4/11/2022

Zohar 3:186a vs Mateo 15:2: ¿Yeshu fue un rabino esotérico?




Al leer el Evangelio Hebreo de Mateo capítulo 67:2 (Mateo 15:2) se narra que los Jajamim (sabios de la época tanaítica) y perushim (explicadores de la Torah) se le acercaron y cuestionaron a Yeshu sobre la razón por la cual sus discípulos no se lavaban sus manos antes de comer (אינם רוחצים ידיהם קודם האכילה) y él lo justifica con la enseñanza que ‘comer sin lavarse las manos, no ensucia al hombre.’ (האכילה בלי רחיצת ידים אינה מלכלכלת האדם), mientras que en el Evangelio de Marcos 7:5 se aclara que no era cualquier alimento ya que se menciona que ellos comían pan con manos profanas (κοιναιϲ χερϲι). Según los biblistas y mesiánicos apoyándose lo que dice Nehemia Gordón, justifican a Yeshu en tal acción y afirman que la takanah de Netilat Yadaim no es una mitzvah ta’aseh (precepto positivo) que aparezca en la Torah, y por ello, él y sus talmidim no estuvieran obligados a realizar el lavado ritual. 

Mientras que en el Evangelio de Lucas 11: 37ss, que parece seguir sus fuentes (dos veces presenta a Yeshu defendiéndose usando los principios jurídicos del sofer). Aquí un hospitalario fariseo invita a Yeshu a cenar. En esta versión, es Yeshu quien no se lava las manos y algunos perushim requerían que se lavase las manos, tal como se lee en el versículo 38:

ο δε φαριϲαιοϲ ϊδων ε

θαυμαϲεν οτι ου 

πρωτον εβαπτιϲθη 

προ του αριϲτου

(Traducción: Y el fariseo al ver [a IeShu] se maravilló de que no se hubiera lavado [las manos] primero antes de la cena.)

-Codex Sinaiticus folio 237b.

Claramente la enseñanza y practica de Yeshu contradice lo que enseña la Torah en donde está escrito que lo que comemos puede impurificar el alma como se enseña en la Parashat Shemini, Sefer Vaicra 11:43 (Levítico 11:43-47). Peor aún, algunos  mesiánicos afirman que Yeshu era una especie de cabalista similar al AriZ”L, y según ellos, él podía violar la halajah (ley judía), tal como lo sostine Mario Saban, Keneth Menjívar, Mario Satz, entre otros.

 

Sin embargo, al estudiar el Zohar HaKadosh podemos entender que Yeshu estaba muy alejado de los conceptos cabalísticos de la época tanaitica y amoraita, ya que nunca que promulgó la abolición de la halajah, de ahí que cuando leemos en el Zohar en su comentario a la Parashat Balak, versículo 31 (3:186a) en el que se cuenta el relato de R’ Yitzjak y R’ Yehudah (bar Ilaai) iban hacía Kefar-Sijnin (29) donde vivía Rav Hamnuna Saba (el mayor), y eran invitados de su esposa que tenía un niño pequeño (Yanuka), y descubren que es sobrenaturalmente sabio; el niño los reprende por no haber leído el Kriat Shema y por haber comenzado a rezar con las manos sucias (yadaim mezuhamot - יָדַיִם מְזוּהֲמוֹת), cuyo efecto sería sujetos a la muerte:

רִבִּי יְהוּדָה הֲווֹ יְדוֹי מְלוּכְלְכָן, וְנָטִיל יְדוֹי, וּבָרִיךְ עַד לָא נָטִיל. אָמַר לֵיהּ, אִי תַּלְמִידֵי דְּרַב שְׁמַעְיָה חֲסִידָא אַתּוּן, לָא הֲוָה לְכוּ לְבָרְכָא בְּיָדַיִם מְזוּהֲמוֹת, וּמַאן דְּבָרִיךְ בְּיָדַיִם מְזוּהֲמוֹת, חַיָּיב מִיתָה

Las manos de R’ Yehudah estaban sucias, así que se lavó las manos, pero recitó la bendición [sobre lavarse las manos] antes de lavarse. El niño le dijo: si eres estudiante de R' Shemayah Jasida, no deberías haber recitado la bendición con manos sucias, porque quien recita una bendición con manos sucias está sujeto a la muerte (jayab mitah).

Yanuka de Kefar-Sijnin explicó que la takanah de Netilat yadaim, esotéricamente tiene su sustento en la Torah en Shemot 30:20, tal como se lee en el Zohar, Parashat Balak versículo 32 (3:186a):

פָּתַח הַהוּא יַנּוּקָא וְאָמַר, (שמות ל׳:כ׳) בְּבֹאָם אֶל אֹהֶל מוֹעֵד יִרְחֲצוּ מַיִם וְלֹא יָמוּתוּ וְגוֹ'. יַלְפֵינָן מֵהַאי קְרָא, דְּמַאן דְּלָא חָיִישׁ לְהַאי, וְיִתְחֲזֵי קַמֵּי מַלְכָּא בִּידִין מְזוּהֲמָן, חַיָּיב מִיתָא. מַאי טַעְמָא. בְּגִין דִּידוֹי דְּבַּר נָשׁ יַתְבִין בְּרוּמוּ שֶׁל עוֹלָם. אֶצְבְּעָא חֲדָא אִית בִּידָא דְּבַּר נָשׁ, וְאִיהוּ אֶצְבְּעָא דְּאָרָמָא מֹשֶׁה.

Aquel muchacho abrió y dijo: “Cuando lleguen a la Tienda de Reunión, se lavarán con agua y no morirán, y así sucesivamente(Éxodo 30:20). Aprendemos de este versículo que el que no se preocupa por esto y se presenta ante el Rey con las manos sucias, está sujeto a la muerte. ¿Cuál es la razón? Porque las manos de una persona se sientan a la altura del mundo. Hay un dedo en la mano de una persona, y ese es el dedo que levantó Mosheh.

Tal explicación nos recuerda a la que aparece en el Talmud Bavlí masejet 53b en la que Rav Zuhamai dice que alguien que tiene las manos sucias (yadaim mezuhamot - יָדַיִם מְזוּהֲמוֹת) no es apto para el servicio del Templo, así también las manos sucias no son aptas para recitar la birkat hamazón después de las comidas, tal como se lee:

ה תנו רבנן [שנו חכמים] בברייתא: שמן שסכים בו את הידים אחר המזון לנקותן מעכב את הברכה אם לא השתמשו בו, אלו דברי ר' זילאי. ר' זיואי אומר: שמן זה אינו מעכב. רב אחא אומר: שמן טוב מעכב את הברכה ויש להמתין עד שיסוכו בו את הידים. ר' זוהמאי אומר: כשם שמזוהם פסול לעבודה, כך ידים מזוהמות פסולות לברכה.

Los Sabios enseñaron en una baraita: Si uno no tiene aceite para untar y limpiar sus manos después de comer, esto le impide recitar la bendición de Gracia después de las Comidas ; esta es la declaración del rabino Zilai. Rabí Zivai dice: La falta de ese aceite no impide que uno recite la Gracia después de las comidas. Rav Aja dice: La falta de aceite fino impide que uno recite la Gracia después de las comidas. Uno debe esperar hasta que se unte el aceite en las manos. Rav Zuhamai dice: Así como alguien que está sucio no es apto para el servicio del Templo, así también las manos sucias no son aptas para recitar la Bendición de gracia después de las comidas.

 

Yeshu desconoce la importancia de realizar netilat yadaim, así como desconoce la raíz esotérica de donde viene tal takana y conforme la enseñanza de Yanuka de Kefar-Sijnin ben Rav Hamnuna Saba la acción de Yeshu y sus discípulos de haber comido jamotzí (pan) con las manos sucias (mezuhamot) eran susceptibles a morir.

Se ha informado que Eliezer ben Janok fue excomulgado por tomar el asunto a la ligera, tal como se lee:

וְאֶת מִי נִדּוּ, אֱלִיעֶזֶר בֶּן חֲנוֹךְ, שֶׁפִּקְפֵּק בְּטָהֳרַת יָדָיִם. וּכְשֶׁמֵּת, שָׁלְחוּ בֵית דִּין וְהִנִּיחוּ אֶבֶן עַל אֲרוֹנוֹ. מְלַמֵּד שֶׁכָּל הַמִּתְנַדֶּה וּמֵת בְּנִדּוּיוֹ, סוֹקְלִין אֶת אֲרוֹנוֹ:

“Fue Elazar ben Janok, quien menospreció [las ordenanzas rabínicas de] lavarse las manos (shefikpek b’taharat yadaim) (Yadaim 3:2). Y cuando murió,  el Bet-din (tribunal rabínico) envió y colocó una piedra grande en su ataúd, [presagiando su separación de él], de donde nos enteramos que si uno es excomulgado y muere en ese estado, su ataúd es "apedreado".”

-Mishnah Masejet Eduyot 5:6.

 

Marcos 7:2-5 señala que la acusación original contra los discípulos era que comían con manos profanas (בְּיָדַיִם מְזוּהֲמוֹת) o con impureza de manos (טֻמְאַת יָדַיִם). Los sofrim decretaron que las manos sin lavar se comportarían como si fueran de impureza de segundo grado, no por las reglas de la Toráh, sólo dentro de sus propios sistemas de salvaguardia. Yeshu carece no solo de conocimientos básicos de halajah sino también del sentido esotérico que envuelven las mitzvot y las halajot, si hubiera sido un maestro esotérico, o kabalista el tal Yeshu, no hubiera incurrido en tantas transgresiones contra la Torah, así como hubiera corregido a sus discípulos, cosa que jamás ocurrió. 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!