4/24/2012

Capitulo 109: !Coman mi cuerpo, beban mi sangre!



פרק ק
''ט

[26] המה אוכלים ויקח יש''ו לחם ויברך ויחלקהו ויתן לתלמידיו ויאמר קחו ואכלו זה הוא גופי.
[27] ויקח את הכוס ויתן שבחים לאביו ויתן להם ויאמר שתו מזה כולכם.
[28] זהו דמי מברית חדשה אשר ישפך בעבור הרבים לכפרת עונות.
[29] אומר אני לכם לא אשתה אני מכאן ואילך מפרי הגפן הזאת עד היום ההוא שאשתה אותו חדש עמכם במלכות שמים.
[30] ויכלו ויצאו להר הזתים.

Capítulo 109.

[26] Estaban ellos comiendo y Yesh”u tomó un pan [con levadura] y bendijo y lo partió, lo dio a sus talmidim y dijo: 
“Tengan y coman; esto es mi cuerpo”.
[27] Y luego cogió la copa y dio alabanzas a su Padre y se la dio a ellos y dijo:
 “Beban de esto todos ustedes.
 [28] Esto es mi sangre del Nuevo Pacto, la cual se derramará por muchos para la expiación de los pecados. 
[29] Yo les digo a ustedes: 
¡No beberé del fruto de esta vid hasta ese día cuando lo beba nuevo con ustedes en el reino del cielo.
[30] (Y volvieron) y salieron al Monte de los Olivos.

Comentario.

Mateo-Hebreo capítulo 109: 26:-29 (Sobre Mateo-Griego 26:26-29)

Yesh”u invita a sus talmidim (discípulos) a participar de su última cena. El “judaísmo” mesiánico cree que es la cena de Pesaj, o el Rabino Shmulay Boteach quien retoma  a Hyam Maccoby creen que no precisamente es un seder de Pesaj, sino solo se trata de una simple cena.  Este momento es rememorado por la mayoría de las comunidades mesiánicas, nazarenas y cristianas pues se trata de una ceremonia instituida por el propio Yesh”u, conforme lo relatado por los evangelios y también por el “rav” Shaul de Tars"u (Pablo) en 1 Corintios 11:23-26:


“Porque yo recibí del señor la enseñanza que también os he transmitido: que el señor Yesh”u, la noche en que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió y dijo: "Tomad, comed. Esto es mi cuerpo que por vosotros es partido. Haced esto en memoria de mí". Asimismo, tomó también la copa después de haber cenado, y dijo: "Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre. Haced esto todas las veces que la bebáis en memoria de mí". Todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, anunciáis la muerte del señor, hasta que él venga”.
23 Ἐγὼ γὰρ παρέλαβον ἀπὸ τοῦ Κυρίου, ὃ καὶ παρέδωκα ὑμῖν, ὅτι ὁ Κύριος Ἰησοῦς ἐν τῇ νυκτὶ ᾗ παρεδίδοτο ἔλαβεν ἄρτον καὶ εὐχαριστήσας ἔκλασε καὶ εἶπε· 24 λάβετε, φάγετε· τοῦτό μού ἐστι τὸ σῶμα τὸ ὑπὲρ ὑμῶν κλώμενον· τοῦτο ποιεῖτε εἰς τὴν ἐμὴν ἀνάμνησιν. 25 ὡσαύτως καὶ τὸ ποτήριον μετὰ τὸ δειπνῆσαι λέγων· τοῦτο τὸ ποτήριον ἡ καινὴ διαθήκη ἐστὶν ἐν τῷ ἐμῷ αἵματι· τοῦτο ποιεῖτε, ὁσάκις ἂν πίνητε, εἰς τὴν ἐμὴν ἀνάμνησιν. 26 ὁσάκις γὰρ ἂν ἐσθίητε τὸν ἄρτον τοῦτον καὶ τὸ ποτήριον τοῦτο πίνητε, τὸν θάνατον τοῦ Κυρίου καταγγέλλετε, ἄχρις οὗ ἂν ἔλθῃ. 
Este pasaje y su ceremonia ocultan, tras su carga emotiva, la instauración de un ritual totalmente ajeno a la Torah: Se invita a los seguidores de Yesh”u a participar de comer su carne (representada en el pan) y beber su sangre (representada en el vino).

Cualquier forma de antropofagia (comer carne humana o su sangre), aunque sólo sea a través de un ritual simbólico, está condenada por el Di-s el Etern-o en el Tana”j:

 חֻקַּת עוֹלָם לְדֹרֹתֵיכֶם בְּכֹל מוֹשְׁבֹתֵיכֶם כָּל-חֵלֶב וְכָל-דָּם לֹא תֹאכֵלוּ
Este será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones. En cualquier lugar que habitéis, no comeréis nada de sebo ni nada de sangre.
Vaicra / Levítico 3:17 

Mientras que en Divre Hayamim Alef /1 Crónicas 11:19 donde David HaMelej desiste de beber agua porque entendía que era como beber la sangre de aquellos que arriesgaron su vida para ir a buscarla:

וַיֹּאמֶר חָלִילָה לִּי מֵאֱלֹהַי מֵעֲשׂוֹת זֹאת הֲדַם הָאֲנָשִׁים הָאֵלֶּה אֶשְׁתֶּה בְנַפְשׁוֹתָם כִּי בְנַפְשׁוֹתָם הֱבִיאוּם וְלֹא אָבָה לִשְׁתּוֹתָם אֵלֶּה עָשׂוּ שְׁלֹשֶׁת הַגִּבּוֹרִים

“diciendo: “Di-s no permita que yo haga esto, ¿he de beber acaso la sangre de estos hombres que han arriesgado sus vidas? Por cuanto con riesgo  para sus vidas trajeron agua”. Por lo tanto no quiso beberla. Tales cosas hicieron aquellos tres valientes”

Traducción Moisés Katznelson, La Biblia Hebreo-Español, Ed Sinai, Tel-Aviv Israel, 1996, vol II, p. 1294.

Y preste atención a todos los mandamientos y enseñanzas de la Torah sobre el particular y comprenderá que es imposible que se apoye un ritual como el descrito.

Muchas comunidades mesiánicas celebran periódicamente este Pesaj de Yesh”u con su ritual. En algunos casos todos participan del pan ácimo (matzah) y el vino. En otros, sólo los elegidos pueden acceder a comer “el cuerpo y beber la sangre de Yesh”u”, conforme los impulsaría un supuesto llamado interior de su Di”s, (jas veshalom!). Si tenemos en cuenta el alto grado de valor de verdad que tienen, para los partícipes en estas ceremonias, su pan y su vino “sagrados”, que simbólicamente se convierten en la carne y la sangre de Yesh”u, debemos reconocer (y aún ellos mismos) que están participando de un ágape donde son ingeridas sangre y carne humanas. Seguramente ninguna de estas personas comería ni siquiera un minúsculo trozo de carne ni bebería unas gotas de sangre si supiera que son de origen humano. Todos coincidirán en que el canibalismo es una práctica horrenda presente en algunos grupos indígenas aislados. Sin embargo, se realiza este ritual que, aún bajo el hecho de que se trate de una mera representación, no está excluido de ser un acto de canibalismo simbólico.

Algunas comunidades sostienen, inclusive, que el pan y el vino se convierten realmente en el cuerpo y la sangre de Yesh”u. Esto no nos debe sorprender dado que el propio “Rav” Shaul de Tars"u (Pablo), conocido como el shaliaj (apóstol) de los gentiles (los no judíos), convoca a esa creencia al afirmar:

27 ὥστε ὃς ἂν ἐσθίῃ τὸν ἄρτον τοῦτον ἢ πίνῃ τὸ ποτήριον τοῦ Κυρίου ἀναξίως, ἔνοχος ἔσται τοῦ σώματος καὶ τοῦ αἵματος τοῦ Κυρίου. 28 δοκιμαζέτω δὲ ἄνθρωπος ἑαυτόν, καὶ οὕτως ἐκ τοῦ ἄρτου ἐσθιέτω καὶ ἐκ τοῦ ποτηρίου πινέτω· 29 ὁ γὰρ ἐσθίων καὶ πίνων ἀναξίως κρῖμα ἑαυτῷ ἐσθίει καὶ πίνει, μὴ διακρίνων τὸ σῶμα τοῦ Κυρίου. 

“Así pues, cualquiera que come del pan o bebe de la copa del señor de manera indigna, comete un pecado contra el cuerpo y la sangre del señor. Por tanto, cada uno debe examinar su propia conciencia antes de comer del pan y beber de la copa. Porque si come y bebe sin fijarse en que se trata del cuerpo del señor, para su propio castigo come y bebe”

1 Corintios 11:27-29

Como ya señalé, en la Torah se establece claramente:

 חֻקַּת עוֹלָם לְדֹרֹתֵיכֶם בְּכֹל מוֹשְׁבֹתֵיכֶם כָּל-חֵלֶב וְכָל-דָּם לֹא תֹאכֵלוּ

 "Este será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones. En cualquier lugar que habitéis, no comeréis nada de sebo ni nada de sangre"
Vaicra / Levítico 3:17

Si está expresamente prohibido ingerir sangre de cualquier tipo, y también se advierte sobre no comer nada de sebo: ¿Cree Usted que comer carne humana estará aprobado?, ¿Cree Usted que el mesías bíblico invitaría a sus seguidores a realizar una ceremonia de esas características contrarias a la Torah?

1 comentario:

  1. Absolutamente de acuerdo. Además fabrican y adoran imágenes, lo cual está explícitamente prohibido en la Toráh.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para nosotros!