11/03/2011

El "judaísmo" mesiánico, antes y ahora, una critica de los historiadores clasicos


El “judaísmo” mesiánico, y el nazarenismo (natzratim, netzratim, notzrim) dicen ser la continuación de los primeros cristianos (mesiánicos primitivos)  no importando que existan 2000 años de diferencia. Si bien, al leer un poco de literatura clásica (latina) encontramos interesantes similitudes entre los antiguos mesiánicos, y los actuales representantes de Yesh”u.
Historiadores clásicos como Táciano y Plino (112 de la Era Vulgar), presentaron al cristianismo (en este pequeño articulo los llamaremos  mesiánicos) como fanatices supersticiosos y propensos a un entusiasmo excesivamente emocional. Celso - Κέλσος - (170 de la Era Vulgar) dijo de ellos que eran “gente que se ha aislado voluntariamente del resto de la civilización” al afirmar que su “fe” es única y contraría al paganismo antiguo. A su modo  de ver, los mesiánicos (cristianos) son irracionales, porque “no quieren dar ni recibir una razón para lo que creen”, sino más bien convertir a los demás diciéndoles “que no hagan preguntas, sino que tengan fe” (CELSO, Discurso verdadero contra los cristianos',.p.27)  Celso escribe:
“La religión (cristiana) echa raíces en las clases bajas y continúa propagándose entre el vulgo: más aún, incluso puede decirse que se propaga debido a su vulgaridad, y analfabetismo de sus adeptos. Y si bien hay unas cuantas personas moderadas, razonables e inteligentes que se inclinan a interpretar alegóricamente sus creencias, lo cierto es que prospera en su forma más pura entre los ignorantes”.

CELSO, Discurso verdadero contra los cristianos', p.57
Hoy, vemos al “judaísmo” mesiánico (que de judaísmo no tiene nada, y de mesiánico solo tiene el disfraz) tiene los mismos elementos que lo han caracterizado desde sus orígenes, tales como:
a)     Una religión vulgar.
b)     Se propaga entre ignorantes y analfabetas.
c)     Supersticiones.
d)     Salvajismo.
e)     Mitomanismo.
Por eso el mismo Celso recomendaba:
“Ningún hombre prudente creerá en esa doctrina [cristiano], retraído por la muchedumbre misma de los que la abrazan" (III,73).”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros!