3/03/2015

Yeshu el Judío: 4. Yeshu como maestro de Torah, según el Talmud.

BS"D


El Talmud no se refiere nada sobre la vida de Yeshu hasta su final, su muerte violenta. Se tiene, sin embargo, alguna noción vaga de él como un maestro de la Toráh, y esto es muy de acuerdo con la representación de Yeshu en el Nuevo Testamento (véase en particular el llamado Sermón del Monte en Mateo 5-7; según Lucas 19:47, Yeshu enseñaba cada día en el Mikdash, y "los sumos sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo seguían buscando una manera de matarlo"). Una historia en el Talmud Bavli presenta a Yeshu como tal un maestro de la Toráh, en diálogo con los rabinos contemporáneos, e incluso conserva su exégesis halájica. En la moda típica rabínica, su enseñanza se transmite a través de la boca de uno de sus estudiantes fieles. Sin embargo, lo que llama la atención es el hecho de que la historia no se refiere al mismo Yeshu (y también muy poco con su alumno), sino más bien con un supuesto seguidor rabínico de Yeshu y sus enseñanzas, en otras palabras, el que ataca la secta cristiana a través del espejo de la percepción rabínica del cristianismo. La historia aparece en el Talmud Bavli Masejet Avodá Zarah 16b-17a, pero esta vez estamos en la posesión de un anterior paralelo del Talmud Yeushalmí que de la transmisión de la versión Bavli según la edición de Vilna y se referirá a las lecturas variantes en los manuscritos Bavli, así como en los paralelismos en su caso:




Avoda Zara 16b-17ª; T. Julin II: 24. 
Véase  también Midarsh Rabba Kohelet sobre Kol-Ha-Devarim y Yalkuth Shimeoni, Micah I, y Prov 5:5
Nuestros maestros dijeron: Cuando el Rabí Eleazar (el Grande) fue arrestado por miniut [herejía], lo llevaron ante el tribunal para juzgarlo. El Procurador le dijo: ¿Un viejo como tú se ocupa de estas cuestiones inútiles? El respondió: Yo confío en Él me juzga. El procurador pensó que avalaba de él, pero en realidad hablaba de su Padre Celestial. 
El Procurador le dijo: 
Puesto que confías en mí, estas dimissus, absuelto. Cuando volvió a su casa, los discípulos concurrieron a consolarlo, pero él no acepto ese consuelo. El Rabí Akiba le dijo: Permite que te diga una cosa de lo que tú me has enseñado. El respondió (Dila). Él dijo: Quizás (una palabra) de miniut te tomó de sorpresa y te agradó y, por lo tanto, fuiste arrestado. (En la Tosefta se lee: ¿Quizás uno de los minim te dijo una palabra de miniuth y te agradó?) El respondió: ¡Akiba, me has hecho recordar! Una vez caminaba por el camino alto (la Tosefta dice: “la calle”) de Seforis y encontré a uno (de los discípulos de Yeshú de Natzrat[3] y su nombre era Ya’acov de Qefar Sekanya (la Tosefta dice: “Sakanim”). Él me dijo: Esta escrito en la Toráh: “No  tomaras el salario de una ramera” (Devarim 23:19)¿Qué se iba hacer con él? ¿Una letrina para el Sumo Sacerdote? Pero yo no respondí nada. Y él me dijo: Así [Yeshú Mi-Natzrat] (la Tosefta dice: “Ieshú ben Pandere”) me ha enseñado: “Pues ella los ha recogido del salario de una ramera, y al salario de una ramera volverán; de la inmundicia vienen y a la inmundicia irán”. Y el dicho me agradó, y a causa de esto fui arrestado por miniut. Y yo transgredí lo que está escrito en la Toráh: “Mantente lejos de ella” (es decir, de miniut) “y no te acerques a la puerta de su casa” (que es la autoridad civil) (Mishley 5:8)"

כתוב בתורתכם "לא תביא אתנן זונה". מהו לעשות הימנו בית הכסא לכהן גדול? לא אמר לו כלום. ויעקב אמר לו: כך לימדני ישו הנוצרי: מאתנן זונה קובצה עד אתנן זונה ישובו, (מיכה א' ז') ממקום הטינופת באו, למקום הטינופת ילכו. ונהנה מדבר זה (עי' בבלי ע"ז י"ז: קהלת רבה פ"א כ"ד; תוספתא חולין פ"ב כ"ד).

***
 ת"ר [תנו רבנן]: כשנתפס ר"א [ר' אליעזר] למינות, העלהו לגרדום לידון. אמר לו אותו הגמון: זקן שכמותך יעסוק בדברים בטלים הללו? אמר לו: נאמן עלי הדיין. כסבור אותו הגמון: עליו הוא אומר, והוא לא אמר אלא כנגד אביו שבשמים. אמר לו: הואיל והאמנתי עליך, דימוס, פטור אתה.
כשבא לביתו נכנסו תלמידיו אצלו לנחמו, ולא קיבל עליו תנחומין. אמר לו ר"ע [ר' עקיבא]: רבי, תרשיני לומר דבר אחד ממה שלימדתני? אמר לו: אמור. אמר לו: רבי, שמא מינות בא לידך והנאך, ועליו נתפסת? אמר לו: עקיבא, הזכרתני, פעם אחת הייתי מהלך בשוק העליון של ציפורי, ומצאתי אחד ויעקב איש כפר סכניא שמו, אמר לי, כתוב בתורתכם: לא תביא אתנן זונה... [דברים כג], מהו לעשות הימנו בהכ"ס לכ"ג? ולא אמרתי לו כלום; אמר לי, כך לימדני [=יש"ו]: "[כי] מאתנן זונה קבצה ועד אתנן זונה ישובו" - ממקום הטנופת באו, למקום הטנופת ילכו, והנאני הדבר, על ידי זה נתפסתי למינות, ועברתי על מה שכתוב בתורה: "הרחק מעליה דרכך" [משלי ה, ח] - זו מינות, "ואל תקרב אל פתח ביתה" [שם] - זו הרשות. ואיכא דאמרי: הרחק מעליה דרכך - זו מינות והרשות, ואל תקרב אל פתח ביתה - זו זונה. וכמה? אמר רב חסדא: ארבע אמות.
"...ועברתי על מה שכתוב בתורה: "הרחק מעליה דרכך" [משלי ה, ח] - זו מינות, "ואל תקרב אל פתח ביתה" [שם] - זו הרשות. ואיכא דאמרי: הרחק מעליה דרכך - זו מינות והרשות, ואל תקרב אל פתח ביתה - זו זונה. וכמה? אמר רב חסדא: ארבע אמות. "

Esta extraña historia, marcada por su fórmula introductoria de una Baraita y por lo tanto, una tradición temprana de la versión yerushalmí, deja más preguntas abiertas de lo que respuestas. En primer lugar, queda completamente claro por qué R. Eliezer fue arrestado y cuál fue la herejía de que el gobernador romano sospechaba de R. Eliezer ben Hurkenos (finales del primer siglo e inicios del siglo segundo de la Era Vulgar), quien fuera discípulo favorito de Rabán Yohanan ben Zakai y el parangón de celo rabínico. Las autoridades romanas, sin embargo, ciertamente no lo arrestaron por nada, sin embargo, la única acusación que escuchamos de la prueba es que él se ocupaba así mismo de estas “cosas ociosas”. El acusado no se molesta por defenderse; simplemente pone su destino en manos del juez celestial. El juez terrenal, creyendo que el acusado se refiere a él, absuelve al rabino. ¿Qué pueden hacer las "cosas ociosas" que han sido con el rabino estar ocupando de sí mismo y que provocó la ira de las autoridades romanas? Por extraño que parezca, R. Eliezer no sabe de lo que era acusado y necesita de uno de sus estudiantes (R’ Akiva) para recordarle. Peor aún, el rabino parece aceptar la acusación, ya que, en lugar de ser feliz por su liberación inesperada, obviamente, necesita ser consolado sobre lo que hizo. La clave de la misteriosa acusación puede encontrarse en un que además se conserva en la versión de la Tosefta en masejet Julin de nuestra historia. Allí, el gobernador dice:
"Puesto que usted ha  sido considero confiable para mí así como para ti, así que tengo que decir  (= dice el gobierno): [. . . ] Dimissus: usted está absuelto."
Desafortunadamente, lo que precisamente dice el gobernador antes de llegar a finalizar su dimissus es difícil de entender. El texto hebreo dice: efshar sˇhsybw halalu to<im ba-devarim halalu y la palabra clave es shsybw, que no tiene mucho sentido en el contexto actual. Los eruditos han sugerido tanto la conjetura sˇe-ha-sevot/s´evot halalu (de sevah/ s´evah "canas"), por lo tanto, "¿Es posible que estas canas deben errar en estos asuntos?" - Con lo cual la respuesta es: "Obviamente no, por lo tanto: dimissus: usted está absuelto!"
El problema con esta conjetura es que no requiere la adición de una letra que no está atestiguada en los manuscritos (sˇhsybwt = sˇe-ha-sevot/s´evot) y, por otra parte, que no nos ayuda a entender la decisión del gobernador (¿sólo porque el rabino es viejo, debe ser absuelto de lo que sin duda era una grave acusación?). Una probable solución bastante plausible sería leer la palabra problemática como el verbo hesebu y cuya traducción sería:

"¿Es posible que ellos (R. Eliezer y sus amigos) estaban acostados para una comida (reclinables para cenar en compañía)?

Estos [acusadores] se equivocan con respecto a estos asuntos, por lo tanto: el dimissus: usted está absuelto, se interpretada de esta manera, el gobernador romano absuelve a R. Eliezer de participar en una comida prohibida (un simposio), ya sea un ágape cristiano o algún tipo de culto orgiástico (bacanales) o ambas cosas debido que la comida cristiana fácilmente podría ser malinterpretado como un culto misterioso y conspirativo con ritos orgiásticos. Por ello, la herejía (minut) de la que fue acusado por algunos informantes anónimos podría haber sido miembro de un culto prohibido / cristianismo, una grave acusación para exigir la intervención de las autoridades romanas.
Si esto fuera el caso, no hay nada en la enseñanza supuestamente herética que R. Eliezer oye de Ya’acov en el nombre de Yeshu (ben Pandera) y goza tanto soporte tal acusación. Vamos a echar un vistazo más de cerca a la versión en el Midrash Qohelet Rabá, que es más detallado y más coherente. Allí, Ya’acov en el nombre de Yeshu, argumenta de la siguiente manera:
.ומש אינכס רפכ שיא בקעיו
.רבדה ינאנהו ינולפ םושמ ,דחא רבד יל רמאו
.היה רבדה ותואו
.בלכ ריחמו הנוז ןנתא איבת אל (ג"כ םירבד) :םכתרותב בותכ
?ןה המ
.ןירוסא :ול יתרמא
?רתומ ןדבאל ,םירוסא ןברקל :יל רמא
?םהב השעי המ ןכ םאו :ול יתרמא
.תואסכ יתבו תואצחרמ יתב ןהב השעי :יל רמא
!תרמא הפי :ול יתרמא
.העשל הכלה ינממ המלעתנו
,וירבדל יתדוהש הארש ןויכ
.ואצי האוצלו וב האוצמ ,ינולפ רמא ךכ :יל רמא
.ובושי הנוז ןנתא דעו הצבק הנוז ןנתאמ יכ ('א הכימ) :רמאנש
.םיברל ןווסרוכ ושעי
.תונימ םשל יתשפתנ רבדה ותוא לעו .ינאנהו
[Ya’acov de Ish Kefar-Sekania]: "Está escrito en tu Torá:
No traerás pago de prostituta o precio de perro a la Casa del Etern-o tu Di-s, por cualquier voto, pues incluso ambos son abominación para el Etern-o tu Di-s. (Deut. 23:19).
¿Qué se va a hacer con ellos (con el dinero)? Le dijo (el R’ Eliezer): "Están prohibidos [para cada uso]." Él [Ya’acov] me dijo: “Están prohibidos como una ofrenda, pero se permite disponer de ellos.” “Yo le respondí: ¿"En ese caso, lo que se debe hacer con ellos? "Él me dijo: “¿Que se puede hacer en las casas de baños y letrinas con ellos” me respondió: “Bien has hablado porque [esta especial] Halajá escapó mi memoria por el momento”. Cuando vio que yo reconocí sus palabras, me dijo: “Así ha dicho Fulano de Tal (ploni): De la suciedad vinieron y suciedad se salen (= en la inmundicia que deben ser gastados), ya que esto es así, dijo: Porque del pago de prostitución fue reunida, y para pago de prostitución retornaran (Mija / Miq. 1: 7)! Que ellos pueden gastar en letrinas para el público, ‘Esta [interpretación] me ha gustado, y por eso fui arrestado por herejía (minut).

-Qohelet Rabba 1:24 sobre Qohelet. 1:8.

Esta es una Halajá bien argumentada y perfectamente aceptable: La Biblia prohíbe que el dinero obtenido de la prostitución pueda ser utilizado para comprar una ofrenda en el Templo (incorrecto para canjear un voto). La pregunta que surge si con este dinero esta únicamente prohibida con fines de culto, pero se puede utilizar en algunos otros propósitos, o si está prohibido por completo. R. Eliezer, expresando el punto de vista más estricto de la halajah, prohíbe por completo el dinero obtenido de la prostitución, mientras que Yeshu HaMamzer / Ya’acob Ish Kefar-Sejania es más indulgente  quien permite aprovechar que el dinero sea gastado en el ámbito público: La construcción de baños públicos y letrinas. Ambas casas de baños y letrinas son instituciones ideales que sirven para la eliminación de la suciedad, y qué mejor uso podría ser utilizado tal dinero debido que su origen es la suciedad (el Bavli va casi irónicamente un paso más: el dinero puede incluso ser utilizado para la construcción de un retrete para el sumo sacerdote, ¿presumiblemente en el sitio del Templo?) R. Eliezer no sólo acepta la halajah de Ya’acov / o de Yeshu, sino disfruta en particular, el texto de prueba bíblica de Mija’ / Miqueas 1: 7 y su aplicación al presente caso.
No hay nada peculiarmente cristiano sobre este discurso halájico. Que un rabino expresa una halajah más estricta y su oponente una visión más indulgente es un lugar común, como es el resultado de que la decisión más indulgente convierte la aceptada. ¿Así que vamos a despedir el "descubrimiento" de R. Eliezer - que fue declarado culpable de herejía porque disfrutaba de esta exposición halájica  en particular, completamente fiable? Dos respuestas a esta pregunta son posibles, que no se excluye sino complementa mutuamente. La primera, y bastante obvia, la respuesta es que la cuestión de si o no el contenido de la Halajáh como tal, punto de que el cristianismo es irrelevante. El mandato bíblico "Aleja tu camino de aquella, y no te acerques a la puerta de su casa" (Prov. 5: 8) se refiere, de acuerdo con la propia interpretación de R. Eliezer, a la herejía y el poder romano en el poder. Transgredió este veredicto en involucrarse con alguien que era conocido como un discípulo de Yeshu HaMamzer quien se distinguía por sus opiniones heréticas. En otras palabras, no es importante lo que se ha dicho y enseñado, sino que lo hizo. Incluso si las enseñanzas de los herejes son concordantes con la de los rabinos y por lo tanto halajicamente correcto, esto no importa: no son válidos, peor aún, son peligrosos porque vienen de un hereje.  Pero aún así, incluso está prohibido cualquier contacto con un hereje (la corrección de sus deducciones halájicas), esto no parece ser la historia completa. Si echamos un vistazo más de cerca el versículo bíblico de Mishley / Proverbios (5:8), podemos descubrir un significado más profundo. Este verso, con la que R. Eliezer concluye su auto-búsqueda en las tres versiones de nuestra historia, que originalmente se refiere al "extraño" o "mujer fácil", la prostituta, cuyos labios destilan miel, pero su fin es la muerte (5: 3-5). La versión de la Tosefta no interpreta el verso explícitamente, en la que se concluye con una frase de R’ Eliezer: “Uno siempre debe huir de lo que es feo (ki’ur) y de todo lo que parece ser feo.” El "feo" que se refiere presumiblemente tiene que ver con la impureza sexual. Pero tanto el Talmud Bavli y el Midrash Qohelet Rabá relacionar una parte del verso a la herejía y la otra parte a la prostitución. En otras palabras, si tomamos el texto de prueba, literalmente, R. Eliezer admite que su culpabilidad se compone de herejía que está conectado a la prostitución. Esta interpretación refuerza la lectura de Tosefta en masejet Julin donde R. Eliezer era sospechoso de participar no sólo con prostitutas (bastante malo para un rabino tan estricto y piadoso) sino de participar en orgías sexuales.
La continuación de la descripción del "mujer fácil" en Mishley / Proverbios es aún más llamativo. En el capítulo 7 que llama explícitamente a una prostituta que se encuentra a la espera de que al joven lo seduzca (Prov. 7: 11-15):

Ella es habladora y procaz. Sus pies no habitan en su casa. Anda por la calle y en la plaza, y está al acecho en cada esquina. Así lo atrapó y, besándole, le dijo con rostro impúdico: ‘Sacrificios de ofrendas pacíficas había yo prometido, y hoy cumplí mis votos. Por eso vine a tu encuentro, a buscar tu rostro y te he hallado.

Esta colorida descripción de una prostituta es aún más notable en nuestro contexto, ya que establece una conexión bastante inesperada entre su comportamiento seductor y la ofrenda del Templo, la misma conexión que hay en Devarim / Deuteronomio 23:19 prohíbe y al que Ya’acov Ish Kefar-Sekanya / y la exégesis halájica de Yeshu HaMamzer en nuestra historia se refiere. Esto difícilmente puede ser por casualidad. Parece, pues, que el editor de nuestra historia quiere dar a entender dos cosas:

Primero, R. Eliezer fue de hecho acusado de ser miembro de un acto (orgiástico) de una secta prohibida; y

Segundo, en que (supuestamente) se involucró con una prostituta, que paga con el salario de su prostituta para su ofrenda del Templo, tal como infringe Yeshu (y la suya propia) la Halajá según la cual tal dinero no debe ser utilizado para fines relacionados con el Templo.

Los estudiosos han esforzado en conectar al histórico R. Eliezer b. Hurkenos con el cristianismo naciente al final de la primera y el comienzo del segundo siglo de la Era Vulgar. Ellos asumen que Ya’acov Ish Kefar-Sekanyah, el discípulo de Yeshu, podría haber sido ya sea hermano de Yeshu, Ya’acov / Santiago (Mc. 6: 3; Mt. 13:55) o su discípulo Ya’acov ben-Jalfai / Santiago hijo de Alfeo (Marcos 3:18; Mt. 10:3; Lc 06:15; Hechos 1:13; 15:13) y que el juicio de Eliezer tiene que ver con la persecución de los cristianos en el segundo siglo. Esto, sin embargo, supone un tramo bastante cronológico porque el encuentro con Ya’acov / Jacobo en Séforis debio haber sido mucho antes de la prueba (si Ya’acov es Santiago hijo de Alfeo, éste fue apedreado alrededor 62 CE): no sólo debe haber pasado mucho tiempo entre la conspiración herética en Séforis y el juicio, pero R. Eliezer debe haber vivido a una edad muy avanzada cuando finalmente fue llevado a juicio (por no mencionar el hecho de que lo tomó la autoridades romanas debido a un acontecimiento indecoroso a tal nivel que lo procesaron por su crimen).

Una reconstrucción histórica sobre el dicho de herejía y la inclinación de R. Eliezer hacia el cristianismo no es muy probable y esta postura es para ser una víctima fácil a perspicacia académicos de Maier. Es altamente improbable que nuestra historia refleje un encuentro entre el histórico R. Eliezer y un discípulo histórico de Yeshu en la ciudad de Séforis en Galilea, y mucho menos que la decisión halájica con respecto al alquiler de la ramera se refiere a un dicho auténtico de Yeshu. Pero de nuevo, esto no es lo que está en juego aquí. La refutación de esa historicidad cruda y positivista no significa que la historia no refleja algún tipo de realidad, más precisamente algo de conciencia rabínica de Yeshu y el cristianismo. El nombre de Jesús (Yeshu ben Pandera / Jesús Nazareno) está bien atestiguada en los manuscritos, y los intentos de Maier para lanzarlo fuera del texto o declararla como adiciones posteriores tales están sumamente obligados. Por tanto, es posible argumentar que la historia tiene de hecho algo que ver con Yeshu (o las enseñanzas de Yeshu) y que la herejía que habla R. Eliezer se refiere al cristianismo.

La verdadera pregunta, entonces, es: ¿qué es exactamente esta realidad con respecto al cristianismo que las fuentes rabínicas revelan? Según Boyarin- que con audacia y sin más preámbulos da por sentado que R. Eliezer fue arrestado por el cristianismo, nuestra historia refleja principios del discurso rabínico con el cristianismo emergente (que todavía se consideraba como parte del judaísmo), su atracción simultánea da una repulsión del cristianismo. R. Eliezer es la "figura misma de la liminalidad", que personifica la tensión entre el judaísmo rabínico y el cristianismo; a través de él los rabinos son "tanto  en reconocer y negar a la vez y al mismo tiempo que los cristianos les marcamos la identidad virtual entre ellos y los cristianos en su mundo, al mismo tiempo que los cristianos están buscando desesperadamente el establecer una diferencia con el judaísmo.

Esto es sin duda correcto, y Boyarin toma grandes esfuerzos para asegurar al lector que no sigue los modelos positivistas demasiado simplistas, sino más bien "nuevos métodos", según el cual R. Eliezer “ya no es un personaje histórico en el primer siglo, sino un ' personaje de ficción 'en el siglo III” y que “llega a conclusiones históricas no sobre los acontecimientos, pero sobre ideologías, movimientos sociales, las construcciones culturales, y en particular las represiones, que nadie querría oponerse a este enfoque hoy”. No el evento como el firme y "hecho" histórico demostrable que está en juego, que se ha desarrollado en torno al evento en toda su complejidad y sus ramificaciones. Sin embargo la histórica, no debe sacar demasiado una línea firme entre el "histórico" y el carácter "de ficción", entre el “evento” y la “construcción cultural”. Ambos pertenecen a la estrecha colaboración, y a un riesgo de volver a caer en los malos hábitos del positivismo, por lo que quiero plantear que los rabinos con sus historias, incluido la actual, revela algo más que la conciencia (y reconocimiento) de la ruptura con el cristianismo desde el terreno común del judaísmo rabínico. Más bien, esta toma de conciencia y el reconocimiento no son construcciones abstractas, sino profundamente fundamentan en la realidad y la experiencia de lo sucedido. Ambos pueden y deben ser descritos en detalle más completo. En lo que se refiere a las historias sobre Yeshu y sus seguidores, que de hecho revelan un cierto conocimiento de la secta cristiana y de su héroe, y este conocimiento no es sólo una mezcolanza distorsionada e imprecisa de esto y aquello, pero un ataque bien diseñado contra lo que los rabinos experimentaron como la realidad del mensaje judeo-cristiano.
Mantener estas consideraciones metodológicas en mente, vamos a repasar brevemente la historia de R’ Eliezer de nuevo. Combina dos cadenas que tanto en su manera responden a la narrativa del Nuevo Testamento.

(1) El primer capítulo, el núcleo de la historia, es la acusación contra R. Eliezer, por el caso del presunto hereje cristiano, de la prostitución / orgías sexuales. Esta acusación encaja muy bien con lo que hemos escuchado hasta ahora acerca de Yeshu mismo: que él era el hijo ilegítimo de su madre de enlace de Miriam con el soldado romano Pandera, que él mismo llevaba una vida bastante indecente y que fue excomulgado por su profesor a causa de sus pensamientos frívolos. Yeshu y el delito sexual parecen ser un tema recurrente en el tratamiento (posterior) del Talmud hacía el cristianismo, y la historia R’ Eliezer es la evidencia más temprana de este motivo. No, no se dirige, sin embargo, en contra de Yeshu mismo, sino contra sus seguidores. Veremos que esta variación particular coincide con los fragmentos de polémica anticristiana citado por autores cristianos tempranos del siglo segundo. En cualquier caso, este capítulo de la historia de R’ Eliezer está muy cerca de lo que se percibía como la realidad histórica del emergente cristianismo-judío.

(2) El segundo capítulo acertadamente subrayada por Boyarin, siguiendo Lieberman y Guttmann-es más indirecta y se hace evidente sólo cuando tenemos una mirada más de cerca a la persona rabínica de R. Eliezer ben Hurkenos. R. Eliezer es famoso por su enfrentamiento con sus colegas rabínicas respecto a una pregunta halájica complicada, pero relativamente menor, la estructura del horno Akhnai. Cuando sus colegas desaprueban su argumento, recurre a algunos métodos "poco ortodoxos", como encontramos en el Talmud, Masejet Baba Metzi’a 59ª:

רבי אליעזר כל תשובות שבעולם ולא קיבלו הימנו אמר להם אם הלכה כמותי חרוב זה יוכיח נעקר חרוב ממקומו מאה אמה ואמרי לה ארבע מאות אמה אמרו לו אין מביאין ראיה מן החרוב חזר ואמר להם אם הלכה כמותי אמת המים יוכיחו חזרו אמת המים לאחוריהם אמרו לו אין מביאין ראיה מאמת המים חזר ואמר להם אם הלכה כמותי כותלי בית המדרש יוכיחו הטו כותלי בית המדרש ליפול גער בהם רבי יהושע אמר להם אם תלמידי חכמים מנצחים זה את זה בהלכה אתם מה טיבכם לא נפלו מפני כבודו של רבי יהושע ולא זקפו מפני כבודו של ר"א ועדיין מטין ועומדין חזר ואמר להם אם הלכה כמותי מן השמים יוכיחו יצאתה בת קול ואמרה מה לכם אצל ר"א שהלכה כמותו בכ"מ עמד רבי יהושע על רגליו ואמר לא בשמים היא מאי (דברים ל) לא בשמים היא אמר רבי ירמיה שכבר נתנה תורה מהר סיני אין אנו משגיחין בבת קול שכבר כתבת בהר סיני בתורה (שמות כג)

מסכת בבא מציעא פרק ד

Una Baraita nos enseña que R’ Eliezer presentó todas las refutaciones posibles a los argumentos de los rabinos, pero que éstos no aceptaron ninguna.
R’ Eliezer les dijo: ‘Si mi decisión tiene que prevalecer, que este algarrobo lo demuestre’. E inmediatamente el algarrobo fue arrancado del suelo y traslado a cien codos (otros dicen que cuatrocientos codos).Los rabinos dijeron: Un algarrobo no prueba nada. R’ Eliezer les dijo: ‘Que esta corriente de agua pruebe que yo tengo razón’. E inmediatamente el agua se puso a correr hacia arriba. Los rabinos dijeron: ‘Una corriente no prueba nada’. Entonces lo probarán las paredes de esta escuela. Y empezaron a inclinarse las paredes; iban a caerse, cuando R’ Yehoshúa las apostrofó de este modo: ‘Si unos discípulos de los sabios disputan sobre halajah (ley judía), ¿qué os importa a vosotras?
Las paredes no se cayeron, por respeto a R’ Yehoshúa, pero tampoco se enderezaron por respeto a R’ Eliezer. Todavía hoy siguen en el mismo estado.
Entonces R’ Eliezer dijo a los jajamim: ‘Si mi juicio tiene que prevalecer, sean los cielos que decidan’. E inmediatamente una Voz celestial (Bat-Kol -בת-קול) que declaró: ‘¡Qué vais a discutir con R’ Eliezer? Su juicio prevalece en todo’. Al oír estas palabras, R’ Yehoshúa se levantó sobre sus piernas y exclamo:
!Ella (La Torah) no está en los cielos!’ (Devarim 30:12). ¿Qué quería decir con esto? Que la Torah se nos dio en el Monte Sinaí, explica R’ Yirmiyah; no hemos de tener en cuanta una Voz de los cielos (Bat-Kol-בת-קול), puesto que está escrito en la Torah: Para inclinar el derecho en el sentido de la mayoría’ (Shemot 23:2)…’.

¿Qué está pasando aquí? Una disputa halájica inicialmente aparta ser una rutina entre los rabinos en una pregunta no es particularmente importante vira de curso. R. Eliezer no puede afirmarse a sí mismo en esta diferencia y recurre a la más fuerte significación que tiene a su disposición: Kabbalah aplicada. Mueve un algarrobo, permite una corriente de flujo de agua vaya hacia atrás, amenaza con destruir a la escuela en la que se recogen los rabinos y finalmente obtiene una aprobación del cielo. Pero fue en vano. Sus colegas no están impresionados por su magia y declaran fríamente que las cuestiones halájicas no se deciden por arte de magia. Y en lo que respecta a la Voz Celestial, declaran aún más fríamente que Di-s no interfiere en estas cuestiones porque ha dado la Toráh a su criaturas y el poder de decidir en caso de conflicto con los rabinos.

Así que lo que está en juego aquí es el razonamiento halájico sobrio de acuerdo con la decisión de la mayoría frente a la magia, y el mensaje es: la autoridad rabínica se basa en reglas rabínicas del juego, no en la magia, ni siquiera cuando esté aprobado por el cielo. Al tratar de anular el consenso halájico de sus colegas con sus trucos mágicos y la intervención de los cielos, R. Eliezer infringe la esencia de la autoridad rabínica. En consecuencia, es más severamente castigado con el peor castigo de los rabinos quienes tienen a su disposición (y que, como muchos estudiosos han observado, está completamente fuera de proporción con la importancia de la disputa halájica) –la excomunión:

"Se dijo: El que mismo día en todos los objetos que R. Eliezer había declarado limpio fueron traídos y quemados en el fuego (como impuros). Luego tomaron un voto y lo excomulgaron. "

Los rabinos enviaron a R. Akiva, uno de los más grandes eruditos de su generación, para informar a R. Eliezer de su decisión, porque alguien menos respetado y con tacto podría provocar su ira desenfrenada y le podrían causar que liberara sus poderes mágicos y destruir el mundo. R. Akiva hace un gran trabajo en el desempeño de su delicada misión, pero aún así, cuando R. Eliezer se da cuenta de lo que sus colegas le hicieron a él:

También él rasgó sus vestidos, se quitó sus zapatos, elimino [su] asiento, se sentó en la tierra, y brotaron lágrimas de sus ojos. El mundo estaba entonces herido: un tercio de la cosecha de oliva, un tercio de la de trigo, y un tercio de la cosecha de cebada. Algunos dicen, incluso la masa en manos de las mujeres se hinchó. Se ha enseñado: Grande fue la calamidad que afectó a ese día, por todo lo que en [R. Eliezer] puso los ojos se quemó.

-Talmud Bavlí Masejet Bava Metzía 59b.

Incluso en la derrota, R. Eliezer demostró una vez más su poder y magia, por ello los rabinos tenían razón en excomulgarlo a menos que quisieran ceder su autoridad a los obradores de milagros y magos. El poder de R. Eliezer como un rebelde mágico, que amenazaba la autoridad de los rabinos y por lo tanto (en este orden) la existencia del mundo, fue necesario el mantenerse en el registro de entrada y de hecho se mantuvo bajo control, hasta su muerte. Se le retrata como un mago peligroso, el modelo de rabino como R. Eliezer a lo largo de las líneas de un brujo, que amenazaba su autoridad - YESHU HA-MAMZER. En otras palabras:
R. Eliezer se convierte en el doppelgänger rabínico de Yeshu. Combina en su persona y la vida dos grandes vertientes de la percepción rabínica de Yeshu y sus seguidores:
Los excesos sexuales y poder mágico.


Por lo tanto, no es sólo el doloroso el proceso de la ruptura del cristianismo del judaísmo, que se hace evidente aquí; más bien, tenemos un vistazo de las armas que los judíos utilizaron con el fin no sólo de distinguirse de los mumarim (judíos convertidos en otra religión) para luchar contra ellos con todos los medios a su alcance. Y una lucha a muerte, e incluso el gobernador romano absolvió a R. Eliezer de la carga de las orgías sexuales e incluso el cielo aprobaba su uso de la magia en contra del razonamiento rabínico, del poder anárquico y destructivo contra la interpretación sobria de la Torah, del cristianismo en contra de la versión rabínica. De este es el mensaje de la historia de R’ Eliezer, que se necesitaba ser desenmascarado y derrotado una vez por todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!