8/17/2014

Capítulo 25: Yeshu, el "divino salvador", viviendo entre los hombres tal como fue “profetizado” (Jeremías 14:8)

BS"D

חזוק    אמונה
‘Fe Fortalecida’
Por el Jajam Yitzjak Troki Z”L.

וְיָדַעְתָּ֣ הַיּ֗וֹם וַהֲשֵׁבֹתָ֮ אֶל־לְבָבֶךָ֒ כִּ֤י ה֙ ה֣וּא הָֽאֱלֹקים בַּשָּׁמַ֣יִם מִמַּ֔עַל וְעַל־הָאָ֖רֶץ מִתָּ֑חַת אֵ֖ין עֽוֹד
“Sabrás hoy, y reflexionaras en tu corazón, que el Etern-o, Él es Di-s en el cielo por encima, y sobre la tierra por debajo; no hay otro.”
            -Parashah Vaetjanán, Sefer Devarim, perek 4, pasuk 39.



Capítulo 25: Yeshu, el "divino salvador", viviendo entre los hombres tal como fue “profetizado” (Jeremías 14:8).

         מִקְוֵה יִשְׂרָאֵל מוֹשִׁיעוֹ בְּעֵת צָרָה לָמָּה תִהְיֶה כְּגֵר בָּאָרֶץ וּכְאֹרֵחַ נָטָה לָלוּן
¡Oh Tú, esperanza de Israel, salvador en tiempos de penurias! ¿Por qué has de ser como extranjero en la tierra, y viandante que se detiene sólo para pasar la noche?

 Una vez me pregunto uno de los sabios notzrim (cristianos) sobre el significado de la expresión, " Oh Tú, eperanza de Israel, salvador en tiempos de penurias.” Yo le respondí, que el profeta aquí se refiere al Santo Bendito Sea, tal como se lee en el capítulo 17:13:
מִקְוֵה יִשְׂרָאֵל יי כָּל-עֹזְבֶיךָ יֵבֹשׁוּ יסורי (וְסוּרַי) בָּאָרֶץ יִכָּתֵבוּ כִּי עָזְבוּ מְקוֹר מַיִם-חַיִּים אֶת-יי
“¡Oh Etern-o, esperanza de Israel! Todos los que Te abandonan serán avergonzados.
Él (El Etern-o) también así, es el Salvador de Israel en el tiempo de angustia, y no hay otro fuera de Él que salve. Tal como se lee en Hoshea / Oseas capítulo 13:4:
וְאָנֹכִי יי אֱלֹקיךָ מֵאֶרֶץ מִצְרָיִם וֵאלֹקים זוּלָתִי לֹא תֵדָע וּמוֹשִׁיעַ אַיִן בִּלְתִּי
“Pero Yo soy el Etern-o tu Di-s (que te libró) de la tierra de Mitzarim. Tú no conoces a otro Di-s más que Yo, y fuera de Mí no hay otro salvador.”
Mi interrogador dijo en un acto seguido:
Usted debe tener en cuenta que el profeta, está hablando de este salvador, cuando dice:
¿Por qué has de ser como extranjero en la tierra, y viandante que se detiene sólo para pasar la noche?
(Prosiguió diciendo el sabio cristiano:)
¿No es acaso prueba esto que, por medio de estas palabras proféticas, que la salvación de al ser divino debería habitar como un extraño en la tierra como lo fue con nuestro salvador Yeshu tal como verdaderamente hizo? ¿Por qué entonces usted retiene de él su fe después de que el profeta da su testimonio acerca de él?
Le contesté a esto:
"Ustedes los cristianos están acostumbrados a establecer sus objeciones a nuestra fe, en las evidencias de su fe, en los pasajes bíblicos unifamiliares, sin tener en cuenta la idea principal, y con el precedente así como de las palabras posteriores del texto, así como no hacen comparaciones imparciales con los dichos paralelos de otros profetas, porque el objeto no es exponer la verdad absoluta, sino solo para confirmar, por medio de sutilezas y razonamientos engañosos, sus nociones preconcebidas".
El verdadero objeto de Yirmiyah se puede encontrar en la lectura de los pasajes adyacentes. Yirmiyah tiene una premonición de la hambruna que estaba a punto de suceder en el lugar en la Tierra Santa (véase el inicio del capítulo 14), al ver que la gravedad de la escasez superaría todos los límites, y la consternación de Yerushalaim sería poner un grito al cielo; cuando se dio cuenta de que la calamidad sería tan universal que las mismas bestias del campo sufrirían bajo su azote, hizo la confesión grabada en las palabras [Yirmiyah 14:7]:
            אִם-עֲו‍ֹנֵינוּ עָנוּ בָנוּ יי עֲשֵׂה לְמַעַן שְׁמֶךָ  כִּי-רַבּוּ מְשׁוּבֹתֵינוּ לְךָ חָטָאנוּ.
Aunque nuestras iniquidades dan testimonio contra nosotros, oh Etern-o, obra por Tu Nombre, porque nuestras apostasías son muchas. Hemos pecado contra Ti.

Por esto, declaró, que el problema no había llegado a nuestro pueblo por medio de la casualidad, sino como consecuencia de nuestras malas acciones; porque el hambre no prevaleció en cualquier otro lugar, excepto en la Tierra de Israel; Por lo tanto, él imploró al Santo Bendito Sea el ordenar medidas por el bien de Su Nombre Santo: es decir, Di-s, como proclamó en Su suprema unidad de nuestra nación, es por eso que es llamado "el Di-s de Israel" (Elokey Israel -אלקי ישראל), mientras estamos denominado "Su pueblo y el rebaño de Su prado." Cuando Él nos castiga, Él actúa de acuerdo con la justicia, ya que nuestras negligencias son numerosas, y ya que se alejaba [de nosotros] por la frecuencia de la búsqueda [de nuestra nación] a la idolatría, la perpetración de la violencia, y a escuchar a los falsos profetas. Yirmiyah hallándose en tal situación hizo la confesión de nuestros pecados, exclamando, a modo de súplica: Oh Tú, esperanza de Israel, salvador en tiempos de penurias” Implicando que (los Bene Israel) tendrían que pagar por sus caminos, aún tendrían la esperanza que ellos serían salvados de la constricción como Él los ha salvado de generación en generación. Por lo que [se le pregunta al profeta] ¿Quieres, que también tenga misericordia de ellos, y no que no sufran para ser consumidos por el hambre? Entonces el profeta continúa [diciendo]:
            “¿Por qué has de ser como extranjero en la tierra, y viandante que se detiene sólo para pasar la noche?
Por esto tenemos que entender:
"Eso eres Tú, oh Señ-r, ¿Escondes tu rostro de nosotros y no tienes compasión de nosotros, parecerá como si Tú no fueras el Señ-r de la Tierra, sino como si fueras un extraño en un país extranjero, sin poder proporcionar alivio en la tierra ante un problema”. D
De una manera similar, dijo Mosheh (en Bamidbar / Números 14:15-16):
              טו וְהֵמַתָּה אֶת-הָעָם הַזֶּה כְּאִישׁ אֶחָד וְאָמְרוּ הַגּוֹיִם אֲשֶׁר-שָׁמְעוּ אֶת-שִׁמְעֲךָ לֵאמֹר.  טז מִבִּלְתִּי יְכֹלֶת יי לְהָבִיא אֶת-הָעָם הַזֶּה אֶל-הָאָרֶץ אֲשֶׁר-נִשְׁבַּע לָהֶם וַיִּשְׁחָטֵם בַּמִּדְבָּר.
Si matares a Tu pueblo como a un solo hombre, murmuraran los demás pueblos a los que alcanzó Tu fama: ‘El Etern-o mató a Su pueblo en el desierto por Su incapacidad para llevarlo a la tierra prometida.
Así reza también el salmista:
כַּחֲלוֹם מֵהָקִיץ   אֲדֹנָי בָּעִיר צַלְמָם תִּבְזֶה.
Como un sueño del que se despierta, así Tú, oh Señ-r, cuando Te despiertes, despreciaras sus apariencias” (Tehilim 73:20)
O, en otras palabras:
No permitas aparecer como si fueses omiso de nuestra miseria y de nuestra aflicción. 
De hecho, todos los profetas frente al Santo Bendito Sea se expresan en forma antropomórfica, con el fin de transmitir sus ideas más inteligible a su audiencia.
La razón de que Yirmiyah compara el Santo Bendito Sea con un extraño es triple. 
Primero. El extranjero en un país ajeno, uno que pasa simplemente a través de una ciudad extranjera, no es capaz de rescatar al oprimido de mano del opresor, o de los pobres y los necesitados de la mano del depredador. Porque aunque estos extraños o de los viajeros sean de alto rango, su autoridad es demasiado insignificante, cuando en un país extranjero, para proporcionar cualquier tipo de salvación a los que les rodean. Así, los sodomitas dijeron de Lot: “¡Apártate! ¿Así que vinieron como forasteros y quieren hacerse jueces?” (Berreshit 19:9)
 Segundo. Aunque un hombre sea un nativo o un colono establecido, puede ser incapaz de dar salvación en momentos de dificultad, la privación de la influencia necesaria y presencia de ánimo. Desconcertado por su propia seguridad, que está totalmente incapacitado para sacar a otros de su estado lamentable. 
Tercero. Incluso él sólo puede lidiar con aquellos que son inferiores en valor y la fuerza, pero cuando se reunió con una fuerza superior que debe abstenerse. De ahí que el profeta dice:
            לָמָּה תִהְיֶה כְּאִישׁ נִדְהָם כְּגִבּוֹר לֹא-יוּכַל לְהוֹשִׁיעַ
¿Por qué has de ser como hombre vencido, como hombre poderoso que no puede salvar?...” (Yirmiyah 14:9)
En fin, sin embargo, al mismo tiempo, para enseñar que tal condición es totalmente incompatible con la naturaleza divina del Santo Bendito Sea, y para demostrar que el Santo Bendito Sea es realmente el Di-s de los cielos y de la tierra, y al mismo tiempo habita entre nosotros, el profeta, añade diciendo: “Tú, oh Etern-o, estás en medio de nosotros-וְאַתָּה בְקִרְבֵּנוּ יי” (Idem 14:9) rebate la atribución de que el Di-s de Israel es un extraño, y que más bien demuestra que Él se estableció en el que habitar entre nosotros, y que nosotros somos los extraños y no Él; que tenemos, por lo tanto, la mejor fundada expectativa de que Él mismo nos salvará. La misma declaración: " Tú, oh Etern-o, estás en medio de nosotros ", destaca apenas oposición a la pregunta, ¿Por qué has de ser un hombre vencido?El profeta sugiere que el Santo Bendito Sea, lejos de estar perplejo por lo repentino de los sucesos fabulosos, y no Se manifiesta como un libertador incomparable y omnipotente. De la misma manera que vemos en las palabras: “estás en medio de nosotros” es un repudio a la idea de que “¿Por qué has de ser como hombre vencido, como hombre poderoso que no puede salvar?, cuando es resistido por una fuerza superior; para el profeta reconoce ahora:
            וְאַתָּה בְקִרְבֵּנוּ יי וְשִׁמְךָ עָלֵינוּ נִקְרָא אַל-תַּנִּחֵנוּ.  וָאֶתְפַּלֵּל אֶל-יי אַחֲרֵי תִתִּי אֶת-סֵפֶר הַמִּקְנָה אֶל-בָּרוּךְ בֶּן-נֵרִיָּה לֵאמֹר. אֲהָהּ אֲדֹנָי יי הִנֵּה אַתָּה עָשִׂיתָ אֶת-הַשָּׁמַיִם וְאֶת-הָאָרֶץ בְּכֹחֲךָ הַגָּדוֹל וּבִזְרֹעֲךָ הַנְּטוּיָה  לֹא-יִפָּלֵא מִמְּךָ כָּל-דָּבָר. עֹשֶׂה חֶסֶד לַאֲלָפִים וּמְשַׁלֵּם עֲו‍ֹן אָבוֹת אֶל-חֵיק בְּנֵיהֶם אַחֲרֵיהֶם  הָאֵל הַגָּדוֹל הַגִּבּוֹר יי צְבָאוֹת שְׁמוֹ.  גְּדֹל הָעֵצָה וְרַב הָעֲלִילִיָּה אֲשֶׁר-עֵינֶיךָ פְקֻחוֹת עַל-כָּל-דַּרְכֵי בְּנֵי אָדָם לָתֵת לְאִישׁ כִּדְרָכָיו וְכִפְרִי מַעֲלָלָיו.   אֲשֶׁר-שַׂמְתָּ אֹתוֹת וּמֹפְתִים בְּאֶרֶץ-מִצְרַיִם עַד-הַיּוֹם הַזֶּה וּבְיִשְׂרָאֵל וּבָאָדָם וַתַּעֲשֶׂה-לְּךָ שֵׁם כַּיּוֹם הַזֶּה.   וַתֹּצֵא אֶת-עַמְּךָ אֶת-יִשְׂרָאֵל מֵאֶרֶץ מִצְרָיִם בְּאֹתוֹת וּבְמוֹפְתִים וּבְיָד חֲזָקָה וּבְאֶזְרוֹעַ נְטוּיָה וּבְמוֹרָא גָּדוֹל.  בְּיָד חֲזָקָה וּבִזְרוֹעַ נְטוּיָה.  כִּי לְעוֹלָם חַסְדּוֹ. וַיּוֹצִאֵנוּ יְהוָה מִמִּצְרַיִם בְּיָד חֲזָקָה וּבִזְרֹעַ נְטוּיָה וּבְמֹרָא גָּדֹל וּבְאֹתוֹת וּבְמֹפְתִים.

Tú, oh Etern-o, estás en medio de nosotros, y Tu Nombre es invocado por nosotros…” “…El Eterno de los ejércitos es su Nombre. [Grande en consejo y magno de hechos, que tus ojos están abiertos sobre todos los caminos de los hijos del hombre, para dar al hombre según sus caminos, y de acuerdo con el fruto de sus hechos. Has puesto señas y maravillas en la tierra de Mitzarim (Egipto) hasta este día (recordadas), en Israel y por las personas. Te has hecho renombre como en este día] Sacaste a tu pueblo, a Israel, de la tierra de Mitzarim (Egipto), con señas, maravillas, con mano fuerte, con brazo extendido y con temor grande.
(Yirmiyah 14:9; 32:16-21; Cfr. Tehilim 136:12; Devarim 26:8)

Las mismas palabras del Decálogo se conectan la unidad divina con la liberación de Egipto, ya que se dice:
אָנֹכִי יי אֱלֹקיךָ אֲשֶׁר הוֹצֵאתִיךָ מֵאֶרֶץ מִצְרַיִם
Yo soy el Etern-o, tu Di-s, que te sacó de la tierra de Mitzaim (Egipto)…
-Shemot 20:2.
Es un hecho notorio, que en la Escritura en varios lugares señala la condescendencia de Di-s, que alió su nombre con Israel, para salvarlos de diversos problemas. Véase, por ejemplo, en Vaicrá / Levítico 22:33:
            הַמּוֹצִיא אֶתְכֶם מֵאֶרֶץ מִצְרַיִם לִהְיוֹת לָכֶם לֵאלֹקים
            “Y os sacó de la tierra de Mitzraim para ser vuestro Di-s…
Cuando los súbditos del rey Hizkiyah”u (Ezequías) fueron salvados de las manos de Senaquerib, rey de Asiria, el Santo Bendito Sea también fue reconocido como el Di-s de Israel; tal como se lee en Melajim Bet / 2 Reyes 19:20:
            לֵאמֹר  כֹּה-אָמַר יי אֱלֹקי יִשְׂרָאֵל אֲשֶׁר הִתְפַּלַּלְתָּ אֵלַי אֶל-סַנְחֵרִב מֶלֶךְ-אַשּׁוּר שָׁמָעְתִּי
“…Así dice el Etern-o, el Di-s de Israel: ‘Lo que me has dicho en oración contra Sanjeriv, rey de Ashur (Asiria), lo he oído.”
La oración aquí aludida fue recibida favorablemente, porque expresa la sumisión incondicional al todopoderoso Ser, el Único que rige los destinos de sus criaturas. Otros puntos de vista de la fe de Israel en la salvación por el Señ-r, se pueden obtener en Devarim / Deuteronomio 3:24, donde leemos:
            אֲדֹנָי יי אַתָּה הַחִלּוֹתָ לְהַרְאוֹת אֶת-עַבְדְּךָ אֶת-גָּדְלְךָ וְאֶת-יָדְךָ הַחֲזָקָה אֲשֶׁר מִי-אֵל בַּשָּׁמַיִם וּבָאָרֶץ אֲשֶׁר-יַעֲשֶׂה כְמַעֲשֶׂיךָ וְכִגְבוּרֹתֶךָ.
¡Oh Di-s Etern-o! Tú has comenzado a mostrar Tu grandeza y Tu fuerte mano ¿qué otro dios hay en el cielo o en la tierra que pueda hacer Tus obras y que tenga Tu poder.
Yeshayah / Isaías dice (capítulo 45:15, dice:)
            אָכֵן אַתָּה אֵל מִסְתַּתֵּר אֱלֹקי יִשְׂרָאֵל מוֹשִׁיעַ
            “Verdaderamente Tú eres un Di-s que Se oculta, oh Di-s de Israel, el Salvador.
Yirmiyah / Jeremías 3:23 dice:
            אָכֵן בַּיי אֱלֹקינוּ תְּשׁוּעַת יִשְׂרָאֵל
            “…Verdaderamente en el Etern-o nuestro Di-s está la salvación de Israel

Honestamente, por lo tanto, significa que de Él será la justicia, de Él será nuestra salvación y no nos dejara. Y esto se dice al final de sus palabras que se nos dan sobre los versos del profeta (Yirmiyah) de este capítulo, y que está totalmente mal aplicada cuando se hace referencia a causa de su haber sido un extraño en la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!