8/17/2014

Capítulo 24: Anulación de la Torah de Mosheh, tal como fue “profetizó” (Jeremías 3:16)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”
            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 24: Anulación de la Torah de Mosheh, tal como fue “profetizó” (Jeremías 3:16)

Yirmiyah / Jeremías 3:16:

            וְהָיָה כִּי תִרְבּוּ וּפְרִיתֶם בָּאָרֶץ בַּיָּמִים הָהֵמָּה נְאֻם-יי לֹא-יֹאמְרוּ עוֹד אֲרוֹן בְּרִית-יי וְלֹא יַעֲלֶה עַל-לֵב וְלֹא יִזְכְּרוּ-בוֹ וְלֹא יִפְקֹדוּ וְלֹא יֵעָשֶׂה עוֹד.
Y sucederá, cuando os hayáis multiplicado e incrementado en la tierra, que no hablarán más del Arca del Pacto del Etern-o, ni lo recordarán, ni lo mencionarán, ni lo extrañaran, ni se volverá más a hacer
Y así reclaman los notzrim (cristianos) que a partir de este pasuk (verso), dicen que Yirmiya HaNabí (Jeremías el profeta) enseño que en los días por venir se anularía la Torah de Mosheh, la cual fue colocada en el arón berit Adona-y (arca del Pacto del Etern-o). Y que él (Yirmiyah) dice que no dicen (como los judíos) que hasta que el arca del pacto del Etern-o, no se haría conforme al corazón y [por lo cual] no la recordarían más. 
Refutación.
En el capítulo 19 [de este libro] que ya hemos demostrado por la evidencia inconfundible, y sobre todo por sus propias palabras del A”V (Avon-Gilion: evangelio), e incluso por las deducciones finales de los Jajme HaNotzrim (sabios de los cristianos), que la Torah de Mosheh es eterna, y que ninguna otra Torah (תורה אחרת) alguna vez podría suplantar nuestra antigua ley. Habiendo entonces suficientemente demostrado la debilidad de las opiniones adversas a este punto de vista, nos limitamos aquí a las explicaciones citadas anteriormente: cada lector de las Escrituras sabe que el pasaje de Melajim Alef / 1 Reyes 8:9:
            אֵין בָּאָרוֹן רַק שְׁנֵי לֻחוֹת הָאֲבָנִים
            “No había nada en el Arca salvo las dos tablas de piedra…
Y por lo tanto fuera llamadas [como] ‘Aron HaBerit’ (ארון הברית-Arca del Pacto) porque las lujot (tablas) al tener escrito el pacto que estaban escritas sobre ellas las palabras del Pacto [de las] Aseret HaDevarim (עשרת הדברים – Diez Palabras o Diez Mandamientos); y he aquí, ellos mismos agradecen que las Aseret HaDivrot (Decálogo) son inmutables, y que ningún hombre puede esperar la salvación de su alma de aquel que repudia los Diez Mandamientos. Tendremos que volver sobre esta cuestión en la revisión de algunos pasajes del A”G (Avon-Gilaion: Tabla de Iniquidad) en el que Yeshu y sus discípulos, como explicamos en el capítulo 12 y 19 de  Matiash / Mateo. Tanto es cierto, que los notzrim (cristianos) se les ordena seguir los Diez Mandamientos, aunque han cambiado arbitrariamente el día señalado para la celebración del día de reposo, y, aunque ninguna sanción por hacerlo fue dado ya sea a Yeshu o sus discípulos; en consecuencia, los cristianos no tienen derecho a alegar que el Arca del Pacto de Etern-o, y las dos tablas con sus contenidos, nunca serían olvidados; ni están justificados en la afirmación de que la Torah de Moshe se derogó: y no será recordado por más tiempo por parte de Israel, ya que los pasajes bíblicos citados por ellos no ofrecen ninguna prueba en apoyo de su tesis, especialmente en lo que Malaji / Malaquías, el último de los profetas (capítulo 3:22), da la amonestación divina, dice:
זִכְרוּ תּוֹרַת מֹשֶׁה עַבְדִּי אֲשֶׁר צִוִּיתִי אוֹתוֹ בְחֹרֵב עַל-כָּל-יִשְׂרָאֵל חֻקִּים וּמִשְׁפָּטִים
Acordaos de la Torah de Mosheh Mi siervo, que le prescribí en Jorev (Sinaí) para todo Israel, con sus estatutos y preceptos.
Este profeta demuestra claramente que la Torah divina no va a ser suprimida en cualquier momento del futuro; por el contrario, que la dignidad de Israel y la dignidad de Yerushalaim (Jerusalén) serán aumentados en un día futuro. Por lo tanto alude a esos días en que Israel se haya aumentado y multiplicado en la Tierra Santa, y cuando las naciones gentiles vendrá a buscar la Palabra del Etern-o en Yerushalaim (Jerusalén). Para este efecto, dice Yeshayah (capítulo 2:2):
וְנָהֲרוּ אֵלָיו כָּל-הַגּוֹיִם
“…y todas las naciones fluirán hacia ella.”
Estas naciones, no profanamente, preguntan después de la alianza divina, y se entrometerán en el lugar de descanso del Arca Santa, los cuales también serán completamente perplejos con la k’dusha (santidad) de la Casa de Di-s, en la que se restableció el trono del juicio. El Mikdash (Templo) no será entonces la localidad exclusiva para que los gentiles se congregarán, sino que será toda Yerushalaim (Jerusalén) que será una residencia del conocimiento divino, a donde los gentiles recurrirán con el fin de invocar el Nombre del Etern-o, y para que Le sirvan de común acuerdo; y los deberes sagrados y divinos del hombre no se limitarán únicamente a las dependencias del Templo, [tal como se lee en] Yoel (Joel) 4:17:
            וְהָיְתָה יְרוּשָׁלִַם קֹדֶשׁ וְזָרִים לֹא-יַעַבְרוּ-בָהּ עוֹד.  {ס}
            “…Y Yerushalaim será santa, y no pasarán más los extraños por ella.”
Aquí aprendemos que la santidad de Yerushalaim impedirá que los extranjeros entren en la ciudad con el fin de profanarla. La indignidad entre los gentiles, y los impuros entre Israel, será de igual manera, se mantendrá lejos a través de asombro de la Ciudad Santa; pero la ciudad del Santo Bendito Sea se extenderá a para conversión [al Pacto, al judaísmo] y la influencia iluminadora a la distancia más remota. Los gentiles, a raíz de la ministración sana de la carrera elegida, consideraran que los siervos del Santo Bendito Sea, como los hijos de Israel. El profeta, por lo tanto, dice:
וְנִלְווּ גוֹיִם רַבִּים אֶל-יי בַּיּוֹם הַהוּא וְהָיוּ לִי לְעָם
“Y muchas naciones se unirán al Etern-o en aquel día, y serán Mi pueblo…”
-          Zejaryah 2:15
[Mientras que] en el capítulo 56:6-7 de Yeshayah se predice:
            ו וּבְנֵי הַנֵּכָר הַנִּלְוִים עַל-יי לְשָׁרְתוֹ וּלְאַהֲבָה אֶת-שֵׁם יי לִהְיוֹת לוֹ לַעֲבָדִים כָּל-שֹׁמֵר שַׁבָּת מֵחַלְּלוֹ וּמַחֲזִיקִים בִּבְרִיתִי.  ז וַהֲבִיאוֹתִים אֶל-הַר קָדְשִׁי וְשִׂמַּחְתִּים בְּבֵית תְּפִלָּתִי עוֹלֹתֵיהֶם וְזִבְחֵיהֶם לְרָצוֹן עַל-מִזְבְּחִי  כִּי בֵיתִי בֵּית-תְּפִלָּה יִקָּרֵא לְכָל-הָעַמִּים. 
También los extranjeros que se adhieren al Etern-o para adorarle y amar el Nombre del Etern-o, para ser Sus siervos. Cada uno que se guarde de profanar el shabat y sea fiel a Mi pacto. También a ellos los traeré a Mi montaña sagrada, y los haré gozosos en Mi Casa de oraciones. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre Mi altar, porque Mi Casa será llamada Casa de oraciones para todos los pueblos

Esto demuestra que, en el momento de los días del Mashiaj (Mesías), TODAS las umot (naciones) rendirán homenaje a la santidad (מעלות קדושת) a E”I (Erretz Israel) en la santidad de [la ciudad] de Yerushalaim (Jerusalem), en la santidad y en la santidad del Beit HaMikdash (Templo) de Yerushalaim. ¿Qué parte de lo que hemos visto de esta respuesta adecuada se ha respondido a esta reclamación? (מה שדאינו מספיק בתשובת הטענה הזאת)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!