2/18/2018

¿Leyes Noajidas en Hechos 15? ¿noajidas-cristianos?

BS"D



Los judíos-mesiánicos en su desesperación de forzar su libro para que sus creencias y sus “rabinos” sean aceptados en el seno de la comunidad judía de cada país, se han inventado que el Nuevo Testamento también cristalizó la Torah Oral y que por ello también se incluya la mención de las 7 Leyes Noajidas.


Según los misioneros de la secta de los natzratim del Sr. Avdiel Frías de Miami, utilizan el Códice א (Codex Sinaiticus) para el libro de los Hechos de los Apóstoles, el cual es un manuscrito del siglo IV de la versión griega de la Biblia. Por otra parte, otros grupos hebreo-cristianos utilizan la versión aramea de la Peshita la cual data del año 435 de la Era Vulgar en Edesa. En tal caso utilizaremos ambos textos para esclarecer la inconsistencia de tales creencias.


¿Qué son las leyes noajidas y de dónde surgen?


Di’s le habla a Noaj (Noé) y a sus hijos cuando salen del arca: 'He aquí, establezco mi pacto contigo, y con tu simiente después de ti'. (Berreshit / Génesis 9: 9)

Aunque los textos rabínicos conservan diversas tradiciones sobre los detalles de este pacto, el Talmud informa lo siguiente:
תנו רבנן שבע מצות נצטוו בני נח דינין וברכת השם ע"ז גילוי עריות ושפיכות דמים וגזל ואבר מן החי
§ Dado que se ha mencionado las halajot de los descendientes de Noaj, se presenta una discusión completa de las mitzvot de Noaj. Los sabios enseñaron en una baraita: a los descendientes de Noaj, es decir, a toda la humanidad, se les ordenó observar siete mitzvot: 1) la mitzvá de establecer tribunales de juicio; 2) la prohibición de la bendición, es decir, la maldición, el nombre de Di’s; 3) la prohibición de la adoración de ídolos; 4) la prohibición de las relaciones sexuales prohibidas; 5) la prohibición del derramamiento de sangre; 6) prohibición de robo; y 7) la prohibición de comer una extremidad de un animal vivo.
-Talmud Bavlí Masejet Sanedrín 56a; véase Tosefta Avodah Zarah 8:4 y Midrash Berreshit Rabá 34: 8.


La prohibición contra la idolatría se refiere específicamente a la adoración idólatra, y no a las creencias. En generaciones posteriores, los judíos debían determinar si las culturas religiosas prevalecientes en las que vivían eran idólatras. Dado que el Islam es estrictamente monoteísta, los musulmanes siempre se han considerado como noajidas. Desde finales de la Edad Media, los judíos han reconocido que la doctrina cristiana de la Trinidad como idolatría.
La prohibición contra el robo incluye el secuestro, el engaño de un empleado o un empleador, y una variedad de actos similares.
La prohibición contra la sexualidad ilícita incluye seis prohibiciones particulares, derivadas de un solo verso:
Los noajidas tienen prohibido participar en seis relaciones sexuales ilícitas: con la madre de uno, con la esposa de un padre, con la esposa de otro hombre, con su hermana de la misma madre, en una unión homosexual masculina y con un animal que dice: “Por lo tanto, un hombre deja a su padre ... 'esto se refiere a la esposa de su padre; 'y su madre ...' se refiere a la madre; ' y aferrarse a su esposa ...' y no a la esposa de otro; ' esposa ...' y no una unión homosexual; ' y conviértase en una sola carne'( Génesis 2:24 ) excluyendo animales ...
-RaMBa”M, Ya”d Jazaka, Leyes de Reyes, 9: 5.
Comer carne de un animal vivo es como los rabinos entendieron "Pero la carne con su vida, que es su sangre, no comerás" ( Berreshit 9: 4 ). Se ha sugerido que la costumbre de comer una extremidad amputada de un animal era una forma de mantener el resto de la carne fresca en los días previos a la refrigeración.


La obligación de crear un sistema de leyes.
Según el filósofo y codificador medieval Rabí Mosheh ben Maimun o RaMBa”M, el sistema legal que Noajidas debe establecer específicamente castigos por infracciones de las otras seis leyes Noájidas (Leyes de Reyes 9:14). El RaMBa”N o Najmanides, un comentarista bíblico medieval, entiende la obligación más ampliamente:


En mi opinión, las leyes que los Noajidas establecerán de acuerdo con sus siete mandamientos no son solo para establecer cortes en cada pueblo, sino que también se les ordenó en cuanto a robo, abuso, usura, relaciones laborales, daños, préstamos, negocios y similares, tal como se le ordenó a Israel que estableciera leyes en estos asuntos.


-RaMBa”N, Comentario a Berreshit 34:13.
Las autoridades posteriores, incluido el rabino Mosheh Sofer (1763-1839), afirman que Maimónides no excluyó lo que Najmanides había incluido, pero que Maimónides consideró que todas estas leyes se incluyen bajo la prohibición del "robo". Rabino Neftali Tzvi Yehudah Berlín (1817) -1893) afirma que el enfoque de Najmanides requiere que los no judíos legislen sobre estos asuntos, pero los detalles y la formulación de la legislación se dejan a su discreción.

¿Esto es lo que se enseña en el Libro de los Hechos de los Apóstoles capítulo 20?


En el libro de los Hechos de los Apostatas capitulo 15:20 y 29 se lee que Ya’acov [ben Pandira] propuso unas mitzvot “Noaj” a los seguidores goim de Yeshu HaMamzer, dos versos son los que sostienen tal creencia:


Códice א
Peshita
[20] pero les escribimos que se abstengan de la contaminación de ídolos, y de lascivia, y de lo estrangulado, y de la sangre.
επι τον θν αλλα ε πιϲτιλαι αυτοιϲ του  απεχεϲθαι των α λιϲγηματων τω  ειδωλων και τηϲ  πορνιαϲ και του  πνικτου και του.

Pero que se les envíe la palabra, que se mantengan alejados de la contaminación del [semen], del sacrificio, y de la prostitución, de lo estrangulado, y de la sangre.
[20] לא נשׁתלח להון דנהוון פריקין מן טמאותא דדביחא ומן זניותא ומן דחניקא ומן דמא
[29] que te abstengas de lo sacrificado a los ídolos, y sangre, y cosas estranguladas, y lascivia; de lo cual, si se guardan, lo harán bien. Despedida.
καιϲ απεχεϲθαι
ειδωλοθυτων
και αιματοϲ και
πνικτων και πορ
νιαϲ εξ ων διατη
ρουντεϲ εαυτουϲ
ευ πραξετε
ερρωϲθαι

para que te mantengas apartado de un sacrificio, y de sangre, y de lo estrangulado, y de la prostitución. Y si os guardáis de esto, haréis bien. Estad firmes en el señor.
[29] דתתרחקון מן דדביחא ומן דמא ומן חניקא ומן זניותא דכד תטרון נפשׁכון מן הלין שׁפיר תהוון הוו שׁרירין במרן


  1. Los ídolos o Impureza sexual.


Al leer al principio el Códice Alef, se puede deducir que se prohíbe que tales personas no se contaminaran de los ídolos (λιϲγηματων τω  ειδωλων = מִטֻּמְאוֹת הָאֱלִילִים), mientras que en la versión aramea de Edesa, se encuentra únicamente la palabra טַמאוּתָא (Tamuata’) la cual se deriva de la palabra hebrea טומאה‬ (Tumah) la cual hace un eco a Vaicra / Levítico 15, así como de esto se haría énfasis a una especie de ascetismo en el que se prohibiera tener relaciones sexuales. Por otra parte si tomamos en cuenta el Códice א conforme a la halajah (ley judía) encontrada en la Mishnah en Masejet Avodah Zara (3:6) encontramos la opinión de R’ Akivah quien considera que el ídolo comunica impureza con el transporte (אַף עֲבוֹדָה זָרָה מְטַמְּאָה בְמַשָּׂא), hasta aquí iría todo bien, ya que bajo tal opinión se respetaría que los seguidores goim de Yeshu no idolatrarán otra cosa, sin embargo en la versión aramea de Edesa, la cual se propagaría en las zonas de Antioquía, Damasco, Nisibin, Quenneshrin, Talada, Tur Abdin, Abiabene, Ctesifon, Batnan, Jerusalem, Jarput, Malankara, Mardin, Urhoy, Estranghela, y Niniveh es decir todo el Medio Oriente se daba a entender que tan solamente se guardarán de impureza sexual, pero en ningún momento los textos arameos que circularon en Medio Oriente se hacía mención la palabra ‘ídolos’. Es decir, para el cristianismo occidental estaban prohibidos los ídolos greco-romanos, mientras que para el cristianismo oriental tan solo estaba prohibida la impureza sexual y de forma tácita estaba permitido el culto a los ídolos. Nuevamente existe la problemática del Nuevo Testamento en que sus textos no se ponen de acuerdo, por lo que da como resultado que tal texto no es inspirado divinamente.


B) ¿Abstenerse del sacrificio?


Tras haber visto que en la versión griega es distinta a la versión aramea de la Peshita, hemos encontrado que en tal texto no incluye la expresión ‘ídolos’ (אֱלִילִים), tal como aparece en las modernas traducciones al castellano. La versión aramea de Hechos, aparece en los dos versículos (20 y 29) la expresión ‘da’dbija-דַּדבִיחָא’ (sacrificio). Tal palabra se encuentra además de estos dos versículos de Hechos 20, en Marcos 14:12 en el cual se hace alusión al ‘sacrificio pascual de los judíos’ (Dabjin ihudaie petzja’ דָּבחִין יִהוּדָיֵא פֵּצחָא). Tal palabra aramea la encontramos en el libro de Ezra/Edras 6:3:


En el primer año del rey Koresh, el rey Koresh emitió una orden concerniente a la Casa de Di’s en Jerusalén: "Que la casa sea reconstruida, un lugar para ofrecer sacrificios (דִּבְחִ֔ין), con una base elevada. Que tenga sesenta codos de alto y sesenta codos de ancho.
בִּשְׁנַ֨ת חֲדָ֜ה לְכ֣וֹרֶשׁ מַלְכָּ֗א כּ֣וֹרֶשׁ מַלְכָּא֮ שָׂ֣ם טְעֵם֒ בֵּית־אֱלָהָ֤א בִֽירוּשְׁלֶם֙ בַּיְתָ֣א יִתְבְּנֵ֔א אֲתַר֙ דִּֽי־דָבְחִ֣ין דִּבְחִ֔ין וְאֻשּׁ֖וֹהִי מְסֽוֹבְלִ֑ין רוּמֵהּ֙ אַמִּ֣ין שִׁתִּ֔ין פְּתָיֵ֖הּ אַמִּ֥ין שִׁתִּֽין׃


Tal palabra también la encontramos en el Targum Onkelos Vaicra 17:5:

Esto es para que los israelitas traigan los sacrificios que han estado haciendo a campo abierto, para que los lleven ante el Etern-o, al sacerdote, a la entrada de la Tienda de la Reunión, y los ofrezcan como sacrificio de bien. ser para el Etern-o;
בְּדִיל דְּיַיְתוֹן בְּנֵי יִשְׂרָאֵל יָת דִּבְחֵיהוֹן דְּאִנּוּן דָּבְחִין עַל אַפֵּי חַקְלָא וְיַיְתוּנוּן לִקְדָם יְיָ לִתְרַע מַשְׁכַּן זִמְנָא לְוָת כָּהֲנָא וְיִכְּסוּן נִכְסַת קוּדְשִׁין קֳדָם יְיָ יָתְהוֹן׃

Lo mismo lo podemos encontrar en el Targum de Onkelos Bemidbar 23:1, 4, 14, 29. Incluso RaSh”i, como el RaSa”G (Rav Sa’adia Gaón) explican que las palabras en Ezra 6:3 se refieren a los sacrificios (זבחים) RaSh”i: אתר די דבחין. שהוא מקום שזובחים שם זבח RaSa”G: אתר די דבחין. מקום אשר הם הזבחים זובחים.


Todo indica que Ya’acob ben Pandira consideraba que aquellos gentiles se abstuvieran de hacer sacrificios (דביחא), aquí se podría pensar que son los sacrificios a la idolatría, sin embargo nunca se menciona la palabra ídolos. En la Peshita se utiliza la palabra ‘דביחא’ la cual como hemos comprobado es correspondiente a la palabra hebrea ‘זבח’ tal como aparece en Berreshit 31:54:
וַיִּזְבַּח יַעֲקֹב זֶבַח בָּהָר, וַיִּקְרָא לְאֶחָיו לֶאֱכָל-לָחֶם; וַיֹּאכְלוּ לֶחֶם, וַיָּלִינוּ בָּהָר.
‘Y Ya’acov degolló animales en la montaña, y llamço a sus parientes para que comieran pan.’


La palabra זבח generalmente se refiere al degüello  o inmolación de un animal para ofrenda, un sacrificio, tal como se aprecia en varias partes de la Torah (Shemot 8:4, 21, 22, 23, y 24; 12:27; 13:15; 20:20; 22:19; 23:18; 24:5; 32:8; 34:15; 34:15; Vaicrá 4:10, 26 y 31, entre otros pasajes).
No es raro encontrar en la literatura patrística en la que Ya’acov ben Pandira (Santiago el hermano de Yeshu), condenó el sacrificio de animales de cualquier forma (Homilias Pseudo Clementinas 3.45; 7.4, 7.8; Cfr. Epistulae ad Faustum XXII, 3), por ello es que encontramos en la versión aramea de Hechos de los Apóstoles que Ya’acov ben Pandira prohibía que los gentiles-justos se beneficiaran ofrecer sacrificios en el Beit HaMikdash (Templo de Jerusalem) cosa que los rabinos habían concedido a los noajidas (ver. Mishnah Masejet Shekalim 7:6: וְזֶה אֶחָד מֵהֶן, נָכְרִי שֶׁשִּׁלַּח עוֹלָתוֹ מִמְּדִינַת הַיָּם וְשִׁלַּח עִמָּהּ נְסָכִים, קְרֵבִין מִשֶׁלּוֹ. וְאִם לָאו, קְרֵבִין מִשֶּׁל צִבּוּר; Cfr. Sefer Vaicrá 22:18).


C) Alejados de la lascivia o de la prostitución.


En las recomendaciones que da Ya’acob ben Pandira, según el Códice Alef del Libro de los Hechos de los Apóstoles, tan solo les ordena a los goim-cristianos que se alejen de la lascivia (πορνείας) cuyo equivalente sería en hebreo זְנוּת, al parecer es una palabra que está de acuerdo con la versión de la Peshita la cual utiliza la palabra ‘זניותא’, tal recomendación estaría de acuerdo con la prohibición de  גילוי עריות. Sin embargo, históricamente los primeros cristianos o los seguidores de la secta de Yeshu siguen su consejo a tal extremo que las orgías sexuales se han convertido, por así decirlo, la "marca" de los creyentes en Yeshu. Esta acusación puede encontrarse desde el principio en la literatura pagana y cristiana, y no debe sorprender que R’ Eliezer fue acusado por las autoridades romanas. Ya aparece en el Diálogo con Tripo, el apologista cristiano Justino Martir, escrito en Roma alrededor de mediados del siglo II C.E., Justino se dirige a sus interlocutores judíos de la siguiente manera:
Mis amigos, ¿hay alguna acusación contra nosotros aparte de esto, que no observamos la Torah, ni la circuncisión de la carne como hicieron nuestros antepasados, ni observamos el shabat como ustedes? ¿O también condenas nuestras costumbres y moralejas? Esto es lo que digo, para que no creáis también que comamos carne humana y que después de nuestros banquetes apagamos las luces y nos entregamos a la sensualidad desenfrenada? ¿O sólo nos condenan por creer en tales doctrinas y tener opiniones que consideran falsas? (Justin, Dialogue, 10: 1 (en San Justino Mártir: Diálogo con Trypho, traductor Thomas B. Falls, rev. E introd. Thomas P. Halton, editor Michael Slusser, Washington, DC: Catholic University of America Press, 2003, página 18) Habiéndose referido primero a la distinción obvia y bien conocida entre los judíos y la nueva secta cristiana (no se circuncidan y no observan el shabat), Justino llega a hablar de las calumnias difundidas: que los cristianos celebran las orgías durante las cuales practican el canibalismo y el sexo promiscuo. La breve respuesta del judío Tripo ("Esta última carga es lo que nos sorprende, respondió Trifón. ​​Esas otras acusaciones que la camarilla alberga contra ti no son dignas de creer, porque son demasiado repulsivas para la naturaleza humana") revela que estas calumnias horribles son de hecho que no los toma muy en serio: la discusión posterior muestra que está preocupado principalmente por el hábito cristiano de no observar el shabat, las fiestas y no practicar la circuncisión. Además, parece ignorar la cuestión de quién es el autor de estas calumnias -o bien da la respuesta por sentado- y simplemente las rechaza como repulsivas. Sin embargo, más tarde, en el diálogo, Justino no deja ninguna duda de que él sostiene a los judíos responsables de las calumnias:
"Y tú [los judíos] le acusas [de Yeshu] de haber enseñado esas cosas irreverentes, tumultuosas y perversas, acusan a todos los que miran hacia arriba y lo reconocen como su Cristo, su maestro, y el Hijo de Di-s ".

Sin duda, las "cosas irreverentes, tumultuosas e inicuas" se refieren a las orgías de canibalismo y sexo mencionadas anteriormente, y sin duda tampoco que los judíos no sólo se presentan aquí como la fuente de las calumnias, sino como quienes la difunden sobre todo el mundo civilizado, enviando "a ciertos hombres escogidos por el voto" en todas las partes del imperio como representantes oficiales, "proclamando que un engañador, un Jesús de Galilea, ha iniciado una secta sin Di-s y sin Torah" (Διακηρύσσοντας ότι μια άθελη και άνομη αίρεση έχει ξεκινήσει από έναν εξαπατητή, έναν Ιησού της Γαλιλαίας) ¿además con un extraño ritual de canibalismo y sexo? Tertuliano, el colega más joven de Justino (segunda mitad del siglo II C.E.) informa más detalles gráficos. En su Apología, escrita en 197C, escribe:


Nos dicen que somos los más criminales de los hombres (sceleratissimi), en la partitura de nuestra matanza sacramental y la ingesta que lleva consigo (sacramento infanticidii et pabulo inde) y el incesto que sigue al banquete, donde los perros son nuestros proxenetas en la oscuridad, por cierto, y hacen una especie de decencia por las concupiscencias culpables, volcando las lámparas. Eso, en todo caso, es lo que siempre dices de nosotros; Y sin embargo no tomas ningún esfuerzo para traer a la luz del día lo que has estado diciendo de nosotros durante todo este tiempo. Entonces, yo digo, o bien lo sacas, si crees todo esto, o te niegas a creerlo después de dejarlo sin investigar.
Y aún más drástica es la parodia maliciosa de Tertuliano del supuesto ritual cristiano en el siguiente capítulo, invitando irónicamente al interlocutor judío a unirse a los cristianos:


Venga, hunda el cuchillo en el bebé, ningún enemigo, culpable de nada, hijo de todos; O, si ese es el trabajo de otro hombre, ¿simplemente se queda parado (eso es todo), por esta criatura humana muriendo antes de que haya vivido; Velad por el alma joven cuando escapa; Coger la sangre infantil, empalar su pan con ella; Comer y disfrutar. Mientras tanto, mientras te reclinas en tu sofá, cuenta los lugares donde puede estar tu madre, tu hermana; Haz una nota cuidadosa para que, cuando caiga la oscuridad de los perros, no te equivoques. Serás culpable de pecado, a menos que hayas cometido incesto. Tan iniciado, tan sellado, vives para siempre …
Debes tener un bebé, todavía tierno, que no puede saber nada de la muerte, que puede sonreír bajo tu cuchillo; Un pedazo de pan, para atrapar su sangre jugosa; Agrega candelabros y lámparas, un perro o dos, y algunos saltos para poner los perros que caen encima de las lámparas; Sobre todo, debes venir con tu madre y tu hermana.
Esta historia, como Elias Bickerman ha demostrado en un famoso artículo,no es otra cosa que la adaptación anticristiana de una narrativa de propaganda originalmente antijudía que acusa a los judíos de canibalismo ritual. Su propagandista antijudío más destacado es Apion, el erudito griego de origen egipcio en el primer siglo de la era de Alejandría, que, según Josefo, relata la calumnia maliciosa de los judíos, capturando, engordando, sacrificando y consumiendo finalmente la carne de un extranjero (griego) en un raro ritual. En nuestra versión anticristiana, el simposio clandestino consiste en los dos elementos del canibalismo y las orgías sexuales entre los participantes, más precisamente (en Tertuliano) las orgías sexuales incestuosas. La descripción más detallada de la segunda cita de Tertuliano, con la sangre del niño sacrificado recogido por el pan y luego compartida por todos los participantes, es claramente una parodia del vino y el pan de la Eucaristía. Y la orgía sexual incestuosa parece ser una inversión del mandamiento cristiano de amarse unos a otros. Por lo tanto, según los primeros Padres de la Iglesia, los judíos toman una narrativa de propaganda que originalmente fue dirigida contra ellos y la convierten en un poderoso arma anticristiana con el objetivo de desacreditar a la nueva secta una vez y para siempre. Irónicamente, en nuestro R’ Eliezer ben Hurkenus, son los rabinos los que adoptan esta propaganda anticristiana y la aplican a uno de ellos, para marcarla y eliminarla como el hereje.

D) De lo estrangulado-חניקא.


Según Ya’acov ben Pandira, los goim-cristianos se tendrían que abstenerse de comer de lo procedente de lo estrangulado, tal como se lee en la versión aramea de los Hechos de los Apóstoles con las palabras ‘ומֵן חנִיקָא’ o en griego ‘πνικτοῦ’ las cuales hacen alusión al estrangulamiento, es decir un animal privado de vida sin derramar su sangre. El Talmud Bavlí en el tratado de Avodah Zara 22b explica que los goim solían estrangular gansos los cuales estrangulaban, los cuales antes abusaban sexualmente, lo estrangulaban y posteriormente lo asaban para su consumo (גוי שלקח אווז מן השוק רבעה חנקה צלאה ואכלה). En tal caso Ya’acov ben Pandira que no se estrangulara [las aves], pero no dijo nada sobre otros tipos de conducta inmoral sobre las aves de corral. Incluso si los goim-mesianicos hicieran shejita (corte ritual) para sus propios alimentos, tal corte que ellos haces es considerado como nevelah (carroña) tal como se enseña en la Mishnah Masejet Julin 1:1, la cual transmite impureza, peor aún si lo hacen en el nombre del ídolo Yeshu HaMamzer, ya que el Brit HaMetumtam (N.T) enseña hacer tal práctica idolátrica. (Ver. Juan 14:13-14; 16:24; 15:16; 16:23-24; 20:31; Mateo 21:22; 1 de Juan 5:14, Colosenses 3:17.). En ningún momento Ya’acov ben Pandira ordenó a los goim-mesiánicos de no comer sobre la carne de un animal vivo, únicamente les ordeno el no estrangular, ergo, a las aves de corral, fuera de eso tanto en Hechos 15:20 y 29 no hace referencia a la prohibición de ‘אבר מן החי’ (la extremidad de un animal vivo). Según el Talmud Bavlí Masejet Pesajim 22b, -la omisión de de Ya’acov ben Pandira- implicaría directamente la transgresión a lo que ordena Vaicra perek 19 pasuk 14 (Levítico 19:14) y sobretodo en Berreshit/Génesis 9:4 ya que él, como líder de los judeo-cristianos, puso un tropiezo sobre los gentiles, Ya’acov ben Pandira lo que hizo fue violar esta prohibición de forma indirecta.



E) Abstenerse de ingerir sangre.


Al parecer la recomendación de no ingerir sangre ‘מֵן דּמָא’ es lo único que fue más o menos fue atinado Ya’acov ben Pandira, fuera de esto, no prohibe la adoración de ídolos, no prohíbe maldecir a Di’s, no ordenó establecer tribunales de justicia, no prohibió el asesinato, no prohibió el robo, no prohibió el consumir la carne de un animal vivo, y sobre la prohibición de inmoralidad sexual en la praxis de los goím-mesiánicos de los primeros siglos no la llevaron a la práctica. Sobre el tema de la abstención de ingerir sangre, sin embargo en el mismo Nuevo Testamento se opone esto, ya que el mismo Yeshu permitió que sus seguidores bebieran de su sangre (Ver. Juan 6:54, Juan 6:55, Juan 6:56, 1 Corintios 10:16, 1 Corintios 11:24). Según el cristianismo esto se hace de forma simbólica,  la sangre = vida (Cfr. Devarim 12:23), pero tal simbolismo que da Yeshu, como el apikores de Pablo de Tarso, va en contrasentido con lo que dice el Tana”j (Biblia Hebrea), en la que Di’s es el único dador de vida (Ver. Génesis 2:7; Job 33:4, Nehemías 9:6; Jeremías 38:16; Deuteronomio 32:39; 1 Samuel 2:6; Salmos 36:9) Tal simbolismo permite el paso, la circulación de otro nivel, el nivel de la idolatría conceptual hacia Yeshu (Cfr. Eliade Mircea, Tratado de Historia de las Religiones, p. 404). A continuación les mostramos la tambla comparativa de los “Mitzvot” del tal Ya’acov ben Pandira versus Mitzvot Noaj:

Mitzvot de Ya’acob ben Pandira
Mitzvot Noaj
OMITIO
No adorar ídolos.
OMITIO
No maldecir a Dios
OMITIO
Establecer tribunales de justicia.
OMITIO
No cometer asesinato.
No cometer ‘prostitución’ (זניותא), separarse de la ‘inmundicia del semen’ (טמאותא)
No cometer adulterio o inmoralidad sexual.
OMITIO
No robar
No comer lo ‘estrangulado’ (חניקא) de un animal.
No ingerir ‘sangre’ (דמא).
No comer carne arrancada de un animal vivo.


Post Scríptum-נ.ב
Según en el manuscrito encontrado por los profesores Shmuel Miklos Stern, y Shlomo Pines en el siglo pasado en Turquía, el denominado Tathbit, en el folio 70a indica al parecer unos ‘hechos’ correspondientes a los de Hechos 15:1-29. Sin embargo, la actitud de los Hechos canónicos hacia la conversión de los gentiles en Antioquía, a la que dan la bienvenida, es diametralmente opuesta a la de la cita que deplora el abandono de las exigencias de la Torah de Mosheh con vistas a esta conversión a un judaísmo laxo. El texto dice:


Esto se desprende claramente de los Evangelios que están con ellos ya los que se refieren y de su libro, conocido como el Libro de Praxeis (Hechos). (Kitab 'fraskas) Un grupo (qawm) de cristianos (al-nashara) salió de Jerusalén (Bayt al-Maqdis) y vino a Antioquía y a otras ciudades de Siria (al-Sham).
Ellos exhortaron al pueblo (a obedecer) la ley (al-sunna) de la Toráh, a prohibir ofrecer sacrificios a los que no tienen las calificaciones necesarias, (a observar la práctica de) la circuncisión, a observar el shabat, a prohibir el cerdo y otras cosas (prohibidas) por la Toráh. Estas cosas fueron consideradas como pesadas por los gentiles (Al-umam / el pueblo gentil) y se dieron poca cuenta (de las exhortaciones). ( הם קראו לעם לציית להלכה של התורה, לאסור קרבנות למי שאין לו הכישורים הדרושים (לקיים) ברית מילה, לקיים שבת, לאסור חזיר ודברים אחרים (אסור) על ידי התורה. דברים אלה נחשבו כבדים על ידי הגויים והם לקחו מעט תשומת לב (של הטפות). ودعوا الشعب إلى طاعة السنة من التوراة، وحظر تقديم التضحيات لأولئك الذين ليس لديهم المؤهلات اللازمة (ممارسة دقيقة أهليها) (لممارسة) الختان، للاحتفال السبت، لحظر لحم الخنزير وغيرها من الأشياء (ممنوع) من التوراة. واعتبرت هذه الأمور مرهقة من قبل الأمم وأخذوا إشعارا ضئيلا (من الإرشاد))

Entonces, los cristianos de Jerusalén (نازارينس من بيت المقدس-נוצרי ירושלים) se reunieron para tomar consejo sobre las estratagemas que se debían emplear con respecto a los gentiles con el fin de hacer responder a estos y que obedezcan. Ellos eran de la opinión de que era necesario mezclarse con los gentiles, hacerles concesiones (rukhs), descender [la Torah] a (ellos nivel de) sus creencias erróneas, comer (una porción) de los sacrificios que ofrecen,  adoptar sus costumbres y para aprobar su camino (de la vida).  Y compusieron un libro sobre esto.'


Es posible que esta cita perteneciera a los Hechos Judeo-Cristianos de los Apóstoles, la Praxeis de tal texto. Sin embargo, en lo que se refiere a este texto en particular, los Praxeis en cuestión parecen derivarse de los Hechos canónicos. A diferencia de nuestro primer texto histórico, no pertenecen a una tradición independiente. Es interesante que en tal texto se acentúan las palabras: “דברים אלה נחשבו כבדים על ידי הגויים והם לקחו מעט תשומת לב (של הטפות)” (Estas cosas fueron consideradas como pesadas por los gentiles (Al-umam / el pueblo gentil) y se dieron poca cuenta (de las exhortaciones).) Lo que nos indica, que la temprana comunidad judeo-cristiana, únicamente tuvo lo intención de acercarle las mitzvot de la Torah a los cristianos-gentiles, sin embargo tal empresa fracasó antes de implementarse tal cosa. Al parecer, ya en una enmienda posterior, entro la sugerencia de Ya’acob ben Pandira en ofrecer una psudo-mitzvot Noaj (que no llegan a eso) como aparece en el libro de los Hechos capítulo 15, de las cuales también fracasaron.  Incluso los intérpretes generalmente defienden que los corintios entienden que Pablo proclama un evangelio libre de la Toráh, y que es libre de la Toráh como una cuestión de principio, aunque puede practicar la Toráh cuando es conveniente para él llegar a los judíos: nociones en el corazón de "Paulinismo". También se acepta generalmente que Pablo cree que los judíos creyentes en Yeshu no deberían observar la Toráh, ciertamente no como una expresión de la fe del pacto, y que los no judíos creyentes en Yeshu no deberían observar las normas culturales judías, como las establecidas en el Apostólico Decreto de Hechos 15, o en los Mandamientos Noájidas del judaísmo rabínico. (Stanley E. Porter, Pablo, el judío, griego y romano, p. 187) Para Pablo, las siete leyes de Noaj eran tan obsoletas como las seiscientas y trece leyes de Mosheh. (Daniel R. Langton, The Apostle Paul in the Jewish Imagination, p. 227).


Nos parece más elevada la postura que tomaron los mismos noajidas en los días de R’ Ula, quienes tomaron para sí 30 mitzvot, entre las cuales se incluyen las 7 mitzvot originales. (Talmud Bavli Masejet Julin 92a-b).  Ya en el midrash, los Mandamientos Noajidas incluyen monoteísmo, evitar el asesinato, organizar cortes y promulgar justicia, evitar el incesto, el robo, la blasfemia, así como evitar comer la carne de las criaturas vivientes y, el reconocimiento de que el Señor, el Di’s de Israel, es el único Di’s verdadero. Todas estas ideas pueden derivarse de la historia de Noaj en Berreshit/Génesis, si se leen junto con las reglas para los extranjeros, principalmente en Vaicrá/Levítico 17-26. Estos dos pasajes están asociados porque señalan el origen de las leyes para el tratamiento legal de los extranjeros residentes. Lo que enseña Hechos de los Apostatas, dista 180 grados del contexto judío, de la Torah, mientras que se aproxima más a romanizar al movimiento apostata de Yeshu HaMamzer, un camino sin salida para la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!