9/26/2021

Juan 12:1-11: ¿Yeshu incitó a comer carne humana como un acto de iniciación a la brujería que fomentaba su secta?


 

Ilustración de Theodor de Bry
de su libro Americae Tertia Pars, 1592. 

La historia de la unción de Yeshu en Betania (βηθανιαν-בֵית‌ עַניָא) en Juan 12: 1–8 y Marcos 14: 3–9, aparentemente representan el mismo evento, sin embargo no lo es, ya que en el Evangelio Hebreo de Mateo dice que esto ocurrió en el pueblo de Kefar-Jananyah כפר חנניה (Mateo capítulo 107:6), tal poblado según la literatura rabínica se encuentra en Galilea y no en Judea tal como se lee en la Mishnah Masejet Shevi’it 9:2:

שָׁלֹשׁ אֲרָצוֹת לַבִּעוּר, יְהוּדָה, וְעֵבֶר הַיַּרְדֵּן, וְהַגָּלִיל. וְשָׁלֹשׁ שָׁלֹשׁ אֲרָצוֹת לְכָל אַחַת וְאַחַת. גָּלִיל הָעֶלְיוֹן, וְגָלִיל הַתַּחְתּוֹן, וְהָעֵמֶק. מִכְּפַר חֲנַנְיָה וּלְמַעְלָן, כָּל שֶׁאֵינוֹ מְגַדֵּל שִׁקְמִין, גָּלִיל הָעֶלְיוֹן, וּמִכְּפַר חֲנַנְיָה וּלְמַטָּן, כָּל שֶׁהוּא מְגַדֵּל שִׁקְמִין, גָּלִיל הַתַּחְתּוֹן. וּתְחוּם טְבֶרְיָא, הָעֵמֶק. וּבִיהוּדָה, הָהָר וְהַשְּׁפֵלָה וְהָעֵמֶק. וּשְׁפֵלַת לוּד כִּשְׁפֵלַת הַדָּרוֹם, וְהָהָר שֶׁלָּהּ כְּהַר הַמֶּלֶךְ. מִבֵּית חוֹרוֹן וְעַד הַיָּם מְדִינָה אֶחָת:

Hay tres territorios con respecto a la ley de remoción [de productos sheviit]: [estos son]: Judea, Transjordania y Galilea, y hay tres territorios en cada uno. Alta Galilea, Baja Galilea y el valle. Desde Kefar-Jananyah hacia arriba, la región donde no crecen los sicomoros, es la Alta Galilea. Desde Kefar-Jananyah hacia abajo, donde crecen los sicomoros, está la Baja Galilea. Las fronteras de Tiberíades son el valle. Los de Judea son: la región montañosa, las llanuras [del sur] y el valle. Las llanuras de Lod son como las llanuras del sur, y su región montañosa es como la región montañosa del rey. Desde Bet Horon hasta el mar se considera como una sola tierra.

Ocurre aproximadamente al mismo tiempo en relación con la fecha de Pesaj (pascua judía) en ambos textos, pero antes de la procesión a Jerusalén en Juan y después de la procesión en Marcos, en el Evangelio Hebreo de Mateo 107:7, tal evento no se da cerca de Jerusalem, ni en Judea, sino que se da en Galilea en Kefar-Jananyah. Marcos y Juan coinciden en el pueblo, el texto de Mateo Hebreo no, pero presumiblemente no en la casa, porque el anfitrión es Simón el leproso (סימון המצורע / ϲιμωνοϲ του λεπρου) del Evangelio Hebreo de Mateo, capítulo 107:6 (Mateo Griego 26:6) así como también en el Evangelio de Marcos, pero los anfitriones son María, Marta y Lázaros según relata el Evangelio de Juan, mientras que en la fuente judeo-cristiana del Tathbit II:446 se trata de Judas Iscariote (Yahudha Sarkhutan’ / يهوذا سرخوطا-יהודה סרקהוטה) como el anfitrión, mientras que en el Evangelio de Lucas 7:36 se trata Simón el fariseo (ϲιμων φαριϲαιοϲ) o Shimón Ha-Tzanua (שמעון הצנעה / Simón el Modesto).  Yeshu conoce a la mujer que lo unge con nardo (νάρδου) según se dice en la versión de Juan, mientras que en el Evangelio Griego de Mateo 26:7 es alabastro (ἀλάβαστρον / בַּהַט) lo mismo pasa con Lucas (7:37), por otra parte, es ungido por uno de los suplicantes en Juan 11 (la mujer es de hecho uno de esos suplicantes), pero ese no parece ser el caso en Marcos, donde la mujer no tiene nombre, mientras que en la versión la fuente judeo-cristiana del Tathbit II:446 se trata de la al-mar'at zaniatan (mujer adúltera), mientras que en Evangelio Secreto de Marcos 1:20 es la hermana de Lázaro (ην εκεί μία γυνη ης ο αδελφός αύτης).

La mujer unge los pies de Yeshu (τουϲ ποδαϲ του ιυ / أسفل قدميه) en Juan, y Lucas 7:38 como en el Tahbit, mientras que en la versión del Evangelio de Marcos y en el Evangelio Hebreo de Mateo tal mujer unge su cabeza (ותיצק אותו על ראשו / καὶ κατέχεεν ἐπὶ τῆς αὐτοῦ). Juan especifica que Judas se opuso a la unción, mientras que en la versión de Lucas 7:39 el acomplejado Simón el “Modesto” se indignó con Yeshu, pero la versión judeo-cristiana del Tathbit II:448 es Simón que además de oponerse a Yeshu, le insulta; el Evangelio de Marcos no especifica un individuo y se refiere de manera más general a "algunas" de las personas presentes.  Como podemos ver, el relato del Evangelio sobre la supuesta unción de Yeshu está repleto de inexactitudes, contradicciones y errores evidentes. 

 

Al igual que el pasaje del Nuevo Testamento con respecto al "cierto joven", la pareja homosexual de Yeshu del Evangelio de Marcos 14:51-52 que estaba desnudo en el monte de los Olivos, Lucas 10:38-42 está extrañamente desconectado de la narración tanto antes como después. Los eruditos han reconocido que el pasaje parece estar relacionado con otra historia sobre la porción de comida que se encuentra en el Evangelio de Juan, que yo llamo la "fiesta de Lázaro" o ‘סעודת לזרוס’. Durante esta "fiesta de Lázaro" Marta es descrita, como lo está en el pasaje anterior de Lucas, sirviendo comida. La hermana de Marta, María, también está presente en esta fiesta, al igual que su hermano, Lázaro, a quien Yeshu ha “resucitado” recientemente de entre los muertos = que le ha iniciado en la nueva secta comandada por Yeshu, tal como se ha explicado en Juan 11:1-54. Sin embargo, si el pasaje del Evangelio de Lucas es una parte de la historia de Juan, ¿Cómo llegó a otro Evangelio? Nuevamente, los pasajes del Nuevo Testamento y La Guerra de los Judíos de Flavio Josefo comparten paralelos están destinados a ser leídos como literatura judía, es decir, intertextualmente. Léelo de esa manera, desde esa perspectiva estos pasajes paralelos crean una historia con un significado diferente al que aparece en la superficie. El pasaje del Evangelio de Lucas comparte paralelos con la historia de la "fiesta de Lázaro" en el Evangelio de Juan. En ambos pasajes, las hermanas de Lázaro, María y Marta, están presentes y se describe a Marta sirviendo comida. Por lo tanto, estos pasajes se pueden combinar de la siguiente manera:

εποιηϲαν ουν αυ

τω δειπνον εκει · 

και η μαρθα διη

κονι · ο δε λαζαροϲ 

ειϲ ην · εκ των α

νακειμενων ϲυ

ν αυτω:

η ουν μαρια λαβου

ϲα λιτραν μυρου · 

ναρδου πιϲτικηϲ 

πολυτιμου · ηλι

ψεν τουϲ ποδαϲ του 

ιυ · και εξεμαξεν 

ταιϲ θριξιν αυτηϲ · 

τουϲ ποδαϲ αυτου · 

η δε οικια επλη

ρωθη εκ τηϲ οϲ

μηϲ του μυρου ·

(Traducción: 

[12:2] Entonces le prepararon una cena allí, y Marta sirvió, pero Lázaros era uno de los que se sentaban a la mesa con él.

[12:3] Entonces María tomó una libra del ungüento de nardo puro, muy costoso, y ungió los pies de IeshU, y le secó los pies con sus cabellos; y la casa se llenó del perfume del ungüento.)

-א Codex Sinaiticus, folio 254b.

 

En este punto, la parte de la historia que ocurre en el Evangelio de Lucas se puede integrar a la perfección:

η δε μαρθα περιεϲπατο πε

ρι πολλην διακο

νιαν 

επιϲταϲα δε ειπεν 

κε ου μελι ϲοι ο

τι η αδελφη μου 

μονην με κατε

λιπεν διακονιν 

ειπε ουν αυτη ϊ

να μοι ϲυναντι

λαβητε 

αποκριθειϲ δε ει

πεν αυτη ο κϲ 

μαρθα μαρθα με

ριμναϲ και θορυ

βαζη περι πολλα 

ολιγων δε εϲτι

η ενοϲ μαρια γαρ 

την αγαθην μερι

δα εξελεξατο ητιϲ 

ουκ αφερεθηϲε

ται  αυτηϲ ·

(Traducción: 

[10:40] Pero Marta estaba perpleja por mucho servicio; y ella se paró junto a él y dijo: señor del gobierno (κϲ), ¿no te importa que mi hermana me haya dejado para servir solo? Dile, pues, que me ayude.

[10:41] Pero el señor del gobierno (κϲ) respondió y le dijo: Marta, Marta, estás angustiada y angustiada por muchas cosas;

[10:42] de uno sin embargo hay necesidad; porque María ha elegido la buena porción, que no le será quitada.

-א Codex Sinaiticus, folio 236b.

 

Si bien la escena creada al combinar los dos pasajes puede parecer trivial, el hecho de que una la historia de Lázaro con la "buena parte" de María es fundamental para resolver el enigma de qué es exactamente la "buena parte" de María. ¿Está Yeshu hablando metafóricamente aquí o sus palabras pueden tomarse literalmente, como he mostrado que pueden hacerlo en la expresión "pescadores de hombres"? Creo que, una vez más, aquellos que ven un significado espiritual en las palabras de Yeshu están siendo engañados. Aunque un personaje llamado María que tiene una "buena porción" (ἀγαθὴν μερίδα) que "no se le quita" es bastante raro en la literatura, un personaje con el mismo nombre y atributos también se encuentra en La Guerra de los Judíos, que figura en el pasaje que describe la María que se comió a su hijo, del cual ya hemos hablado en un artículo hace tiempo:

Una mujer judía devorando a su hijo durante el sitio de Jerusalén,
taller de Boucicaut, 1413-1415.


[208] ταῖς Ἰουδαίων συμφοραῖς.” καὶ ταῦθ' ἅμα λέγουσα κτείνει τὸν υἱόν, ἔπειτ' ὀπτήσασα τὸ μὲν ἥμισυ κατεσθίει, τὸ δὲ λοιπὸν κατακαλύψασα ἐφύλαττεν. [209] Εὐθέως δ' οἱ στασιασταὶ παρῆσαν, καὶ τῆς ἀθεμίτου κνίσης σπάσαντες ἠπείλουν, εἰ μὴ δείξειεν τὸ παρασκευασθέν, ἀποσφάξειν αὐτὴν εὐθέως. ἡ δὲ καὶ μοῖραν αὐτοῖς εἰποῦσα καλὴν τετηρηκέναι τὰ λείψανα τοῦ τέκνου διεκάλυψεν. [210] Τοὺς δ' εὐθέως φρίκη καὶ παρέκστασις ᾕρει καὶ παρὰ τὴν ὄψιν ἐπεπήγεσαν. ἡ δ' “ἐμόν, ἔφη, τοῦτο τέκνον γνήσιον καὶ τὸ ἔργον ἐμόν. [211] Φάγετε, καὶ γὰρ ἐγὼ βέβρωκα. Μὴ γένησθε μήτε μαλακώτεροι γυναικὸς μήτε συμπαθέστεροι μητρός. Εἰ δ' ὑμεῖς εὐσεβεῖς καὶ τὴν ἐμὴν ἀποστρέφεσθε θυσίαν, ἐγὼ μὲν ὑμῖν βέβρωκα, καὶ τὸ λοιπὸν δὲ ἐμοὶ μεινάτω.” μετὰ ταῦθ' οἱ μὲν τρέμοντες ἐξῄεσαν, [212] πρὸς ἓν τοῦτο δειλοὶ καὶ μόλις ταύτης τῆς τροφῆς τῇ μητρὶ παραχωρήσαντες, ἀνεπλήσθη δ' εὐθέως ὅλη τοῦ μύσους ἡ πόλις, καὶ πρὸ ὀμμάτων ἕκαστος τὸ πάθος λαμβάνων ὥσπερ αὐτῷ τολμηθὲν ἔφριττε.

 

(Traducción: [208]. Tan pronto como había dicho esto, mató a su hijo, y luego lo asó, y comió la mitad de él, y mantuvo la otra mitad escondido. [209] Después de esto entraron los sediciosos, y olfateando el olor horrible de este alimento, la amenazaron, que le cortarían la garganta inmediatamente si no les mostraba qué alimento había preparado. Ella respondió que había salvado una muy buena parte (καλὴν τετηρηκέναι τὰ λείψανα) para ellos, y sin descubrir lo que quedaba de su hijo. [210] Entonces se apoderaron de ellos de espanto y asombro, se quedaron estupefactos ante la vista, cuando les dijo: "Este es mi propio Hijo, y lo que se ha hecho ha sido obra mía. Venid, comed de esta comida; Porque he comido de él mismo! [211] No pretendas ser más tierna que una mujer, o más compasiva que una madre; Pero si sois tan escrupulosos, y abominéis este mi sacrificio, como he comido la mitad, que el resto sea reservado para mí también". [212] Después de eso, aquellos hombres salieron temblando, no teniendo nunca tanto miedo por nada, y con cierta dificultad dejaron el resto de esa carne a la madre. Sobre lo cual toda la ciudad estaba llena de esta horrible acción inmediatamente; Y mientras todos ponían este miserable caso ante sus propios ojos, temblaban, como si esta acción inaudita hubiera sido hecha por ellos mismos.)

-La Guerra de los Judíos 6. 208-212.


El pasaje de Josefo tiene un paralelo conceptual en Lucas 10:40. Pero el lector debe hacer algo más que una conexión lingüística para poder poder ver los paralelos entre los dos pasajes. Nótese que las dos Marías son un ejemplo, por excelencia, de la hecho de que los paralelismos conceptuales entre el Nuevo Testamento y el La guerra de los judíos no se puede ver a través del método literal de análisis. que los estudiosos siempre han aplicado a las obras. La relación fue creado no por paralelos lingüísticos o gramaticales, sino por conceptos paralelos. Los autores utilizan diferentes palabras e incluso diferentes lenguas para crear sus relaciones tipológicas y requerir que el lector posea la capacidad mental para reconocer el paralelo conceptos que crean las diferentes palabras. El pasaje anterior de La guerra de los judíos comparte cuatro paralelos abiertos con los pasajes del Nuevo Testamento sobre Lázaro: una excelente porción, el hecho de que la porción no fue quitada, un personaje llamado María y un pariente llamado Eleazar (Lázaro). Sin embargo, estos cuatro paralelos no son las únicas formas en que los pasajes están vinculados. Como se señaló anteriormente, el pasaje de Josefo que describe la María, cuya "buena porción no le fue quitada" también contiene una serie de elementos que son paralelos al cordero pascual simbólico del Nuevo Testamento. Se trata de una madre llamada María que sería "traspasada"; una casa de hisopo (Βηθεζουβᾶ / בֵּית־אֵזוֹב); un sacrificio; una de las instrucciones de Mosheh con respecto al cordero pascual; comer la carne de un hijo que se convertiría en "sinónimo del mundo"; y Jerusalén como lugar del incidente.

 

Agregar la "buena porción que no fue quitada" (עוד השארתי לכם מנה יפה) a los paralelos mencionados anteriormente con el cordero pascual del Nuevo Testamento pone a descansar la pregunta de si el pasaje "hijo de María cuya carne fue comida" de Josefo y el cordero pascual del Nuevo Testamento son parte de un sistema cómico. Los rayos pueden caer dos veces en el mismo lugar, pero no nueve veces en un pasaje de menos de dos páginas, un pasaje escrito por un miembro de una familia con tantas conexiones con el cristianismo.

Aunque no entendí las razones de los numerosos paralelismos entre el "hijo de María cuya carne fue devorada" en La Guerra de los Judíos y el cordero pascual del Nuevo Testamento cuando los encontré por primera vez, su punto ahora está claro. Leídos intertextualmente, los pasajes indican que la "buena porción" que no le fue quitada a María en el Nuevo Testamento fue la misma "buena porción" que no le fue quitada a María en el pasaje de Josefo. Por lo tanto, la "buena porción" que se servía en la fiesta de Lázaro era carne humana. Nuevamente el acto de canibalismo que era practicado en la naciente secta de Yeshu.

 

Los paralelos simplemente funcionan a la inversa para proporcionar la respuesta. El Lázaro descrito en el Nuevo Testamento comparte atributos paralelos con el hijo anónimo de María bat Eleazar en La Guerra de los Judíos. Ambos tienen parientes llamados "María" que tienen una "buena porción" que no les fue quitada. Así, el autor "informa" al lector la alerta que, nuevamente, dado que comparten atributos paralelos, el hijo anónimo de María en La Guerra de los Judíos tenía el mismo nombre que su contraparte en el relato paralelo del Nuevo Testamento, es decir, "Lázaro" (λαζαροϲ / Ἐλεαζάρου). El punto cómico es que la "buena porción" que disfrutan María y Yeshu es la carne de Lázaro. Note el juego de palabras lúgubre en el pasaje, "Le prepararon una cena". La economía que utilizó el autor para crear el rompecabezas merece una nota. El pasaje dentro de La Guerra de los Judíos identifica la naturaleza de la "buena porción" en su pasaje paralelo dentro del Nuevo Testamento, mientras que el mismo pasaje en el Nuevo Testamento identifica a María, y Josefo manifiesta al hijo de Maria sin nombre en la La Guerra de los Judíos. Los dos pasajes también son un ejemplo de un tema relacionado con la “profecía” que recorre todo el Nuevo Testamento. No son solo las profecías abiertas de Yeshu las que llegan a pasar en la Guerra de los Judíos, pero todo lo que el Nuevo Testamento declara "deberá" ocurrir.

ܠܐ ܬܣܒܪܘܢ ܕܐܬܝܬ ܕܐܫܪܐ ܢܡܘܣܐ ܐܘ ܢܒܝܐ ܠܐ ܐܬܝܬ ܕܐܫܪܐ ܐܠܐ ܕܐܡܠܐ

לא תסברון דאתית דאשׁרא נמוסא או נביא לא אתית דאשׁרא אלא דאמלא

No penséis que he venido a perder la Namusa (ley gentil-נמוסא) o los profetas: yo no he venido a debilitarla, pero he venido a cumplirla.

No son solo sus oráculos obvios, como que el templo sería demolido, lo que sucedió durante la campaña de Tito; prácticamente todo el ministerio de Yeshu HaMamzer es un precursor del desastre que impulsarían los romanos años después de algún evento de esa campaña. Ejemplos de esta técnica incluyen un hijo de María cuya carne se come; A María se le dice que será "traspasada" (Lucas 2:35); Yeshu HaMamzer les dice a sus discípulos que se convertirán en "pescadores de hombres"; los endemoniados de Gadara preguntando a Yeshu: "¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?"; Simón es llamado la "roca" sobre la cual se edificará la nueva iglesia; La ‘buena porción’ de María que no le será quitada; un joven desnudo homosexual que escapa de sus perseguidores en el huerto de Getsemaní; la lista de señales que Yeshu declara ocurrirán antes de que el templo sea arrasado; así como un Simón que es condenado y un Juan que se salva.

El hecho de que tantas declaraciones aparentemente inofensivas pero inusuales del Nuevo Testamento con respecto al futuro "sucedan" dentro de La Guerra de los Judíos es quizás la prueba más simple de que las dos obras fueron diseñadas para ser leídas de forma interactiva. El registro de Josefo del cumplimiento de tantas de estas “profecías” ocultas del Nuevo Testamento no pudo haber ocurrido por casualidad.

¿Cuál es la probabilidad de que el "cumplimiento" satírico de no una sino dos oraculos únicos del Nuevo Testamento: María sea "traspasada en el corazón" y su "buena porción no quitada ", ¿existiría dentro de un pasaje que también contiene una sátira accidental del cordero pascual del Nuevo Testamento?

Una relación interactiva hábilmente diseñada entre las dos obras también se muestra por el hecho de que las declaraciones programadas en el Nuevo Testamento ocurren en el mismo orden en que su "cumplimiento" ocurre en La Guerra de los Judíos. Claramente, el propósito de este tema cómico es confirmar que, dado que su "ministerio" ha cumplido todas las “profecías” predichas por los Evangelios, Tito es el Hijo del Hombre previsto por Yeshu HaMamzer, tal como se ha explicado en el Evangelio Hebreo de Mateo capítulo 103.

 

Volviendo al análisis de los acertijos de Lázaro, la pregunta surge de cómo la carne consumida en la fiesta de Lázaro podría haber sido del propio Lázaro, ya que en el Nuevo Testamento se le describe como habiendo sido resucitado de entre los muertos por Yeshu y habiendo estado "con" él durante la comida? Responder a esta pregunta requiere una cuidadosa lectura del pasaje en el que Yeshu "resucita" a Lázaro, que ocurre inmediatamente antes de la fiesta de Lázaro en el Evangelio de Juan 11:1-48

[11:1] Pero estaba enfermo un hombre, Lázaros de Vithanias (Betania), de la aldea de Marias y su hermana Martas.

[11:2] Y fue María la que ungió al señor [de gobierno] con ungüento y le secó los pies con sus cabellos, cuyo hermano Lázaros estaba enfermo.

[11:3] Entonces las hermanas enviaron a decirle: señor [de gobierno], he aquí el que amas está enfermo.

[11:4] Pero IeShu, al oírlo, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de dios, para que el Hijo [divino] de dios sea prestigiado por ella.

[11:5] Ahora, IeShu amaba a Martan, a su hermana y a Lazarón.

[11:6] Por tanto, cuando oyó que estaba enfermo, se quedó dos días en el lugar donde estaba.

11:7] luego, después de esto, dice a los discípulos: Vayamos de nuevo a Ïoudaia (Judea).

[11:8] Los discípulos le dicen: Ravveí, ahora los judíos querían apedrearte, ¿y otra vez vas allá?

[11:9] IeShu respondió: ¿No son las doce horas del día? Si alguno camina de día, no tropieza, porque ve la luz del mundo:

[11:10] si alguno camina de noche, tropieza, porque la luz no está en él.

[11:11] Él dijo estas cosas, y después de esto les dice: Nuestro filos (amado) Lázaros se ha dormido; pero voy para despertarlo.

[11:12] Entonces los discípulos le dijeron: señor [de gobierno], si duerme, será recuperado.

[11:13] IeShu, sin embargo, había hablado de su muerte; pero supusieron que hablaba del resto del sueño.

[11:14] Entonces IeShu les dijo abiertamente: Lázaros ha muerto;

[11:15] y me regocijo por ustedes, para que crean que yo no estuve allí; pero vayamos a él.

[11:16] Thomas, que se llama Didymos, dijo entonces a sus compañeros de discípulos: Vamos yo también a nosotros, para que muramos con él.

[11:17] IeShu vino, pues, y descubrió que había estado cuatro días en el sepulcro.

[11:18] Pero Vithania (Betania) estaba cerca de Ïerosolymon (Jerusalén), a unos quince estadios de distancia.

[11:19] Y muchos de los judíos habían ido a casa de Martán y Marían, para consolarles acerca de su hermano.

[11:20] Marta, pues, cuando oyó que IeShu venía, le salió al encuentro; pero María se sentó en la casa.

[11:21] Entonces Marta dijo a IeshU: señor [de gobierno], si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.

[11:22] Y ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará.

[11:23] IeShu le dice: Tu hermano resucitará.

[11:24] Marta le dice: Sé que resucitará en la resurrección, en el último día.

[11:25] IeShu le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá,

[11:26] y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás: ¿crees esto?

[11:27] Ella le dice: Sí, señor; he creído que tú eres el XhrestoS (el Bueno), el Hijo [divino] de dios, el que viene al kosmon (orden del gobierno romano).

[11:28] Y después de decir esto, se fue y llamó a Marían su hermana en secreto, diciendo: El didaskalos (poeta dramático) está presente y te llama.

[11:29] Al oírlo, se levantó rápidamente y se acercó a él;

[11:30] pero IeShu aún no había entrado en el pueblo, sino que estaba en el lugar donde Marta lo había encontrado.

[11:31] Por tanto, los judíos que estaban con ella en la casa y la consolaban, al ver que Marían se levantó pronto y salió, la siguieron, pensando que iba al sepulcro para llorar allí.

[11:32] María, pues, cuando llegó adonde estaba IeShu, al verlo, se postró a sus pies y le dijo: señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.

[11:33] IeShu, pues, cuando la vio llorar y a los judíos que la acompañaban llorando, se conmovió y se turbó en gran manera

[11:34] y dijo: ¿Dónde lo pusiste? Le dicen: señor, ven y mira.

[11:35] IeShu lloró.

[11:36] Por eso dijeron los judíos: Miren cuánto le gustaba.

[11:37] Pero algunos de ellos dijeron: ¿No podría este hombre, que abrió los ojos al ciego, haber hecho que ni siquiera este hombre muriera?

[11:38] IeShu, pues, otra vez conmovido en sí mismo, viene al sepulcro; pero era una cueva y sobre ella había una piedra.

[11:39] IeShu dice: Quita la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dice: señor, el olor ahora es repugnante; porque ha estado muerto cuatro días.

[11:40] IeShu le dice: ¿No te he dicho que si crees, verás la reputación de dios?

[11:41] Quitaron, pues, la piedra; pero IeShu alzó los ojos y dijo: Pater, te doy gracias porque me has escuchado.

[11:42] Pero yo sabía que siempre me escuchas; pero, sin embargo, a causa de la multitud que está alrededor, lo dije, para que crean que tú me enviaste.

[11:43] Y habiendo dicho estas cosas, clamó a gran voz: Lázar deuro’ exo’ (Lázar, ven fuera).

[11:44] Y salió el que había estado muerto, atado de pies y manos con tiras de lino (keiriais); y su rostro estaba envuelto con un sudario. IeShu les dice: Suéltenlo y déjenlo ir.

[11:45] Por tanto, muchos de los judíos que habían venido a Marían y habían visto lo que hacía, creyeron en él;

[11:46] pero algunos de ellos se fueron a los farisaious (separatistas) y les contaron lo que IeShu había hecho.

[11:47] Por tanto, los arjïereis (pontifex Maximus) y los farisaious (separatistas) reunieron al Synedrion (tribunal imperial romano) y dijeron: ¿Qué hacemos nosotros, porque este hombre hace muchas señales?

[11:48] Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los romanos y nos quitarán nuestro lugar y nuestra nación.

Note que en el pasaje Yeshu espera deliberadamente dos días antes de comenzar a visitar a Lázaro, permitiendo así que pasen un total de cuatro días antes de que llegue a la tumba, un punto que Marta menciona específicamente. Esto es diferente, por supuesto, del momento de la resurrección de Yeshu, que ocurre tres días después de su muerte. La diferencia entre las resurrecciones de Yeshu y Lázaro es significativa. Durante esta era, los judíos creían que el espíritu se había ido irrevocablemente al cuarto día después de la muerte de una persona. (ver. Hoshea’ 6:2: הַשְּׁלִישִׁי יְקִמֵנוּ) 

Es por eso que en el discurso de la “resurrección” de Yeshu ocurre al tercer día después de su muerte y aclara el significado de los pasajes paralelos de la "buena porción". La resurrección de Lázaro es una broma. Yeshu simplemente realiza un acto de iniciación a Lázaro para ingresarlo a su secta. Alguien que ha estado muerto durante cuatro días no puede volver a la vida. Esto también explica por qué Lázaro nunca habla después de haber sido "resucitado" de su tumba. Los muertos no pueden hablar. Note también la mención del hedor de la carne de Lázaro, que es paralelo al hedor de la carne humana en el pasaje donde Josefo describe la "buena porción" de María. La “profecía” de Yeshu acerca de la carne del "Hijo del Hombre", como siempre, se ha cumplido y su carne se come literalmente, no simbólicamente, al final fue canibalismo practicado en el primer círculo de su secta. 

 

El punto cómico detrás de la creación de la tradición cristiana de comer simbólicamente la carne de Yeshu está claro en los pasquines que involucran a "Lázaro" y "María". Los romanos crearon esta tradición para burlar el "hecho" de que el cuerpo de Eleazar había sido canibalizado por su familia y seguidores. Comprender este chiste también permite al lector comprender el punto cómico de la resurrección de Yeshu. Siendo eso que la tumba pensó ser del Mesías estaba vacío porque el cadáver había sido comido. 

 

Incluso si esta interpretación es correcta, es posible que la afirmación de que sus seguidores se comieron el cuerpo putrefacto de Yeshu fuera simplemente una ficción creada por los romanos para denigrar el movimiento herético de Yeshu. 

 

Debo señalar, sin embargo, que el Talmud registra que el canibalismo prevaleció durante los asedios romanos (Bet Melajim / 2 Reyes 6:26; Targum Yerushalmi sobre Vaicrá 26:29: בִּיְרוּשָׁלַיִם לְמֵיכַל בְּשַר בְּנֵיהוֹן וּבְנָתֵיהוֹן; T.B. Julin 92b; Ketubot 60a; Keriot 21b) y que tanto Suetonio como Josefo confirman que tuvo lugar durante el asedio de Jerusalén. Por ejemplo, la Sifra, Bejukotaí 6,3 adjunta la siguiente anécdota espantosa a su interpretación de Levítico 26:29:

אמרו עליו על דואג בן יוסף שמת והניח בן קטן לאמו והיתה מודדהו בטפחים בכל שנה ונותנת משקלו זהב לשמים וכשהקיפו מצודת ירושלים טבחתו בידה ואכלתו

ועליה מקונן ירמיה ואומר ריבוני אם תאכלנה נשים פרים עוללי טיפוחים

Dijeron sobre Doeg ben Yosef que murió y dejó un hijo pequeño con su esposa. Ella lo mediría en palmas cada año y donaría su peso en oro al cielo [es decir, el Templo]. Y cuando Jerusalén estuvo rodeada, ella lo mató con su propia mano y se lo comió.

Y de ella [dijo] Yirmiyahu [el autor de Lamentaciones según los rabinos] se lamentó y dijo: "Maestro mío, ay, las mujeres comen a sus propios recién nacidos" (Lamentaciones 2:20).

Cf. Yalkut Shimoni sobre Naj 1014:1.

Por otra parte, en el Talmud Bablí masejet Yoma 38b explica esté incidente:

אגב הזכרת הפסוק שואלים: מאי [מה] פירוש "ושם רשעים ירקב", מה משמעו של ריקבון בשם? אמר ר' אלעזר: כוונתו רקביבות תעלה בשמותן, ופירושו: דלא מסקינן בשמייהו [שאין אנו קוראים לאחרים בשמותיהם] ולכן השם נשכח במשך הדורות. מתיב [מקשה] על כך רבינא, מן המעשה המסופר על ימי חורבן הבית. מעשה בנער אחד שהיה נקרא דואג בן יוסף, שהניחו אביו ומת, והיה בן קטן לאמו והיתה אוהבתו ביותר בכל יום היתה אמו מודדתו בטפחים כמה גדל ונותנת משקלו, שנוסף, של זהב לבית המקדש. ולבסוף כשגבר אויב והיה הרעב הנורא בעיר טבחתו ואכלתו.

ועליה וכיוצא בה קונן ירמיה: "אם תאכלנה נשים פרים עללי טפחים" (איכה ב, כ), שאף עולל כזה שנמדד טפחים טפחים ("טיפוחים") אף הוא נאכל על ידי אמו. משיבה רוח הקדש להם ואומרת: מדוע אירע להם כך — "אם יהרג במקדש ה' כהן ונביא" (איכה ב, כ), על שנהרג זכריה בן יהוידע הכהן. ולפי דרכנו למדנו שהיה ילד שנקרא בשם דואג, ואף שהוא שמו של אדם רשע, ונמצא שקוראים בשמו של רשע! ומשיבים: חזי מאי סליק ביה [ראה מה עלתה בגורלו] של אותו ילד, שמה שאירע לו לילד זה אף הוא סימן רע.

(Traducción: § A propósito del versículo citado, la Guemará pregunta: ¿Cuál es el significado de: Pero el nombre de los malvados se pudrirá? ¿Cómo se pudre un nombre? Rabí Elazar dijo: Significa que la descomposición se extenderá sobre sus nombres, lo que significa que no llamamos a otros por sus nombres, y el nombre se hundirá en el olvido. Ravina planteó una objeción a un incidente que ocurrió durante la era del Segundo Templo. Hubo un incidente que involucró a Doeg ben Yosef, cuyo padre murió y lo dejó cuando era un niño pequeño a su madre, que lo amaba. Cada día su madre medía su altura en palmos y donó una medida de oro equivalente a que el peso que se ganó al templo. Más tarde, cuando el enemigo prevaleció y hubo una terrible hambruna en la ciudad, ella lo masacró y se lo comió.

Y con respecto a ella y a otros como ella, Yirmiyahu se lamentó: "¿Comerán las mujeres su fruto, los niños que tienen a su cuidado [tipujim]?" (Lamentaciones 2:20). La Guemará interpreta el término tipujim homiléticamente como una referencia a este bebé, que fue medido en palmas [tefajim]. Incluso a él se lo comió su madre. Y la Inspiración Divina (Ruaj HaKodesh) responde y dice: ¿Por qué sucedió esto? "¿Serán muertos el sacerdote y el profeta en el templo del Señor?" (Lamentaciones 2:20). Es el castigo por el asesinato del sacerdote Zacarías ben Joiada. Este incidente involucra a un niño llamado Doeg; a pesar de que la persona con ese nombre era malvada (ver I Samuel, capítulo 22 , el niño recibió su nombre. La Guemará responde: Mira lo que le sucedió. Claramente, su nombre era un mal presagio.)

 

La secta naciente que encabezaba Yeshu y su círculo íntimo; o bien, los asediados en Jerusalem que Josefo describe como los últimos que se resisten, bien pueden haberse involucrado la práctica del canibalismo. Si esto de hecho ocurrió y fue descubierto por los romanos, el evento proporcionó la sombría inspiración para la creación de un “Mesías” cristiano que ofrece su carne a sus seguidores. En cualquier caso, el sistema cómico creado por el Nuevo Testamento y La Guerra de los Judíos deja en claro que el canibalismo en el que participaron los meshumadim (apostatas seguidores de Yeshu) fue la base del concepto cristiano de un personaje que ofrece su carne.

 

Aunque el extraño hecho de que la carne de Yeshu fue la base del sacramento no se menciona a menudo hoy en día, es posible que este no haya sido el caso, durante los primeros siglos del cristianismo. Eusebio registró que los primeros cristianos tuvieron que defenderse de las acusaciones de infanticidio y canibalismo:

. . . ella contradijo a los blasfemos. “¿Cómo”, dijo, “podría comerse a los niños que no creen que sea lícito probar la sangre incluso de animales irracionales?” Y a partir de entonces se confesó como cristiana.

-Eusebio, Historia Eclesiástica, V, xxvi.

 

A los brujos se les atribuye la enseñanza sobre cuestiones morales, pero también canibalismo y con la práctica de técnicas para enviar hombres vivos al mundo de los muertos y traerlos de vuelta. Estos últimos fueron parodiados por Luciano en Farsalia 6:706-711, así como también a los brujos se les acusaba de canibalismo (ver. PGM IV.259ss) incluso en los papiros mágicos, se lee que Selene “bebe sangre humana, ... para comer carne (humana)” (ver. PGM 2483, y 2656S), además que sobre el sacrificio humano y el canibalismo se incluía a los antiguos cultos mágicos y misteriosos (incluido el cristianismo) (ver. Henrichs, Phoinikika, 28ff.) Particularmente es impresionante es el hecho de que Plinio el Viejo, alabando a los romanos por su prohibición de la magia, se refiere a los ritos de los brujos como: 

“atrocidades, en las que matar a un hombre era un acto de máxima piedad, e incluso comerse uno, el más saludable”, 

-Historia Natural XXX.13 (final); cf. XXV, 6. 

Lucano puede ser descartado como retórico, pero Plinio expresa la opinión legal mejor informada de la época de Nerón, y Horacio, aunque es un satírico, compadece el tipo de cosas que se pensaba que sucedían, y sin duda lo hicieron.

Es muy interesante que no haya evidencia de que los cristianos fueran, en general, subversivo en política, no, al menos, después del año 70 (cf. Brandon, Fall), y ellos generalmente no fueron acusados de planear una revolución política. Lo sí fueron acusados de fue la práctica de la brujería y otros crímenes asociados con la magia: sacrificio humano, canibalismo e incesto (Vita Apollonii VIII.5; Bidez-Cumont, Mages 78s). La acusación de brujería probablemente ya aparece en Suetonio, Nerón 16:3: Afflicti suppliciis Christiani, genus hominum superstitionis novae ac maleficae, ya que un maleficus es brujo por excelencia. 

Habiendo hecho referencia en primer lugar a la distinción obvia y bien conocida entre los judíos y la nueva secta cristiana (no se circuncidan y no observas el shabat), Justino Martir se pone a hablar sobre las “calumnias” que se difundían: 

que los cristianos celebran orgías durante las cuales practican canibalismo y sexo promiscuo.

Sin embargo, los mesiánicos y cristianos modernos podrían afirmar que Yeshu no era un brujo, sino un "hombre divino". El "hombre divino" para los griegos era un dios o un demonio disfrazado que se movía por el mundo en un cuerpo aparentemente humano, según se describe en la literatura antigua. Podía hacer todas las cosas benéficas que podía hacer un brujo, y también podía maldecir con eficacia, aunque, por supuesto, sólo maldeciría a los malvados. Hizo sus milagros gracias a su poder divino que lo habitaba y, por lo tanto, no necesitó rituales ni hechizos. Ésta era la prueba crítica por la cual se podía distinguir a un hombre divino de un brujo, por lo menos argumentarían sus seguidores mesiánicos. Los papiros mágicos describen una serie de ritos mediante los cuales uno puede obtener un espíritu como compañero constante. Un brujo que tiene tal espíritu a su servicio también puede prescindir de ritos y hechizos, solo necesita dar sus órdenes y serán obedecidas. Además, había algunos ritos mágicos que se suponía que deificaban al brujo, ya sea uniéndolo con algún dios en una unión permanente y perfecta (como Pablo afirmó estar unido a Yeshu), o cambiando la forma, naturaleza o poder de su alma para hacerla divina.

 

Un brujo que había sido tan deificado sería a partir de entonces un hombre divino y realizaría milagros por su propio poder, no por el de un espíritu. Si bien las diferencias teóricas entre el brujo y el hombre divino se difuminaron, persistieron importantes diferencias prácticas. El término "hombre divino" no tenía ninguna de las connotaciones desagradables asociadas a "brujo": nada de pertenencia a una sociedad secreta, incesto, adoración de demonios malvados, sacrificios humanos y otros sacrificios repulsivos, canibalismo o barbarie. En consecuencia, y lo mejor de todo, no convirtió en criminal al hombre que lo soportó.

 

Afortunadamente, tenemos un relato completo de un hombre divino, Apolonio de Tyana, que probablemente fue un contemporáneo más joven de Yeshu, aunque lo sobrevivió por mucho tiempo. Aún mejor, tenemos el ataque de un cristiano a Apolonio, un intento de demostrar que Yeshu es un brujo, que es paralelo al ataque de Celso a Yeshu

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!