12/10/2010

En esta Navidad: Imitación Diabólica; La Virgen Concebirá.



En esta Navidad: 


Imitación Diabólica:
La Virgen Concebirá.

Pese a que el mesianismo/cristianismo afirma que Yesh”u es el “unigénito Hijo de su dios” (El Credo de la Dedicación de 341 e.c), en la antigüedad los griegos creían que Dioniso, es aclamado como el hijo de su dios. Yesh”u según los mesiánicos es el hijo del dios cristiano, y es igual al dios padre de los cristianos /mesiánicos. Los griegos creían que la deidad humana Dioniso es el “hijo de Zeus, con toda su divina naturaleza, sumamente terrible aunque bondadoso con el genero humano” (Euripides, Las Bacantes, 222, verso 836). Según los católicos y muchos mesiánicos creen que Yesh”u es “dios de dios” (El Credo de la Dedicación) Para los antiguos paganos Dioniso es: “¡Señor dios de dios nacido”! (J.Harrison, 1992, p.444 citando Las Bacantes, verso 723)

Para los mesiánicos Yesh”u es Di-s (jas veshalom). El evangelista Juan se refiere a Yesh”u diciendo: “Y el Verbo se hizo carne” (Juan 1:14). Para Pablo de Tarso  explica que Di-s envió “a su propio Hijo en carne semejante al pecado” (Romanos 8:3). Para los paganos Dioniso también era conocido por el nombre de Baco, de ahí el título de la obra de Eurípides Las bacantes, cuyo personaje principal es Dioniso. En esta obra, Dioniso explica que ha envuelto a su “dios hombre en una forma mortal” con el fin de hacerlo ‘manifiesto a los hombres’” (Euripides; Las bacantes, 191, verso 5) Dioniso le dice a sus discípulos: “Por esto he cambiado mi forma   inmortal y he tomado la semejanza de hombre”. (Las bacantes, 192, verso 22).

Los mesiánicos y cristianos en general creen que Yesh”u nace de una “madre virgen” para que se cumpliera una “profecía”. Para los antiguos paganos, creían también que sus deidades eran hijos de una deidad mayor con una virgen mortal. 
Por ejemplo, en Asia Menor, la madre de Atis es la virgen Cibeles (E.N. Lane, 1996, p. 40. 

Cibeles, la diosa virgen, era llamada Mater DeumLa Madre de Dios. En el siglo IV María tomó este título). 

En Siria, la madre virgen de Adonis se llama Meirra. 

En Alejandría, Eón nace de la virgen Koré (Estobeo, Corpus Hermeticum 23, donde se aclama a Isis como “Koré Kosmu” [Korh Kosmou], ‘La Virgen del Mundo’.) 

En Grecia, Dioniso nace de una virgen humana una pathernos’,  y queda embarazada por un espíritu de Zeus[1] La tradición nazarena en el Evangelio de los Nazarenos [בסורה על-פי הנוצרים] se lee lo siguiente:
“Miriam [María] estuvo embarazada del Mesías [Χριστός] por siete meses”
Tiempo atrás el historiados pagano Dioro relata que también la madre de Dionisio, Séleme, había tenido un embarazo de sólo siete meses. (C. Kerenyi, 1971, p. 106. del embarzo de siete meses  de Sélene hablan Diodoro de Silicia y Luciano Apuyeto).

Para uno de los primeros padres de la Iglesia, Justino Martir reconoce las similitudes entre el nacimiento virginal de Yesh”u y la mitología pagana, y escribe:

“Al decir que el Verbo nació para nosotros  SIN UNIÓN SEXUAL, como Jesucristo [Yesh”u] nuestro maestro, no  afirmamos nada que se diga de los llamados “hijos de Zeus”’
Justino Martir, Apología, 3.1.

Hoy en día los mismos mesiánicos creen que Yesh”u nació sin unión sexual, como lo creían siglos antes los antiguos idolatras griegos.

En las profecías u oráculos de los griegos, los grandes profetas de Dionisio se presentan también como salvadores e hijos de un dios. Se decía de Pitágoras que era hijo del dios Apolos y una mujer mortal llamada Partenis [παρθένις], cuyo nombre proviene de la palabra Parthernos [παρθένος], que significa “virgen”. ( ver: Jamblico, Vida de Pitágoras).

Para el pagano Euripides nos habla sobre el cumplimentó de una profecía diciendo:
“El niño divino de Eleus nació de una virgen; los antiguos formularon el dogma sagrado que dice: “La virgen [παρθένος] concebirá, y dará a luz un hijo”, y de noche se anuncio: Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos es dado, el maravilloso hijo de dios, el nacimiento milagroso”
Euripides, Las Bacantes, verso 519.

Por otra parte la traducción de la Septuaginta sobre el libro del profeta Yeshayah"u (Isaías). En los siglos III y II a.e.c el Tana"j fue traducido al griego por judíos helenizados de Alejandría. Esta tarea brindo la oportunidad de crear semejanzas entre la mitología pagana, y la historia judía que no existían antes.  En el Talmud se la considera como la versión griega de la Toráh.

Se asumió como real una leyenda que enfatizaba su inspiración (TB Meguilá 9a), pero realmente, cuenta con defectos, aumentados por el paso de los milenios. Un breve ejemplo, la Toráh dice: "No dejarás que vivan las brujas." (Shemot / Éxodo 22:17) En realidad bruja significa aquella persona que realiza encantamientos, pociones, etc. Fue traducido por los Setenta como "pharmakos". Si lo asumiéramos así hoy, ¿estarían condenadas las químicas farmacéuticas por brujería?
Los 72 eruditos sólo tradujeron la Torah (el Jumash / Pentateuco). Con el correr del tiempo se fueron agregando traducciones al griego de los otros libros sin contar esas redacciones con la calidad que se podía esperar de los eruditos previos.La traducción de los Setenta incluye libros escritos directamente en griego que la biblia Hebraica no tenía:
  • Judit (preservada en la biblia latina)
  • Tobit (preservado en biblia latina pero reescrito por Jerónimo)
  • Primer y segundo libros de los Macabeos
  • Sabiduría de Salomón (preservada en la biblia latina)
  • Sabiduría de Ben Sirach (Siracida o Eclesiástico) (preservado en la biblia latina)
  • Baruch (preservado en la biblia latina)
  • Carta de Jeremias (preservada en la biblia latina)
  • Susana (Daniel 13) (preservada en la biblia latina)
  • Belial y el dragón (Daniel 14) (preservado en la biblia latina)
  • Primer libro de Esdras (preservado en la biblia latina como tercer libro de Esdras)
  • Tercer y cuarto libro Macabeos (no preservado en la biblia latina)
  • Salmos de Salomón (no preservado en la biblia latina)
En el libro de Yeshayoh,  7:14 por ejemplo  manifiesta que para la esposa del Rey Ajaz, el vera una señal una ot' [אות], un carácter para que este supiera que el Eterno SALVARÍA A LA NACIÓN DE LA INVASIÓN EXTRANJERA, esto fue traducido como si fuera una profecía, al estilo griego, el texto más antiguo dice:


He aquí que el mismo Señor os dará una señal: He aquí una mujer joven [neanis-νεᾶνις ] concebirá aun hijo («ἰδοὺ ἡ νεᾶνις ἐν γαστρὶ ἕξει καὶ τέξεται υἱόν») y lo denominara así mismo Immanou-el”.
Si se alcanza a percibir no aparece en ningún lado la palabra: parthenos [παρθένος], en su lugar aparece la palabra neanis [νεᾶνις] que significa “mujer joven” la fue traducida de la palabra Almah [עלמה].

Es hasta la conformación de la Iglesia Paulina que se remplaza la palabra neanis [νεᾶνις], por parthenos [παρθένος], dando como resultado de la siguiente lectura:
“Por lo tanto el señor (Kirios) mismo os dará una señal: He aquí que la virgen [παρθένος] estará embarazada  y va a dar a luz a un Hijo, y lo denominara Emmanuel”
De esta traducción que se haya tomado Jerónimo (400 e.c) para hacer la Vulgata Latina (Biblia Latina), para traducir del griego al latín de la siguiente forma:
«propter hoc dabit Dominus ipse vobis signum ecce virgo concipiet et pariet filium et vocabitis nomen eius Emmanuhel ».
Esta traducción no esta derivada del texto masorético, porque si lo fuera en vez de traducir la palabra almah [עלמה] al latín sería: giovane donzella. Pero Jerónimo lo traduce directamente del griego de la versión adulterada de la LXX, la cual dice: Parthenos, lo cual se ajusta a la perfección tanto la versión adulterada de la LXX así como la Vulgata Latina, a la creencia pagana del nacimiento virginal. Este punto sería retomado por los antiguos cristianos para utilizar de “prueba” que Jesús era el Mesías al que esperaban desde hace tiempo, y ellos adjudicaron que los judíos alejandrinos tradujeron la palabra almah, por parthenos, mientras que se ha visto claramente que la primera palabra era neanis “joven doncella”.  

Otra prueba que constata que la traducción correcta de Almah [עלמה] era traducida con el nombre griego de neanis es la referencia despectiva que hace uno de los padres de la Iglesia, uno de ellos es Iereneus de Lyon, quien menciona que la actitud de los ebionitas no aceptaba los postulados de la traducción griega de la Septuaginta [LXX], en su tratado Adversus Haereses 3. 21.1 quien menciona a los traductores judíos Theodotion [תיאודוטיון]y Aquila [עקילס], quienes no tradujeron la palabra almah [עלמה], por partenos [parqenos] (‘la virgen’), por lo que tradujeron correctamente con la palabra neanis [neanis; nhaniV] ( "mujer joven), esta misma traducción fue respaldada por Sumcus ben-Yosef estudiante del Tana’ R’ Meir (El Hexapla de Origenes; Hilgenfeld, Ketzergeschichte, pág. 440)

Otro ejemplo es el de los ebionitas no consideraron que Yesh”u fuera hijo de la” virgen” ni que haya cumplido las profecías que los cristianos aseguraban que había considerado. Ellos consideraron que Yesh”u es hijo legitimo de sus padres (Yosef y Miriam) por vía sexual.

Incluso, se ha de mencionar que la versión griega de Mateo, no respeta siquiera la versión actual de la Septuaginta, pues encontramos que la Septauginta actual y con sus respectivas adulteraciones dice:
διὰ τοῦτο δώσει Κύριος αὐτὸς ὑμῖν σημεῖον· ἰδοὺ ἡ παρθένος ἐν γαστρὶ ἕξει, καὶ τέξεται υἱόν, καὶ καλέσεις τὸ ὄνομα αὐτοῦ ᾿Εμμανουήλ·
Que se traduce como:
“Por lo tanto el señor (Kirios) mismo os dará una señal: He aquí que la virgen [παρθένος] estará embarazada  y va a dar a luz a un Hijo, y lo denominara Emmanuel”
Mientras que la versión griega de Mateo dice:
Ἰδοὺ ἡ παρθένος ἐν γαστρὶ ἕξει καὶ τέξεται υἱόν, καὶ καλέσουσι τὸ ὄνομα αὐτοῦ Ἐμμανουήλ, ὅ ἐστι μεθερμηνευόμενον μεθ᾽ἡμῶν ὁ Θεός 
“Ved, la virgen [παρθένος] concebirá  y  engendrará a un Hijo, y lo denominaran con el nombre de Emmanouel [Ἐμμανουήλ], que se traduce como: “Theos –Dios- con nosotros”
Ahora si se compara el texto griego actual de la LXX y la referencia de Mateo 1:23  se puede  uno dar cuenta a simple vista  las mismas adulteraciones que le hicieron los cristianos a la versión y adulterada de la LXX, las adulteraciones estarán en letras rojitas:

LXX) δια τουτο δωσει κυριος αυτος υμιν σημειον ιδου η παρθενος εν γαστρι εξει και τεξεται υιον και καλεσεις το ονομα αυτου εμμανουηλ

Mateo) Ἰδοὺ ἡ παρθένος ἐν γαστρὶ ἕξει καὶ τέξεται υἱόν, καὶ καλέσουσι τὸ ὄνομα αὐτοῦ Ἐμμανουήλ, ὅ ἐστι μεθερμηνευόμενον μεθ᾽ἡμῶν ὁ Θεός 
El texto de Mateo incluye en su supuesta profecía tres palabras las cuales son: Tdelei; Tdelonosi, y onoma. Y omite las palabras genne [gennh], sei [sei], cambia la palabra kalestde por kalesei, cambia la palabra onom, por onoma, y añade la palabra: to onoma autos, en vez de la palabra: to onom a autoun.

La creencia pagana de los mesiánicos, a pesar que ellos utilicen hebreo para tratar de justificar las enseñanzas paganas, resulta que el hebreo les traiciona sus conceptos paganos. El cristianismo cree que la virgen Maria tuvo a Jesús sin tener relaciones sexuales con algún hombre.

Conclusiones:

1)     Al gentil cristiano que venia del paganismo, los hijos medio-dios fueron destacados en los mitos con bastante regularidad y eran objetos de adoración en sus propias leyes. Una cópula tan divina podría proveer al cristianismo  a un nuevo dios-hombre para fusionar a las naciones bajo una nueva religión.
2) Los cristianos utilizaron la traducción adulterada de Yeshayah"u del griego, tal traducción como se ha señalado primeramente se hizo hacía la Torah, no hacía el resto del Tana”j, las siguientes traducciones fueron hechas por personas inexpertas en el lenguaje. De estas pseudos-traducciones de los inexpertos pasaron a manos de los cristianos quienes al hacer el sincretismo judío-helenista con el paganismo-helenista, fusionaron las antiguas creencias paganas.
3) El nacimiento virginal e ideas de virginidad son fundamentadas en el dualismo gnóstico. Tales esquemas objetan que el mundo físico es completamente malo, y profano. El cuerpo físico para los antiguos paganos es conformado como algo débil, corrompido, asqueroso, para el gnóstico deseaban deshacerse de el para liberar su alma incorruptible. Para los paganos gnósticos, el sexo como proceso natural permite que el mundo se siga “destruyendo”, un mundo fracasado, perpetuando males físicos. El nacimiento virginal permite –según los gnósticos- el aspecto de un dios en la carne eliminando el mal, el mundo físico, y evitar la necesidad de la procreación humana por vía de coito sexual. Tales ideas  gnósticas-paganas son inaceptables para nosotros. 




[1] J. Cambell, 1964, p. 26. El mitológico Joseph Cambell escribe sobre las semejanzas entre el nacimiento de Yesh”u y el moto órfico del nacimiento de Dioniso: “Mientras la virgen Seleme estaba sentada, tejiendo apaciblemente un manto en el cual hacía la representación del universo, ella se las ingenio para que Zeus supiera de su presencia; él se le acerco en su espíritu bajo la forma de una serpiente. Y la virgen concibió al dios-hombre Dionisio, el cual fue muerto y quien después resucito y siempre vivió de pan y vino”.