12/25/2017

La situación de la conversión al judaísmo en la actualidad de la América Latina.

BS"D
Por Sulaiman Shlomo Moshe de la Comunidad judía mexicana.
Es hora de poner en su contexto, los pseudo-judíos, los supuestos anusim, los disfrazados con kipah y tzitzit, los que se ponen un nombre bíblico con apellido latino, es hora de poner todo en su debido contexto.


Las comunidades latinas están influidas por la takanáh siria de no recibir conversos, aunque estos sean buenos conversos, las comunidades halebi y shâmi no reciben conversos, no les dan servicios comunitarios, no les autorizan subir al sefer, no les autorizan a sus miembros de casarse con conversos, ni sus hijos ni los nietos de los conversos, no guiar un rezo, en muchos templos no cuentan para minián, y la última enmienda para el 2013 es de no enterrarlos en sus panteones, la takanah se aplica en New York, New Jersey, Ciudad de México, Ciudad de Panamá, Buenos Aires y en toda la Argentina, no se hacen conversiones porque la takannáh anticonversión se promulgó allí por Rab David Suttón Dabbah y otro rabino Ashkenazí y en algunas comunidades de Italia y Suiza donde hay judíos de origen sirio.


El problema es que muchas conversiones son mal hechas o por dinero, o por otros motivos y aunque las haga un Beit Din ortodoxo no son recibidas, porque tal "beit din" no estaba autorizado a hacerlas, y que decir de las reformistas hechas por el reformista Celso Kuckiercorn, quien ni si quiera lo reconocen los propios reformistas.


Si una conversión está no autorizada por el estado de Israel, aunque sea ortodoxa, el caso es más delicado, porque puede ser kasher afuera del Estado [de Israel], pero no sirve para efectos de ejercer derechos de Aliáh (tener la ciudadanía israelí, ni tener beneficios por esa aliáh), ya que carece de reconocimiento ante la rabanut harashit, que es la única autorizada para las conversiones; conversiones hechas por Rab Shoor, Rab Belsky, Rab Nisim Karelitzno son reconocidos por el Estado y por ende no sirven para poder vivir en Israel con plenos derechos. Destaco este tema, porque el único lugar para que un converso se pueda desarrollar plenamente es Israel.


Ser converso fuera de Israel es un acto de imprudencia por el propio converso, muchos pero muchos judíos nunca aceptarán al |100% al converso, y mucho menos para casarse con sus hijos, quienes preferirán hacerlo con una chica/chico de la comunidad conocidos por años por las familias. Los conversos en América Latina, en su universo social a lo más que puedan aspirar es a una mujer/hombre con defecto, o a una converso/conversa, y que decir con la vivienda, gran parte de los judíos nacidos pues siempre viven en barrios de clase media-alta, y muchos de los conversos viven en las periferias y es traslado es un problema y más que decir los yamim tobim Pesaj y Sucot dónde es necesaria una comunidad y muchas veces éstas no pueden alojar a muchos de los conversos. En México, lugar donde la comunidad ashkenazí era la más abierta en recibirlos, las cosas han cambiado y cada vez más la influencia de las comunidades sirias es más, porque en México la comunidad ortodoxa fuerte es la de siria, en concreto la de origen alepino, que no acepta las conversiones y ésta takannáh tiene más fuerza y vigor que nunca en México, Panamá, Argentina entre otros países.


No estoy en contra de la judeidad indígena o prosélita que quede claro, estoy contra narrativas de que "nací judío pero me crié católico y fui adoptado", o "mi abuela encendía velas", o "me siento en mi corazón judío", o "desde entonces ya éramos judíos"(lo que sugiere que antes no, o que nunca lo fueron), este espacio se antoja honesto.


Judío es quien habita-en-el-mundo sin Jesús [Yeshu], sin Nuevo Testamento, quien guarda shabat, kasher, haghim y/o tefilin en el caso de hombres y taharat hamishpajat en el caso de mujeres,sea indígena(osea nativo o nacido judío) o prosélito(converso con una conversión avalada y bien fundamentada en el Shulján Aruj, y por dayanim piadosos y ortodoxos, eso es judío, lo demás es una digresión, no existe judío incompleto a menos que le falte un brazo, el pene o un seno, así que si cumple con todo es judío, no necesita un mediador entre su Creador y él. No hay judíos que crean en Yeshu y sigan siendo judíos, se les llama mumarim=defectuosos, un judío que se ponga kipáh, use tzitzit, rece, se amarre tefilín, guarde shabat e incluso hable hebreo bíblico perfectamente pero acepte a Yeshu como su único y suficiente "Salvador", no puede llamársele judío, no cuenta para minián, su testimonio no sirve para efectos legales, no puede ser beneficiado por el comercio, impurifica el vino con tan solo tocar la botella abierta o la copa, es llamado mumar, y no puede ser enterrado en un panteón junto a los demás si continua y muere en su error, no hay más que discutir. Mediten esta información antes de arriesgarse a cambiar sus vidas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!