11/08/2015

Sefarad: Poema de los 12 leones judíos de Granada, por R' Shlomoh Ibn Gabirol z"l-שלמה אבן גבירול

BS"D


Poema de R' Shlomoh Ibn Gabirol z"l
שלמה אבן גבירול

*****
***
*


La Dra. Ma. Del Mar Villafranca, omitió decir que la fuente de los Doce Leones en la zona denominada Riad al-Sayid en la Alhambra, es un SÍMBOLO JUDÍO que representa a los doce toros que sostenían la fuente que Salomón construyó en su palacio. También los leones pueden representar a las doce tribus de Israel sosteniendo el Mar de Judea. A pequeña escala la Fuente de los Leones es representativa de toda una concepción técnica que permitió la creación de la Alhambra.

video

Se cuenta o se cree que esta fuente pertenecía al palacio que poseía un judío -Ibn Nagrela- en algún lugar de la Alcazaba. Incluso, recientemente el sitio oficial de La Alhambra (https://goo.gl/DGJ8Ms; https://goo.gl/1ccxTi), han llegado aceptar lo siguiente: 
"Los últimos estudios hechos dicen que los leones proceden de la casa del visir judío Yusuf Ibn Nagrela (1066). No se sabe si se construyó antes de su muerte, se le acusó ya en la época de querer realizar un palacio más grandioso que el del mismo rey. Se conserva por el poeta Ibn Gabirol (S.XI) una descripción casi exacta de dicha fuente. Representan las 12 tribus de Israel. Dos de ellos tienen un triángulo en la frente indicando las dos tribus elegidas: Judá y Leví. Son del siglo XI."
"La teoría sobre el origen judío de las piezas se fundamenta en el hallazgo de una poesía en alabanza a Samuel ibn Nagrella, con referencias a la magnificencia de su palacio, del que ya se tenían noticias por las memorias del rey zirí Abd Allah, aunque según el especialista Jesús Bermúdez Pareja, «esa Alhambra judía del siglo IX resultaba increíble, ya que en la Alhambra palatina actual jamás se encontró nada ligado a su suelo anterior al siglo XIII». 
Pero cabe la posibilidad de que cuando se inicia la construcción de la Alhambra, en ese mismo espacio quedaran las ruinas promovidas por la gran hecatombe judía, alentada por las intrigas cortesanas del momento. También es posible una Alhambra de Ibn Nagrella sobre la colina de la al-Sabika, que el ministro judío dejó dentro de la Granada levantada bajo su gobierno.
En ese mismo espacio estuvo el palacio de Badis, uno de sus ministros, pero la mayoría de las obras de Badis se hallan en lo que actualmente llamamos Albaicín, como el Puente del Cadí. Según Bermúdez Pareja, «de las ruinas del palacio de Ibn Nagrella, donde la citada poesía dice que había una fuente con doce leones, pudo salir la Fuente de los Leones de Muhammad V».
«Sería una fuente -escribe el especialista- judeo-musulmana, quizá de ablución por su forma de artesa, con lados planos inclinados en vez de la curva lisa o lobulada del contorno habitual de las fuentes de los palacios musulmanes». 
Para Bermúdez Pareja, «tal vez evocaba el Mar de Bronce de Jerusalén, pero con los doce leones de Judá en lugar de los toros de Salomón». Posteriormente, alguien asignó a la fuente función similar a la de un reloj de sol, por la posibilidad de que los doce leones señalaran las doce horas, para facilitar la ablución ritual.
La teoría judía sobre el origen de las esculturas de la Alhambra ha sido nuevamente defendida en una de las últimas investigaciones realizadas. El especialista judío Raymond P. Scheindlin, señala que en el siglo XI se pusieron de moda en la zona mediterránea las fuentes con esculturas de animales en las casas de los poderosos. 
Scheindlin defiende su hipótesis a través de los poemas del también judío Ibn Gabirol, del siglo XI."
Por último, quisiera compartirles el piyyut (poema) del mismo R' Shlomoh Ibn Gabirol de los 12 leones judíos de Granada, ya que el elogio de un personaje ilustre que ocupa los últimos versos pasa también en este caso a segundo término ante la riqueza de la descripción inicial de un bello palacio andaluz con sus jardines. Se ha llegado a defender que el personaje encominado es Yehosef Ibn Shmuel Ibn Nagrellah HaNagid z"l, y que el palacio habría sido una de las antiguas construcciones de la Alhambra.

Texto hebreo en H.Brody-H Schirman, pp. 134 s.; D. Yarden, pp 68 ss (Lekah re'i-לכה רעי):


'VEN, amigo mío compañero de las luminarias,
ven conmigo y pernoctemos entre las alheñas,
ya ves que ha pasado el invierno y se oye en nuestra tierra el alboroto de golondrinas y tórtolas;
durmamos bajo el dosel del granado, y la palmera,
manzano y variados naranjos;
caminemos a la sombra de las parras,
con deseos de ver rostros radiantes
en ese palacio más alto que cuanto le rodea,
construido con valiosas piedras;
lo ha allanado una terraza en derredor, con arriates que embellecen todos los patios.
Las dependencias están construidas y adornadas
con atauriques calados y enmarcados,
pavimentadas con losas esmeraldinas y mármol,
con tantas puertas que contar no puedo:
sus hojas son como las de los palacios de marfil,
con ventanas translúcidas arriba,
cual soles, en las que hay puestas luminarias.
La puerta, como el baldaquino de Shlomoh (Salomón),
colgada de los relieves de las cámaras,
girando y cambiando de aspecto con reflejos
de cristales, zafiros y nácares;
así es de día, que al atardecer se asemeja
al cielo con sus estrellas ordenadas en la noche;
con ella se solaza el corazón del apenado e indigente,
olvida su miseria el humilde y amargado;
al verla no recuerdo mi fatiga,
se consuela mi corazón de su quebranto (de sus aguas);
a punto está mi cuerpo de emprender el vuelo,
tanta es mi desdicha, sobre ala de águilas.
Hay un estanque rebosante, parecido al mar de Shlomoh,
aunque no descansa sobre toros;
la actitud de los leones en su orilla
es como la de cachorros rugiendo a la presa,
derraman sus entrañas como manantiales,
vierten agua por su boca como ríos;
hay ciervas plantadas junto a los canales,
huecas para que puedan correr las aguas,
y humedecer las plantas en los arriates;
en el césped brotan aguas puras,
con las que se riega el huerto de arrayanes:
ramas frescas que van extendiendo,
con un aroma como de perfumes,
cual si estuvieran sahumadas con mirra.
Las aves elevan su canto entre el follaje,
y asoman sobre las palmas de las datileras;
hay flores frescas y deliciosas,
como rosas, nardos y alheñas,
a cual más arrogante,
aunque a nosotros todas nos parecen bellas.
Dicen los leoncillos: "tanto
resplandecemos que superamos a los astros".
Las palomas gimen como sus zureos,
y dicen: "somos princesas con gargantillas,
con ellas hechizamos los corazones,
ya que son más preciosas que las perlas".
Se levantan los gamos tras aquellas
y les deslucen la hermosura con la suya:
se ufanan de ser mejor que ellas
pues parecen ciervos jóvenes.
Al ir a encumbrarse el sol sobre ellos,
le digo: "¡Calla!, ¡No te propases!
Alaba al poderoso que te oscurece
con luz tan radiante como las estrellas".
Ante él se postran esplendores de reyes,
y empequeñece la condición de los príncipes;
con su ayuda los soberanos reinan,
le piden consejo magnates y nobles;
como a su rey entronizan, es
león entre ellos, ellos toros;
conduce el ganado hacia fértiles pastos,
sin que falte ninguna res de la grey;
cual ángel del Etern-o es para ellos,
cuando la palabra de Di-s no puede hallarse;
Alma preciada, adorno celeste, corazón generoso,
que sin hacer votos cumple las promesas;
no se enturbian sus ojos con las dádivas,
ni se contiene, como el don de las lluvias.
Sus palabras van unidas a sus obras,
como las cabezas ceñidas de coronas;
las gentes principales a él se dirigen,
como si fuera el mar hacia el que van los ríos.
¡Es la coma de la tierra;
él solo equivale a las demás creaturas!

לְכָה, רֵעִי וְרֵעַ הַמְּאוֹרִים, / לְכָה עִמִּי וְנָלִין בַּכְּפָרִים!
וְהִנֵּה הַסְּתָיו עָבַר וְנִשְׁמָע / בְּאַרְצֵנוּ הֲמוֹן סִיסִים וְתוֹרִים.
וְנִתְלוֹנֵן בְּצֵל רִמּוֹן וְתָמָר / וְתַפּוּחַ וְכָל צִמְחֵי הֲדָרִים,
וְנִתְהַלֵּךְ בְּצִלֵּי הַגְּפָנִים / וְנִשְׁתּוֹקֵק רְאוֹת פָּנִים הֲדוּרִים
בְאַרְמוֹן נַעֲלֶה מִכָּל סְבִיבָיו / וְנִבְנֶה בָאֲבָנִים הַיְקָרִים, 5
אֲשֶׁר תֻּכַּן עֲלֵי נָכוֹן, שְׁתוֹתָיו / וְקִירוֹתָיו כְּמִגְדָּלִים בְּצוּרִים,
וְיַצִיעַ מְיֻשָּׁר – מִסְּבִיבָיו / שְׁרוֹנִים פֵּאֲרוּ כָל הַחֲצֵרִים,
וְהַבָּתִּים בְּנוּיִים וַעֲדוּיִם / בְּפִתּוּחִים פְּתוּחִים וַאֲטוּרִים,
מְרֻצָּפִים בְּאַבְנֵי שֵׁשׁ וּבַהַט, / וְלֹא אוּכַל סְפֹר כַּמָּה שְׁעָרִים!
וְדַלְתוֹתָם כְּדַלְתֵי הֵיכְלֵי שֵׁן / מְאָדָּמִים כְּאַלְגּוּמֵּי דְבִירִים 10
וְחַלּוֹנִים שְׁקוּפִים מֵעֲלֵיהֶם / שְׁמָשׁוֹת שָׁכְנוּ בָהֶם מְאוֹרִים.
וְהַקֻּבָּה כְּאַפִּרְיוֹן שְׁלֹמֹה / תְּלוּיָה, מִשְּׂכִיּוֹת הַחֲדָרִים,
אֲשֶׁר תָּסֹב וְתִתְהַפֵּךְ בְּעֵינֵי / בְדֹלָחִים וְסַפִּירִים וְדָרִים,
וְזֶה בַיּוֹם, וּבָעֶרֶב דְּמוּתָהּ / כְּשַׁחַק כּוֹכָבָיו בַּלֵיל סְדוּרִים.
וּבָהּ יִיטַב לְבַב כָּל רָשׁ וְעָמֵל, / וְיִנְשׁוּ אוֹבְדִים רִישָׁם וּמָרִים. 15
רְאִיתִיהָ – וְשָׁכַחְתִּי עֲמָלִי / וְהִתְנַחֵם לְבָבִי מִמְּצָרִים,
וְכִמְעַט קָט גְּוִיָּתִי תְעוֹפֵף / בְּשִׂמְחָתִי כְּעַל כַּנְפֵי נְשָׁרִים!
וְיָם מָלֵא וְיִדְמֶה יָם שְׁלֹמֹה, / אֲבָל לֹא יַעֲמֹד עַל הַבְּקָרִים,
וּמַצַּב הָאֲרָיוֹת עַל שְׂפָתוֹ / כְּאִלּוּ שָׁאֲגוּ טֶרֶף כְּפִירִים,
אֲשֶׁר קִרְבָּם כְּמַעְיָנִים יְפוּצוּן / עֲלֵי פִיהֶם זְרָמִים כַּנְּהָרִים, 20
וְאַיָּלוֹת שְׁתוּלוֹת בַּתְּעָלוֹת / נְבוּבוֹת לִהְיוֹת מַיִם מְעֹרִים,
וְלָרֹס הַצְּמָחִים בָּעֲרוּגוֹת/ וּבָאָחִים זְרֹק מַיִם טְהוֹרִים
וְגִנַּת הַהֲדַס בָּהֶם לְהַשְׁקוֹת / אֲמִירִים כַּעֲנָנִים הֵם וְזוֹרִים
אֲשֶׁר רֵיחָם כְּרֵיחַ הַבְּשָׂמִים / כְּאִלּוּ הֵם מְקֻטָּרִים בְּמֹרִים.
וְעוֹפוֹת יִתְּנוּ קוֹל בָּעֳפָאיִם / וְנִשְׁקָפוֹת עֲלֵי כַפּוֹת תְּמָרִים, 25
וְצִצִּים רַעֲנַנִּים נַעֲמָנִים – / כְּשׁוֹשַׁנִּים נְרָדִים עִם כְּפָרִים –
אֲשֶׁר מִתְפָּאֲרִים הֵם זֶה עֲלֵי זֶה / וְהֵם כֻּלָּם בְּעֵינֵינוּ בְּרוּרִים.
וְאוֹמְרִים הַכְּפָרִים כִּי "אֲנַחְנוּ / לְבָנִים מוֹשְׁלִים עַל הַמְּאוֹרִים",
וְהַיּוֹנִים מְנַהְגוֹת בַּהֲגוֹתָן / וְאוֹמְרוֹת "נָחְנוּ שָׁרוֹת לְתוֹרִים
אֲשֶׁר בָּהֶם נְכַשֵּׁף הַלְּבָבוֹת, / לְמַעַן מִבְּדֹלָחִים יְקָרִים". 30
וְקָמוּ הַצְּבָאִים כַּבְּתוּלוֹת / וְכִסּוּ אֶת הֲדָרָן בְּהֲדָרִים
וְגַם הִתְפָּאֲרוּ יַחַד עֲלֵיהֶן / לְמַעַן הֵם כְּאַיָּלִים צְעִירִים.
וְעֵת כִּי נַעֲלָה שֶׁמֶשׁ עֲלֵיהֶן / עֲנִיתִיו "דֹּם וְאַל תַּעְבֹר מְצָרִים–
וְהוֹדֵה לַגְּבִיר, כִּי הֶחֱשִׁיכָךְ / בְּאוֹרָה הַמְעֻלָּה בַמְּאוֹרִים,
אֲשֶׁר שַׁח כָּל הֲדַר מֶלֶךְ לְפָנָיו / וְהָיוּ מַעֲלוֹת כָּל שַׂר חֲסֵרִים, 35
אֲשֶׁר בּוֹ יִמְלְכוּ כָּל הַמְּלָכִים / וּבוֹ מִתְיָעֲצִים רוֹזְנִים וְשָׂרִים,
הֱקִימוּהוּ כְּמוֹ מַלְכָּם, וְהָיָה / כְּפִיר בָּהֶם, וְכֻלָּם – הַשְּׁוָרִים,
וְהוּא בָהֶם כְּמַלְאַךְ הָאֱלֹהִים / בְּעֵת לֹא מָצְאוּ מֵאֵל דְּבָרִים.
מְנַהֵל צֹאן עֲלֵי מִרְעֵה מְנוּחוֹת / וְלֹא נֶעְדַּר מְאוּמָה מֵעֲדָרִים,
יְקַר נֶפֶשׁ, עֲדִי שַׁחַק, נְדִיב לֵב, / בְּלִי יִדֹּר יְשַׁלֵּם הַנְּדָרִים, 40
אֲשֶׁר לֹא כָהֲתָה עֵינוֹ בְמַתָּן, / וְלֹא עָצַר כְּמַתַּן הַמְּטָרִים,
אֲשֶׁר מִלָּיו בְּמִפְעָלִים קְשׁוּרִים / כְּרָאשִׁים נִקְשְׁרוּ בָהֶם כְּתָרִים.
וְכָל הָרוֹזְנִים אֵלָיו יְסוּרוּן / וְכַיָּם נִמְשְׁכוּ אֵלָיו נְהָרִים,
וְאָמְנָם הוּא כְרֹאשׁ עַל הָאֲדָמָה / וְהוּא אֶחָד כְּנֶגֶד הַיְצוּרִים".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!