8/28/2011

Shem-Tov; פרק כ-Capitulo 20 (el mandamiento ficticio de odiar al enemigo)



פרק כ 

[43] עוד אמר יש''ו לתלמידיו שמעתם מה שנאמר לקדמונים ואהבת לאוהבך ותשנא לשונאך.
[44] ואני אומר לכם אהבו אויביכם ועשו טובה לשונאכם ומכעיסכם והתפללו בשביל רודפיכם ולוחציכם
[45] למען תהיו בני אביכם שבשמים שמזריח שמשו על טובים ורעים וממטיר על רשעים וצדיקים.
[46] אם תאהבו אוהביכם איזה שכר לכם? הלא עזי פנים אוהבים אוהביהם?
 …[47]
[48] היו אתם תמיהים כאשר תם אביכם.

Capitulo 20

43 De nuevo dijo Yesh”u a sus discípulos: “Ustedes han oído lo que se dijo a los antiguos: 'Y amarás al que te ama y odiarás al que te odia”.
44 Y yo les digo: Amen a sus enemigos y hagan bien al que los odia y los molesta, y recen por los que los persiguen y los vejan,
45 En lo que concierne para que sean hijos de su Padre que está en el cielo quien hace salir su sol sobre buenos y malos y hace llover sobre malvados y justos”.
46 “Si aman a los que los aman a ustedes, ¿cuál es su recompensa? ¿No aman los desvergonzados a quienes los aman?
(47)   […no existe…]
48 Sean ustedes íntegros como es su Padre.  

Comentario.

Yeshu HaMamzer hace referencia a la Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:18, sin embargo omite una parte de este pasuk:

Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:18


ויקרא יט

No tomarás venganza ni guardaras rencor contra tu hermano en tu corazón, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Lo ordeno) Yo, el Eterno.
 יח לֹא-תִקֹּם וְלֹא-תִטֹּר אֶת-בְּנֵי עַמֶּךָ וְאָהַבְתָּ לְרֵעֲךָ כָּמוֹךָ  אֲנִי ה

La misma Torah es por si misma clara en:

a)   No vengarse.
b)   No guardar rencor contra otro judío.
c)    amar al prójimo.
d)   Los demás incisos, están instituidos por el mismo Di”s.

Yesh”u extirpa este mensaje, y lo remite esto como si fuera vox populi y realiza sus enunciados de forma que parezca como si expresara: “Ustedes han oído lo que se dijo a los antiguos”.

Debemos ver y reconocer que es un equivalente a decir: “Anteriormente, Di”s les dijo esto; pero yo lo repruebo lo que dice la Torah y les digo que a partir de ahora hagan esto otro”. Seguramente, esto no escapó al análisis de una gran mayoría de sus contemporáneos. 

Con relación al párrafo que nos ocupa, es obligado decir que: No existe mandato bíblico que diga: “Odiarás a tu enemigo”; la única referencia que existe es la vinculada con la de los Benei Tzdok (esenios), encontrada en el Sherej HaYajad (סרך היחד-Regla de la Comunidad):


1QS (Sherej HaYajadס) --ד1:9-10 TQ, 60
1QS (Sherej HaYajad) 9:21-22 TQ, 60
“…amar a todos los hijos de la luz, cada uno según su lote en el plan de Di”s, y odiar a todos los hijos de la tinieblas, cada uno según su culpa en la venganza de Di”s”
“…y éstas son las disposiciones de conducta para el Mevaker (superintendente) en estos tiempos, sobre su amor y su odio. Odio eterno para los hombres de la fosa…”


         Tampoco se podría justificar las palabras de Yesh”u, bajo la regla qumraní (tzdokita o esenia) por las siguientes consideraciones:

a)   Los esenios o Bene Tzdok no existieron como secta o rito en la epoca de Mosheh Rabenu, por lo que no aplica las palabras de: “Ustedes han oído lo que se dijo a los antiguos”.
b)   Los hijos de luz, solo era aplicable a los mismos esenios, los hijos de la oscuridad se incluía a los perushim (explicadores o fariseos), tzdokim (saduceos), betusim (betuseanos), glilim (galileos), apikorosim (apostatas o helenistas), en este contexto hasta el mismo Yesh”u hubiera sido tipificado como un hijo de la oscuridad.
c)    La regla qumraníta solo era aplicable dentro de su misma comunidad, no estaba atomizada en la antigua ciudadanía israelí, ni en la diaspora, por lo que no se aplica como una mitzva ta’ase de’Oraita (precepto positivo de procedencia oral), por estar en plena contradicción con la mitzva ta’aseh (precepto positivo) de ‘lo-tisná et-ajijá’ (‘no odiaras a tu prójimo’) la cual se encuentra en la Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:17.

Lo único que encontramos es simple y vulgar verborragia de este pérfido personaje.

Cualquier persona puede inferir, con tan sólo leer la Torah, que el odio o la falta de respeto a la persona o la propiedad de otro, es contrario al contenido ético de los mismos.

Leyendo el Tana”j (Biblia Hebrea), pueden apreciarse algunos mandatos de un valor significativo:



Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:17
Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:18
Parashah K’doshim Sefer Vaicrá (Levitico) 19:33-34
No odiaras a tu prójimo en tu corazón, pero reprenderás a tu compañero (que haya pecado), para no cargar tú también con su pecado. (Lo ordeno) Yo, el Etern-o.
No tomarás venganza ni guardaras rencor contra tu hermano en tu corazón, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Lo ordeno) Yo, el Eterno.
Y si un extranjero viviere contigo en la tierra no lo engañaras; antes bien lo tratarás como un nativo, amándolo como a ti mismo, por cuanto extranjeros fuiste en la tierra de Mitzraim. (Lo ordeno) Yo, el Etern-o, vuestro Elokim.



También se invita a no ser vengativo:

Parashah Ha’azinu, Sefer Devarim 32:35


דברים לב

Mías son la venganza y la recompensa, para cuando tropiece el pie (de los pecadores).

  {ס}  לה לִי נָקָם וְשִׁלֵּם  {ר}

לְעֵת תָּמוּט רַגְלָם 

Se alude expresamente a la relación para con los pecadores, por otra parte a los enemigos se refiere lo siguiente:

Parashah Tisa’, Sefer Shmot (Éxodo) 23:4-5
Mishlei / Proverbios 25:21
Mishlei / Proverbios 24:17
Mishlei / Proverbios 20:22
‘Cuando encontrares un buey de tu enemigo o su asno extraviado, se lo devolverás. Cuando vieres al asno del que te odia arrastrándose penosamente por carga pesada, no pasarás de largo, sino que lo ayudarás.
Si tu enemigo estuviere hambriento, dale pan que comer. Y si tuviese sed, dale agua que beber.
No te regociges cuando cae tu enemigo, y no se alegre tu corazón cuando tropieza.
No digas: Yo mismo vengaré el mal; espera al Etern-o, Él te salvara.


A continuación de la falsa premisa que prologa la enunciación de Yesh”u (Escucharon que fue dicho: ...Odiarás a tu enemigo), se señala una “nueva ética”, tan singular y descuidada como la que acabamos de ver en los versículos del análisis anterior. Dice: “Amen a sus enemigos”.

Anteriormente había señalado (capitulo 19) que, a través de una actitud que implica un abandono en la búsqueda de la justicia, se deje actuar libremente a los malvados. Este es el mejor momento para agregar que, además, se los ame.

Siguiendo esa línea de pensamiento, que va a ser rematada después con otras dos proposiciones: “Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes” y “No juzguen, para no ser juzgados”  (Mateo Griego 6:14,15; 7:1)  debemos concluir que la idea predominante sería:

“Amar perdonar y omitir un juicio veraz a los grandes corruptos, destructores y asesinos, que tiñeron y tiñen la tierra de sangre inocente”.

Los conciudadanos judíos de la época sabían por la educación judía impartida en las yeshivot (academias rabínicas) tres cosas:

a)   “Tú, en cambio (oh Israel) serás integro ante el Etern-o tu Di”s”. (Parashah Shoftim, Sefer Devarim / Deuteronomio 18:13).
b)   “Por cuanto el Etern-o es justo, él ama la rectitud. Los rectos contemplarán Su rostro” ( Tehilim / Salmo 11:7)
c)    “El temor del Etern-o (consiste en) odiar al mal. A la altanería, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa Yo los odio” (Mishlei / Proverbios 8:13).

Estas tres citas nos muestran un punto de vista del judaísmo sobre el asunto: La obligación de ser íntegros ante Di”s; ser justos y amar la justicia; recordar que no habría justicia si se perdona la iniquidad; aborrecer el mal.

Queda evidenciado que en este punto, como en otros, no hay concordancia entre la propuesta verborragia de Yesh”u y los preceptos de la Torah, que también nos declaran:

Yeshayah 48:22
Yeshayah 57:21
No hay paz, dice el Etern-o con relación a los malvados.
No hay paz, dice mi Di”s con respecto a los malvados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!