6/09/2013

פרק פ''ד-Capítulo 84 Yeshu el demagogo

BS"D

פרק פ''ד

[1] אחר זה אמר יש''ו לתלמידיו מלכות שמים דומה לאדם יחיד אדון ביתו המשכיר[1] בבקר לשכור פועלים.
[2] והשכירם בדינר אחד ליום וישלחם לכרמו.
[3] ויצא בשלישית היום וירא אחרים עומדים בשוק בטלים
[4] ויאמר להם לכו גם אתם לכרמי ובראוי אתן לכם.
[5] וילכו. ויצאו עוד בצהרים וגם בשעה תשיעית ויעש כן.
[6] ובאחת עשרה שעה יצא ג''כ[2] וימצא אחרים עומדים ויאמר להם מדוע אתם עומדים בטלים כל היום.
[7] ויענו לו שלא שכרנו אדם. ויאמר אליהם לכו גם אתם לכרמי.
[8] ויהי לעת ערב ויאמר בעל הכרם לניצב על הפועלים קרא אותם ואתן להם שכרם. ויחל באחרונים ויכל בראשונים.
[9] והאחרונים קבלו דינר אחד.
[10] והראשונים חשבו לקחת יורת והוא לא נתן לכולם כי אם דינר.
[11] וילונו הראשונים על בעל הכרם.
[12] לאמר אלו האחרונים עמלו שעה אחת והשוית עמנו שעמלנו כל היום והחורב.[3]
[13] ויען לאחד מהם ויאמר לו אהובי איני עושה לך עול. הלא בדינר א'' שכרתיך?
[14] קחנו ולך. אם אני רוצה לתת לזה האחרון כמותך
Capítulo 84

[1] Después de esto, Yesh”u dijo a sus discípulos:

‘El Malkut HaShamaim (reino de los cielos) es semejante a una persona que era el señor en su casa siendo el propietario [המשכיר] y por la mañana alquilo obreros.

[2] Y los contrató [שכירם] por un dinar [דינר] por un día y los envió a su viña [כרמו].

[3] Y salió en el tercer día, y vio a otros que estaban de ociosos en el mercado.

 [4] Y les dijo: Vayan también vosotros a mi viña, y lo que es adecuado les daré su parte.

[5] Y fueron. Y salió nuevamente al mediodía y en la novena hora e hizo lo mismo.

[6] En la hora undécima, salió también y encontró a otros que estaban y él les dijo: ¿Por qué estáis ociosos todo el día?

[7] Y ellos le respondieron: Ningún hombre nos ha contratado. Y les dijo: Vayan también a mi viña.

[8] Y fue el tiempo de la tarde, y dijo el señor de la viña [בעל הכרם] al general de división sobre los trabajadores: Los llame, para darles sus salarios [ שכרם]. Él comenzó con el último y terminó con la primero.

[9] Los últimos recibieron un dinar.

[10] Y los primeros pensaron que tomarían más, y él no les dio a todos porque solo [les dio un] dinar.

[11] Y se quejaron los primeros sobre el dueño de la viña.

[12] Diciendo: Estos últimos han trabajado una hora, y nos has comparado los que hemos trabajado todo el día [en] el calor.

[13] Y él respondió a uno de ellos y le dijo: Amigo, yo no he hecho ninguna injusticia. ¿No te contraté por un dinar?

[14] Tómalo y vete. Y si quiero dar a este último como usted.

[15] ¿Es que no puedo hacer conforme a mi voluntad? ¿Sabes que en tus ojos que soy bueno?

[16] Así, que los últimos serán los primeros y los primeros los últimos. Muchos son los invitados, pero pocos son los escogidos.

Comentario.

La mayoría de las parábolas encajan en el apartado de la inversión de valores, de un modo u otro. En muchas de ellas, como es bien sabido, se produce tal inversión, en este capítulo se trata de los jornaleros [4] que trabajan poco tiempo reciben una paga igual que los que trabajan han trabajado  por tres días, cuyo paralelo se encuentra en el Evangelio de Lucas  en el que los pecadores arrepentidos son mejor considerados que los propios tzadikim o justos (Lc 15,3-7; 15,8-10; 15,11- 32). La expresión más plena de esa inversión aparece en dos parábolas de Mateo y en una de Lucas. En la parábola de este capítulo, Yesh”u enseña que el Reino de los Cielos se parece al dueño de una finca que contrató jornaleros, varias veces en el curso de tres días (en la versión griega dice que fue en  un solo día.) Cuando llegó el momento de pagarles, el jornal les pagó a todos lo mismo. Los que habían trabajado más tiempo protestaron, pero el dueño replicó que podía hacer lo que quisiera con su dinero. La parábola concluye con esta moraleja: “los últimos serán los primeros”. La idea fundamental parece ser que el comportamiento del protagonista (el dueño de la finca) es sorprendente. Se supone que los jornales han de ser proporcionales al trabajo. Probablemente, la mayoría de nosotros piensa que las relaciones patrón-trabajador deben estar regidas por una estricta equidad, tal como se manifiesta en la Torah, Parasha K’doshim Sefer Vaicra / Levítico 19:13:

לֹא-תַעֲשֹׁק אֶת-רֵעֲךָ וְלֹא תִגְזֹל לֹא-תָלִין פְּעֻלַּת שָׂכִיר אִתְּךָ עַד-בֹּקֶר

“No defraudaras a tu prójimo y no robarás. No retendrás durante la noche el salario del jornalero contigo hasta la mañana.”

Según el Evangelio Hebreo de Mateo, la contratación de los jornaleros se hizo esencial mente en dos partes, una en la que se contratan a jornaleros en un día por la mañana, y los otros jornaleros fueron contratados después de tres días, tal como se lee entre los versos 2 y 3:

[1] …. y por la mañana alquilo obreros.
[3] Y salió en el tercer día, y vio a otros que estaban de ociosos en el mercado.

בבקר לשכור פועלים
[3] ויצא בשלישית היום וירא אחרים עומדים בשוק בטלים


Es interesante que George Howard realice adiciones entre estos versos (para que se ajusten a los códices griegos) en los que se lee: ‘τριτην ωραν’ (tres horas-בַּשָׁעָה הַשְׁלִישִׁית) mientras que en la versión hebrea de Shem-Tov dice claramente:  ויצא בשלישית היום (y salió en el tercer día). En tal caso, el propietario de la viña defraudo a los primeros jornaleros pues les adeudo dos días de salarios, así como postergo su pago.

Por último, Charles R. Gianotti encuentra justificación del engaño del propietario de la viña, con lo que dice la Mishnah Masejet Bava Metzia 6:1

ו,א  השוכר את האומנין, והטעו זה את זה--אין להם זה על זה אלא תרעומת.  שכר את החמר ואת הקדר להביא פרייפרין, חלילין לכלה או למת, פועלין לעלות פשתנו מן המשרה, וכל דבר שהוא אבד, וחזרו בהן--מקום שאין אדם, שוכר עליהן או מטען.

“Si uno contrata a un operario y se engañan mutuamente, no tienen más derecho que quejarse uno contra otro. Si uno contrata a un arriero o a un cochero para traer unas andas o flautas para la novia o para el muerto o a trabajadores para sacar el lino del baño de maceración o cualquier otra cosa que no admite retraso y éstos se vuelven atrás, donde no hay ninguna otra persona [que pueda ser contratada por el mismo salario], puede contratar [a otros] a expensas de aquéllos [pagándoles más y reclamando a los primeros la diferencia] o puede engañarles [prometiéndoles más salario, pero dándoles después lo primeramente acordado]”

Sin embargo en esta mishna se explica que un empleador que contrata jornaleros para que vengan a trabajar para él y luego alguno de los lados es engañado, por ejemplo, si el empleador pago un salario más bajo o el jornalero afirmó un salario superior al aceptable o una de las partes no cumplió sobre el acuerdo, ninguna de las partes puede hacer una reclamación legal contra la otra parte. Lo único que pueden hacer es presentar una queja legal que podría dañar la reputación de la otra parte, pero no será suficiente para obligar a la otra parte para que haga una compensación monetaria. Tenga en cuenta que esto es todo en un caso en el que no hay un contrato legalmente válido antes del comienzo de la obra. Si hubiera habido entonces cada lado estaría obligado a cumplir con sus obligaciones. Además, esta mishná trata de un caso en el que se produce no cumplir antes de que comience el trabajo.

Con esta breve explicación de esta sección de la mishnah y el supuesto paralelismo del texto de Mateo Hebreo podríamos inferir que el concepto del “Reinado de los Cielos” de Yesh”u, existen los siguientes elementos:

a)      informalidad,
b)      engaño,
c)      no existe compensación por las obras efectuadas en este mundo,
d)      carece de justicia social,
e)      la reputación de tal “reino” es deplorable.  

Esta parábola resulta moralmente inquietante. Pero el degenerado de Yesh”u da a entender es una insistencia extrema de la supuesta gracia de Di”s la cual está sujetan a malentendidos, sobre todo si se da en el contexto de historias que afirman, en efecto, en que supuestamente Di”s favorecerá a quienes abandonan su Torah, sus miztvot y luego vuelven sin reparar nada, o se favorece a quienes empiezan el trabajo productivo sólo en un momento muy tardío del día, y se desfavorece a aquellos que han trabajado por más tiempo y peor aún no se les paga lo justo. La descripción del “Reino de los cielos” en la mente de Yesh”u tiene             paralelismo con la demagogía en la que se traspasa  la soberanía a la multitud, que intenta remplazar a la ley, en la que los demagogos aparece donde la ley podría perder soberanía (jas ve’shalom), y Yeshu como buen demagogo pretendía sustituir la soberanía de la Torah, los derechos a las leyes, sometido a favor de los negocios de la gentuza de Yeshu. El bellaco de Yeshu pretendía ganarse al pueblo ignorante por medio de la corrupción, para así sacar provecho de este y así proclamarse en tirano.



[1]             Something is missing here. See Howard’s additions in the English.
[2]             = גם כן
[3]             והחורב hardly means “in the heat” as Howard suggests! We would expect בחורב.
[4] óguardianes gratuitos’ como se dice en la Mishnah Masejet Bava Metzia 6:6:

כל האומנין, שומרי שכר; וכולן שאמרו טול את שלך, והבא מעות--שומרי חינם.  שמור לי, ואשמור לך--שומר שכר; שמור לי, ואמר לו הנח לפניי--שומר חינם.

“Todos los operarios se consideran como guardianes de pago.  Cualquier que diga: “toma lo que es tuyo (renunciando el objeto como prenda) y dame dinero” se considera como ‘guardián gratuito’. Si dice: ‘guarda a favor mío (ahora) y yo te guardaré a favor tuyo (en otra ocasión)’, se considera como ‘guardián de pago’. [Pero si dice]: ‘guárdalo para mí’ y el otro le responde: ‘deposítalo delante de mí’ se considera  como guardián gratuito.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!