8/17/2014

Capítulo 40: David HaMelej habló que Yeshu está sentado a la diestra de Di-s (Salmos 110:1)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”

            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.




Capítulo 40. David HaMelej habló que Yeshu está sentado a la diestra de Di-s (Salmos 110:1)


נְאֻם יי, לַאדֹנִי--שֵׁב לִימִינִי;    עַד-אָשִׁית אֹיְבֶיךָ, הֲדֹם לְרַגְלֶיךָ.
“El Etern-o le dijo a mi señor: ‘Siéntate a Mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies.”
Tehilim / Salmo 110:1.
Escuché una vez a un sabio cristiano decir que este pasaje sólo puede tener referencia a Yeshu, que era la combinación de la divinidad y la humanidad; diciendo ¿Por qué quién más podía Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) haber hablado como "mi Señor" sentado a la diestra del Santo Bendito Sea?

Refutación.
A esto me hizo la siguiente respuesta:
Atribuimos a Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) la composición del Tehilim / Salmo 137, que comienza:
עַל נַהֲרוֹת, בָּבֶל--שָׁם יָשַׁבְנוּ, גַּם-בָּכִינוּ:    בְּזָכְרֵנוּ, אֶת-צִיּוֹן.
JUNTO a los ríos de Bavel (Babilonia) nos sentábamos, y llorábamos, recordando a Tzión.
Un salmo, obviamente, cuyo tratamiento trata de la cautividad de Babilonia, que se llevó a cabo sobre cuatro siglos después de la muerte de Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él). Una alusión a tan distante un período sólo pudo haber sido hecha por un santo y un escritor inspirado.
También hay muchos pasajes en el libro de Tehilim (Salmo) que se refieren al propio poeta, como, por ejemplo, el  Tehilim / Salmo 2:7:
אֲסַפְּרָה, אֶל-חֹק:    יי, אָמַר אֵלַי בְּנִי אַתָּה--אֲנִי, הַיּוֹם יְלִדְתִּיךָ.
Diré el decreto: El Etern-o me dijo: ‘Tú eres Mi hijo. En este día te he engendrado.
En la misma luz se deben considerar muchos otros salmos posteriores. Hay Salmos de otro personaje, cuyo objeto es describir el período del exilio judío; A esta clase pertenece el Salmo 137 antes mencionado. Del carácter profético, como es el Salmo 79:1 que comienza:
            אֱלֹקים, בָּאוּ גוֹיִם בְּנַחֲלָתֶךָ--    טִמְּאוּ, אֶת הֵיכַל קָדְשֶׁךָ
Oh Di-s, los paganos han entrado en Tu herencia, profanado Tu santo Templo….
En un sentido similar se toma Tehilim / Salmo 74:1:
            לָמָה אֱלֹהִים, זָנַחְתָּ לָנֶצַח
            “¿Por qué, oh Di-s, nos has arrojado de Ti para siempre?”
Todos estos salmos fueron compuestos por los cautivos de Israel a través de la inspiración. Encontramos otros salmos que inciden aún más remoto, y se toma dentro de su rango de la reunión de los cautivos, ya en los días del Mashiaj (Mesías). Como podemos ver, por ejemplo, el Tehilim / Salmo 96:1, que comienza: "Cantad al Etern-o un cántico nuevo", etc Esto y otros salmos fueron dictadas por el Ruaj HaKodesh (inspiración divina), y se originó probablemente de algún acontecimiento que se instaba a la mente del poeta para extenderse sobre la futura restauración de Israel. A veces, la causa de la producción de tales Salmos se registra y señala por las expresiones más o menos definidas. Veamos, por ejemplo, el mizmor / Salmo 20:2:
יַעַנְךָ יי, בְּיוֹם צָרָה
Óigate el Etern-o en el día de tribulación
En el que Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) habló primero de su propio dolor, y luego pasó por encima a los que esperan a los hijos de Israel, mientras que sigue participado en la peligrosa guerra. En la misma categoría se encuentra el salmo:
            “El Etern-o le dijo a mi señor (maestro): ‘Siéntate a Mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies.”
En primer lugar, Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) habla acerca de sí mismo, tal vez tomando ocasión para tratar sobre el tema de cuando sus hombres habían jurado "que ya no debería ir con ellos a la batalla," en la cuenta del peligro al que se había expuesto de manera repetida su vida en conflicto con los filisteos. Veamos [por ejemplo en] Shmuel Bet / 2  Samuel 21:17:
            וַיְמִתֵהוּ אָז נִשְׁבְּעוּ אַנְשֵׁי-דָוִד לוֹ לֵאמֹר לֹא-תֵצֵא עוֹד אִתָּנוּ לַמִּלְחָמָה וְלֹא תְכַבֶּה אֶת-נֵר יִשְׂרָאֵל.
… Entonces los hombres de David le juraron diciendo: “No saldrás más con nosotros a batallar, para que no se apague la lámpara de Israel.
El salmo en cuestión parece haber surgido de la impresión que el poeta, mientras sus hombres estaban ansiosos por evitar que la exposición de su vida nunca más en la batalla, y hablar, por así decirlo, en su nombre, les hace pronuncian una apelación a sí mismo en las siguientes palabras: El Etern-o le dijo a mi señor (maestro): ‘Siéntate a Mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies.” Ahora, si Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) era o no el autor de la presente apelación, debemos permitir que en cualquier caso esta exhortación enfática estaba bien calculado para trabajar un efecto poderoso en la mente de un hombre tan piadoso como el Rey Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él). Así alentado de la protección de Di-s, según lo confirmado por las palabras:
            “Enviará el Eern-o desde Tzión la vara de tu poder…
Que es, que "Él Te envíe ayuda desde Su santuario, se te apoyará desde Sión, "como la ciudad santa era la distinguida localidad que:
כִּי-בָחַר יי בְּצִיּוֹן;    אִוָּהּ, לְמוֹשָׁב לוֹ.
Por cuanto el Etern-o ha escogido a Tzión. La deseó por morada Suya
Tehilim 132:13.
Las palabras que siguen:
Tu pueblo se ofrece voluntariamente en el día de tu poder, [con adornos de santidad, desde el seno del alba. Tuyo es el rocío de tu juventud.]
Significa, que los sujetos, ante el rey, ofrecerán libremente su vida de sobra la suya, mientras se mantienes lejos del peligro.
El pasaje:
[El Etern-o ha jurado, y no se arrepentirá:] “Tú eres un sacerdote por siempre, como lo fue Malki-Tzédek
Signific a, que Tú serás, durante toda tu vida, ya sea ante Mí como Malki-Tzédek, rey de Yerushalaim (Jerusalén), que fue denominado rey y sacerdote del Di-s Altísimo. [Tal comoa se lee:] en Berreshit (Génesis) 14:18:
            וּמַלְכִּי-צֶדֶק מֶלֶךְ שָׁלֵם הוֹצִיא לֶחֶם וָיָיִן וְהוּא כֹהֵן לְאֵל עֶלְיוֹן.
Y Malki-Tzédek, rey de Shalem (presumiblemente Yerushalaim), trajo pan y vino. Él era sacerdote del di-s altísimo.
Estas composiciones sagradas de Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) prestadas a él digno de ser adornado con un título de cohen (sacerdote) aparece bastante evidente de la Escritura, como se ejemplifica en el segundo libro de Shmuel, donde leemos que Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) construyó un altar, ofreció holocaustos y ofrendas de paz, que fue acompañado de la oración y la súplica, [tal como:]
            וַיִּבֶן שָׁם דָּוִד מִזְבֵּחַ לַיי וַיַּעַל עֹלוֹת וּשְׁלָמִים וַיֵּעָתֵר יְהוָה לָאָרֶץ וַתֵּעָצַר הַמַּגֵּפָה מֵעַל יִשְׂרָאֵל.  {ש}
Y David construyó allí un altar al Etern-o, y brindó sacrificios y ofrendas pacíficas, con lo que el Etern-o fue propicio a la tierra y la plaga cesó en Israel.” (Shmuel Bet / 2 Samuel 24:25)
 Las palabras עַל דִּבְרָתִי (al divartí) en el pasaje del salmo en cuestión, significa "le doy mi palabra". Encontramos עַל en el mismo sentido que en Yiov 10:7, “y conforme a tu conocimiento- על-דעתך”. La letra י en דִּבְרָתִי es paragógica como י en רַבָּתִי (Eija / Lamentaciones 1:1). Debemos mencionar aquí, a modo de digresión, una mala interpretación dada al pasaje:
            “Y Malki-Tzedek trajo pan y vino
Los notzrim (cristianos) creen que el pan y el vino eran ofrecidos como objetos de sacrificio, pero el sentido llano nos obliga a creer que la presentación de estas cosas era meramente para el entretenimiento de sus huéspedes. La décima parte dado por Avraham Avinu a Malki-Tzedek (Melquisedec) se califica este último a denominarse: “sacerdote del Di-s Altísimo- כהן לאל עליון”. Por lo tanto vemos que el salmista quiere decir, que nadie, sino únicamente él,  se refiere en la composición que hemos estado tratando aquí (sobre el salmo), mientras que, por otro lado, se ha aludió a la condición futura de las personas dispersas, cuando en su inspiración, proclamó (Tehilim / Salmo 96:1):
שִׁירוּ לַיי, שִׁיר חָדָשׁ;    שִׁירוּ לַיי, כָּל-הָאָרֶץ.
            “CANTAD al Etern-o un nuevo cántico. Cante al Etern-o toda la tierra.
Así también dice en el siguiene Tehilim, [97:1:]
יי מָלָךְ, תָּגֵל הָאָרֶץ;    יִשְׂמְחוּ, אִיִּים רַבִּים.
EL ETERN-O- reina. Regocíjese la tierra. Alégrese la multitud de islas
Esas canciones, como hemos dicho más arriba, aluden a la cosecha aún sin explotar de Israel. Parece que es una afirmación más injustificable del expositor cristiano de los Salmos para mantener que la frase: "Para sentarse a la diestra de Di-s", se aplica a un hijo verdadero de Di-s, porque la Escritura contiene numerosas pruebas de que la metáfora, “la mano derecha de Di-s”, únicamente significa la “omnipotencia de la Deidad.” ¿Qué otra interpretación podría ser asignado a las siguientes frases (del Tehilim 118:16):
יְמִין יי, עֹשָׂה חָיִל
            “La diestra del Etern-o es exaltada. La diestra del Etern-o actúa valerosamente.
[Tal como lo podemos comparar con] Shemot / Éxodo 15:6:
יְמִינְךָ יי, נֶאְדָּרִי בַּכֹּחַ;  {ס}  יְמִינְךָ  {ר}
יי, תִּרְעַץ אוֹיֵב.  {ס}
Tu diestra, oh Etern-o, es majestuosa en poder; tu diestra, oh Etern-o, quebranta al enemigo.
Incluso cuando se habla del hombre, "la mano derecha" implica fuerza y esfuerzo. Veamos, por ejemplo, el Tehilim 144:8: “y cuya diestra es una diestra de mentiras”. Para tomar la palabra en un sentido estricto y literal, debe implicar el expositor en la falacia evidente de la aplicación de la corporalidad a quien él cree que es el Hijo de Di-s. Para un judío, ​​esto es una blasfemia, literalmente, a atribuir un derecho o una mano izquierda a la Deidad, un ser espiritual a la que ningún atributo de la corporeidad se puede absolutamente atribuirle. Cuando se insta al creyente a situarse a la diestra del Etern-o, sólo se puede entender que es su deber de buscar la protección del Omnipotente. Cuanto más leemos la Escritura, más pruebas encontramos que muchas partes de la Escritura se han interpretado mal el fin de favorecer un determinado dogma religioso.
El Salmo que estamos tratando tiene la expresión: "El Etern-o ha jurado, y no se arrepentirá" (110:4), la frase ha sido considerada como aludiendo a una nueva dispensación en la que los sacrificios de sangre y carne deben cesar, y ser sustituidos por oblaciones de pan y vino. Pero no se ha tenido en cuenta que Di-s nunca cambia sus puntos de vista. [Tal como dice la Torah:]

לֹא אִישׁ אֵל וִיכַזֵּב וּבֶן-אָדָם וְיִתְנֶחָם הַהוּא אָמַר וְלֹא יַעֲשֶׂה וְדִבֶּר וְלֹא יְקִימֶנָּה.
“(Di-s) no es un hombre para que mienta,
[ni hijo de hombre para que se arrepienta]”
(Bamidbar / Números 23:19)


R”L (Rajmana’ Litzlán / Di-s nos guarde) que HaShem Yitbarej (El Di-s Bendito) no se conforme. Si el acusador alega diciendo que la Torah de Mosheh ordeno los korbanot (sacrificios) de carne y sangre así como también otros con matzáh (pan ácimo), tal como la milah (circuncisión), el shabat, y otros (mandamientos) son intemporales porque no fueron ordenados sólo hasta el tiempo de Yeshu HaNotzrí (Jesús el nazareno), [porque dicen que] inmediatamente quedó abolido (בטלו) la Torah de Mosheh, se dirigen (a argumentar en la misma) en la Torah de Mosheh y así van a ordenar otra cosa por debajo (otra fe). [Las mitzvot (ordenanzas) una vez señalados son vinculantes para nosotros y sobre todo a las generaciones venideras.] La respuesta a esto, la encontramos en este mismo libro en el capítulo 19, que en la contradicción con esta afirmación (de los cristianos) ilumino suficiente así con las palabras de la Torah y los Nevi’im (profetas), las Aseret HaDivrot (Las Diez Palabras) e incluso [hasta con] las palabras del A”G (Evangelio) de ellos, y de algunos de sus sabios, por lo que no hay necesidad de cambiar aquí (de argumentación).  Y tú que alegas (como converso a la cristiandad), pon tu corazón y tus ojos en este capítulo (19) y podrás reconocer la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!