9/27/2012

.פרק חמשים Capítulo 50: Yesh"u exalta a Sodoma y maldice pueblos judíos



פרק חמשים

[20] אז התחיל יש''ו לקלל הנערים שנעשו מאותותיו ולא חזרו בתשובה.
[21] אי לך בוֹרוֹזוֹאים ואי לך בית שידה שאם בצור וסדום לעז טִירָאוֹ דֵיטֶיר או סְדוֹמָה נעשו האותות שנעשו בכם היו חוזרות בתשובה מזמן ההוא בשק ואפר.
[22] אמן אני אומר לכם יותר קל יהיה לצור וסדום אכן.
[23] ואתה כפר נחום אם לשמים תעלה? משם תורד. שאם בסדום נעשו מאותות שנעשו בך אולי תשאר. עד שאול תורד.
[24] אמן אני אומר לך שיותר קל יהיה לארץ סדות הדין ממך.

Capítulo 50.
20. Entonces Yesh”u comenzó a maldecir (לקלל) a las ciudades que fueron hechas sus señales y no regresaron en “teshuva”.
21. Ay de ti Borozoim y Ay de ti Beit Shedah que si en Tzo[a]r y S’dom (Sodoma-סדום) que en lengua extranjera es Tirao Deter o Sedomah, se hubieran hecho las señales que se hicieron en ellas para regresar en el tiempo de “teshuva” en el tiempo de cilicio y ceniza.
22. En verdad os digo, que será más ligero para los de Tzo[a]r y los de S’dom (Sodoma) que para ustedes.
23. ¿Y tu Kefar Najum si subirás a los Cielos (con D-“s)? De allá descenderás. Que si en S’dom (Sodoma) se hubiera hecho las señales que se hizo en ti quizá hubieras permanecido. Hasta el Sheol descenderás.
24. En verdad os digo que será más ligero para la tierra de Sodoma en el [Día del] Juicio que para ti.

Comentario.

Aparece el “misericordioso” y “amoroso” del Poshea de Yesh”u, quien cambia de actitud en la cual demuestra claramente que su situación había empeorado; como no advierte ningún progreso en su obra, se indigna y maldice a las poblaciones judías que no quisieron seguir sus señales y prodigios.

Bala’am NO pudo maldecir al pueblo judío (Bamidbar / Números 23: 7: ‘  וישא משלו ויאמר מן ארם ינחני בלק מלך מואב מהררי קדם לכה ארה לי יעקב ולכה זעמה ישראל’), pero el mismo Yesh”u si se atreve a hacer tal maldición. Mientras que la maldición que trato de hacer Bila’am se hizo en una bendición para la nación judía y sus descendientes, la maldición de Yesh”u no hizo el mínimo esfuerzo por cambiar tal actitud.

Yesh”u en su delirio megalómano compara las ciudades de Kefar-Najum (Kefar Tanjum), Borozoim ó Corazin (los cuales son mencionados en Menajot 55a  a excepción de Beit Shedah) con Sodoma y Tzoar. Su tipo no es de ningún modo el que los cristianos y mesiánicos se han descripto —el de un ser que perdona todo, y si es atacado no devuelve el ataque—.

Sobre la comparación de los poblados judíos con Sodoma y Tzoar tal vez esto a los ojos del “judaísmo” mesiánico resulte ser una pequeñez tal comparación hecha por su “mesías”; sin embargo para cualquier judío sabe que las ciudades de Sodoma y Tzoar sus habitantes eran pecadores, corruptos, y asesinos quienes se rebelaban a sabiendas contra HaShem y Su Torah. (Sanhedrin 109; Cfr. Yejezkel 16: 49-50), pues sus actos eran similares a aquellos de la generación anterior al Mabul –Diluvio- (Talmud Yerushalmi Baba Metzia´4:2). 

Según la opinión de Yesh”u con solo hacer sus trucos y milagrería en las antiguas ciudades de Sodoma y Tzoar (y seguramente Amora, Adma y Tzvoim) y que estos hubieran aceptado su mensaje y no se les hubiera exigido su cambio de actitud como la corrupción, adulterio, asesinato y el robo; y según él en el Día del Juicio será más ligero para tales ciudades que para las ciudades de Kefar Najum, Corzaim y Beit Shedah que no quisieron hacer caso a los trucos y charlatanería del nazareno.

Tal vez en esa época Yesh”u predicó la parábola de los convidados a la fiesta de bodas. Los invitados importantes no concurrieron; entonces se llamó a todos los caminantes, a los pobres e indigentes, al ciego y al lisiado, al bien y al mal por igual (Mateo Griego 22:1-14; Lucas 14: 16-24) En otras palabras: los Perushim (tanaitas) y los jajamim, los escogidos de la nación, los más cercanos al ‘reino de los cielos’, rechazaban la invitación del criminal de Yesh”u, y este se veía obligado a reunir en tomo de sí a publícanos, pecadores y prostitutas.

De Borozoim y  Beit Shedah, Yesh”u retornó al Mar de Galilea, pero no a Kefar-Najum ni al distrito oeste del lago, sino al este del Yarden: atravesó la región de "las diez ciudades" o Decápolis.(Marcos 7:31) Todas esas ciudades, con la excepción de Beit Shan, eran habitadas por no-judíos y estaban en TransJordania. Sus nombres (de norte a sur) eran:

1.       Hippos (Susitha),
2.       Gadara,
3.       Abilinia (no Abel bet Ma'kha),
4.       Rafon o Rafana (cercana a Ashterot-Karnaim),
5.       Kanata (la moderna Qanawat),
6.       Escitópilos (Bet Shan),
7.       Pella (Pehal),
8.       Dion,
9.       Gerasa
10.   Filadelfia (Rabat b'né Ammon).

No obstante, entre estas ciudades, Yesh”u presenta un rasgo interesante: Yesh”u no consideró necesario prohibir que se divulgaran sus actos prodigiosos, porque no encontraría resistencia de sus habitantes ante su mensaje herético. ¿Qué goy o jiloni helenista se opondría al libertinaje propuesto por Yesh”u? Ninguno.

Las palabras del nazareno nos enseñan que no importa que tal  malvada sea una persona, no importando si esta no ha cambiado en su actitud criminal, según él lo que importa es que le hagan caso como un “mesías” por medio de sus signos, trucos y demás charlatanería, bajo esta enseñanza se comprende del porque en la sociedad cristiana pasan por desapercibido delitos como el asesinato, robo, adulterio y la corrupción y privilegian en que la gente de su sociedad sean “buenas personas” por el simple hecho en ‘creer’ es un dios de palo que les permite tener una libertad ilimitada al delito y a la descomposición social.

Tales valores que arroja el Yesh"u Hebreo, dista mucho del perfil que requiere tener un Mashiaj, nuestra recomendación para aquellas personas que tengan un genuino acercamiento al Di"s de Israel y Su Torah es que se alejen de las enseñanzas toxicas que ofrece tanto el nazareno como su religión.



Acertadamente escribió el RaMBa"M en Ya"d Jazakah, Jiljot Avodah Zarah VeJukot HaGoim 5:7:


"Está prohibido entrar en disputa con quien profetiza en nombre de la idolatría, y no se le piden señales ni prodigios. Si ha obrado por su propia determinación, ha de ignorárselo y no prestarle atención. Cualquiera que trate de evaluar sus señales por si fuesen ciertas, transgrede una prohibición, pues está escrito: "No escuches las palabras de ese profeta" (Devarim / Deut 13:4)"


***
En ninguna parte del texto de Shem-Tov se dice que las ciudades comparativas fueran Tzor y Tzidon como lo pretenden hacer creer los cristianos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!