6/11/2012

פרק ל''ד- Capitulo 34: La enseñanza del Hijo del Hombre de abandonar a los muertos y estos queden solos


פרק ל''ד

[18] ויהי אחרי זאת וירא יש''ו חבורות רבות סביבותיו ויצוה ללכת עבר הים.
[19] ויקרב חכם א'' ויאמר לו אדואלך אחריך גכל מקום שתלך.
[20] ויען אליו שו''ו לשועלים חורים ולעוף קנים ולבן אדם בן הבתולה אין מקום להכניס ראשו.
[21] ואמתלמדיו אמר לו עזוב אותי שאלך ואקבור את אבי.
[22] ויאמר לו יש''ו בא אחרי ועזוב המתים לקבור מתיהם.

Capítulo 34.
18 Y sucedió después de esto Yesh”u vio muchos grupos a su alrededor y mandó que atravesaran el mar.

19 Y vino a él un Jajam (sabio) y le dijo: “Adó’(Seño’), te seguiré en todo lugar que vayas.”

20 Y le respondió Yesh”u : Para las zorras hay cuevas y para las aves nidos, pero para el Hijo del Hombre el hijo de la virgen, no hay un lugar donde entrar su cabeza”.

21 Y uno de sus talmidim le dijo: “Permíteme que vaya y entierre a mi padre”.

22 Y le dijo Yesh”u: Sígueme y abandona a los muertos enterrar a sus muertos.

Comentario:

En este pasaje Yesh”u desatiende la amarga circunstancia de la muerte de un padre pretendiendo acallarla con la consigna:

בא אחרי ועזוב המתים לקבור מתיהם
“Sígueme y abandona a los muertos enterrar a sus muertos.”

 Es una frase sumamente dura y carente de sentido humanitario.
Imaginémonos en la misma situación del discípulo, teniendo que abandonar a un ser amado en esas circunstancias. Tratemos de encontrar una razón que justifique el abandono de nuestro padre sin permitirnos ni siquiera darle un abrazo final y cargado de amor. No se entiende y no hay justificación posible.

Menos aún si se tiene presente lo que la misma Torah dice con relación al Mesías:

"Sobre él reposará... el espíritu de entendimiento y de temor de HaShem” (Yashayah”u 11:2).

Esto puede interpretarse fácilmente como: entendimiento para comprender las debilidades humanas y temor de HaSh-m para respetar y hacer respetar sus Mandamientos, por ejemplo:

‘Honraras a tu padre y a tu madre, para que se alarguen tus años en la tierra que te dio el Etern-o tu Eloki-m’.

         Parasha Yitro’, Sefer Shmot /Exodo 20:12.

Comparemos el presente pasaje del Mateo Hebreo con un caso similar expuesto en Alef Melajim / 1 Reyes 19:19-21, protagonizado por Eliyah”u HaNabí,  y se verá la notable diferencia en el comportamiento humanitario entre ambos relatos:


Alef Melajim / 1 Reyes 19:19-21
Mateo Hebreo 34.
 יט וַיֵּלֶךְ מִשָּׁם וַיִּמְצָא אֶת-אֱלִישָׁע בֶּן-שָׁפָט וְהוּא חֹרֵשׁ שְׁנֵים-עָשָׂר צְמָדִים לְפָנָיו וְהוּא בִּשְׁנֵים הֶעָשָׂר וַיַּעֲבֹר אֵלִיָּהוּ אֵלָיו וַיַּשְׁלֵךְ אַדַּרְתּוֹ אֵלָיו כ וַיַּעֲזֹב אֶת-הַבָּקָר וַיָּרָץ אַחֲרֵי אֵלִיָּהוּ וַיֹּאמֶר אֶשְּׁקָה-נָּא לְאָבִי וּלְאִמִּי וְאֵלְכָה אַחֲרֶיךָ וַיֹּאמֶר לוֹ לֵךְ שׁוּב כִּי מֶה-עָשִׂיתִי לָךְ כא וַיָּשָׁב מֵאַחֲרָיו וַיִּקַּח אֶת-צֶמֶד הַבָּקָר וַיִּזְבָּחֵהוּ וּבִכְלִי הַבָּקָר בִּשְּׁלָם הַבָּשָׂר וַיִּתֵּן לָעָם וַיֹּאכֵלוּ וַיָּקָם וַיֵּלֶךְ אַחֲרֵי אֵלִיָּהוּ וַיְשָׁרְתֵהוּ.  {פ

[19] Partió pues allí, y encontró a Elisha ben Shafat, que estaba arando. Doce yuntas de bueyes iban delante de él, y él con la duodécima.  Y Eliyah”u pasó junto a él y le arrojo su manto sobre él. [20] Y (Elisha’) dejó los bueyes y corrió tras Eliyah”u, y dijo: “Ruégote me permitas besar a mi padre y a mi madre, y luego he de seguirte”. Y le respondió: “Anda, vuelve, ¿Qué te he hecho yo [Rash”i: para que me siga.]? [21] Y Elisha’ se volvió de seguirle, y tomó una yunta de bueyes, y la sacrificó, e hirvió su carne con los implementos de los bueyes, y la dio al pueblo, y comieron. Luego se levantó, y fue tras Eliyah”u poniéndose a su servicio.
[18] ויהי אחרי זאת וירא יש''ו חבורות רבות סביבותיו ויצוה ללכת עבר הים.
[19] ויקרב חכם א'' ויאמר לו אדואלך אחריך גכל מקום שתלך.
[20] ויען אליו שו''ו לשועלים חורים ולעוף קנים ולבן אדם בן הבתולה אין מקום להכניס ראשו.
[21] ואמתלמדיו אמר לו עזוב אותי שאלך ואקבור את אבי.
[22] ויאמר לו יש''ו בא אחרי ועזוב המתים לקבור מתיהם.


18 Y sucedió después de esto Yesh”u vio muchos grupos a su alrededor y mandó que atravesaran el mar.
19 Y vino a él un Jajam (sabio) y le dijo: “Adó’(Seño’), te seguiré en todo lugar que vayas.”
20 Y le respondió Yesh”u : Para las zorras hay cuevas y para las aves nidos, pero para el Hijo del Hombre el hijo de la virgen, no hay un lugar donde entrar su cabeza”.
21 Y uno de sus talmidim le dijo: “Permíteme que vaya y entierre a mi padre”.
22 Y le dijo Yesh”u: Sígueme y abandona a los muertos enterrar a sus muertos.


Post Scriptum

Según los natzratim el texto de Shem-Tov en que se indica: ‘-ulven adam ben hab’tulah ולבן אדם בן הבתולה’, creen que el termino Ben-Adam (בן אדם) se refiere al sinónimo de Mashíaj, sin embargo esto es un error, al igual que asumir que Yesh”u se refería en este pasuk al texto de Yeshayah”u 7:14, veamos porque. Explica Geza Vermes que en el capítulo 7 del libro de Daniel consiste un relato arameo de un sueño de Daniel y su interpretación por un testigo sobrenatural. El sueño empieza con la visión sucesiva de cuatro bestias aterradoras. Luego, de pronto, la escena cambia y alguien que es «anciano de los días» ocupa su asiento en un trono de llamas feroces rodeado de una muchedumbre de sirvientes. Los libros se abren luego y la última de las bestias es condenada a muerte y ejecutada. A las otras tres se les da un breve plazo. Pero lo que más nos interesa aquí es el final del sueño.

יג חָזֵה הֲוֵית בְּחֶזְוֵי לֵילְיָא וַאֲרוּ עִם-עֲנָנֵי שְׁמַיָּא כְּבַר אֱנָשׁ אָתֵה הֲוָא וְעַד-עַתִּיק יוֹמַיָּא מְטָה וּקְדָמוֹהִי הַקְרְבוּהִי יד וְלֵהּ יְהִב שָׁלְטָן וִיקָר וּמַלְכוּ וְכֹל עַמְמַיָּא אֻמַּיָּא וְלִשָּׁנַיָּא לֵהּ יִפְלְחוּן שָׁלְטָנֵהּ שָׁלְטָן עָלַם דִּי-לָא יֶעְדֵּה וּמַלְכוּתֵהּ דִּי-לָא תִתְחַבַּל.  {פ}

[13] Vi en las visiones nocturnas que venía con las nubes del reino del cielo uno COMO un hijo de hombre [bar-enosh-בַר אֱנָשׁ], que se presentó ante el anciano de días, traído ante él. [14] Y se le dio dominio, y gloria, y un reino, para que le sirviesen todos los pueblos, naciones y lenguas. Su dominio eterno, que no fenecerá, y su reino no será jamás destruido.
Daniel 7:13.

El resto del capítulo proporciona, en forma de exégesis celestial, la clave de este apogeo, la entronización de la figura semejante al hombre. Los cuatro animales, se explica, simbolizan cuatro reinos, el último de los cuales oprimirá a «los santos del Altísimo». Serán vengados, sin embargo, por el Anciano de los Días, y se concederá reino de vida perdurable al «pueblo de los santos del Altísimo (Daniel 7:15-27.)

Sin duda en la mente del narrador bíblico esta frase, «uno como un hijo de hombre», alude colectivamente a «los santos del Altísimo», aquéllos a los que la cuarta bestia maltrataba sobre la tierra: los israelitas perseguidos por Antíoco Epifanes (175-163 a.C). El que la imagen de la figura humana elevada a los cielos se base en un concepto mitológico o semimitológico anterior, y que, fuera de contexto, «los santos del Altísimo» se identifiquen a veces con los ángeles, resulta en el fondo irrelevante.
En la narración concreta de Daniel no se muestra ni se presume ningún conocimiento de esta posible prehistoria.
Sin embargo, algunos comentaristas que centran principalmente su interés en el Nuevo Testamento, insisten en el valor místico del término, «como». El autor de una importante obra escribe:

«¿Cómo hemos de entender la afirmación de que la apariencia de este ser sobrenatural y maravilloso es '"corno un hombre"? La palabra "como" (un ser humano) de la visión no sólo insinúa la similitud con los hombres sino también una diferencia misteriosa. No es hombre el que aparece, sino un ser como un hombre».

H. E. Tódt, The Son of Man in the Synoptic Tradition (SCM Press, London, 1965, and Westminster Press, Philadelphia p. 23.

Incluso la preposición aramea o hebrea «como» es estilísticamente frecuente en la descripción de un sueño. En ese mismo capítulo, tres de las cuatro bestias son «como» un león, «como» un oso, «como» un leopardo, y las vestiduras y el pelo del Anciano de los Días son «como» nieve y «como» lana. Y si se dijese que en el caso de los tres animales el «como» es una alusión indirecta a sus rasgos insólitos (por ejemplo, el león tiene alas de águila), podría alegarse que, curiosamente, el «uno como un hijo de hombre» no posee ningún rasgo anormal.
En suma, el héroe de la narración de Daniel es un ser humano, elevado por encima de las malignas bestias, al que se concede dominio perdurable sobre toda cosa, representación simbólica, según la conclusión interpretativa, del triunfo escatológico del Israel histórico. Así, aun a riesgo de repetirme, quiero quede claro de una vez por todas que, para el autor de Daniel 7, «uno como un hijo de hombre» no es un individuo. Además, como término genérico en el marco de una narración descriptiva, no se presta al uso perifrástico.

Por último es de resaltar que la explicación de Rash”i sobre Daniel 7:13 diga:

כבר אנש אתה - הוא מלך המשיח
Como un hombre: que es el Mesías rey.
ועד עתיק יומיא - שהיה יושב במשפט ודן את האומות
Y hasta el Anciano de días: Quién estaba sentado en el juicio y juzgar a las naciones.
מטא – הגיע
vino: arribo, llegó.

Rash”i sobre Daniel 7:14:
וליה יהיב שלטן - ולאותו בן אדם נתן ממשלת האומות דימה כחיות וישראל דימה כבן אדם על שהם ענותנים ותמימים
Y se le dio dominio: Y para que el hombre le dio el dominio sobre las naciones, por los paganos que asemeja a las bestias, e Israel se asemeja a un hombre porque son humildes e inocentes.

Incluso en Metzudat David explica:
וליה - ונתן לו הממשלה והכבוד והמלוכה וכל האומות יעבדו לו
Y se le dio: Y le dio el gobierno y el honor real, a él y todas las naciones les servirán.

שלטוניה - ממשלתו תהיה ממשלת עולם אשר לא תסור ומלכותו תהיה נצחי אשר לא תושחת
Gobierno - que su gobierno será un gobierno mundial que será grabado y será un reino eterno no se corromperá.

Es interesante que Rash”i apunte entre el verso 13 y 14 del capitulo 14 que el Mashiaj es un colectivo de personas, una ciudadanía judía que ha atomizado su conciencia a la cual el mismo D”s, por la cual manifiesta su hegemonía sobre las naciones será por medio de la honradez, la integridad alcanzada por medio de la Torah. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!