todavía requería un "lavado ritual del escriba" antes de ser usado nuevamente, el interior de la copa de metal no se contaminaría en la ley de los sofrim. Con el fin de mostrar la impureza es escribal. Las impurezas que expone la Toráh afectarían al exterior y al interior de las copas por igual, tal como se ve en la Mishná Masejet Kelim 25: 1 y Talmud Bavlí Masejet Pesajim 17b.

Tan solo el exterior necesitaba lavado ritual. Cualquier judío necesita lavarse las manos para comer pan, cualquier cosa sumergida en líquido, y algunos rabinos dijeron incluso para tocar tazas con líquidos en ellos. La escena de la confrontación de lavado de manos en los sinópticos ocasiona discusiones de ley farisaica. Resulta que Yeshu antagoniza a los fariseos. El veneno retratado en la escena de Lucas es mucho más fuerte que los despidos de la ley farisaica en Mateo y Marcos. El comportamiento de Yeshu en Lucas es muy hostil a los fariseos como grupo. El asalto parece contencioso, incluso merecedor de la ira farisaica que ocasiona. Yeshu era un huésped y no se supone que los huéspedes indignen así a sus anfitriones. 

¿El Mesías tendría una actitud tan arrogante con la gente que busca el bien y la adherencia a Etern-o, así como Sus mitzvot? ¿El Mesías instruiría en abolir las mitzvot de Oraita para que la gente se aleje del Etern-o, quienes se impurifiquen y esten distanciados del Creador? 

La respuesta es no, lo que demuestra que Yeshu no fue de nigún modo el Mashiaj, menos fue un judío piadoso, pero sí fue un rasha que se opuso al Creador y sus mitzvot. 




[1] Puesto que los fariseos también son judíos la frase "y todos los judíos" parece ser una adición posterior. Tanto aquí como en Mateo Griego 15:2 dice: "tradición de los ancianos", por lo tanto, de los perushim.
[2] Las medidas para el lavado de manos se midieron por puñados. Véase el Talmud Bavli Masejet Shabat 62b.
[3] Cuando estos objetos han sido contaminados ritualmente, no sólo por impurezas bíblicamente ordenadas, sino incluso por una corrupción de origen escriba (como cuando son manejados por un por un am ha’aretz, uno laxo en el cumplimiento de los decretos de pureza del escriba), debían ser inmersos en una mikveh, un baño especial. El último capítulo del tratado Jagigah discute los detalles de estas inmersiones.
[4] Ver Talmud Bavlí Masejet Shabbat 84a-b.
[5] Los escribas decretaron que las manos sin lavar se comportarían como si fueran de impureza de segundo grado, no por las reglas de la Toráh, sólo dentro de sus propios sistemas de salvaguardia.
[6] No los discípulos como en Marcos y Mateo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!