8/17/2014

Capítulo 38: La profecía de la aceptación generalizada del cristianismo (Malaquías 1:11)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”
            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 38: La profecía de la aceptación generalizada del cristianismo (Malaquías 1:11).

            כִּי מִמִּזְרַח-שֶׁמֶשׁ וְעַד-מְבוֹאוֹ גָּדוֹל שְׁמִי בַּגּוֹיִם וּבְכָל-מָקוֹם מֻקְטָר מֻגָּשׁ לִשְׁמִי וּמִנְחָה טְהוֹרָה  כִּי-גָדוֹל שְׁמִי בַּגּוֹיִם אָמַר יי צְבָאוֹת.
“Desde la salida del sol hasta su puesta Mi Nombre, es grande entre las naciones, y en cada lugar se brindan sacrificios a Mi Nombre, oblaciones puras, porque grande es Mi Nombre entre las naciones, dice el Etern-o de los Ejércitos.”
Malají (Malaquias) 1:11.

Los notzrim (cristianos) creen que ven [esto] para su fe, a pesar que han roto este pasuk (versículo), en el cual dicen que aquí el profeta Malají (Malaquías) comentan que el Santo Bendito Sea [quiso] que él [Yesh”u fuera], recibido por el Di-s Bendito, recibiendo así nuestros servicios, inciensos, y de nuestro reposo (del día domingo) que lo mezclo esto, viendo una gran visión sobre su fe [diciendo] que es la buena.
Refutación.
No descubrimos en estas palabras de Malají cualquier alusión a la fe del cristianismo, pues no existían en la época del profeta. Sabemos bien que  Jagay (Ageo), Zejaryah (Zacarías) y Malají (Malaquías), fueron contemporáneos, y vivieron unos 300 años antes de Yeshu. En el momento del último profeta, los gentiles eran adoradores de las constelaciones celestes, y de los ídolos que representan esas constelaciones. No fue, sin embargo, la intención de Malají explayarse sobre las abominaciones de la idolatría, pero él se limitó a emitir un reproche a los pecadores de Israel que se ofrecieron a sacrificios abominables, y por lo tanto, profanaron el nombre del Santo Bendito Sea. Por eso dice (cap. 1:12):
            וְאַתֶּם מְחַלְּלִים אוֹתוֹ בֶּאֱמָרְכֶם שֻׁלְחַן אֲדֹנָי מְגֹאָל הוּא וְנִיבוֹ נִבְזֶה אָכְלוֹ.
Pero vosotros lo profanáis cuando decís: “La mesa del Señ-r es impura, y su fruto, su alimento, es despreciable.
Posteriormente el profeta reprocha a la gente, y dice (cap. 1:13):
            וַאֲמַרְתֶּם הִנֵּה מַתְּלָאָה וְהִפַּחְתֶּם אוֹתוֹ אָמַר יי צְבָאוֹת וַהֲבֵאתֶם גָּזוּל וְאֶת-הַפִּסֵּחַ וְאֶת-הַחוֹלֶה וַהֲבֵאתֶם אֶת-הַמִּנְחָה הַאֶרְצֶה אוֹתָהּ מִיֶּדְכֶם אָמַר יי.  {ס}
[Decís también: ‘¡Cuan tedioso es (el culto)!’, y los despreciáis, dice el Etern-o de los ejércitos.] Y traéis (ante Mí) lo que fue quitado por violencia, y al (animal) cojo y al enfermo los traéis para el sacrificio. ¿Debo aceptar eso de vuestra mano?, dice el Etern-o.
Quien lea con atención a la lección del profeta, se encuentra que él reprende a los Bene-Israel (israelitas) por que han actuado peor en sus sacrificios ante Di-s, tal como los gentiles hacían sobre sus ídolos. En este reproche que concuerda con Yejezkel / Ezequiel 5:7:
            לָכֵן כֹּה-אָמַר אֲדֹנָי יי יַעַן הֲמָנְכֶם מִן-הַגּוֹיִם אֲשֶׁר סְבִיבוֹתֵיכֶם בְּחֻקּוֹתַי לֹא הֲלַכְתֶּם וְאֶת-מִשְׁפָּטַי לֹא עֲשִׂיתֶם וּכְמִשְׁפְּטֵי הַגּוֹיִם אֲשֶׁר סְבִיבוֹתֵיכֶם לֹא עֲשִׂיתֶם.
[Por tanto así dice Di-s el Etern-o: Por cuanto habéis sido más turbulentos que las naciones que están en derredor de vosotros, no andando en Mis estatutos ni cumpliendo Mis preceptos,] ni (siquiera) andando conforme a las costumbres de las naciones que os rodean.
Mientras que los Bene-Israel (hijos de Israel) se olvidaron de imitar lo que era loable en la adoración de los gentiles, siguieron ciegamente a sus prácticas condenables, y, por lo tanto, Yejezkel culpa a su pueblo diciendo (capítulo 11:12):
            וִידַעְתֶּם כִּי-אֲנִי יי אֲשֶׁר בְּחֻקַּי לֹא הֲלַכְתֶּם וּמִשְׁפָּטַי לֹא עֲשִׂיתֶם וּכְמִשְׁפְּטֵי הַגּוֹיִם אֲשֶׁר סְבִיבוֹתֵיכֶם עֲשִׂיתֶם.
Y sabréis que Yo soy el Etern-o, porque no habéis andado en Mis preceptos, ni habéis cumplido Mis preceptos, sino que habéis seguido los preceptos de las naciones que os rodean.
y en cada lugar se brindan sacrificios a Mi Nombre” Por la presente se hace una comparación entre la sordidez de los sacrificios de los Bene-Israel (israelita) y la mayor liberalidad de los idólatras en sus ofrendas a su A”Z (Avodah Zarah - Idolatría). Porque si este último se había pedido a los que pagan esos signos de reverencia, habrían contestado, a un poder divino que rige los destinos de la humanidad y, por lo tanto, se llenaron de asombro y devoción, a pesar de todos sus errores. Pero a pesar de esos gentiles no tenían una idea pura y una idea elevada del Santo Bendito Sea, que fueron capaces de actuar conforme á Su voluntad revelada; y, por lo tanto, el profeta estaba justificado en declarar en el Nombre del Di-s Bendito:
            “porque grande es Mi Nombre entre las naciones”
Pero como un culto no puede ser aprobado en el que una criatura vaya en igualdad con el Creador, los gentiles sólo encontrarían favor consintiendo en la creencia sublime de una Deidad omnipresente y omnipotente; para tal creencia por sí sola proporciona gratificación real a la mente racional y para el corazón un deseo. Por lo tanto Malají (Malaquías) 3:4, continúa diciendo:
            וְעָרְבָה לַיי מִנְחַת יְהוּדָה וִירוּשָׁלִָם כִּימֵי עוֹלָם וּכְשָׁנִים קַדְמֹנִיֹּת.
Entonces las ofrendas de Yehudah y de Yerushalaim serán aceptas al Etern-o como en los días remotos y como en los años antiguos.
Los medios de encontrar gracia ante los ojos del Santo Bendito Sea, será sólo entonces aumentar cuando se suprimen los obstáculos religiosos. Por ello, el favor del Di-s Bendito depende de la pureza de Su siervo, en consecuencia Malají declara (capítulo 3:3):
            וְיָשַׁב מְצָרֵף וּמְטַהֵר כֶּסֶף וְטִהַר אֶת-בְּנֵי-לֵוִי וְזִקַּק אֹתָם כַּזָּהָב וְכַכָּסֶף וְהָיוּ לַיי מַגִּישֵׁי מִנְחָה בִּצְדָקָה.
Y purificará a los hijos de Leví y los purgará como el oro y la plata, y allí estarán los que ofrecerán  al Etern-o holocaustos de justicia.
Una vez que se hizo evidente y que fuimos, adjuntándonos en el fuego de la tribulación y de la angustia luego de presentar la ofrenda y la justicia al Etern-o, y entonces se involucró para el Etern-o la ofrenda de Yehudah y Yerushalaim, como perpetuamente y como se hacía en la antigüedad (וכשנים קדמוניות), como lo que está escrito, en la Escritura que se dice que es para purgar a los Bene-Leví (Hijos de Leví), que por la mano de los cohanim (sacerdotes), los descendientes de Levi, esto era más que la primera, como está escrito:
            לָכֶם הַכֹּהֲנִים בּוֹזֵי שְׁמִי וַאֲמַרְתֶּם בַּמֶּה בָזִינוּ אֶת-שְׁמֶךָ
            “a vosotros, oh sacerdotes, que despreciáis Mi Nombre” (Malají 1: 6)

Y así sucesivamente encontramos lo dicho por Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) en el Tehilim / Salmo 113:3:

            מִמִּזְרַח-שֶׁמֶשׁ עַד-מְבוֹאוֹ   מְהֻלָּל שֵׁם יי.
            “Desde la salida del sol hasta su puesta será alabado el Nombre del Etern-o.

No podía decirse que, he aquí por Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) que haya añadido a todos los goim (naciones) en la adoración del Di-s de Israel; y que consideraba que todas las naciones para ser creyentes (מאמינים) en el Di-s Bendito creyéndole de forma perfecta. Y [ya] que existe evidencia real, de que no hay justificación (בלתי צודקת) ante lo que hay con ellos, [por eso en el mismo libro, se dice en el] Tehilim 115:4-9, que por eso él dice:

(En cambio) los ídolos de ellos son de plata y de oro, obra de manos de hombres.
Tienen bocas, pero no hablan. Ojos tienen, pero no ven.
Tienen oídos, pero no oyen. Narices tienen, pero no huelen.
Tienen manos, pero no palpan. Pies tienen, pero no caminan, Ni tampoco hablan con sus gargantas.
Quienes los hacen serán como ellos. Sí, cada uno que confié en ellos
¡Oh Israel, confía en el Etern-o! Él es (verdadero) auxiliador y escudo.

ד  עֲצַבֵּיהֶם, כֶּסֶף וְזָהָב;    מַעֲשֵׂה, יְדֵי אָדָם.
ה  פֶּה-לָהֶם, וְלֹא יְדַבֵּרוּ;    עֵינַיִם לָהֶם, וְלֹא יִרְאוּ.
ו  אָזְנַיִם לָהֶם, וְלֹא יִשְׁמָעוּ;    אַף לָהֶם, וְלֹא יְרִיחוּן.
ז  יְדֵיהֶם, וְלֹא יְמִישׁוּן--רַגְלֵיהֶם, וְלֹא יְהַלֵּכוּ;    לֹא-יֶהְגּוּ, בִּגְרוֹנָם.
ח  כְּמוֹהֶם, יִהְיוּ עֹשֵׂיהֶם--    כֹּל אֲשֶׁר-בֹּטֵחַ בָּהֶם.
ט  יִשְׂרָאֵל, בְּטַח בַּיי;    עֶזְרָם וּמָגִנָּם הוּא.
Casi los mismos términos se utilizan en el Tehilim / Salmo 135:15-21, en el que se lee:
טו  בְּרוּכִים אַתֶּם, לַיי--    עֹשֵׂה, שָׁמַיִם וָאָרֶץ.
טז  הַשָּׁמַיִם שָׁמַיִם, לַיי;    וְהָאָרֶץ, נָתַן לִבְנֵי-אָדָם.
יז  לֹא הַמֵּתִים, יְהַלְלוּ-יָהּ;    וְלֹא, כָּל-יֹרְדֵי דוּמָה.
יח  וַאֲנַחְנוּ, נְבָרֵךְ יָהּ--    מֵעַתָּה וְעַד-עוֹלָם:
הַלְלוּ-יָהּ.
Los ídolos de las naciones son plata y oro, obra de manos de hombres.
Tienen boca, pero no hablan; ojos tienen, pero no ven;
Tienen oídos, pero no oyen. Y tampoco hay aliento en sus bocas.
Los que los hacen serán como ellos, Sí cada uno que confía en ellos.
¡Oh Casa de Israel, bendecid al Etern-o! ¡Oh Casa de Aharón, bendecid al Eterno¡.
¡Oh Casa de Leví, bendecid al Etern-o! Vosotros que teméis al Etern-o, bendecid al Etern-o.
[Desde Tzión, bendecido sea el Eternn-o, que mora en Yerushalaim. Haleluyah]

 Vemos, entonces, que Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él), que según lo dicho por él, los gentiles, [con todos sus errores], deseaban alabar y exaltar Su Nombre del Di-s Bendito, como la Causa Primera de todo lo existente; sin embargo, el salmista, al igual que el profeta habló anteriormente, considerará que la fe y la observancia de la nación de Israel en lo general [con los argumentos de los] cohanim  y los levim, quienes son expertos [en Avodat] L´Adona-y (servicio al Etern-o); en consecuencia, no hay el más mínimo motivo para abandonar el camino que nuestra religión, como se les ha señalado a sus seguidores, y adoptar una fe tan manifiestamente contrarias a nuestra antigua ley

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!