8/17/2014

Capítulo 10: Pluralidad de Elokim demuestra la doctrina de la Trinidad (Gen 1:26)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”

            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 10: Pluralidad de Elokim demuestra la doctrina de la Trinidad (Gen 1:26)

Berreshit / Génesis 1:26:
וַיֹּאמֶר אֱלֹקים נַעֲשֶׂה אָדָם בְּצַלְמֵנוּ כִּדְמוּתֵנוּ וְיִרְדּוּ בִדְגַת הַיָּם
“Y dijo Di-s: ‘Hagamos un Hombre con nuestra imagen y conforme a nuestra semejanza, y señoree sobre los peces del mar, etc”
De las palabras: " Hagamos un Hombre- נַעֲשֶׂה אָדָם" los exponentes cristianos infieren de este verso que es una alusión a una pluralidad de la trinidad, de lo contrario aparcería en singular.

Respuesta:
Si el verbo נַעֲשֶׂה naasseh, hagamos, en relación con una pluralidad divina, ¿por qué nos encontramos inmediatamente después la forma singular de la siguiente forma: “Y creó Di-s al Hombre a Su propia imagen- וַיִּבְרָא אֱלֹהִים אֶת-הָאָדָם בְּצַלְמוֹ” (pasuk 27) La misma explicación que hemos dado en el capítulo anterior sobre el empleo de la forma plural, sostiene también que es bueno en lo que se refiere a este pasaje.
Para traer a la memoria los múltiples poderes del Santo Bendito Sea empleados en la creación de la más noble de sus criaturas, el plural se emplea a modo de gran distinción. Por el bien de énfasis vamos a señalar algunos otros pasajes que contienen el verbo en plural, aunque indican una estricta unidad de la persona. [Como por ejemplo en] Berreshit / Génesis 11:7: “Bajemos entonces y confundamos su lengua… הָבָה נֵרְדָה וְנָבְלָה שָׁם שְׂפָתָם” en lugar de ‘bajaré’, etc, [o como se lee en Yiov 18:2: “Recapacita y luego hablamos- תָּבִינוּ וְאַחַר נְדַבֵּר” (En lugar de ‘voy a hablar’).

Las palabras del Santo Bendito Sea, " Hagamos un Hombre a nuestra imagen," hubiera sido dirigido a los ángeles, pues ‘Por cuanto el Etern-o nada hará sin revelarlo a Sus siervos… כִּי לֹא יַעֲשֶׂה אֲדֹנָי יי דָּבָר כִּי אִם-גָּלָה סוֹדוֹ אֶל-עֲבָדָיו’ (Amos 3:7) Por lo tanto nos encontramos que en Berreshit / Génesis 18:17, [dice:]
            הַמְכַסֶּה אֲנִי מֵאַבְרָהָם אֲשֶׁר אֲנִי עֹשֶׂה
            “….¿He de ocultar a Avraham lo que estoy por hacer?”

En el mismo capítulo se da una expresión paralela al pasaje antes mencionado en Berreshit / Génesis 11:7, pero se usa allí el número singular: ‘Bajemos entonces’. Si la doctrina de la pluralidad de personajes fuera aplicada por la forma gramatical de las palabras, las mismas alteraciones que se produciría entre el singular y el plural por lo que se frustraría tal doctrina, y surgiría la duda y la incertidumbre en lugar de confianza y convicción. Nuestras Sagradas Escrituras se contradicen en los términos más directos de cada opinión que se aparta de la creencia en una unidad inmutable, o atribuye corporeidad a él a cuya semejanza espiritual del alma del hombre se crea con el objeto de reconocer, obedeciendo y adorando al único Di-s eterno.
Es de destacar, que los cristianos están deseosos de hacernos creer en una doctrina de la trinidad, aludiendo que supuestamente esto está “autorizado” en la Escritura (Biblia Hebrea), e incluso por su propio A”G (Avon-Gilaion: Evangelio).
Nuestra Torah nos dice expresamente en Devarim / Deuteronomio 6:4,
שְׁמַע, יִשְׂרָאֵל:  יי אֱלֹקינוּ, יי אֶחָד
‘Escucha oh Israel, el Etern-o es nuestro Di-s, el Etern-o es Único’.
Ibid 4:35:
אַתָּה הָרְאֵתָ לָדַעַת, כִּי יי הוּא הָאֱלֹקים
“Se te mostró para que lo sepas (oh Israel) que el Etern-o es (el verdadero) Di-s y que no hay ningún otro fuera de él”
Y de nuevo, ibid (pasuk 39):
וְיָדַעְתָּ הַיּוֹם, וַהֲשֵׁבֹתָ אֶל-לְבָבֶךָ, כִּי יי הוּא הָאֱלֹקים, בַּשָּׁמַיִם מִמַּעַל וְעַל-הָאָרֶץ מִתָּחַת:  אֵין, עוֹד.
“Sabrás hoy y confirmarás en tu corazón que el Etern-o es (el único) Di-s en el cielo y en la tierra. No hay ningún otro”
Yeshayah / Isaías 43:11, dice:
אָנֹכִי אָנֹכִי יי וְאֵין מִבַּלְעָדַי מוֹשִׁיעַ.
“Yo soy, Yo soy el Etern-o, y fuera de Mí no hay salvador”
Ibid 44:6,
            כֹּה-אָמַר יי מֶלֶךְ-יִשְׂרָאֵל וְגֹאֲלוֹ יי צְבָאוֹת  אֲנִי רִאשׁוֹן וַאֲנִי אַחֲרוֹן וּמִבַּלְעָדַי אֵין אֱלֹקים.
“Así dice el Etern-o, el Rey de Israel, y su Redentor el Etern-o de los ejércitos: ‘Yo soy el primero, y Yo soy el último, y aparte de Mí no hay D-s.”
Ibid 45:5,
            אֲנִי יי וְאֵין עוֹד זוּלָתִי אֵין אֱלֹקים
“Yo soy el Etern-o, y no hay ningún otro. Aparte de Mí no hay Di-s…”

Una vez más (en el pasuk 6),
            לְמַעַן יֵדְעוּ מִמִּזְרַח-שֶׁמֶשׁ וּמִמַּעֲרָבָה כִּי-אֶפֶס בִּלְעָדָי  אֲנִי יי וְאֵין עוֹד.
“Para que sepan desde la salida del sol y desde el occidente, que no hay nadie aparte de Mí. Yo soy el Etern-o, y no hay ningún otro. ”
Ibid 40:18:
            וְאֶל-מִי תְּדַמְּיוּן אֵל וּמַה-דְּמוּת תַּעַרְכוּ לוֹ
 “¿a quién entonces se asemeja (Di-s), o con qué podréis compararle?”
Yirmiyah / Jeremías 10:6,
מֵאֵין כָּמוֹךָ יי גָּדוֹל אַתָּה וְגָדוֹל שִׁמְךָ בִּגְבוּרָה.
“No hay nadie como Tú, oh Etern-o. Eres grande, y Tu Nombre es grande en poder.”
Hoshea’ / Oseas 13:4,
            וְאָנֹכִי יי אֱלֹקיךָ מֵאֶרֶץ מִצְרָיִם וֵאלֹקים זוּלָתִי לֹא תֵדָע וּמוֹשִׁיעַ אַיִן בִּלְתִּי.
“Pero Yo soy el Etern-o tu Di-s, (que te lirbó) de la tierra de Mitzraim (Egipto). Tú no conoces a otro Di-s más que Yo, y fuera de Mí no hay salvador.”
Tehilim / Salmo 86:10:
כִּי-גָדוֹל אַתָּה וְעֹשֵׂה נִפְלָאוֹת    אַתָּה אֱלֹקים לְבַדֶּךָ.
 “Porque Tú eres grande, y haces cosas maravillosas. Sólo Tú eres Di-s.”
Nehemiyah / Nehemías 9:6,
אַתָּה-הוּא יי לְבַדֶּךָ את (אַתָּה) עָשִׂיתָ אֶת-הַשָּׁמַיִם שְׁמֵי הַשָּׁמַיִם וְכָל-צְבָאָם הָאָרֶץ וְכָל-אֲשֶׁר עָלֶיהָ הַיַּמִּים וְכָל-אֲשֶׁר בָּהֶם וְאַתָּה מְחַיֶּה אֶת-כֻּלָּם וּצְבָא הַשָּׁמַיִם לְךָ מִשְׁתַּחֲוִים.
“Pero Tú eres el Etern-o, sólo Tú. Tú hiciste los el cielo, el cielo de los cielos, con todo su ejército (constelaciones), la tierra y todas las cosas que hay en ella, y Tú preservas todo eso, y el ejército del cielo Te adora.”

Divre HAYamim / 1 Crónicas 17:20,
            יי אֵין כָּמוֹךָ וְאֵין אֱלֹקים זוּלָתֶךָ בְּכֹל אֲשֶׁר-שָׁמַעְנוּ בְּאָזְנֵינוּ.
“¡Oh Etern-o! No hay nadie como Tú, ni hay Di-s alguno como Tú, según todo lo que hemos escuchado con nuestros oídos.”
Podríamos mencionar diversos pasajes similares que corroboren esto como corroboración, si es que fuera necesario. Con el fin de contrarrestar el peligroso efecto de la creencia en un principio del bien y el mal (tal como es una creencia que prevalece en Persia), nuestro Instructor Divino nos dice:
            יוֹצֵר אוֹר וּבוֹרֵא חֹשֶׁךְ עֹשֶׂה שָׁלוֹם וּבוֹרֵא רָע אֲנִי יי עֹשֶׂה כָל-אֵלֶּה.
“Yo formo la luz y creo la oscuridad. Hago la paz y creo el mal. Soy el Etern-o, que hace todas cosas.” (Yeshayah / Isaías 45:7)
La Deidad, que llama las condiciones y acontecimientos de naturaleza totalmente opuestos, y que, por el mero poder de voluntad trae las cosas a la existencia, o los reduce a la aniquilación, es, según todos los testimonios de la Escritura, la más absoluta unidad, y como tal, sin la más mínima sombra de misticismo. Esta unidad solo puede ser comprendida por nuestro entendimiento finito. El que solo posee el poder absoluto, y es la primera causa, es el Creador de los seres que dependen de Su voluntad, permanecen por siempre, y en todos los aspectos, se somete a Su Mandato Supremo, y están sujetos a cambios y a la decadencia. De ahí, también, la razón humana se adhiere a la doctrina de que Di-s es absoluto y una unidad perfecta.
Esta Unidad absoluta no puede, bajo ningún punto de vista lógico, ser dividida en una dualidad o en una Trinidad. Si tal división es ser forzada sobre la fe del hombre, su razón es objetar contra esto, la facultad de pensar que se nos da por las protestas contra el Santo Bendito Sea en una representación falsa del Ser Divino, y prueba que Di-s ha constituido la mente de tal manera que lo adoremos de acuerdo con sus verdaderos atributos. Desde el momento en que la divisibilidad de la esencia se atribuye a Di-s, ellos deberían estar obligados a mantenerse al lado de los politeístas, quienes creen que Él es deficiente de la omnipresencia, y que es comparable con la materia creada (¡Rajmana Litslán!). ¿Cómo podemos, entonces, repudiar tales testimonios claros de la unidad de Di-s? tal como figuran en los pasajes como los siguientes, Yeshayah / Isaías 40:18:
וְאֶל-מִי תְּדַמְּיוּן אֵל וּמַה-דְּמוּת תַּעַרְכוּ לוֹ.
            “¿A quién entonces se asemeja (Di-s), o con qué podréis compararLe?”

Ni siquiera podemos conceder que Di-s de su propia resolución se reproduciría, y se duplicará o triplicará así mismo. Este supuesto sólo podía surgir de los puntos de vista más estrechos de los filosofim (sofistas) que no tienen una reconocen la unidad del conocimiento al Di-s Bendito Sea, o que tienen una mente pervertida, pero no podía emanar de una fe que ordena la veneración y obediencia racional.
Incluso los autores del A”G (Avon-Gilaión; Nuevo Testamento) han dado opiniones que refutan la posición insostenible de los cristianos que la fe en la Trinidad una parte indispensable de su credo. Voy a mencionar algunos ejemplos, está escrito en Matiash / Mateo  en el perek 12 pasuk 32, dice:

            “מי שידבר דבר נגד בן אדם יכופר לו אבל מי שידבר נגד רוח הקודש לו לא בע"הז ולא בע"הב עמ"ל”
“Quien hablé palabra [alguna] contra el hijo del hombre, le será expiado, pero el que hable [algo] contra el Ruaj HaKodesh (Inspiración Divina) no le será expiado en el Olam HaZe (Este Mundo) y tampoco en el Olam Habá (Mundo Venidero), [toda] la eternidad”

Lo mismo se repite en Markus / Marcos 3:28-29 y Lucas 12:10. Estas autoridades de los cristianos tienen sus datos aquí evidentemente claros en que no existe identidad entre la verdadera Deidad y los personajes añadidos posteriormente al Nombre del Ser Divino. En Markush / Marcos 13:32, tenemos también una prueba de la falta de identidad entre el Hijo y el Padre:
אותו היום והשעה ההיא אין מי שיודע לא המלאכים שמשמים ולא הבן
אינן אלא האב לבדו עכ"ל
“En ese día y tal hora nadie sabe, ni los ángeles celestiales, y tampoco sabe el Hijo, sino solamente sabe el Padre, etc”
Tampoco encontramos en todo el A”G (Avon-Gilaion: Nuevo Testamento) ninguna prueba que demuestre la creencia en una Trinidad constituye una parte del código original de la cristiandad, o que Yesh”u y Di-s sean el mismo ser. Por el contrario, el mismo Yesh”u se hace a profesar [lo siguiente], en Mateo 10:40:
            “מי שמקבל אתכם מקבל  אותי ומי שמקבל אותי מקבל אותו אשר שלחני אכ"ל”
“El que os recibe a vosotros a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe al que me envió”
Aquí Yesh”u se pone a sí mismo simplemente como un mensajero de Di-s. Y así mismo dice Paulish (Pablo- פוליש) en su escrito a los Romanos 5:15, diciendo:
“בחסד איש ישו המשיח הושפעו לרבים”
En el jesed (misericordia) del hombre de Yeshu HaMashiaj (Jesús el Mesías) fueron influenciados muchos
Al igual que en el resto de los lugares [del Avon-Gilaion] en los que [se refieren a Yeshu] cpon el nombre de ‘ben adam’ (hijo del hombre) tal como está escrito en Matiash / Mateo 20:18,
“הנה אנחנו עולים לירושלים ובן אדם ימסר לכהנים”
“He aquí, nosotros subimos a Yerushalaim y el Hijo del Hombre será entregado a los cohanim (sacerdotes).”
En la misma oración instituida por Yeshu a sus talmidim (discípulos), y denominada por él con el nombre de su lengua [romana] como ‘Pater´ (Padre Nuestro-פאטר), tal como está escrito en [el evangelio de] Mateo, perek 6 [pasukim 9 al 13], en donde no está sentenciada la trinidad, sino SOLAMENTE el Único Di-s, el Di-s de los cielos, tal como está escrito en la denominada oración en su idioma [romano] como ‘Pater’ (פטר נוסטר):

“אבינו שבשמים יתקדש שמך יבא מלכותך יעשה רצונך בארץ באשר בשמים ותן לנו היום לחם חקינו ומול לנו חובותינו כמו שגם אנחנו מוחלים לחייבים אלינו ואל תביענו לידי ניסיון והצילנו מכל רע
 אמן”
“Pater noster in caelis, sanctificetur Nomen tuum ad terram, erit in coelo nobis hodie panem simulatores et pro nobis debita nostra, sicut et nos non dicuntur debitores nobis responsum usu et libera nos a malo. 
Amen”


He aquí, vean que en tal oración de agradecimiento así mismo [Yeshu] se refiere como un hijo, y no como el Espíritu Santo, excepto solo [llama] a [Di-s] como ‘Avinu Sh’baShamaim’ (Padre nuestro que estas en los Cielos- Pater noster in caelis), que en lo que concierne no hay otro más. Vemos claramente que el A”G (Avón-Gilaión: Nuevo Testamento) no ofrece una sola evidencia para autorizar un cambio de la creencia pura en la Unidad Divina al dogma complejo e ininteligible de la de la Trinidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!