8/17/2014

Capítulo 18: La Toráh se refiere a la vida física solamente, no la vida espiritual ni otra vida.

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”
            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 18: La Toráh se refiere a la vida física solamente, no la vida espiritual ni otra vida.

Los notzrim (cristianos) ofrecen una objeción contra la Torah divina (התורה האלקית), al afirmar que la Torah de Mosheh no dio ninguna promesa a los fieles de la felicidad en un estado futuro, pero limita toda la recompensa y el castigo únicamente a nuestra existencia aquí abajo. Ellos nos remiten al capítulo 26 de  Vaicrá / Levítico, y sostienen que en esta cuenta no se hace mención en la Torah o en los escritos proféticos acerca de la condición del alma en un estado futuro, y que todas las predicciones se refieren únicamente a la prosperidad mundana.

Respuesta.

La Torah divina mora en muchos pasajes en nuestra recompensa en este mundo, el hombre es un compuesto de materia y espíritu; y agradablemente a esta división están los mandamientos divinos que son también de un doble carácter, algunos pidieron nuestro físico, otros hacia nuestras facultades intelectuales. Ahora, el cumplimiento de nuestros deberes depende de la cooperación de cuerpo con la mente. Nuestro estado material es abierto y notorio a todos, mientras que nuestra condición espiritual sigue siendo imperceptible. En esta cuenta, la Sagrada Escritura trata con claridad y precisión en las dispensaciones que afectan nuestra condición material, y los toques que ligeramente sobre las que afectan al alma en un estado futuro. Aquí hay que llamar la atención sobre la verdad por la fuerza, que el ininterrumpido disfrute de la paz y la prosperidad de nuestra existencia corporal debe ser siempre el objeto principal de nuestros deseos, ya que es el diseño benevolente del Santo Bendito Sea. Es sólo en el estado imperturbable de la tranquilidad del cuerpo que el hombre tiene la oportunidad de dedicarse plenamente y en su totalidad para el fiel cumplimiento de los mandatos divinos. Cuando luchan con enfermedad, o que sufren de hambre, o trabajando bajo cualquier aflicción corporal, se hace imposible que cumplamos muchos de nuestros deberes religiosos. La Torah, por lo tanto, mantiene la recompensa a sus seguidores piadosos, que sus cuerpos deben estar libres de problemas y de enfermedades, para que puedan tener la posibilidad de adaptarse a la Santa Voluntad del Santo Bendito Sea, y de ese modo preparar el alma para la felicidad eterna. Vemos claramente en Vaicra / Levítico (26:11-12):
            א וְנָתַתִּי מִשְׁכָּנִי בְּתוֹכְכֶם וְלֹא-תִגְעַל נַפְשִׁי אֶתְכֶם.  יב וְהִתְהַלַּכְתִּי בְּתוֹכְכֶם וְהָיִיתִי לָכֶם לֵאלֹקים וְאַתֶּם תִּהְיוּ-לִי לְעָם.
“Y estableceré Mi morada ente vosotros y  Mi alma no os aborrecerá. Y andaré entre vosotros y seré vuestro Di-s y vosotros seréis Mi pueblo.
 Aquí la Torah, después de prometer la felicidad temporal, añade también el favor del bienestar espiritual. De este modo también se prometió a Avraham Avinu alav ha’shalom (que la paz sea con él) ya tuvo su éxito mundano en la posteridad tuvo para el cumplimiento del pacto. La recompensa espiritual es indicada por el siguiente pasaje en Berreshit / Génesis 17:7:
            וַהֲקִמֹתִי אֶת-בְּרִיתִי בֵּינִי וּבֵינֶךָ וּבֵין זַרְעֲךָ אַחֲרֶיךָ לְדֹרֹתָם לִבְרִית עוֹלָם  לִהְיוֹת לְךָ לֵאלֹקים וּלְזַרְעֲךָ אַחֲרֶיךָ
“Y estableceré Mi Pacto contigo y con tu simiente después de ti en todas sus generaciones. Será un Pacto eterno: Yo seré di-s para ti y para tu simiente después de ti.”
En el mismo capítulo (pasuk 8) se hace la adición de gracia:
            וְנָתַתִּי לְךָ וּלְזַרְעֲךָ
            “…y Yo seré (el Di-s) de tu descendencia.”
Con Ya’acov Avinu (nuestro antepasado Ya’acov), también, al concluir su voto diciendo (en Berreshit / Génesis 28:21): “el Etern-o será (ciertamente) mi Di-s- וְהָיָה יי לִי לֵאלֹקים”, en alusión al bienestar espiritual, como todo hombre que piensa debe reconocer. No está solo es tal parte, sino en toda la Torah, nos encontramos con una serie de pasajes que llevan la referencia al destino último del hombre, sobre todo cuando se expresan sobre la influencia inmediata de Di-s y la supervisión de la conducta.
Las observancias ceremoniales [aparece de manera] muy ordenado en la Torah, y todo el servicio en el Templo, que no tenía otro propósito que el de llevar el adorador cerca del Trono de la Misericordia, y para purificar y preparar el alma para un estado más exaltado. La cercanía con la que Di-s, por medio de su Pacto, se ha obligado a sí mismo al pueblo de Israel, es la razón por la que los llamó ‘su hijo primogénito’ (בניו ית'), ‘Su escogido,’ ‘Su amigo’, ‘a su amado,’ ‘Su santo’, ‘Su porción’, y ‘El lazo de su heredad’. El epíteto, סְגֻלָּה (segulah), comúnmente se traduce como ‘su gente y su virtud’, tiene de vez en cuando la significación de cualquier objeto peculiar precioso y valioso. Esta interpretación de la palabra hebrea anterior se confirma en Kohelet / Eclesiastés 2:8:
כָּנַסְתִּי לִי גַּם-כֶּסֶף וְזָהָב וּסְגֻלַּת מְלָכִים וְהַמְּדִינוֹת עָשִׂיתִי לִי שָׁרִים וְשָׁרוֹת וְתַעֲנֻגוֹת בְּנֵי הָאָדָם שִׁדָּה וְשִׁדּוֹת.
“También amontoné plata y oro, formando virtudes (וסגלת) tales como los que tienen los reyes y las provincias…”
 El anuncio de la divina gracia, o favor, nuestro legislador, Mosheh, quien se lo ha comunicado a Israel acusándolos de ser "Hijos del Altísimo" (בנים למקום), que son amados por su Padre en el Cielo, unidos a Él en su estado actual, y no se separó de Él en la vida venidera. Remitimos al lector a Devarim / Deuteronomio 14:1-2:
            בָּנִים אַתֶּם לַיי אֱלֹקיכֶם  לֹא תִתְגֹּדְדוּ וְלֹא-תָשִׂימוּ קָרְחָה בֵּין עֵינֵיכֶם לָמֵת.  ב כִּי עַם קָדוֹשׁ אַתָּה לַיי אֱלֹקיךָ וּבְךָ בָּחַר יי לִהְיוֹת לוֹ לְעַם סְגֻלָּה מִכֹּל הָעַמִּים אֲשֶׁר עַל-פְּנֵי הָאֲדָמָה.  {ס}
“VOSOTROS sois hijos del Etern-o vuestro Di-s. No os haréis incisiones ni os rasuraréis entre los ojos por causa de muertos (como hacen los amorreos), porque eres un pueblo consagrado al Etern-o tu Di-s, y el Etern-o te ha escogido para que Le pertenezcas más que todos los demás pueblos que hay sobre la tierra.”

La tendencia de estos pasajes, es enseñar que no es propio el disfrutar de un exceso de dolor a causa de la muerte del cuerpo, ya que se declaró que Israel es una nación santa para el Etern-o y elegida por Él. Por la palabra segulah (virtud), entendemos que el alma está destinada a que se adhieran a Él y disfruten de Su presencia para siempre. Si se pretendía hacer distinciones terrenales para ser el único significado de la existencia humana, la muerte sería una visitación más grave a los ricos que a los pobres. Otra alusión a un estado futuro, debemos hacer referencia a Vaicra / Levítico 18:5:
            כִּי בוֹ בָּחַר יי אֱלֹקיךָ מִכָּל-שְׁבָטֶיךָ  לַעֲמֹד לְשָׁרֵת בְּשֵׁם-יי הוּא וּבָנָיו כָּל-הַיָּמִים.  {ס}
“Cuidaréis (el cumplimiento de) Mis Leyes. El hombre que las cumpla vivirá en ellas. (Lo ordeno) Yo, el Etern-o. ”
No se puede imaginar que esto se relaciona con la longevidad en la tierra, porque nosotros no encontramos que los piadosos, que observan la Torah divina, prolonguen su existencia aquí abajo, más allá de aquellos que transgreden; el paso, por lo tanto, necesariamente se refiere a la vida inmortal.
La opinión de los adversarios del judaísmo es que Adam HaRishón (el primer hombre), a través de su rebelión en contra de la palabra de Di-s, fue condenado a la muerte espiritual. Descansan sus argumentos en el pasaje de Berreshit / Génesis 2:17:
            וּמֵעֵץ הַדַּעַת טוֹב וָרָע לֹא תֹאכַל מִמֶּנּוּ  כִּי בְּיוֹם אֲכָלְךָ מִמֶּנּוּ מוֹת תָּמוּת.
“Pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no podrás comer, porque el día que de él comieres ciertamente has de morir.”
La muerte que se considera es la del alma. Ahora bien, al comparar este pasaje con la cita anterior, no podemos evitar la conclusión de que la maldición de Adam no tendrá ningún efecto sobre los que obedecen fielmente las ordenanzas divinas establecidas en la Torah de Mosheh. Remitimos al lector, también, para el quinto capítulo del Escrito de Puil (Pablo) a los Romanos, corrobora la fuerza a nuestro argumento; una lectura cuidadosa de las siguientes palabras, a partir de Devarim / Deuteronomio 32:46-47, del mismo modo se justificará la vista aquí adoptado:
            מו וַיֹּאמֶר אֲלֵהֶם, שִׂימוּ לְבַבְכֶם, לְכָל-הַדְּבָרִים, אֲשֶׁר אָנֹכִי מֵעִיד בָּכֶם הַיּוֹם:  אֲשֶׁר תְּצַוֻּם, אֶת-בְּנֵיכֶם, לִשְׁמֹר לַעֲשׂוֹת, אֶת-כָּל-דִּבְרֵי הַתּוֹרָה הַזֹּאת.  מז כִּי לֹא-דָבָר רֵק הוּא, מִכֶּם--כִּי-הוּא, חַיֵּיכֶם; וּבַדָּבָר הַזֶּה, תַּאֲרִיכוּ יָמִים עַל-הָאֲדָמָה, אֲשֶׁר אַתֶּם עֹבְרִים אֶת-הַיַּרְדֵּן שָׁמָּה, לְרִשְׁתָּהּ.  {פ}
“Poned vuestro corazón en todas las palabras que hoy puse como testimonio ante vosotros, y comunicadlas a vuestros hijos para que también cumplan todos los mandamientos de esta Torah. Pues no son cosa vana para vosotros: son vuestra vida. Por ellos (los mandamientos) podréis prolongar vuestros días en la tierra, etc.”
Aquí, hay dos premios diferentes que se pueden obtener a través de la observancia de los mandamientos de la Torah divina los cuales se les ha extendió para el hombre. Hay una recompensa espiritual y una recompensa temporal. En cuanto a lo espiritual, la Escritura dice: " son vuestra vida"; y en relación con la recompensa temporal, leemos: " Por ellos (los mandamientos) podréis prolongar vuestros días en la tierra." El bienestar del alma, por su incomparable valor, se menciona por primera vez, aunque en realidad se trata de la última suerte del hombre. Otra alusión a la recompensa de la vida eterna se hace en Devarim / Deuteronomio 33:29, en las últimas palabras grabadas en el discurso de Mosheh:
            אַשְׁרֶיךָ יִשְׂרָאֵל מִי כָמוֹךָ, עַם נוֹשַׁע בַּיי
            “¡Dichoso eres, oh Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Etern-o…”
Este pasuk transmite la idea de que las adquisiciones mundanas, como el dominio, el poder, la conquista y el aumento de la riqueza, [las cuales] no constituyen la verdadera felicidad, ya que pueden ser compartidos por los países que no reconocen a Di-s; para la verdadera felicidad es la salvación espiritual, de la cual no hay personas [que] hayan sido declarados dignos excepto el pueblo de Israel, tal como lo percibimos en las palabras: “¡Dichoso eres, oh Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Etern-o…”
 Una verdad se confirma en las palabras que siguen, que Él es "el escudo que te protege," parece transmitir la idea de que el don de la bendición espiritual que no excluye la felicidad temporal; y que aquellos que se consagran al Etern-o, encuentra también su protección en él en el momento de necesidad. La misma idea se expresa en las palabras del salmista: “¡Oh Israel, confía en el Etern-o! Él es (verdadero) auxiliador y escudo- יִשְׂרָאֵל בְּטַח בַּיהוָה    עֶזְרָם וּמָגִנָּם הוּא.” (Tehilim 115: 9) La intervención divina se ilustra adicionalmente en la secuela del versículo en cuestión (a saber, Devarim / Deuteronomio 33:29), en el que vemos “el escudo que te protege y la espada que te hace triunfar- מָגֵן עֶזְרֶךָ, וַאֲשֶׁר-חֶרֶב גַּאֲוָתֶךָ” mostrando, como dice el salmista: “Por cuanto no por su propia espada obtuvieron la tierra כִּי לֹא בְחַרְבָּם יָרְשׁוּ אָרֶץ” (Tehilim 44:4)
Una referencia a la pena del alma se hace en Vaicrá / Levítico 22:3:
            אֱמֹר אֲלֵהֶם לְדֹרֹתֵיכֶם כָּל-אִישׁ אֲשֶׁר-יִקְרַב מִכָּל-זַרְעֲכֶם אֶל-הַקֳּדָשִׁים אֲשֶׁר יַקְדִּישׁוּ בְנֵי-יִשְׂרָאֵל לַיי וְטֻמְאָתוֹ עָלָיו  וְנִכְרְתָה הַנֶּפֶשׁ הַהִוא מִלְּפָנַי אֲנִי יי.
“Diles también: ‘Quien de vuestra simiente se acercare, estando impuro, a las cosas santas que los hijos de Israel consagran al Etern-o será quitado de Mi Presencia. (Lo ordeno) Yo, el Etern-o.”
Los términos "מלפני אני" (‘Mi Presencia’) se refieren al alma que se origina de una fuente sagrada, y al cual regresarán si lo encuentra digno. Una alusión similar a la del alma está hecha, en el perek 23 pasuk 29:
            כִּי כָל-הַנֶּפֶשׁ אֲשֶׁר לֹא-תְעֻנֶּה בְּעֶצֶם הַיּוֹם הַזֶּה וְנִכְרְתָה מֵעַמֶּיהָ.
            “Quien no ayunare ese día será extirpado de su pueblo.”
Y otra vez, “Y a quien trabajase ese mismo día lo borrare del seno de su pueblo- וְכָל-הַנֶּפֶשׁ אֲשֶׁר תַּעֲשֶׂה כָּל-מְלָאכָה בְּעֶצֶם הַיּוֹם הַזֶּה וְהַאֲבַדְתִּי אֶת-הַנֶּפֶשׁ הַהִוא מִקֶּרֶב עַמָּהּ” (pasuk 30) es decir: que no será reunido a las almas de los piadosos que son denominados "de su pueblo." Así, encontramos en Berreshit / Génesis 25:8, ‘y fue reunido con su pueblo-ויאסף אל-עמיו’;es decir: fue a reunirse con, y se asocia con los espíritus de los hombres piadosos y piadosas. Vamos a dar una prueba más de que la Escritura no trata aquí meramente del cuerpo; en Devarim / Deuteronomio 32:50, leemos: “…para reunirte con tu pueblo והאסף אל-אמיך …” como Aharón, tu hermano, murió en el monte Hor para reunirse con su pueblo ויאסף אל-אמיו”
Así, vemos que la reunión término se aplica exclusivamente al alma. De la misma manera, en Yeshayah / Isaías 58:8, “…el Etern-o será tu retaguardia ה' יאספך”. Bala’am, aunque un profeta gentil, percibiendo por el poder de su visión de que los Bene Israel no sólo de pie en este mundo bajo la vigilancia especial del Santo Bendito Sea, pero tuvo también un final feliz y rica esperanza después de su muerte; Por lo tanto, él oró por sí mismo para ser considerados dignos a participar en su felicidad espiritual en un estado futuro. Tal como se lee en Bamidbar / Números 23:10:

תָּמֹת נַפְשִׁי מוֹת יְשָׁרִים,
וּתְהִי אַחֲרִיתִי כָּמֹהוּ.
“muera yo la muerte de los justos
Y que mi final sea como tal.”
El tema de la santidad del alma está en constante volvió a Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) en sus Salmos, y es el incentivo para guardar los mandamientos de la Torah divina, y derramando oraciones para su consecución. Tal [como leemos en el Tehilim / Salmo 19:8]:

תּוֹרַת יי תְּמִימָה מְשִׁיבַת נָפֶשׁ
 “La Torah del Etern-o es perfecta, restauradora del alma”;
Tehilim 27:13:
            לוּלֵא הֶאֱמַנְתִּי לִרְאוֹת בְּטוּב-יי    בְּאֶרֶץ חַיִּים.
Yo no hubiera creído que vería la bondad del Etern-o en la tierra de los vivos. Tehilim 116:8-9:
ח   כִּי חִלַּצְתָּ נַפְשִׁי מִמָּוֶת    אֶת-עֵינִי מִן-דִּמְעָה אֶת-רַגְלִי מִדֶּחִי. ט   אֶתְהַלֵּךְ לִפְנֵי יי בְּאַרְצוֹת הַחַיִּים.
Porque Tú libraste mi alma de la muerte, mis ojos de las lágrimas, y mis pies de los tropezones. Yo andaré ante el Etern-o en las tierras de los vivos.
Tehilim 26:9:
              אַל-תֶּאֱסֹף עִם-חַטָּאִים נַפְשִׁי    וְעִם-אַנְשֵׁי דָמִים חַיָּי.
 “No juntes mi alma con pecadores, ni mi vida con hombres sanguinarios
Tehilim 16:10-11:
            י   כִּי לֹא-תַעֲזֹב נַפְשִׁי לִשְׁאוֹל    לֹא-תִתֵּן חֲסִידְךָ לִרְאוֹת שָׁחַת. יא   תּוֹדִיעֵנִי    אֹרַח חַיִּיםשֹׂבַע שְׂמָחוֹת אֶת-פָּנֶיךָ    נְעִמוֹת בִּימִינְךָ נֶצַח.
Porque Tú no abandonarás mi alma en el sheol (sepultura), ni consentirás que Tu santo vea el abismo. Tú me haces conocer el camino de la vida. En Tu Presencia hay alegría plena. A tu diestra está la dicha eterna.”
Tehilim 49:16:
            אַךְ-אֱלֹקים יִפְדֶּה נַפְשִׁי מִיַּד-שְׁאוֹל    כִּי יִקָּחֵנִי סֶלָה.
Pero Di-s redimirá mi alma del poder del sheol, porque me recibirá. Selah.
Tehilim 25:12-13:
            מִי-זֶה הָאִישׁ יְרֵא יי   יוֹרֶנּוּ בְּדֶרֶךְ יִבְחָר. יג   נַפְשׁוֹ בְּטוֹב תָּלִין    וְזַרְעוֹ יִירַשׁ אָרֶץ.
Mem. ¿Qué hombre es el que teme al Etern-o? A él le enseñará Él el camino que debe escoger. Nun. Su alma reposará en la prosperidad, no y su cimiente heredará la tierra.”
Tehilim 31:20:
            מָה רַב-טוּבְךָ    אֲשֶׁר-צָפַנְתָּ לִּירֵאֶיךָפָּעַלְתָּ לַחֹסִים בָּךְ    נֶגֶד בְּנֵי אָדָם
¡Oh cuán abundante es Tu bondad, que dispensas a quienes Te temen y que reservas para los que se refugian en Ti, ante la vista de los ojos de los hombres!
Tehilim 36:8-10:
ח   מַה-יָּקָר חַסְדְּךָ אֱלֹקים    וּבְנֵי אָדָם בְּצֵל כְּנָפֶיךָ יֶחֱסָיוּן. ט   יִרְוְיֻן מִדֶּשֶׁן בֵּיתֶךָ    וְנַחַל עֲדָנֶיךָ תַשְׁקֵם. י   כִּי-עִמְּךָ מְקוֹר חַיִּים    בְּאוֹרְךָ נִרְאֶה-אוֹר.
“¡Cuán preciosa es Tu bondad,  oh Di-s! Y los hijos de los hombres se refugian en la sombra de Tus alas. Son abundantemente satisfechos con la riqueza de Tu Casa, y Tú les haces beber del río de Tus delicias. Porque contigo es la fuente de la vida. En Tu luz veremos la luz.”
Tehilim 73:25:
            וַאֲנִי קִרְבַת אֱלֹקים   לִי-טוֹבשַׁתִּי בַּאדֹנָי יְהוִה מַחְסִי    לְסַפֵּר כָּל-מַלְאֲכוֹתֶיךָ.
“¿A quién tengo en el cielo sino a Ti? Y aparte de Ti no deseo a nadie en la tierra.
Y varios otros pasajes de la descripción como ocurrirá en los Tehilim. Shlomo, el hijo de este poeta sublime, se ha ampliado en la bella representación de la fruta Celestial, dice en Kohelet / Eclesiastés 3:21:
            מִי יוֹדֵעַ רוּחַ בְּנֵי הָאָדָם הָעֹלָה הִיא לְמָעְלָה וְרוּחַ הַבְּהֵמָה הַיֹּרֶדֶת הִיא לְמַטָּה לָאָרֶץ.
Quién sabe si el espíritu del hombre va hacia arriba y el espíritu de la bestia hacia abajo en la tierra
Y Kohelet 12:7:
            וְיָשֹׁב הֶעָפָר עַל-הָאָרֶץ כְּשֶׁהָיָה וְהָרוּחַ תָּשׁוּב אֶל-הָאֱלֹקים אֲשֶׁר נְתָנָהּ.
 “Y vuelva el polvo a la tierra como antes, y retorne el espíritu a Di-s que lo dio.
Y en Mishley / Proverbios 11:7:
            בְּמוֹת אָדָם רָשָׁע תֹּאבַד תִּקְוָה    וְתוֹחֶלֶת אוֹנִים אָבָדָה.
Cuando muere un malvado, su expectación perece. La esperanza en la fuerza perece”.
Mishley 14:32:
            בְּרָעָתוֹ יִדָּחֶה רָשָׁע    וְחֹסֶה בְמוֹתוֹ צַדִּיק.
El malvado será desterrado en su desgracia, pero el tzadik (justo), aunque sea traído a la muerte, tiene esperanzas.
Mishley 23:17-18:
            יז   אַל-יְקַנֵּא לִבְּךָ בַּחַטָּאִים    כִּי אִם-בְּיִרְאַת-יי כָּל-הַיּוֹם. יח   כִּי אִם-יֵשׁ אַחֲרִית    וְתִקְוָתְךָ לֹא תִכָּרֵת.
No envidie tu corazón a los pecadores, pero teme al Etern-o todo el día. Porque ciertamente hay un futuro, y tu esperanza no será cercenada.
Mishley 24:14:
            וּבְדַעַת חֲדָרִים יִמָּלְאוּ   כָּל-הוֹן יָקָר וְנָעִים.
De igual modo aprende sabiduría en beneficio de tu alma. Si la hallas, entonces habrá futuro (para ti).
Veamos también en Yeshayah / Isaías 45:17, donde dice:
            יִשְׂרָאֵל נוֹשַׁע בַּיהוָה תְּשׁוּעַת עוֹלָמִים
¡Oh Israel, que eres salvado por el Etern-o con salvación eterna, etc”
Una frase paralela se produce en las palabras de Mosheh, en Devarim / Deuteronomio 33:29, a saber:
            אַשְׁרֶיךָ יִשְׂרָאֵל מִי כָמוֹךָ
"Bienaventurado tú, oh Israel, ¿Quién es como tú?"
Esto implica que la salvación espiritual no es de gran ayuda transitoria, sino un beneficio eterno; Por lo tanto, dice Yeshayah / Isaías, en el capítulo 45:17: no serás avergonzado ni confundido por toda la eternidad!- לֹא-תֵבֹשׁוּ וְלֹא-תִכָּלְמוּ עַד-עוֹלְמֵי עַד” Yeshayah señala, a la muerte de un hombre penitente (en el capítulo 57:18) “Yo he visto sus caminos (del recto) y le sanaré. También le conduciré y le consolaré a él y a sus dolientes- דְּרָכָיו רָאִיתִי וְאֶרְפָּאֵהוּ וְאַנְחֵהוּ וַאֲשַׁלֵּם נִחֻמִים לוֹ וְלַאֲבֵלָיו.” Las palabras: “Yo he visto sus caminos (del recto) y le sanaré", indican claramente la curación espiritual, es decir, el perdón de la iniquidad. En el mismo sentido leemos en el Tehilim / Salmo 41:5, En cuanto a mí, dije: “Oh Etern-o, sé misericordioso conmigo. Cura mi alma, porque he pecado contra Ti- אֲנִי-אָמַרְתִּי יי חָנֵּנִי    רְפָאָה נַפְשִׁי כִּי-חָטָאתִי לָךְ” También en Yeshayah 6:10: ‘volviere y se cure’ (יבין ושב ורפס לו), lo que significa que esto será después de la expiación de sus pecados. También le conduciré y le consolaré a él y a sus dolientes, que derivará el consuelo de saber que después de su muerte él participará de esa felicidad que está reservado para los piadosos en el mundo de almas. La concesión de una recompensa gloriosa de los piadosos se refiere en Yeshayah / Isaías 58:8: “Entonces irrumpirá como el alba tu luz, tu curación enseguida brotará, marchará delante de ti tu rectitud, la gloria del Etern-o te acogerá- אָז יִבָּקַע כַּשַּׁחַר אוֹרֶךָ וַאֲרֻכָתְךָ מְהֵרָה תִצְמָח וְהָלַךְ לְפָנֶיךָ צִדְקֶךָ כְּבוֹד יי יַאַסְפֶךָ” a saber, es el lugar de felicidad donde se reciben las almas de los justos en el vínculo de la vida sin fin. El término se aplica a la luz la existencia del alma, en la región de los espíritus, donde goza de la bienaventuranza de la inmortal en la presencia del Etern-o. Esto se ilustra además con lo que dijo Avigail a Da’H’a’H (David HaMelej Alav HaShalom / el rey David, la paz sea sobre él) (Shmuel Alef / 1 Samuel 25:29):
            וַיָּקָם אָדָם לִרְדָפְךָ וּלְבַקֵּשׁ אֶת-נַפְשֶׁךָ וְהָיְתָה נֶפֶשׁ אֲדֹנִי צְרוּרָה בִּצְרוֹר הַחַיִּים אֵת יי אֱלֹקיךָ וְאֵת נֶפֶשׁ אֹיְבֶיךָ יְקַלְּעֶנָּה בְּתוֹךְ כַּף הַקָּלַע.
“Y aunque se haya levantado un hombre para perseguirte, para buscar (quitar) tu vida; no obstante, estará la vida de mi señor atada con ligaduras de la vida, delante del Etern-o, tu Di-s…”
Por el contrario, dice, en relación con el castigo espiritual de los impíos, Pero las almas de tus enemigos arrojará, como (si estarían) dentro del hueco de la honda Y en Yejezkel / Ezequiel dice (18:21):
כא הִתְאַחֲדִי הֵימִנִי הָשִׂימִי הַשְׂמִילִי אָנָה פָּנַיִךְ מֻעָדוֹת.  כב וְגַם-אֲנִי אַכֶּה כַפִּי אֶל-כַּפִּי וַהֲנִיחֹתִי חֲמָתִי  אֲנִי יי דִּבַּרְתִּי.
  כז בִּימִינוֹ הָיָה הַקֶּסֶם יְרוּשָׁלִַם לָשׂוּם כָּרִים לִפְתֹּחַ פֶּה בְּרֶצַח לְהָרִים קוֹל בִּתְרוּעָה לָשׂוּם כָּרִים עַל-שְׁעָרִים לִשְׁפֹּךְ סֹלְלָה לִבְנוֹת דָּיֵק.  כח וְהָיָה לָהֶם כקסום- (כִּקְסָם-) שָׁוְא בְּעֵינֵיהֶם שְׁבֻעֵי שְׁבֻעוֹת לָהֶם וְהוּא-מַזְכִּיר עָו‍ֹן לְהִתָּפֵשׂ.  {ס}
“Pero si el malvado se volviere de todos los pecados que cometió, y guardare todos Mis preceptos, e hiciere lo que es lícito y correcto, de seguro ha de vivir. No morirá” y, además, (pasuk 22) “Ninguna de las transgresiones cometidas le será recordada contra él. Por su rectitud vivirá.” (pasuk 27) “Asimismo, cuando el malvado se volviere de su maldad cometida e hiciere lo que es lícito y correcto, salvará su alma, (28) Porque recapacita, y se vuelve de todas las transgresiones cometidas, de seguro ha de vivir. No morirá.”
Y en el perek 20 pasuk 11, [leemos]
            וָאֶתֵּן לָהֶם אֶת-חֻקּוֹתַי וְאֶת-מִשְׁפָּטַי הוֹדַעְתִּי אוֹתָם  אֲשֶׁר יַעֲשֶׂה אוֹתָם הָאָדָם וָחַי בָּהֶם. 
Y les di mi estatutos, y les enseñaré mis preceptos, los cuales si un hombre los cumpliere ha de vivir por ellos.
Es perfectamente obvio que el profeta habla de la vida eterna en la que no se puede producir la muerte, y que justamente pueden estar denominada la verdadera existencia en relación con el estado futuro. [por eso] Elihú dice (Yiov 33:30), para rescatar su alma del hoyo y él pueda iluminarse con luz de los vivientes- לְהָשִׁיב נַפְשׁוֹ מִנִּי-שָׁחַת   לֵאוֹר בְּאוֹר הַחַיִּים.”. El profeta Zejaryah / Zacarías habla sobre ese tema en el perek 3 pasuk 7:
            כֹּה-אָמַר יי צְבָאוֹת אִם-בִּדְרָכַי תֵּלֵךְ וְאִם אֶת-מִשְׁמַרְתִּי תִשְׁמֹר וְגַם-אַתָּה תָּדִין אֶת-בֵּיתִי וְגַם תִּשְׁמֹר אֶת-חֲצֵרָי וְנָתַתִּי לְךָ מַהְלְכִים בֵּין הָעֹמְדִים הָאֵלֶּה.
 “Así dice el Etern-o de los ejércitos: Si tú anduvieres en mis caminos, y guardares Mi mandamientos, y gobernares Mi Casa, y también guardares mis atrios, te daré libre acceso entre estos que están presentes, (los ángeles ministradores)”.
Esta promesa manifiestamente demuestra que el alma, después de ser liberado del cuerpo, obtiene una morada feliz en el mundo de los espíritus. También podemos citar las palabras de Daniel 12:2[-3]:
            ב וְרַבִּים מִיְּשֵׁנֵי אַדְמַת-עָפָר יָקִיצוּ אֵלֶּה לְחַיֵּי עוֹלָם וְאֵלֶּה לַחֲרָפוֹת לְדִרְאוֹן עוֹלָם.  {ס} ג וְהַמַּשְׂכִּלִים יַזְהִרוּ כְּזֹהַר הָרָקִיעַ וּמַצְדִּיקֵי הָרַבִּים כַּכּוֹכָבִים לְעוֹלָם וָעֶד.  {פ}
Y muchos que duermen en el polvo de la tierra se despertarán, algunos para la vida eterna, y otros para el oprobio eterno. Y los sabios resplandecerán con la lucidez del firmamento, y los que hayan vuelto a la justicia a muchos brillarán como las estrellas por siempre.

Los versos anteriores se encuentran en la Torah, en los Nevi’im (profetas) y en los Ketubim (Hagiografos) forman una suficiencia de nuestra fe en recompensas espirituales y castigos en adelante. Hay muchos otros pasajes que deben cumplir con la Torah divina y los Profetas, proporcionando la evidencia adicional de la inmoralidad del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!