1/31/2011

The Christian Enemy; Rav Shlomo Aviner Shlit"a.



The Christian Enemy

By. Rav Shlomo Aviner Shlit"a

We have large accounts with Christianity, a bloody accounts. Christianity is the Jewish blood spilled over throughout history - whether through devout Christians, less devout Christians, and people absorbed the Christian culture. The Holocaust was the work of the Germans, who never denied his Christianity.

The Christians agreed to exterminate us - by sword, or any other form. But why? What did we do?

Is that Christians argue that they are the authentic Am Israel (the people of Israel). There was an attempt that we are Am Israel, but according to their way of thinking we failed, and so we were replaced by a new Am Israel: Israel Am. We are the meat, but they are the spiritual Israel Am, the true Am Israel - Verus Israel.   For they, we're the Old Am Israel,, only historical slags that should disappear completely. But despite their anger, we do not disappear - and we argue that we are Am Israel. So they do everything they can to "help" to disappear: pogroms, inquisition and conversion by force. Jews who refused to convert were thrown into the fire, their bellies were cut, were beaten to death, women raped, their wealth was stolen, they drowned and knock down - through the religion which dubs itself " religion of love. " This religion preaches that when you get a slap, you must offer the other cheek - but in practice it was she who struck us all the time. And worse than this: At the moment we were replaced, we don't deserve to exist in this world. We must cease to exist, or convert to Christianity.


But we are a stubborn people, and do not cease to exist. Thus, Christianity had to take another theory: No matter if these people continue to exist, the important thing is they to be humiliated. Being a poor and afflicted people is a living-dead monument attesting that Christianity is true, as "the new and true Am Israel" is important, has a billion and a half of supporters - in contrast to the Jews, are miserable, poor and needy. On the contrary, that they remain so for eternity, as an excellent test. So writes the Christian religious philosopher Pascal - who was also a renowned mathematician.


In summary, there are three solutions: Disappear, converting to Christianity or at least be humbled in exile - the persecuted Jew, lonely and wandering. On this basis, they chased us and made us suffer until death.

Compared to them, the Arab problem is inferior: In our absence, they were accustomed to living on our land and also craved power. It is a territorial conflict. But the conflict with Christianity is not for a piece of land, but something basic, essential - Am Who is Israel? Or us, or them. Thus Christianity is behaving as the infernal triangle: kill, convert or humiliate.

But there was a flaw in their plan: We returned to our land, and the State of Israel was created. The prophets predicted that Am Israel will return to their land, but for Christians is they who must return  -not us-. They did not return, we do. A big problem! At the beginning of the Holocaust, the Pope called upon all Christians of the world leaders in every way possible to ban the birth of the State of Israel - because it all depends the fate of Christianity, not only to his throne. In fact, the prophecies are fulfilled in us. We are no longer the wandering Jew, the Jew alone - we are a respectable people, living on our land. Now we can not be slapped because Tzaha "l (the Israel Defense Forces) knows and fold back - whoever gives us a slap on the cheek, will get two slaps on both cheeks, for all to see and fear.



There was a mishap in their plan, but then they said: It is true that the State of Israel was created, but surely it will fall apart - and we will help to break it down, causing the imbalance.
So far the Catholic conception. In contrast, the damned Protestants argue that the issue is not urgent:  let them to return to their land, to build their state - and even the Beit HaMikdash (Temple) - and when they finish, they all convert to Christianity. And that will be a great event, very important! Of course, today we also must strive to convert Jews to Christianity because we no longer can kill them, they have their own army. Humiliating them also became difficult. But  we still they can convert them, and that's what the Protestants in the world - and especially in Israel-  are doing. The budget of the missionaries in Israel is millions of dollars - it's twice that of all other countries combined.

From their point of view, convert a Jew is a great success - but doing it in Israel, is the most important. So Am Israel will cease to exist. In our country there are many missionaries: 8000 working full-time payments, many others who work part-time, and tens of thousands of volunteers doing their work when necessary. All of them work in silence and deceiving people, doing evil and cunning. They lie to the Jews who are economically disadvantaged, give them money without speaking a word of Christianity, again and again. In this way are linked to them, and after a year or two start to talk about religion. They work without break, their goal is to convert all Am Israel. Of course, we should not worry too much: They will not succeed. But even convertingo some Jews, is a disgrace. We must be vigilant and fight against this shame and such disgrace.

There is a sect that is nicknamed "Jehovah's Witnesses", which comprises money and booklets that look very innocent, "Am Israel - what is it?".  "What is Judaism?". "What is the Messiah?".  A Star of David is drawned on the Booklets, the candlestick and other Jewish symbols. They penetrate slowly into the Jewish world. All of these missionaries, of all kinds, looking miserable Jews: Economic problems, psychological problems, quarrels between spouses, problems of education of the children ... They speak to the hearts, and slowly poison them.


And there are worse: "Jews for Jesus" - some of them are Jews who converted to Christianity. They wear a kippa, speak Hebrew and enlist in the military. Also their children are missionaries: The child wears a knitted kippa, studying at a yeshiva Tichonit (religious high school) and participates in activities Bney Akiva (religious youth movement) - but he's a missionary.  Also his daughter is in the Ulpena (religious high school for girls). Go to Beit Haknesset (Synagogue), dress like Jews, pray like Jews - do not reveal their identity.   They teach Tanach (Bible) Classes that seem quite common and normal - but with time, introducing Christian ideas. Are about 5000, living in the country - also in the settlements. In Yerushalayim's Midrechov some times you will see Hasidim (Hasidic members of a stream) of Breslov who dance and sing:  No! They are missionaries in disguise. There are also authentic Breslov Chassidim who pass by, and in their innocence they fall into the trap, sing and dance with them ...

Some of them are disguised as Breslov Chassidim, Leummim datiim (religious nationalist) or others, and there are those who disguise themselves as haredi (ultra-orthodox). They go from house to house in haredi neighborhoods and hand out money - as if it were a charity. Return again and again, and go trapping his victims with their net.
They made us suffer through the generations, and still continue to try to convince us that there is a person who is a god, a god-human, three are one, one that is three... Already we hear in front of the fire, when they told us: "Become a Christian, or will throw a fire!". And answered: "Hear, O Israel, the Lord is our God, the Lord is one!".   So maybe they'll leave us alone now?
No! They do not stop. They are in the country, and hunt unfortunate souls. Buy them with money, and then convert them to Christianity - they do the baptism in the Kineret or the swimming pool of a hotel.
We must open our eyes and fight. The organization "Yad L'Achim" struggle for decades ago against the missionaries. But it's not only its role:  It's the role of every single Jew - religious or secular, rightist or leftist, Ashkenazi or Sfaradi - to stop these disgusting actions, when they dare to come to our own land to convert to Christianity. 


They also act in the diaspora, but the Jews there are more careful. They have good "antenna" to know the difference. But here in our land, is more difficult. In a corner of Tel-Aviv there are two guys sitting, singing songs of Eretz Israel (the Land of Israel), accompanied by guitars - how will you know if they are missionaries? They distribute free books of Judaism - and only at the end Jesus is named.


We must be careful, be aware of the danger. They work hard within the circles of Olim (immigrants) from Russia - and some of them are Christians who arrived in the country covered by the "Law of Return."
Therefore, we must not forget that Christianity is the enemy number One throughout the history. Arab murderers predators are nothing in comparison. Arab weapons are also Christian arms: Arabs do not know how to manufacture weapons. 400 years ago they got stuck - from the standpoint of cultural, scientific and technological development. They do not know how to manufacture weapons, and if Christians do not sell, there will be peace. The desired peace will come by itself. But Christians sell them weapons and teach them to use. The Christians are our main enemy, in every generation. 


The Ramba"m writes that the entire Torah is a struggle against idolatry (More Nebuchim 3:29). Christianity is idolatry disguised as Tanach (Orot, p. 34): Idolator for the inside, Jewish for the outside.   "There is no more Jewish, there is no Greek "- Paulus said. You can be Jewish and Greek at the same time: a Greek idol inside, a jew outside. Therefore, our struggle against Christianity is the same struggle against idolatry - although much more complex and sophisticated.

It is no an accident that in the book "Orot" - the great book of Rav Kuk, where he speaks of the rebirth of the nation, the return to Zion, the rebuilding of the earth - is so much talk of Christianity, our opponent, and it's said the enormous damage that occurs to humanity. The answer to Christianity, in Israel,  is its rebirth: Also for this rebirth, thanks to G-d. We return to our land, we also reinforce and strengthen our fight against them.

We will reinforce and strengthen us.

Hipocresía mesiánica / nazarena

BS''D




Por
יצחק בן אברהם
Los nazarenos/mesiánicos dicen que NO siguen el Judaísmo Rabínico porque nosotros lo hemos contaminado, lo hemos dañado y hemos tergiversado todo por hacer caso de las halajot de nuestros rabinos (dicen ellos que son "enseñanzas y leyes de hombres"). Afirman seguir otra cosa: "judaísmo bíblico", sin embargo, los veo y lo que dicen no concuerda con sus palabras. Me gustaría que alguno me respondiera:


  • ¿Por qué usan mezuzot si el diseño, el contenido y el uso de éstas está estipulado por la Halaja Rabínica? la biblia sólo habla de escribir en las jambas de puertas, pero no dice qué, cómo ni cómo ni de qué forma.
  • ¿Por qué usan kipot si es una tradición Rabínica?
  • ¿Por qué usan lulav y etrog si la biblia no los menciona, sólo habla de frutos y ramas hermosas, y fue la Halajá Rabínica la que estipuló las 4 especies vegetales?
  • ¿Por qué usan tzitziot judíos si la biblia sólo menciona los flecos, pero fue la Halajá Rabínica la que ha dicho cómo deben anudarse los hilos, la forma de los tzitziot y sus leyes?
  • ¿Por qué celebran Bar/Bat Mitzva si es una estipulación Rabínica?
  • ¿Por qué encienden luces previas a Shabat si éso es una práctica y ley rabínica?
  • ¿Por qué adoptan símbolos rabínicos?
  • ¿Por qué hacen Havdala si es una ceremonia estipulada por el judaísmo rabínico?
  • ¿Por qué celebran Januka si es una fiesta que no está contemplada en la biblia sino que fue ordenada por los rabinos?
  • ¿Por qué usan Tefilin? la biblia sólo dice que se deben usar filacterias, pero ha sido la ley rabínica la que ha explicado Qué son las filacterias, qué forma tienen, cómo deben hacerse, qué versos deben estar adentro, cómo deben anudarse y cómo deben usarse.
  • ¿Por qué usan Sidurim y Majzorim si estos son libros de rezos que siguen lo que los Rabínicos (en su diferentes nusajim) han estipulado en cuanto a: orden de rezos, contenido, posturas, costumbres y sus respectivas leyes?
  • ¿Por qué estudian las maravillas de la Cabala o Jasidut si estos hacen parte del legado judío rabínico y ortodoxo que según ustedes -paradójicamente- se encuentra "lejos de D-s del camino verdadero" [jalilah!]?
  • ¿Por qué imitan los ritos religiosos rabínicos?
  • ¿Por qué hacen kabalat shabat, cantan "shalom alejem" y llevan a cabo una cena con pan, vino y manjares, según lo ordena la Halajá rabínica? ¿por qué hacen Kidush? ¿por qué rezan birkat hamazon o la bendición triple sobre el vino?
  • ¿Por qué dicen Berajot si estas fueron compuestas y ordenadas a ser dichas por el judaísmo Rabínico?
  • ¿Por qué hablan -sin conocer de verdad- de un mashiaj ben yosef, concepción que es exclusiva del judaísmo Rabínico y su literatura?
  • ¿Por qué procuran construir Sukot según las leyes del judaísmo Rabínico?
  • ¿Por qué se alegran en Tu Bishvat si no es una fiesta bíblica sino Rabínica?
  • ¿Por qué usan el calendario judío tradicional siendo que todas sus pautas y formas de tasación fueron puestas por el judaísmo Rabínico?
  • ¿Por qué algunos de ustedes prefieren comida sellada "Kosher" (K - U) si todas las normas de cashrut de dicha elaboración tienen su base en la estricta halajá ortodoxa (rabínica)?
  • ¿Por qué simulan contar el Omer como nosotros, según nuestras leyes rabínicas?

Estas preguntas y otras siempre me han causado curiosidad, ¿por qué dicen que nuestras Halajot son "leyes de hombres", que nosotros estamos cegados y perdidos del camino verdadero, pero tratan de hacen todo lo que esté a su alcance para plagiarnos y emularnos?

Sus actitudes son hipócritas.

Una Ketuba Falsa: Un Matrimonio Natzrati (cristiano hebreo).



Un matrimonio natzratí
La Ketubah (כתובה) o el Contrato Matrimonial, tiene su origen rabinico-bíblico en Shemot 22:15-16, y Berreshit 31:15; 34:15. La mayoría de los jajamim (Sabios), y con ello gran parte de los llamados “los decidores”, ven en la Ketubah una institución rabínica. El contrato matrimonial se refrendaba con una escritura, donde en caso de viudez o divorcio. El montaje de la suma se fijaba en el mismo documento, y era antiguamente 200 denarim (denarios) para  las vírgenes y una minah para las viudas, lo mismo si eran ricos o pobres. La fortuna del contrato esta redactada en arameo. La Ketubah designa, consiguientemente, tanto el documento matrimonial donde se fijan las obligaciones financieras del marido como la misma suma o dote a entregar a la mujer en caso de divorcio o viudez. El término mismo, ketubah, es una forma participal (“escrito”), aunque provisto de dagesh en la bet, probablemente para que se diferenciase de la palabra corriente qetuvah (“escritura).

La disposición rabínica de la ketubah tiene como objetivo primario la defensa de la mujer en el matrimonio, haciendo más difícil el divorcio. Rabí Shimeon ben Shetaj dispuso que todos los bienes del marido se hicieran garantes de la Ketubah, pero sin impedir que el marido pudiera invertirlo en sus negocios.

A pesar que la Ketubah es una medida rabínica para darle institucionalidad al matrimonio el cual por el simple hecho que ha racionalizado el amor en el acto del matrimonio y este en el contrato; de una relación irracional (amor), al racionalismo por medio de lo contractual, tal medida rabínica instituida por los perushim (fariseos) para darle institucionalidad.

Sin embargo contra las institucion recordemos recordemos que Yesh”u enseño en no seguir las takanot (reformas rabínicas- תקנות) como se demuestra en el texto del Mateo Hebreo de Shem-Tob en el capitulo 23:2 se lee:




[1] אז דבר יש''ו אל העם ואל תלמידיו
[2] לאמר על כסא משה ישבו הפירושים והחכמים.   
-->ועתה כל אשר יאמר לכם שמרו ועשו ובתקנותיהם ומעשיהם אל תעשו שהם אומרים והם אינם עושים

Entonces Yesh"u habló al pueblo y a sus Talmidím diciendo: Sobre el Kisé Mosheh se sientan los Perushím y los Jajamím. Ahora, todo lo que él (Mosheh) les diga a ustedes guárdenlo y háganlo, pero conforme a las takanót (leyes rabínicas) y ma'asím de ellos no hagan, porque ellos dicen y no hacen.


De tal texto aprenden los cristianos perversos que se hacen pasar como “judíos” que no están obligados a seguir la halajah (ley judía) de los rabanim (rabinos), en tal caso los mesiánicos y natzratim no tendrían razón de utilizar kipa (por ser una disposición rabínica), tefilin (por ser una adecuación rabínica), utilizar peyote (por ser otra disposición rabínica), así como la degustación de alimentos kasher por estos disposiciones desde el judaísmo rabínico, en este caso el tema relacionado a la ketubah o el contrato matrimonial que surgió en el judaísmo rabínico tampoco lo tendrían que utilizar los mesiánicos y natzratim, sin embargo aquí hay un “pequeño” problema de fidelidad que ellos tengan a su maestro oscuro ‘Yesh”u de Natzrat’, y lo que a ellos les convenga (independientemente de hacerse pasar como judíos, atacar e insultar las instituciones de nuestra religión y por otra remedarnos con el objetivo de buscar legitimidad ante nosotros.


La ketuba es la racionalización del matrimonio por medio de un acto contractual y a su vez es la racionalización de lo irracional, es decir del amor, fraternidad, y la concordia entre dos personas. Por el contrario el “judaísmo” mesiánico (que de judaísmo no tiene nada) es la irracionalización y la degradación de su misma institución (Iglesia Católica Apostólica Romana) cuyo objetivo lejos de convertir a judíos para yesh”u, últimamente han buscado la legitimidad o la racionalización ante la institucionalidad que representa nuestras instituciones en el judaísmo, lo que representa simplemente es el grado de degradación mental, así como la elevación banal egocéntrica que solo busca satisfacer su irracionalidad por medio de actos fetichistas que como los antiguos brujos solo buscan que por medio de su ritualismo cause efecto de forma mágica ante los atónitos, este es el ejemplo que nos presentan usualmente los “judíos” mesiánicos (que de judíos y judaísmo no tienen nada) y los natzratim (entiéndase cristianos perversos que se visten como judíos religiosos), por una parte atacan a nuestras instituciones, nuestra literatura, nuestras costumbres con las palabras del criminal de yeshu ben Pandira (jesus de Nazaret) y por otra parte remedan nuestras costumbres para buscar la legitimidad  de su movimiento espurio (ilegitimo).

Simplemente que estos personajes antagónicos utilicen ketubot, kipot, tefilin, peyots y por otra parte nos critiquen por llevar un judaísmo “impuro” según ellos interpretan a su maestro oscuro (yeshu de Natzrat) no solo es patético, sino connota soberbia, ignorancia, amor a la idolatría y a su propio yetzer hara (egoísmo o mala inclinación) que lejos que acerquen a la gente al verdadero conocimiento de HaSh-m, los inducen a cometer los mismos y peores errores, trasgresiones y solo fomentan más corrupción en el mundo.
Una ketubah mesiánica o nazarena (mesiánica ortodoxa) no solo es una falsedad en todos los sentidos, una falsedad a la otra persona que conformara el matrimonio, una falsedad a la gente y a la sociedad, una falsedad ante D”s y sus instituciones: ‘el judaísmo’.

Yo fundo un movimiento, por el Rav Shlomo Aviner Shlit"a.


Yo fundo un movimiento

Yo fundo un gran movimiento, gigante, el movimiento más grande de Am Israel (el Pueblo de Israel). Ese movimiento es “El Pueblo de Israel Auténtico, Serio, Fiel y Entregado” – que comprende a la mayoría de Am Israel, que es considerado como todo, casi todo el pueblo.
Realmente, ese gran movimiento ya existe hace tiempo, e hizo grandes obras: La reconstrucción de la tierra, el regreso a Tzion, la edificación del estado, las guerras de Israel, el regreso de la Torá a Eretz Israel (la Tierra de Israel) y el regreso de la unión en Am Israel.
Por ello, ese movimiento ya existió desde tiempos lejanos, y mi intención es sólo recordarnos que existe, “repitiendo lo sabido”, como dice Rashi. Es muy importante repetir miles de veces, para hacerle frente a los que nos quieren confundir con la ayuda de artículos de editorial y periodísticos, con la ayuda de manipulaciones y mentiras que son repetidas hasta que se transforman en “verdades” – como si así fuera. Nuestras fuentes de información son estadísticas auténticas y serias, de las que queda claro que Am Israel es religioso, y Am Israel es nacionalista.
Por supuesto, en cuanto al concepto “religioso” hay que valerse de un poco de paciencia y tolerancia. Hay un religioso sin tzitzit, y hay religioso sin kipa. Incluso hay religioso que va al Beit Kneset (Sinagoga) en Shabat por la mañana, y después va a la playa – que necesita ser corregido, pero es una persona recta y buena, y hace caridad. Eso también es cierto tipo de religiosidad, ¿verdad? Debes saber que él tiene una kipa trasparente. Debes saber que Am Israel tiene fe en su alma, y es también muy religioso en sus acciones. Pero le dijeron tantas veces que se encuentra del otro lado de la verja, que realmente empezó a creer en ello.
Y Am Israel es nacionalista, en el sentido sencillo y recto del sacrificio por la tierra, por toda la tierra. Si, toda la tierra. El pueblo que habita en Tzion piensa que la división de la tierra es una desgracia, y la división de Ierushalaim una desgracia al cuadrado. No le presta atención cuando tratan de engañarlo diciendo que “los mitnajalim (colonos) son un 4% y obstaculizan las esperanzas de paz, y por lo tanto deben desocupar sus casas”. Tiene claro que no es un problema de los mitnajalim sino que de todo el pueblo, que no volvió a su tierra sólo para encontrar un refugio en una tierra diminuta que será llamado “Estado de Israel”, sino que vino para renacer y volver a vivir como en antaño. Él no cree en el Tren de la Paz imaginario – y engañoso – que comenzó a andar – como si así fuese, un tren que no nos conduce a ningún lado ni a nada, sólo declama la renuncia de la exigencia de Am Israel a su tierra. No es necesario ser derechista para pensar así, alcanza con ser Ben-Gurionista corriente.
El pueblo que habita en Tzion es un pueblo sano y fuerte, no está cansado y está colmado de fe. Él no entregará trozos de su tierra o de su capital a cambio de una sopa de lentejas o por amenazas. Incluso no le tiene miedo a la amenaza atómica de Irán – y eso mismo aleja esa amenaza. ¿A qué se asemeja? Cuando Hitler – maldito sea su recuerdo – bombardeó London, el pánico causó más bajas que las bombas mismas. Cuando lograron superar el pánico exagerado, la vida volvió a su cauce en gran medida.
Por ello, nuestro pueblo – valiente, sin temor – tiene razón. ¿Acaso tienen idea de cuantas bajas puede – D’s no lo permita – producir una bomba atómica que caiga en la zona más poblada de nuestro país – es decir, la santa Tel-Aviv? ¿Medio millón? ¿Cien mil? ¿Cincuenta mil? No: Incluso una bomba atómica del tipo que Irán está preparando, si caerá – D’s no lo permita – en la zona más poblada de nuestra tierra, en la santa Tel-Aviv, con una preparación adecuada de la población, según expertos dejará menos de 10 mil muertos. Por supuesto, diez mil es muchísimo, también mil, incluso cien, diez, o uno. Pero no se trata de la destrucción de una ciudad o un país, no es una amenaza existencial.
Entonces, ¿cómo es que en Hiroshima y Nagasaki murieron más de cien mil personas? Por varias razones:
1.    El principal daño fue causado por la onda de choque, porque esas ciudades estaban construidas con materiales ligeros (madera). Pero en nuestro caso hay refugios y construcción pesada.
2.    Se produjeron incendios catastróficos, por la construcción con materiales inflamables. En nuestro caso, se utiliza el cemento.
3.    Las personas tomaron del agua que cayó con la lluvia, de las nubes que habían absorbido escorias radioactivas.
4.    Las sirenas de alarma no funcionaron, y las personas continuaron circulando. Nosotros tenemos sirenas sofisticadas (un misil que es lanzado desde Irán demora más de 10 minutos hasta caer aquí).
¿Y qué hay con los que murieron muchos años después, por la radioactividad? 1200 personas.
Y todo eso si suponemos que no podremos utilizar el sistema de defensa llamado “Kipat Barzel”. De todas formas, por un daño puntual no entramos en pánico, y no nos desmoronaremos. De esa forma, ya no le conviene al enemigo lanzar una bomba a raíz de la cual tendrá que soportar un duro ataque contrario – porque como es sabido, tenemos varios cientos de misiles “Ierijo” armados con ojivas nucleares… Todo eso sin mencionar el virus “Stuxnet” que está arruinando decenas de computadoras relacionadas con el programa nuclear de Irán, una tras otra, y necesitarán por lo menos dos años para repararlas…
¡Bienaventurados somos! Un pueblo valiente, creyente, seguro de sí mismo, que ama toda su tierra. No un pueblo amedrentado encerrado en un refugio, sino que un pueblo redimido. Nuestro pueblo no siempre sabe lo que ocurre en Iehudá y el Shomrón (Judea y Samaria), pero cuando se entera, su actitud no es que se trata de un problema particular de un puñado de mitnajalim, sino que un asunto de potencia, salubridad y honor nacional – y por supuesto que no abandonará su capital, Ierushalaim.
El gigantesco Am Israel no se encuentra con esos hermanos faltos de responsabilidad nacional y moral, que están presos en sus miedos y están dispuestos a todo tipo de renuncias. Esa pequeña minoría publica titulares que hablan de dos estados y dos Ierushalaim. Pero Am Israel nunca lo aceptará. ¡Am Israel es sionista! También los jaredim (ultra-ortodoxos) son sionistas, a su forma. Ellos viven aquí, y construyen aquí.
El gran pueblo es conciente que vive aquí gracias a grandes milagros. No se trata de milagros extraños, contrarios a la naturaleza, sino que milagros naturales. Am Israel es un gran creyente. Lo vimos en forma clara en la operación “Oferet Ietzuka”, y en muchas otras ocasiones.
Todo él está convencido que ha nacido nuevamente, que fue creado nuevamente como en antaño. Está colmado de vigor, está convencido que marcha adelante y no en dirección contraria – y esa fe es el secreto de su existencia.

1/25/2011

Los Rabanim y la política, por el Rav Shlomo Aviner Shlit"a.



Los Rabanim y la política

Pregunta: ¿Acaso es correcto que los Rabanim (Rabinos) se ocupen de política? Quizás su papel es ocuparse de la Torá, de la elevación de los individuos particulares en su vida – lo que, por supuesto, será una gran bendición para la nación. Pero no deben ocuparse de asuntos públicos generales. Y por supuesto que no deben ocuparse de asuntos públicos importantes en los que hay diferencias de opinión, cuando ellos reciben un sueldo del estado.
Respuesta: En efecto, hay una concepción de ese tipo que arguye que “denle al Cesar lo que es del Cesar, y denle al dios lo que es del dios”. El gobierno se ocupará de los asuntos del estado y este mundo, y las autoridades religiosas se ocuparán de los asuntos de las almas y el Mundo Venidero. Esa es la conocida concepción cristiana, y eso fue lo que le dijo esa persona a nuestros sabios, los Prushim (Fariseos).
El problema es que mientras tanto, vivimos en este mundo, en la vida del público y del estado, y también tenemos planeado quedarnos aquí mucho tiempo - todo lo que nos permita D’s en Su bondad.
El problema es que justamente a través de lo que sucede en este mundo llegamos al Mundo Venidero (Mesilat Iesharim, Cáp. 1).
El problema es que nuestro ideal no es sólo "el cielo", sino que también "la tierra", siguiendo a nuestro patriarca Avraham que fue ordenado: “Vete, a tu tierra”. Y también nuestro Rav Moshé fue ordenado por D’s: “Bastante ha sido para ustedes permanecer en este monte, den vuelta y emprendan el viaje... mira, que Yo he puesto la tierra delante de ustedes” (Dvarim 1:6-8). Esa es la particularidad de nuestra Torá: No sólo una Torá del individuo particular, sino que una Torá de la generalidad. O para ser más exacto: La Torá del público general, y la Torá del individuo particular. O más exacto aún: La Torá del individuo particular, a través de la Torá del público general.
Porque, ¿qué es política? Es una palabra griega, que quiere decir: "Dirección de la ciudad". Y en forma amplia: Dirección de la nación, del país. Y por ello, no sólo que los Rabanim tienen permitido ocuparse de ello, sino que tienen la obligación. Ellos no sólo son responsables del espíritu de los individuos particulares, sino que también del público general.
Por supuesto, no se trata de los detalles políticos, la técnica, sino que de la filosofía de la política. ¿A qué se parece? Un Rav no se ocupa de la medicina, sino que de la ética medicinal. No es un ecónomo, pero se ocupa de la moralidad económica. No es un oficial de infantería, pero define lo que es pureza de armas.
Y también se ocupa de la política, en el sentido de la conducción de la nación y el país – lo que es un asunto para los pensadores. Porque los activistas políticos y los organizadores son personas que tienen una forma de ver parcial, no tienen las herramientas para encontrar la solución de problemas generales con un sentido histórico, moral y espiritual. Esas soluciones se encuentran en manos de los talmidei jajamim (eruditos del estudio de la Torá).
Para ello, se debe conocer los hechos y los problemas, conocer las instituciones, ser capaz de juzgar de acuerdo a los valores, de reconocer procesos históricos. En pocas palabras: Ser el educador de la nación.
Por supuesto, también los técnicos políticos deben ser personas limpias, que se ocupan de las necesidades del público con integridad – y no estar hundidos profundamente en el barro de las maquinaciones inmorales. Pero también cuando sean leales sirvientes del público, no podrán elevarse en el sublime modelado de la sociedad – lo que entiende el talmid jajam, esa maravillosa persona que se lo puede definir como un idealista-realista. Por ello, los pensadores siempre se ocuparon de la política, desde los profetas hasta los sabios – es decir, deben conocer bien la realidad, determinar la meta y señalar los caminos a ella. En una palabra: Educar la nación.
Y esa es la respuesta a la pregunta: ¿Qué deben hacer los Rabanim que reciben un sueldo del estado, cuando – D’s no lo permita – las instituciones estatales le ordenen no opinar en cuestiones políticas?
Muy sencillo: Ellos continuarán opinando, como lo hicieron los profetas y los sabios a lo largo de todas las generaciones, incluso en la galut (el exilio).
Ocurrió una vez que Rabí Menashe de Ilya criticó agudamente el gobierno ruso en cuanto al decreto de los cantones (niños judíos de 10 años de edad que eran enrolados  en el ejército por 25 años, en el marco del programa de la rusificación del Zar). Le dijeron los dirigentes de la comunidad que siendo un Rav oficial que recibe sueldo, tiene prohibido expresar su opinión al respecto. Les contestó ese gran talmid jajam – discípulo y amigo del Gaón (genio del estudio de la Torá) de Vilna: Entonces, en este preciso momento yo dimito. Ya no soy su Rav oficial, no quiero recibir ningún sueldo, y yo diré todo lo que quiero y debo decir.
Y así deben hacer nuestros Rabanim hoy en día. Y también es muy lógico y necesario. Porque la influencia del Rav no depende de su título oficial. Él no impone su opinión a nadie, sólo enseña Torá e influye en las cabezas y los corazones de los que quieren escucharlo. Entonces, su dimisión no quiere decir que dejará de hablar e influir, sólo dejará de recibir un sueldo por ello. Si los Rabanim estarán dispuestos a callar para recibir ese dinero no es “que aborrezcan el lucro” (Shmot 18:21), y eso ya es un defecto esencial. Y de esa forma, por supuesto, perderá toda la confianza del público, que verá que sus dirigentes espirituales no dicen todo lo que piensan y “cuelan” sus palabras con el colador de plata.
Y por ello, si acaso se cumplirá esa pesadilla en la que se les prohíba a los Rabanim opinar en cuestiones del público, no tendrán más remedio que dimitir, y encontrarán su sustento de otra forma, y podrán decir lo que piensan con libertad.
Por supuesto, puede que haya un Rav que no hable de temas públicos porque no entiende de eso - y por supuesto que tiene razón, ya que no entiende. Es una pena que no entienda, porque es parte de su obligación. Y también puede ser que algún Rav hable de esos temas y se equivoque. En efecto, en todo tema se debe estudiar mucho, pero eso no lo exime de su obligación de aprender y entender. También puede ser que no se percate del límite entre la política y la técnica política – y también eso es un error.
Pero en general, por supuesto que tiene la obligación de ocuparse de la política. No "a pesar que recibe un sueldo del estado", sino que justamente el hecho que recibe un sueldo acrecienta su obligación de preocuparse por el país.
Conocemos muy bien esa concepción según la cual la religión no debe entrometerse en los asuntos del estado, y se exime de la responsabilidad de corregir las injusticias. Respecto a ella fue dicho: "La religión... es un alma del mundo sin corazón... la religión es el opio de los pueblos" (Karl Marx). En su opinión, "la meta de la religión es adormecer la conciencia política del pueblo, describirle un mundo imaginario más allá de la felicidad que puede encontrarse aquí. Es decir, acostumbrar a la persona a un mundo sin alma".
Pero nosotros no pensamos así. Cuando le preguntaron a nuestro Rav, el Rav Tzvi Iehudá Kuk si es correcto que los Rabanim se entrometan en la política, él contesto: "Es muy correcto! Según la Torá, ellos tienen la obligación de hacerlo. De lo contrario, son unos traidores. Está escrito en la Torá 'no se amedrenten' (Dvarim 1:17)" (prólogo a BeMaaraja HaTziburit).
Y en otra ocasión, cuando le dijeron delante que por lo que dijo comenzó toda una discusión en el público, y los Rabanim no deben ocuparse de la política contestó: "No le pido permiso a nadie. Lo que es justo y auténtico tengo la obligación de hacerlo saber y publicar, según la Torá. La política de Clal Israel (la totalidad genérica del Pueblo de Israel) es Torá, y es kdoshá (santa)".