8/17/2014

Capítulo 23: El hombre, incapaz de mantener toda la Torah de Mosheh, no se puede ganar la salvación (Isaías 64:5)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”

            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 23: El hombre, incapaz de mantener toda la Torah de Mosheh, no se puede ganar la salvación (Isaías 64:5)

Yeshayah 64:5:
            וַנְּהִי כַטָּמֵא כֻּלָּנוּ וּכְבֶגֶד עִדִּים כָּל-צִדְקֹתֵינוּ וַנָּבֶל כֶּעָלֶה כֻּלָּנוּ וַעֲו‍ֹנֵנוּ כָּרוּחַ יִשָּׂאֻנוּ.
Y nos vuelto como uno que es impuro, y toda nuestra ecuanimidad es como ropa contaminada, y todos nosotros nos desvanecemos como una hoja, y nuestras iniquidades nos llevan como el viento.
Un sabio entre los noztrim (cristianos) se dirigió a mí una vez en los siguientes términos:
"Que no hay un solo hombre en la tierra que haga el bien y nunca peque Sí, debéis saber también que no hay un solo hombre capaz de observar todos los mandamientos prescritos en la Torah de Mosheh, y que sus actos de justicia no le han permitido alcanzar el fin que buscan sino de forma ineficiente, en lo que concierne dice [su] profeta: ‘Y nos vuelto como uno que es impuro, y toda nuestra ecuanimidad es como ropa contaminada,’ [y] sí es así, quien puede acercarse a HaShem Yitboraj (Di’s), para ser salvado en amparo (להושיע תשועת) espiritual (נפשית) y así así dejar el exilio que ahora tienes, entre uno de los suyos, e incluso entre sus tzadikim (justos), son repugnantes (מאוסים) ante HaShe-m Baruj (Di-s Bendito), ante quienes [ustedes] son [cosa] repulsiva y sucia (מאוס וטמא).
Respuesta:
Desde luego, hay que reconocer que ningún hombre puede obtener la salvación a través de sus propios actos por sí solos; pero el hombre debe combinar con su piedad una sumisión total a la misericordia y la bondad amorosa de HaShem Yitboraj (Di’s). Yirmiyah / Jeremías anuncia claramente (capítulo 30:21):
            מִמֶּנּוּ וּמֹשְׁלוֹ מִקִּרְבּוֹ יֵצֵא וְהִקְרַבְתִּיו וְנִגַּשׁ אֵלָי  כִּי מִי הוּא-זֶה עָרַב אֶת-לִבּוֹ לָגֶשֶׁת אֵלַי
“…y Yo haré que se acerque y se aproximará a Mí, pues ¿quién es el que se ha comprometido a acercarse a Mí?...
El salmista dice, de la misma manera (Tehilim / Salmo 65:5):
            אַשְׁרֵי תִּבְחַר וּתְקָרֵב   יִשְׁכֹּן חֲצֵרֶיךָ
            “Feliz es el hombre a quien Tú escoges y acercas a Ti para que more en Tus atrios…
Por lo tanto, él reza (en el Tehilim 79:9):
            עָזְרֵנוּ אֱלֹקי יִשְׁעֵנוּ   עַל-דְּבַר כְּבוֹד-שְׁמֶךָוְהַצִּילֵנוּ וְכַפֵּר עַל-חַטֹּאתֵינוּ    לְמַעַן שְׁמֶךָ.
Ayúdanos, oh Di-s de nuestra salvación, por la gloria de Tu Nombre, y líbranos, y perdona nuestros pecados, por Tu Nombre.
En el Tehilim / Salmo 25:11, el poeta sagrado dice:
            לְמַעַן-שִׁמְךָ יי    וְסָלַחְתָּ לַעֲו‍ֹנִי כִּי רַב-הוּא.
            “Por Tu Nombre, oh Etern-o, perdona mi iniquidad, que es grande
Y otra vez en el Tehilim 115:1, [esta escrito:]
            לֹא לָנוּ יי לֹא-לָנוּ    כִּי-לְשִׁמְךָ תֵּן כָּבוֹד עַל-חַסְדְּךָ עַל-אֲמִתֶּךָ.
¡No a nosotros, oh Etern-o, no a nosotros, sino a Tu Nombre concede gloria, por Tu misericordia, y por Tu verdad.
Otra vez en el Tehilim 143:11:
            לְמַעַן-שִׁמְךָ יי תְּחַיֵּנִי    בְּצִדְקָתְךָ תּוֹצִיא מִצָּרָה נַפְשִׁי.
Por Tu Nombre, oh Etern-o, vivifícame. En Tu justicia saca mi alma de apreturas.
 En el Tehilim / Salmo 44:27, exclama:
            קוּמָה עֶזְרָתָה לָּנוּ    וּפְדֵנוּ לְמַעַן חַסְדֶּךָ.
            “Levántate en nuestra ayuda, y líbranos por Tu misericordia.
Y en el Tehilim 80:4, suplica al Santo Bendito Sea:
              אֱלֹקים הֲשִׁיבֵנוּ    וְהָאֵר פָּנֶיךָ וְנִוָּשֵׁעָה.
            “Oh Di-s, restáuranos, y haz que brille Tu rostro, y seremos salvados.
Así ha dicho, también, que el profeta Yirmiyah 14:7:
            אִם-עֲו‍ֹנֵינוּ עָנוּ בָנוּ יי עֲשֵׂה לְמַעַן שְׁמֶךָ  כִּי-רַבּוּ מְשׁוּבֹתֵינוּ לְךָ חָטָאנוּ.
Aunque nuestras iniquidades dan testimonio contra nosotros, oh Etern-o, obra por Tu Nombre…
Y aún más [capítulo 14:21 dice:]
            אַל-תִּנְאַץ לְמַעַן שִׁמְךָ
            “Pero no nos condenes, por Tu Nombre…
En Eija / Lamentaciones 5:21 él dice:
            הֲשִׁיבֵנוּ יי אֵלֶיךָ ונשוב (וְנָשׁוּבָה) חַדֵּשׁ יָמֵינוּ כְּקֶדֶם
Vuelve a nosotros, oh Etern-o, y nosotros volveremos (a Ti). Renueva nuestros días como en los tiempos antiguos.
Daniel, en su oración, 9:18-19, utiliza un lenguaje similar:
            יח הַטֵּה אֱלֹקי אָזְנְךָ וּשְׁמָע פקחה (פְּקַח) עֵינֶיךָ וּרְאֵה שֹׁמְמֹתֵינוּ וְהָעִיר אֲשֶׁר-נִקְרָא שִׁמְךָ עָלֶיהָ  כִּי לֹא עַל-צִדְקֹתֵינוּ אֲנַחְנוּ מַפִּילִים תַּחֲנוּנֵינוּ לְפָנֶיךָ כִּי עַל-רַחֲמֶיךָ הָרַבִּים.  יט אֲדֹנָי שְׁמָעָה אֲדֹנָי סְלָחָה אֲדֹנָי הַקְשִׁיבָה וַעֲשֵׂה אַל-תְּאַחַר  לְמַעַנְךָ אֱלֹקי כִּי-שִׁמְךָ נִקְרָא עַל-עִירְךָ וְעַל-עַמֶּךָ.
Oh Di-s mío, inclina Tu oído y escucha. Abre Tus ojos y contempla nuestra desolación y la ciudad sobre la que se invocaba Tu Nombre, porque no elevamos nuestras súplicas a Ti en virtud de nuestra justicia, sino por Tu gran compasión. ¡Oh Señ-r, escucha! ¡Oh Señ-r, perdona! ¡Oh Señ-r, presta atención y hazlo así, por tu propia causa, oh Di-s mío, porque Tu Nombre es invocado sobre Tu ciudad y Tu pueblo.
Y muchos otros pasajes podrían ser citados y que todos trasmitirían la misma idea.
De ahí que el Santo Bendito Sea nos ha dado la seguridad, a través de Sus profetas, para librarnos de nuestro cautiverio, y para borrar nuestros pecados e iniquidades, no por nosotros, sino por su propio bien. Así dice Yeshayah (48:11):
            לְמַעֲנִי לְמַעֲנִי אֶעֱשֶׂה
            “Por Mí Mismo, por Mí Mismo lo haré…
En el capítulo 43:25, del mismo profeta dice:
            אָנֹכִי אָנֹכִי הוּא מֹחֶה פְשָׁעֶיךָ לְמַעֲנִי  וְחַטֹּאתֶיךָ לֹא אֶזְכֹּר
Yo soy, Yo soy. El que borra tus transgresiones por gracia Mía, y tus pecados no recordaré.
Esto se expresa, también, por Yejezkel 36:22:
            אֲנִי עֹשֶׂה בֵּית יִשְׂרָאֵל  כִּי אִם-לְשֵׁם-קָדְשִׁי
Yo no hago esto por vosotros, oh casa de Israel, sino por Mi santo Nombre...
Y nos encontramos en el mismo libro, capítulo 20:44:
            וִידַעְתֶּם כִּי-אֲנִי יי בַּעֲשׂוֹתִי אִתְּכֶם לְמַעַן שְׁמִי  לֹא כְדַרְכֵיכֶם הָרָעִים וְכַעֲלִילוֹתֵיכֶם הַנִּשְׁחָתוֹת בֵּית יִשְׂרָאֵל נְאֻם אֲדֹנָי יי.  {פ}
Y sabréis que Yo soy el Etern-o, cuando haya terminado de obrar con vosotros por Mi Nombre, no conforme a vuestros malos caminos, ni conforme a vuestras corruptas acciones, oh casa de Israel dice el Di-s el Etern-o.
Podemos citar aquí, también, las palabras de Yirmiyah 31:36:
כֹּה אָמַר יי אִם-יִמַּדּוּ שָׁמַיִם מִלְמַעְלָה וְיֵחָקְרוּ מוֹסְדֵי-אֶרֶץ לְמָטָּה  גַּם-אֲנִי אֶמְאַס בְּכָל-זֶרַע יִשְׂרָאֵל עַל-כָּל-אֲשֶׁר עָשׂוּ נְאֻם-יי.  {ס}
 “Así dice el Etern-o: Si en lo alto el cielo pudiere ser medido, y las fundaciones de la tierra exploradas abajo, Yo arrojaré toda la simiente de Israel, por todo lo que han hecho, dice el Etern-o.
 Esta declaración divina confirma claramente nuestra opinión de que nuestra salvación no depende únicamente de nuestro mérito individual que es imperfecta y e injusta, sino de la misericordia de Di-s quien es fiel, que nunca va a cambiar, aunque seamos hallados indignos delante de él.
La expresión del profeta: “y toda nuestra ecuanimidad es como ropa contaminada”, hace referencia a tales obras religiosas las cuales se llevan a cabo a través de la vanagloria y del egoísmo motivados, con el fin de crear la envidia de nuestros vecinos, la cual es bastante evidente que las mejores acciones deben desagradar al Santo Bendito Sea cuando proceden de motivos comunes; "Porque el Misericordioso escudriña los corazones" (כי רחמנא ליבא בעי ואל ביוצא; Cfr. Talmud Bavli Masejet Sanhedrin 106a), dicen nuestros sabios, "se refiere a las intenciones solamente." De ahí la amonestación en Devarim / Deuteronomio 15:10:
נָתוֹן תִּתֵּן לוֹ וְלֹא-יֵרַע לְבָבְךָ בְּתִתְּךָ לוֹ  כִּי בִּגְלַל הַדָּבָר הַזֶּה יְבָרֶכְךָ יי אֱלֹקיךָ בְּכָל-מַעֲשֶׂךָ וּבְכֹל מִשְׁלַח יָדֶךָ.
De seguro le darás (préstamo), sin que tu corazón se apene por ello, ya que por esa razón el Etern-o tu Di-s te bendecirá en todas tus obras.
Y en el capítulo 28:47, leemos:
            תַּחַת אֲשֶׁר לֹא-עָבַדְתָּ אֶת-יי אֱלֹקיךָ בְּשִׂמְחָה וּבְטוּב לֵבָב מֵרֹב כֹּל.
Por no haber servido al Etern-o tu Di-s con alegría y corazón dispuesto...

El pasaje anterior, “y toda nuestra ecuanimidad es como ropa contaminada”, se refiere, por lo tanto, a la conducta censurable y las intenciones impuras de los que egoístamente trabajan en la causa del Santo Bendito Sea, tal como las hojas que caen del árbol que se dejan llevar por el viento, por lo que, en consecuencia de nuestros pecados, estamos dispersos por todas las partes del globo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!