7/09/2022

Ezequiel / Yejezkel 20:25: ¿Di's dio una Torah imperfecta y tendría que ser destruida? ¿El Nuevo Testamento es el remplazo de la Torah?

BS"D

Tipos judíos destruyendo la TorahEl retablo de la virgen, de Jaume Serra, Cataluña s.XIV (Mus. Arte Cataluña, Barcelona). 


Desde la Edad Media, los cristianos exponían textos del TaNa”J (Biblia Hebrea o “Antiguo Testamento”) en el que exponían que la Torah en un determinado momento quedaría abolida ante el arribo de Yeshu. Escribe R’ Shem Tob Ibn Shprut en su obra Even Bojan en el libro 9, capítulo 3:

[los cristianos (notzrim)] probaban sobre la abolición de la Torah, desde el versículo de Yejezkel (Ezequiel) 20:25:

“¿Acaso os di Yo preceptos (jukim) no buenos, mandamientos que no les darían la vida?”

(בראיה לו על חלוף התורה מפסוק, וגם אני נתתי לכם חוקים לא טובים וכו'. שער התשיעי ביחזקאל פרקיו שלשה)

-Cf. Niclós, J. (1997). Sem Tob Ibn Saprut "La Piedra de Toque" (Eben Bohan) Una obra de Contrioversia Judeo-Cristiana. España: Consejo Superior de Investigaciones Científicas Madrid. p.22.


Por otra parte, la postura contemporánea de la Iglesia Católica, comenta lo siguiente sobre este versículo del libro de Ezequiel:

“... Él los abandonará a sus malos deseos y pasiones como a los paganos, para que sigan a éstos…”

-Straubinger, J. (1969). Biblia Comentada. Buenos Aires: Imprimatur. p. 1070, nota. 25. 



Respuesta.

Tal creencia cristiana tiene su fundamento en creencias antisemitas cristianas del siglo III, en el siríaco Didascalia-διδασκαλία (basado en Ezequiel 20:23-25) cuyo autor cristiano piensa que Dios impuso leyes onerosas adicionales, una segunda ley, sobre el judíos. Para el autor de la Didascalia, la muerte de Yeshu abolió y derogó la "legislación secundaria", y así intentar guardar tal Ley judía (Torah) era negar el poder del sacrificio de Yeshu, tal como se puede leer en los capítulos 24 al 26 de tal obra cristiano antisemita. (ver. Ehrman, Bart (2012). Forgery and Counterforgery: The Use of Literary Deceit in Early Christian Polemics. Oxford University Press. p. 360–363; 401–403.)


Otra obra que se vería influido en tal pensamiento anti-semita, sería el mismo Corán, ya que en la Sura Al-Imrán 3:50 se lee que Yeshu abolió una parte de la Torah que no era ya necesaria tal como se lee: 

وَمُصَدِّقًا لِما بَينَ يَدَيَّ مِنَ التَّوراةِ وَلِأُحِلَّ لَكُم بَعضَ الَّذي حُرِّمَ عَلَيكُم ۚ وَجِئتُكُم بِآيَةٍ مِن رَبِّكُم فَاتَّقُوا اللَّهَ وَأَطيعونِ

[Y Yeshu dijo:] Y [vengo] para confirmar [la verdad de] lo que está delante de mí de la Toráh (Tawráti), y para haceros lícitas algunas de las cosas que os estaban prohibidas. Te he traído una señal de tu Señor; así que ten cuidado con Di’s y obedéceme.


También se puede leer este sentido en la aleya Al-Nisa’ 4:160 que dice:

فَبِظُلمٍ مِنَ الَّذينَ هادوا حَرَّمنا عَلَيهِم طَيِّباتٍ أُحِلَّت لَهُم وَبِصَدِّهِم عَن سَبيلِ اللَّهِ كَثيرًا

Debido a las malas acciones de los judíos, les prohibimos ciertas cosas buenas que les estaban permitidas [anteriormente], y por apartar a muchas [personas] del camino de Di’s.

Esto es un reflejo del Evangelio de Mateo 19:7-8, donde Yeshu describe una disposición de la Ley Mosaica: el divorcio como un reflejo de las expectativas reducidas de Di’s para el pueblo de Israel a la luz de su dureza de corazón (לעקשות פה לבבכם / πρὸς τὴν σκληροκαρδίαν). Aquí se invierte la idea. Incluso para el Corán, las leyes dietéticas restrictivas (Kosher) de la Torah se describen como un castigo por sus malas acciones, tal como se puede leer en las siguientes secciones del Corán 3:50, 93; 6:146; 16:118; 16:124.


Como ha demostrado Holger Zellentin (Qur'an's Legal Culture, 140ff.), la idea antisemita cristiana ‘de que la Torah es en parte un castigo dado a los judíos’ está conectada con una idea que se encuentra en la Didascalia siríaca cristiana, mediante la cual Di’s estableció por primera vez una fácil ley en el Monte Sinaí, cuando los israelitas adoraron impíamente el becerro de oro, Di’s entonces estableció una segunda ley difícil como castigo:

Por tanto, el Señor se enojó, y en el ardor de Su ira, (todavía) con la misericordia de Su bondad, los ató con la segunda legislación, y puso sobre ellos pesadas cargas y un duro yugo sobre su cerviz. Y dice ya no más. "Si harás", como antes, pero dijo: "Haz un altar y sacrifica continuamente", como si tuviera necesidad de estas cosas.

Por tanto, puso sobre ellos continuos holocaustos como necesidad. y les hizo abstenerse de carnes a través de la distinción de carnes. En efecto, desde aquel tiempo se discernieron animales, y carne limpia e inmunda, desde aquel tiempo fueron separaciones, purificaciones, bautismos y aspersiones. Y desde entonces hubo sacrificios, ofrendas, y mesas. 

-Didascalia, cap. 26, 227


Este pasaje de la Didascalia está a su vez basado en parte en Ezequiel 20:23-25:

“Una vez más, sin embargo, les juré mi palabra de que los esparciría por las naciones y los dispersaría en países extranjeros, porque no habían seguido mis juicios, sino que habían rechazado mis leyes y profanado mis sábados, sus ojos estaban fijos en el mal de los ídolos de sus antepasados.

Y por eso les di leyes que no eran buenas y juicios por los cuales nunca podrían vivir.”


El problema ha sido la interpretación cristiana que le dan al TaNa”J (Biblia Hebrea) para justificar las pifias de Yeshu, en este caso, la idea que las mitzvot fueron añadidas por Di’s por “la dureza del corazón del pueblo de Israel” tal como enseña Yeshu en el Evangelio de Mateo 19:8


El profeta Yejezkel explica en el versículo 1 del capítulo 20 que ‘vinieron unos hombres de los ancianos de Israel para pedir al Eterno’ quienes se sentaron delante del profeta. RaSh”I explica que el asunto por el que llegaron tales ancianos fue acerca de sus necesidades, y si Él no los escucha, tampoco serían castigados por los pecados, ellos decían que Di’s los había vendido, y Él no tenía nada contra ellos, tal explicación ya estaba en circulación en los midrashim. (Ver. Midrash Tanjuma, Nitzavim 3:1)


Posteriormente del pasuk 5 al 8 el profeta Yejezkel les recuerda a los ancianos sobre cómo Di’s se compadeció de los Bene Israel en Egipto, del pasuk 9 al 10 les recuerdo cómo Di’s se compadeció de la generación nacida en el desierto, del pasuk 11 al 26 les recuerda de como Di’s  se compadeció de los Bene Israel en el desierto, y les recordó sobre el delito de los que arrojaban a sus hijos al fuego del ídolo Molej (v. 26; Cf. Explicación de RaSh”I sobre Yejezkel 20:26), y es por ello les recuerda que Di’s les dio leyes de las naciones tal como se lee en Targum Yonatan ben Uziel en el versículo 25:

וְאַף אֲנָא מִדְמָרְדוּ בְמֵימְרֵי וְלָא אָבוּ לְקַבָּלָא לִנְבִיאַי אַרְחֵיקְתִּינוּן וּמְסַרְתִּינוּן בְּיַד שַׂנְאֵיהוֹן וּבָתַר יִצְרֵיהוֹן טִפְּשָׁא אֲזָלוּ וַעֲבָדוּ גְזֵירָן דְלָא תַקְנָן וְנִימוּסִין דְלָא אִתְקַיֵמְתּוּן בְּהוֹן

(Traducción: Y también Yo desde que se rebelaron de los deberes y no quisieron recibir al profeta para alejarse y ellos están con el enemigo quienes también desean la estupidez para llevar y hacer decretos (gezeran) que no sean una corrección (taknan), y namusin -leyes gentiles- que no perduren en ellos.)

El Targum de Yonatan ben Uziel nos recuerda que tales Zikne Israel (Sabe’ Israel) de la época del profeta Yejezkel se habían aliado a los enemigos gentiles (sanehon) para adoptar gezerot (decretos) y nimusin (leyes gentiles) las cuales no perdurarán entre ellos (דְלָא אִתְקַיֵמְתּוּן בְּהוֹן), es por ello que el profeta en el pasuk 32 al 33 enfatiza que está parte de Israel no podrá ser parte de las naciones, así como no podrán servir a la idolatría, y que serán sacados del exilio para ser juzgados, tal como se lee:

וְהָעֹלָה עַל־רוּחֲכֶם הָיוֹ לֹא תִהְיֶה אֲשֶׁר  אַתֶּם אֹמְרִים נִהְיֶה כַגּוֹיִם כְּמִשְׁפְּחוֹת הָאֲרָצוֹת לְשָׁרֵת עֵץ וָאָבֶן׃ חַי־אָנִי נְאֻם אֲדֹנָי יֱהֹוִה אִם־לֹא בְּיָד חֲזָקָה וּבִזְרוֹעַ נְטוּיָה וּבְחֵמָה שְׁפוּכָה אֶמְלוֹךְ עֲלֵיכֶם׃ וְהוֹצֵאתִי אֶתְכֶם מִן־הָעַמִּים וְקִבַּצְתִּי אֶתְכֶם מִן־הָאֲרָצוֹת אֲשֶׁר נְפוֹצֹתֶם בָּם בְּיָד חֲזָקָה וּבִזְרוֹעַ נְטוּיָה וּבְחֵמָה שְׁפוּכָה

(Traducción: [32] Y lo que tenéis en mente nunca sucederá, cuando decís: "Seremos como las naciones, como las familias de las tierras, adorando madera y piedra". [33] Vivo yo —declara el Eterno Di’s— que reinaré sobre vosotros con mano fuerte y brazo extendido, y con furor desbordante. [34] Con mano fuerte y brazo extendido y sobreabundante furor os sacaré de entre los pueblos y os recogeré de las tierras donde estáis esparcidos.

En ningún momento el profeta Yejezkel está diciendo que las mitzvot, los mandamientos de la Torah no son buenos, él está diciendo que las leyes de los gentiles no son buenas para los Benei Israel, tal como podemos leer con más detenimiento el pasuk:

וְגַם־אֲנִי נָתַתִּי לָהֶם חֻקִּים לֹא טוֹבִים וּמִשְׁפָּטִים לֹא יִחְיוּ בָּהֶם

“Por eso les di estatutos (jukim) que no eran buenos y preceptos (mishpatim) por los cuales no podrían vivir.”

-Katznelson, M. (1996). La Biblia Hebreo-Español, Versión castellana conforme a la tradición judía por Moisés Katznelson, Volumen II. Israel: Editorial Sinai, p. 865.


Una traducción más acertada es la del R’ Yaacob Huerin en la que se lee:

“Entonces Yo también les puse a ellos las leyes no buenas (de los gentiles), y justicias que no podían vivir con ellas”.

-Huerin, Y. (2012). El Tanaj (La Biblia) Comentado, Traducción y Comentarios de Yaacob ben Itsjac Huerin, Profetas. Israel: Editorial Jerusalem de México. p. 1201. 


Los rabinos en la Gemara (Talmud) identificaron que esté pasuk es una referencia del desprecio de la gente por la Torah quienes siguen las tradiciones de las naciones (ver. Talmud Bavli masejet Berajot 25a; Talmud Yerushalmi masejet Eruvin 3:9) o que la Torah es utilizada para fines egoístas (Talmud Bavlí masejet Megilah 32a; Masejet Sofrim 3:10).

Incluso, el Midrash Tanjuma va más lejos, ya que explica que las palabras del profeta Yejezkel ‘חֻקִּים לֹא טוֹבִים וּמִשְׁפָּטִים’ se refieren a las ordenanzas de los idólatras (חֻקּוֹת הַגּוֹיִם o חֻקּוֹת הָעַמִּים) mientras que a Israel se les dio  mandamientos y estatutos deseables de la Torah, tal como se lee en el Midrash Tanjuma, Mishpatim 3:2: 

מִנַּיִן לְבַעֲלֵי דִּינִין שֶׁל יִשְׂרָאֵל שֶׁיֵּשׁ לָהֶם דִּין זֶה עִם זֶה שֶׁיּוֹדְעִים שֶׁאֻמּוֹת דָּנִין אוֹתוֹ הַדִּין כְּדִינֵי יִשְׂרָאֵל שֶׁאָסוּר לְהִזְדַּקֵּק לִפְנֵיהֶם. תַּלְמוּד לוֹמַר: אֲשֶׁר תָּשִׂים לִפְנֵיהֶם. לִפְנֵי יִשְׂרָאֵל וְלֹא לִפְנֵי אֻמּוֹת הָעוֹלָם. שֶׁכָּל מִי שֶׁמַּנִּיחַ דַּיָּנֵי יִשְׂרָאֵל וְהוֹלֵךְ לִפְנֵי אֻמּוֹת הָעוֹלָם, כָּפַר בְּהַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא תְּחִלָּה, וְאַחֲרֵי כֵן כָּפַר בַּתּוֹרָה, שֶׁנֶּאֱמַר: כִּי לֹא כְצוּרֵנוּ צוּרָם וְאֹיְבֵינוּ פְּלִילִים (דברים לב, לא). מָשָׁל לְמַה הַדָּבָר דּוֹמֶה? לְחוֹלֶה שֶׁנִּכְנַס הָרוֹפֵא לְבַקְּרוֹ. אָמַר לִבְנֵי בֵּיתוֹ: הַאֲכִילוּהוּ וְהַשְׁקוּהוּ כָּל מַה שֶּׁרוֹצֶה, אַל תִּמְנְעוּ מִמֶּנּוּ כְּלוּם. נִכְנַס אֶל אַחֵר, אָמַר לִבְנֵי בֵּיתוֹ, הִזָּהֲרוּ שֶׁאַל יֹאכַל דָּבָר פְּלוֹנִי וְאַל יִשְׁתֶּה דָּבָר פְּלוֹנִי. אָמְרוּ לוֹ: לָזֶה אָמַרְתָּ לֶאֱכֹל כָּל מַה שֶּׁהוּא רוֹצֶה, וְלָזֶה אַתְּ אוֹמֵר: אַתְּ אוֹמֵר, אַל יֹאכַל. אָמַר לָהֶן: הַחוֹלֶה הָרִאשׁוֹן אֵינוֹ שֶׁל חַיִּים. לְפִיכָךְ אָמַרְתִּי לָהֶם אַל תִּמְנְעוּ לוֹ כְּלוּם, בֵּין יֹאכַל וּבֵין לֹא יֹאכַל, יָמוּת. אֲבָל זֶה שֶׁהוּא שֶׁל חַיִּים, אָמַרְתִּי אַל יֹאכַל דָּבָר פְּלוֹנִי, שֶׁלֹּא יַכְבִּיד אֶת חָלְיוֹ. וְכֵן חֻקּוֹת הַגּוֹיִם, שֶׁנֶּאֱמַר: כִּי חֻקּוֹת הָעַמִּים הֶבֶל הוּא (ירמיה י, ג). וּכְתִיב: וְגַם אֲנִי נָתַתִּי לָהֶם חֻקִּים לֹא טוֹבִים וּמִשְׁפָּטִים לֹא יִחְיוּ בָּהֶם (יחזקאל כ, כה). אֲבָל לְיִשְׂרָאֵל נָתַתִּי לָהֶם מִצְוֹת וְחֻקִּים טוֹבִים, שֶׁנֶּאֱמַר: וּשְׁמַרְתֶּם אֶת חֻקֹּתַי וְאֶת מִשְׁפָּטַי אֲשֶׁר יַעֲשֶׂה אֹתָם הָאָדָם וָחַי בָּהֶם (ויקרא יח, ה)

¿De dónde sabemos que los litigantes en Israel que están involucrados en litigios entre sí no deben recurrir a un juez idólatra para que decida en su pleito, aunque saben que los juzgará de acuerdo con las leyes de Israel? ¿Por qué está prohibido (para los judíos) discutir ante ellos? La Escritura dice: Que les pondrás delante . Es decir, ante los hijos de Israel y no ante los cutitas. Porque cualquiera que rehúye a los jueces de Israel y testifica ante un juez idólatra, primero renuncia al Santo, bendito sea Él, y luego renuncia a la ley de Israel, como está dicho: Porque su roca no es nuestra Roca, y el juez de nuestros enemigos (Deut. 32:31). ¿A qué se puede comparar esto? A un paciente examinado por un médico. Les dice a los miembros de la familia (del paciente): “Denle cualquier alimento que desee, no le nieguen nada”. (Más tarde) visita a otro paciente y aconseja a su familia: “Tengan cuidado de que no coma ni beba ciertas cosas”. Le reprochan, diciendo: “A un paciente le permites comer lo que quiera, mientras que al otro le aconsejan que no coma ciertas cosas”. Entonces respondió: “El primer paciente no sobrevivirá, y por eso les dije que no le negarán nada, que coma o no coma, se morirá. Sin embargo, el otro paciente vivirá, por lo que le aconsejé que comiera solo ciertas cosas para que su enfermedad no se agravará”. Así también son las ordenanzas de los idólatras, como está dicho: Porque vanidad eran los estatutos del pueblo (Jer. 10:3 ), y está escrito en otra parte: Por lo cual también les di estatutos que no eran buenos, y ordenanzas por las cuales no deberían vivir (Ezequiel 20:25). Sin embargo, a Israel dio mandamientos y estatutos deseables, como está dicho: Mis estatutos y mis ordenanzas guardaréis, pues, el hombre que los cumpliere, vivirá por ellos (Lev. 18:5).


El origen de la mala interpretación de Ezequiel 20:25 no solo tiene que ver con el autor antisemita de Didascalia, sino que también tiene su raíz en la interpretación que Yeshu tenía sobre el divorcio, la cual él veía como mala tal como se puede leer en el Evangelio de Mateo 19:7-8 y en el Evangelio de Marcos 10:2-5. Según la fuente judeo-cristiana de 'Abd al-Jabbàr explica que  Pablo de Tarso para congraciarse con las autoridades romanas prohibió el divorcio:

ومن عادة الروم أن لا يحل للرجل أن يتزوج بأكثر من المرأة واحدة ؛ م لا يفرق بينهما طلاق ولا هرم ، ولا عيب من العيوب ، يوجه ولا سبب . ولا تحل له غيرها إلى أن تموت . ونساء الروم بعضن ديانات الأنبياء من بني إسرائيل ، لما فيها من إباحة الطلاق ، وأن للرجل أن يتزوج ما أطاق المؤونة . ( فقيل لشاؤول : « أنت من أمة هذا سبيلها » ، فقال : «لا ، وما يحل للرجل أكثر من امرأة واحدة على أحكام الروم.»

מנהג הרומאים הוא שגבר אינו רשאי להתחתן עם יותר מאישה אחת. לא ניתן להפריד ביניהם על ידי גירושין, זקנה או כל סוג של אשם. איש מלבדה אינו מורשה לו עד למותה. הנשים הרומיות מתעבות את דתיהם של נביאי ישראל על התרת גירושין ומאפשרים לגבר להתחתן עם כמה שהוא יכול לתמוך. אז נאמר לשאול: "אתה מעם כזה?" הוא אמר לא. אסור לגבר יותר מאישה אחת, בדיוק כמו גזירות הרומאים

“Es una regla de los romanos que a un hombre no se le permite casarse con más de una mujer. No podrán separarse por divorcio, vejez o cualquier tipo de culpa. No se le permite a nadie más que ella hasta que ella muera. Las mujeres romanas detestan las religiones de los profetas de los Bnei Israel  (al-’Anbia min Bani-‘Isra’il) por permitir el divorcio y permitir que un hombre se case con tantas como pueda mantener. (ver. Sefer Devarim 24:1; Shemot 21:10) Entonces se le dijo a Shaul: "¿Eres de un pueblo de esta manera?" Él dijo no. A un hombre no se le permite más de una mujer, al igual que las reglas de los romanos.

Cf. Gabriel Said Reynolds & Samir Khalil Samir. (2010). Abd al-Jabbar, Critique of Christian Origins. USA: Brigham Young University Press. III:139-141. p. 101.

Entonces tenemos a Pablo de Tarso como a Yeshu HaMamzer favoreciendo las leyes romanas, nada raro en Yeshu ya que después de todo él dijo que vino a no abolir la ley gentil de los romanos tal como se lee en el famoso pasaje que citan los “judíos” mesiánicos para demostrar que Yeshu era un “shomer mitzvot”, sin embargo, según se lee en la Peshita del Evangelio de Mateo 5:17 Yeshu abogo por la ley romana, tal como se lee:

 


ܠܳܐ ܬ݁ܰܣܒ݁ܪܽܘܢ ܕ݁ܶܐܬ݂ܺܝܬ݂ ܕ݁ܶܐܫܪܶܐ ܢܳܡܽܘܣܳܐ ܐܰܘ ܢܒ݂ܺܝܶܐ ܠܳܐ ܐܶܬ݂ܺܝܬ݂ ܕ݁ܶܐܫܪܶܐ ܐܶܠܳܐ ܕ݁ܶܐܡܰܠܶܐ ܀

לא תסברון דאתית דאשׁרא נמוסא או נביא לא אתית דאשׁרא אלא דאמלא

No penséis que he venido a perder la Namusa (ley gentil-נמוסא) o los profetas: yo no he venido a debilitarla, pero he venido a cumplirla.

 

Mientras que la versión antigua griega del א Codex Sinaiticus, folio 201b se lee:

μη νομιϲητε ο

τι ηλθον καταλυ

ϲαι τον νομον

η τουϲ προφηταϲ

ουκʼ ηλθον κατα

λυϲαι αλʼλα πλη

ρωϲαι·

(No piensen

que he venido

para destruir la costumbre (gentil)

o [el mensaje de] los profetas [gentiles]:

no he venido para destruir,

sino para cumplir. &$%&!)

La palabra namus, namusah ó nomos נָמוּסָא (νομον-ܢܳܡܽܘܣܳܐ) en el contexto judío significa costumbre o práctica pagana, tal como se puede leer en el Targum de Onkelos sobre Vaicra / Levitico 20:23: וְלָא תְהָכוּן בְנִמוֹסֵי עַמְמַיָא ‏ (No debes practicar las costumbres de los gentiles.) O como aparece en el Midrash Raba sobre Berreshit 48:18:  (Cuando hayas entrado en una ciudad, sigue su costumbre.) עלת לקרתה הלך בנימוסה. Como es el caso con la etimología griega νόμος, esencialmente se traduce como "derecho consuetudinario entre los gentiles". Incluso, si recuerdan el Targum de Yonatan ben Uziel sobre Ezekiel 20:25 utiliza la palabra נִימוּסִין (leyes gentiles), en este caso Yeshu hubiera estado del lado de los ancianos corruptos del versículo 1 del capítulo de 20 de Ezequiel, ya que ellos abogaban por alienarse a las leyes gentiles o namusin.  


Sí Yeshu pronunció su discurso en griego o en arameo utilizando la palabra nomos o nimusa haría alusión a la ley de los gentiles (חֻקֹּ֣ת הַגּ֔וֹי-νομίμοις τῶν ἐθνῶν), en tal caso él no se opondría a la ley romana o a las costumbres de los paganos. (Ver. Epístola de Romanos 7:12)


Incluso en el Codex Sinaiticus aparece la palabra προφηταϲ (profetas), tal palabra en el contexto griego hace alusión a ‘alguien que habla por un dios e interpreta su voluntad al hombre’ ó ‘intérprete, expositora de la voluntad de Zeus, de Tiresias’ (Eurípides, Bacchae, 551) ‘un intérprete de Apolo de Delfos' (Aeschylus, Eumenides, 19) ‘profetas intérpretes de Delfi’ (Heródoto, Las Historias, 8.36). Entendiendo que Yeshu habló en griego o en judeo-griego al referirse que no venía a destruir la ley romana-iuris romani, así como los oráculos de los intérpretes de Zeus, Apolo, Delfi, etc.

 

De ahí se explicaría la extrema pasividad de Yeshu ante las leyes romanas, y las severas críticas que hizo a los rabinos y las reiterativas transgresiones que hizo sobre la Torah de Mosheh. Los cristianos, al igual que Yeshu y los antiguos cristianos arameos proponían lo mismo, la abolición de la Torah, peor aún cuando lo justificaban desde las pifias de Yeshu.

 

Yeshu cuando dice que no ha venido a destruir la costumbre (jukot hagoim) y las palabras de los profetas (gentiles) desobedece lo que está explícito en la Torah de Mosheh, en Sefer Vaicra / Levítico 20:23 en donde se lee:

וְלֹ֤א תֵֽלְכוּ֙ בְּחֻקֹּ֣ת הַגּ֔וֹי אֲשֶׁר־אֲנִ֥י מְשַׁלֵּ֖חַ מִפְּנֵיכֶ֑ם כִּ֤י אֶת־כָּל־אֵ֙לֶּה֙ עָשׂ֔וּ וָאָקֻ֖ץ בָּֽם׃ וְלָא תְהָכוּן בְּנִימוֹסֵי עַמְמַיָא דִי אֲנָא מַגְלֵי מִן קֳדָמֵיכוֹן אֲרֵי יָת כָּל אִלֵין עֲבָדוּ וְרָחִיק מֵימְרִי יָתְהוֹן

‘Y no andarán en las costumbres del pueblo que Yo expulso ante ustedes, ya que ellos hicieron todo esto y Yo me asqueé de ellos’

Explica el RaMBa”M en su obra Moreh Nebujim III, 29:5

que:

ואמר ב'תורה' בפרוש שכל מה שחשבוהו עבודה לאלוקיהם והתקרבות אליהם הוא הדבר המתועב הנמאס אצל האלוה - והוא אמרו "כי כל תועבת יי אשר שנא עשו לאלוקיהם".

La Torah nos prohíbe imitar a los paganos en cualquiera de estos hechos y, a fortiori, a adoptarlos por completo. Dios dice claramente que todo lo que los idólatras consideran un servicio a sus dioses, y un medio para acercarse a ellos, es rechazado y despreciado por Dios; y Él dice: “...porque hicieron asquerosidad por sus dioses, que el Eterno aborrece...” ( Deut. 12: 31).

Depende de nosotros seguir las claras palabras de Mosheh, quien nos dice que no sigamos las costumbres de los paganos. Yeshu dice que no vino a destruir la costumbre de los gentiles; 2000 años han demostrado el fracaso del cristianismo en la sociedad. Depende de ti seguir ese error milenario o volverte hacia el Creador y dejar atrás ese personaje oscuro Yeshu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!