11/03/2010

El Poder del Brit Milah –Circuncisión: La llave para la Corrección del Mundo.





זֹ֣את בְּרִיתִ֞י אֲשֶׁ֣ר תִּשְׁמְר֗וּ בֵּינִי֙ וּבֵ֣ינֵיכֶ֔ם וּבֵ֥ין זַרְעֲךָ֖ אַחֲרֶ֑יךָ הִמּ֥וֹל לָכֶ֖ם כָּל־זָכָֽר

Este es Mi Pacto (Brit) que vosotros guardareis, tú y tu simiente después de ti: todo varón de vosotros será circuncidado.
Berreshit 17:10.

  1. Introducción.
La trascendencia del estudio del el Libro del Zohar el cual es el más misterioso, y al mismo tiempo el más   el libro significante de la Kabbalah. En los recientes años, se ha puesto en aumento claro pues aunque el Zohar fue escrito hace dieciocho siglos, fue   realmente escrito durante nuestro tiempo. El Rav Yehudah Ashlag (Baal HaSulam) lo abrió  a nosotros y volvió a encender lo de que se ha olvidado durante mucho tiempo de nuestros corazones.  Si bien decía el Baal HaSulam que:
‘La profundidad de la sabiduría en El Libro de Zohar se cierra con la llave de mil puertas detrás’.[1]
Desde el alba de humanidad, los únicos individuos que subieron la escalera de mano espiritual y lograron el nivel más alto de unirse con la Fuerza Superior del Creador.   Nosotros llamamos a esas personas Mukubalim - מקובליים-[2]. El Zohar también explica sobre cada evento se llega en forma de cascada del Mundo Superior a  nuestro, y las preparaciones que adquiere aquí. Pero lo único que hace El Zohar es el hecho que no fue escrito para sus contemporáneos; se pensó más bien para una generación que viviría dos milenios después, es decir nuestra generación.

El Baal HaSulam decía:
Nuestra generación está de pie al mismo umbral de redención, si nosotros sólo supiéramos extender la sabiduría que esta oculta para las masas.[3]
El vigésimo siglo ha traído los cambios inauditos. Éstos abrieron el  la puerta a una nueva fase entera que los más granes Mukubalim han estado describiendo durante siglos en sus escrituras. El más gran cambio de todos es eso por este siglo, ¡Estado de los Mukubalim que estudiando Kabbalah no sólo se permite, es un imperativo!  Pues el mismo Gaon de  Vilna (GRA), escribió en su libro Kol HaTor que   el proceso de la revelación de la Kabalah empezaría en 1990. En su libro, Shlemah, en el capítulo 11, él declaró que esa redención depende incluso   principalmente del estudio de Kabalah. El Rav Kook explicó que “las grandes preguntas espirituales que eran una vez  sólo se resuelto para el grande y el excelente, debe resolverse ahora en varios  grados dentro de toda la nación”.[4] Es por eso que en esta ocasión he decidió escribir sobre el poder del Brit Milah sobre nuestro mundo, por lo cual recurriré a nuestra joya: El Zohar.

  1. Adam el primer hombre circuncidado.

וְעוֹף יְעוֹפֵף עַל הָאָרֶץ. דָּא אֵלִיָּהוּ דְּטָאס כָּל עָלְמָא בְּאַרְבַּע טָאסִין לְמֶהֱוֵי תַּמָּן בְּהַהוּא גְזִירוּ דִּקְיָימָא קַדִּישָׁא. וְאִצְטְרִיךְ לְתַקְּנָא לֵיהּ כּוּרְסַיָּיא וּלְאַדְכְּרָא בְּפוּמֵיהּ דָּא (לך לך צ''ג ע''א) כֻּרְסְיָיא דְּאֵלִיָּה''וּ. וְאִי לָאו לָא שָׁארֵי תַּמָּן.
Y vuelen aves sobre la tierra(Bereshit 1:20). Esto se refiere a Eliyahu, quien vuela sobre el mundo entero en cuatro vuelos para estar presente en cada lugar donde se realiza la sagrada circuncisión. Así que debe prepararse una silla para él, y debe decirse en voz alta: ‘Ésta es la silla de Eliyah"u-כֻּרְסְיָיא דְּאֵלִיָּה''וּ’. Si esto no se hace, ¡él no aparecerá!
Zohar 1:13a, 4.
Esta porción del Zohar, que el primer hombre, Adám HaRishón, fue circuncidado, mientras significando que él no hizo tenga las tres fuerzas impuras en absoluto—él era completamente desprevenido de su egoísta  los deseos. En otros términos, ellos no podrían aferrarse a él. Noga (El esplendor) prevaleció en él,  en sus sensaciones. Todavía, desde que estaba separado de las tres fuerzas impuras y   atado a la pura fuerza (los deseos altruistas de Adám), el propio Noga fue considerado  completamente bueno.  Las tres fuerzas impuras llamadas Najash (la serpiente). Estas tres despertaron los deseos impuros en Adám y lo tentaron para usarlas.[5] Siendo así,  Adám atrajo la Orlah (prepucio) a él, como se describe en el Talmud (Sanhedrin, 38:2). En cuanto él ato la Orla a él, su alma pura (la Luz del mundo de Atzilut) inmediatamente desapareció,[6] para sus deseos se puso egoísta, y  él se cayó con sus propiedades (los deseos) al mundo de Assiya, a su grado más bajo,  llamado “este mundo,” y se condenó a la muerte (la desaparición del Supernal  de la Luz espiritual).
Por consiguiente, es escrito sobre él que desde que él violó la prohibición de   no comiendo las frutas del Árbol del Conocimiento, él ató el Orla a él.  
Por consiguiente, los deseos impuros adquirieron ambas capas de piel se puso impuro, también, porque  de su contacto con el Orla, con las tres fuerzas impuras.

  1. el poder del Brit Milah.

El Zohar explica que hay dos tipos de corrección de acuerdo para eliminar la Orlah (prepucio): la circuncisión y enrollar  la piel restante. La Orla debe cortarse y debe lanzarse al polvo, desde que sólo  así pueda tripularlo gratuitamente de estos deseos egoístas. Por eso es que nuestros Tanaim como enseñara:
רבי ישמעאל אומר

גדולה מילה שנכרתו עילה שלש בריתות
רבי יוסי אומר
גדולה מילה שדוחה את השבת החמורה
רבי יהושע בן קרחה אומר
גדולה מילה שלא נתלה לו למשה הצדיק עליה מלה שמה
רבי נחמיה אומר
גדולה מילה שדוחה את הנגעים
רבי אומר
גדולה מילה
שכל המצות שעשה אברהם אבינו לא נקרא שלם עד שמל
שנאמר התהלך לפני והיה תמים
דבר אחר
גדולה מילה שאלמלא היא לא ברא הקדוש ברוך הוא את עולמו
שנאמר כה אמר ה'
אם לא בריתי יומם ולילה חקות שמים וארץ לא שמתי
משנה מסכת נדרים ג:י"א
“R’ Ishma’el decía: La circuncisión es maravillosa, ya que con ella se concluyó trece veces el pacto (Berreshit 17)[7]. R. Yose el galileo dice: la circuncisión es maravillosa, ya que puede desplazar el precepto severísimo del Shabat.[8]. R’ Yehoshua ben-Qorjá decía: maravillosa es la circuncisión, ya que no le fue aplazada a Mosheh, el justo, ni siquiera una hora.[9] R. Nehemia decía: maravillosa es la circuncisión que puede desplazar el precepto relativo a la lepra.[10] Rabí [R’ Meir decía: Maravillosa es la circuncisión que contrapesa a todos los preceptos de la Torah, pues está escrito: “Mira esta es la sangre del pacto que ha cerrado el Eterno con vosotros (Shemot 24:4)] decía: Maravillosa es la circuncisión, ya que nuestro padre Avraham, a pesar de que cumplió todos los preceptos, no fue llamado perfecto hasta que no se circuncidó, ya que está escrito: ‘camina delante de Mí y se perfecto’ (Berreshit 17:1). Todavía otro dicho: maravillosa es la circuncisión, ya que si ella no existiere, D”s, bendito sea, no habría creado el mundo, como está escrito: ‘así dice el Eterno, si no existiere mi Pacto (Brit) día y noche, no habría dispuesto las leyes de los cielos y de la tierra.(Yirmiyahu 33:25)

Mishnah Masejet Nedarim 3:11.

Incluso en Berreshit Raba 46:3, como en Tiferet Tzion de R’ Yitzjak Z’ev Yadler TZ”L, se le dijo a Avraham Avinu que al realizar el Brit Milah adquiría un nuevo grado de santidad, el cual se elevaría por encima de las leyes de la naturaleza. Incluso durante las 25 generaciones de entre Adam quien perdió su Milah hasta Avraham Avinu[11], se había esperado que se realizara esta Milah, de no haberse realizado esta mitzva, el mundo se hubiera destruido. Así como por medio de la Milah, los Bene Israel podrán heredar por toda la eternidad Erretz Israel (Rash”i sobre Berreshit 17:2).

Por eso la corrección de la Sefira de Yesod es el Brit Milah (la circuncisión). Se dice que la existencia del pacto se llama “el trabajo de nuestras manos,” porque nosotros separamos  la Orlah (el prepucio) de Yesod a través del trabajo de nuestras manos. Pero esto sólo  las preocupaciones el periodo a al extremo del tikun. Y al final de la corrección,  EL TRABAJO DE SUS MANOS se revelará. En otros términos, el Creador Él quitará la Orlah de nosotros, y LOS CIELOS DECLARAN LAS OBRAS DE SUS MANOS. Pero hasta que esto venga, nosotros nos confiamos con el tikun (corrección) de la circuncisión. Por eso todavía, Eliyahu HaNaví no puede llevar esta corrección, aunque detenga esa Klipa  que impide y calumnia a Israel, toma parte de la Luz para el cambio para sí mismo. A  corregir esto, Eliyahu toma en él todas las imputaciones contra Israel, y se niega a dar algo de lo puro a las fuerzas de la impureza.

Así, aunque la fuerza impura dejó de quejarse contra Israel, y   realmente se hecho su defensor, el propio Eliyahu continúa acusando en el orden para arrebate todo el poder de las fuerzas impuras y totalmente separarlos de la pureza. Una silla debe prepararse para Eliyahu, para él con la finalidad de separar las fuerzas impuras de la pureza.
Uno debe poner en palabras las palabras por consiguiente: ÉSTA ES LA SILLA DE   ELIYAHU. Esto es porque el Creador empieza el proceso de creación (hace Su fundación en la forma de una silla), y el hombre continúa y corrige su naturaleza realizando acciones altruistas.
  1. ‘Eliyahu salvará a todo el mundo’; Yesh”u mintió, Yojanan HaMatbil negó ser Eliyahu y Pablo de Tarsus consideró la circuncisión invalida.

Al estudiar la relevancia que para nosotros tiene el Brit Milah, como el rol que juega Eliyahu HaNabí, en un contexto de Tikun Olam – תיקון עולם-corrección del mundo-, en el texto de Itzjak Ibn Saprut, el Evangelio Hebreo de Mateo, nos dice algo interesante sobre una declaración que hizo Yesh”u sobre el rol de Eliyahu HaNabí, tal declaración se encuentra en el Capítulo 74:11:

[11] ויען להם ויאמר אמנם אליה יבא ויושיע כל העולם.
‘Y considero (Yesh”u) y les dijo: Verdaderamente Eliyah vendrá y salvará a todo el mundo’.[12]

Incluso el mismo Yesh”u dudo que Yojanan HaMatbil fuera Eliyahu HaNabí, pues en el texto de Shem-Tov menciona que él no sabe si primeramente vendrá Eliyahu fundamentándose en lo que dicen los Jajamim, como dice:
מה חכמים אומרים שאליה יבא ראשונה. (?)
A lo que hacía alusión a Yojanan HaMatbil, como dice:
אז הבינו התלמידים שבשבל יוחנן המטביל היה מדבר זה.

Según las creencias de los notzrim, creen que Yojanan HaMatbil fue una especie de re-encarnación de Eliyahu HaNabí (¡Jas veshalom- D”s no lo permita!), sin embargo si consideramos que Eliyahu HaNabí juega un importante papel para que el pueblo judío establezca el Pacto del Brit Milah con HaSh-m, eso significa que a la Luz de la Torah, como de Zohar, Eliyahu HaNabí no ha regresado plenamente, además que el mismo Yojanan HaMatbil –según la literatura de los notzrim- negó que él fuera Eliyahu HaNabí como ellos dicen (ver. Evangelio de Juan 1:21), incluso para el Shakran de Pablo de Tarso (“Rav” Shaul como dicen los ignorantes mesiánicos) dice que el Brit Milah (circuncisión) no es nada para él por medio de su idolatría “redentora” del Talví (1 Cor 1:19; Gal 5:6; 6:15), e incluso este pervertido considera el Brit Milah al grado de castración (Gal 5:12).

Según la fuente es un texto antiguo judaico con opiniones hostiles hacia la cristiandad antigua, y medieval; tal texto fue encontrado por S.M Stern, y analizado por un profesor de la Academia de Ciencias y Humanidades de Israel, el Prof. Shlomo Pines z”l, en tal documento (Tathbit Dala'il Nubuwwat Sayyidina folio 73a) arremete con uno de los líderes del cristianismo antiguo (Pablo de Tarso), el texto dice:

“Él negó la validez a las leyes de Mosheh las cuales eran repugnantes a los romanos, mientras que el declaro, estar en contra, de la circuncisión, pues decía que sólo era una obligación para los judíos así como permitió el consumo de la carne de cerdo*, dando a entender que nada de lo que come en el hombre se prohíbe. Él también negó la validez de los mandamientos acerca de la limpieza ritual (tehorah, tzeniut). Pero él estuvo de acuerdo con el usanza romana, él prohibió la poligamia y el divorcio, y así ganó someter a las mujeres. Para abreviar, ninguna costumbre romana y también ninguna creencia fue prohibida hacía los romanos, él estaba enfrentando la Torah, considerando que la Torah el lo describió para ser totalmente malo. Pablo habló a los romanos del ascetismo, la gracia y los milagros de Jesús y las personas lo escucharon. Sin embargo, si uno considera que él negó las enseñanzas religiosas de Yesh”u y adoptó las costumbres de los romanos, uno debe venir a la conclusión que el Natzruth (נצרות) o nazarenismo se volvió Romanizado (ar. Tarawwamu; heb. הפצת התרות הרומית), considerando que los romanos no se convirtieron al nazarenismo. La consecuencia de la propaganda anti-judía de Pablo llevo que los romanos, conducidos por Titus, marcharon contra los judíos, mientras que asesinaron a las grandes multitudes y hurtaron sus tesoros llevándoselos lejos y otro destruyó el Templo de Jerusalén[13]”.

Y el resultado de todas estas conductas el texto del Tathbit nos da la respuesta:

La consecuencia de la propaganda anti-judía de Pablo llevo que los romanos, conducidos por Titus, marcharon contra los judíos, mientras que asesinaron a las grandes multitudes y hurtaron sus tesoros llevándoselos lejos y otro destruyó el Templo de Jerusalén[14]”.

5.     El impacto del Brit Mila en la sociedad europea de hace 2000 años.

Contrariamente a los caprichos del hijo de Edom (Pablo de Tarso) el impacto de la circuncisión hacía no-judíos fue tal en la época de los tanaim-amoraim que para la adscripción del prosélito (extranjero) para pasar al status de israelí, consistía en ser circuncidado, la inmersión en agua y, en el momento, el sacrificio:
“De  la misma manera como los israelitas fueron introducidos en la Alianza por tres cosas: la circuncisión, la inmersión y los sacrificios reconocidos, así también los prosélitos...”
(Sifre sobre Bamidbar, en Bamidbar 15:14)
Nuevamente como es de costumbre sobre la necesidad de uno u otro rito. R’ Eliézer dice:
“El prosélito circuncidado y no sumergido es un verdadero prosélito, pues hallamos que nuestros padres fueron circuncidados y no sumergidos. R´Yehoshua admite la misma doctrina (que basta un solo rito) aduciendo el ejemplo de las madres, que fueron sumergidas y no circuncidadas. Los Sabios exigen circuncisión y sumergimiento”
(Talmud Bablí masejeth Yebamoth 46ª)[15]

La posición de R’ Yose bar-Janina’, de la segunda generación podría explicarse por la prohibición de la circuncisión decretada por Adrianus. A aquellos tiempos calamitosos podría referirse otro pasaje e del mismo Talmud:

“Hay que advertir al prosélito que se hace adepto en estos tiempos de la condición de Israel perseguido”
(Talmud Bablí masejeth Yebamoth 47 a)

En un intento de frenar la adscripción de prosélitos al Pacto de Eliyahu HaNabí, el Imperio Perverso decreto emitido por medio del emperador Adrianus, un pesado expediente hostil contra judíos así como prosélitos, como veremos en un momento.
El acontecimiento más importante de la guerra fue la instauración por Vespasiano del Fiscus Iudaicus, un tributo especial que afectaba a todos los judíos del Imperio Y que sustituía ignominiosamente al ‘dinero de Templo’. o el medio Shekel[16].
Flavio Josefo informa sucintamente:

“Impuso a todos los judíos, cualquiera que fuera su residencia, una capitación de dos dracmas anuales, destinada al Capitolio del mismo modo que antes se destinaban al Templo de Jerusalén”
(Bellum Iudaicum VII 218)[17]

Vespasiano  dedicó inmediatamente los considerables recursos generados por el Fiscus Iudaicus a la reconstrucción del templo de Júpiter Capitolino destruido en el incendio del año 64 (3824 ìáä"ò)[18]
        La situación siguió inalterada durante el principado de Tito. En cambio, Domicianus, abrumado por sus excesivos dispendios, intentó forzar el cobro de la capitación judía. Suetonio reseña el hecho en los siguientes términos:

“El impuesto sobre los judíos fue exigido más rigurosamente que los otros (pueblos); a este tributo se hallaban sometidos (también) aquellos prosélitos que, sin declararlo, vivían como judíos, o los que disimulando su origen, no pagaban los tributos que pesaban sobre su nación. Recuerdo que cuando yo era un chiquillo[19] cuando vi que un procurador, asistido por un nutrido consejo, examinaba a un anciano de noventa años para averiguar si estaba circuncidado”
(Suetonio, Domiciano 12)

Quizá como resultado del celo persiquitivo de los recaudadores se descubrió entonces la profesión de fe judaica de Flavio Clemente (Kalominos o Kalonicos, como aparece en Avoda Zara II a)[20] y de su esposa Domitilia.[21] En todo caso, el sucesor de Domiciano, regresando a los estatutos de Vespasiano. El asunto fue considerado lo suficientemente relevante para emitir una moneda conmemorativa, que llevó la inscripción ‘Fisci iudaici calumnia sublata’,

La situación d de los judíos en el Imperio romano comenzó a deteriorarse a partir de los levantamientos de Egipto, Cirenancía, Chipre y Mesopotamia entre los años 115 y 117.[22]. La rebelión arrastró a toda la población judía de aquellas regiones, y degeneró en una guerra formal seguida de durísima represión. El emperador Trajanus se sintió muy resentido contra los judíos porque le habían creado graves dificultades durante su guerra contra el Imperio Parto, como si Israel hubiera resucitado el viejo sueño de una alianza con los partos contra el Imperio Romano. La Sibila es muy dura con Trajanus:

“Un celta montaraz que pondrá su afán en la disputa del Oriente y no escapará a su destino afrentoso sino que lo padecerá”
(V Sibila 43-44)

Ante esto el emperador Adrianus tuvo que eliminar los últimos focos de rebelión. Adrianus renovó un decreto del Emperador Domicianus que asimilaba la castración al asesinato, por lo que le aplicaba la Lex Cornelia de sicariis et venefecis.[23] Pero además asimiló la circuncisión a la castración, estableciendo la pena de muerte tanto para el circuncidado como para el oficiante circuncidador [mohel’-îåäì].[24] El decreto no iba para los judíos en especial a los judíos de raza, sino iba dirigida a los metuens[25], así como prosélitos. Una prueba de esto es que un decreto de Antonio Pío permitía la circuncisión únicamente a los judíos de raza, pero aplicando el decreto adrianico si ellos convertían a un no-judío al judaísmo; esto es una prueba que la ley adrianea no fue un acto de intolerancia para los judíos de raza, sino que era una ley para evitar conversiones masivas al judaísmo y se evitara que el Imperio Romano se convulsionara, y los romanos daban a entender que esto sería una providencia humanitarista general.[26] Sin embargo los judíos de todo el Imperio Romano consideraban que la prohibición como un ataque directo a su nación y a la Torah.
La Historia Augusta atribuye al respecto de Adrianus que esto fue el origen de la revuelta judía.[27] El dato no es exacto, pero es indudable que, unido al recuerdo de las recientes represiones bajo Trajanus, este agravio contribuyó a precipitar el advenimiento de las hostilidades.

Carece de fundamento histórico  la leyenda que según la cual Adrianus había autorizado reconstruir el Beit HaMiqdosh (Templo), para retractarse luego a instancias de los shomronim (samaritanos)[28] La información más atendible viene ofrecida por Dión Casio:
“Adrianus fundó su propia ciudad en Jerusalem, en el mismo lugar de la que fue destruida, llamándola Elia Capitolina, y erigió en el emplazamiento del Templo, otro templo a Zeus. Entonces se desencadenó una grande y prolongada guerra, pues los judíos consideraron una asquerosidad que los extranjeros se instalarán en su ciudad y edificaran allí santuarios extraños”
(Historia LXIX 12,13)
Adrianus recorrió Siria en el año 129 y en 131. Fue entonces probablemente cuando se comenzó la construcción de la nueva ciudad[29].
Mientras Aadrianus deambuló por los alrededores, los judíos de Erretz Israel permanecieron inactivos. Pero cuando se ausentó en el año 132, la revuelta estalló con la insospechada violencia. Su conductor de Shime’on Bar-Kosiba [áìáä"ò 3890 îøã áø-ëåëáà; ëæéáà] que se presentó con trazos equívocamente mesiánicos.[30] En un primer momento el levantamiento triunfo y los sublevados establecieron una administración propia en el territorio liberado. Pero pronto se puso en marcha la tremenda máquina de guerra romana, que ahogó la revuelta totalmente en el año 135. Yerushalaim no fue en el sentido  estricto arrasada, pues ya estaba arrasada, sino nivelada para construir una nueva ciudad. Un templo idólatra a Júpiter se elevó efectivamente en el lugar donde está el Beit HaMiqdosh (Templo de Jerusalén). El pueblo judío terminó proscritos de la ciudad bajo pena de muerte.
La revuelta de Bar-Kosiba no redundó directamente en una mayor represión contra los judíos del Imperio, pero sí contribuyó a profundizar el foso social y religioso entre la comunidad judía y la gente europea, a los pocos que deseaban convertirse al judaísmo u observar alguna mitzvah, fueron completamente rechazados por las represiones del Imperio romano, siguiendo así la política anti-semita de Pablo de Tarso la cual está relacionada con la Tuma del Sitra Ajra’ de las enseñanzas de la Serpiente.
Los “privilegios” se mantuvieron, pero sirvieron cada vez más para aislar a las comunidades judías, iniciando el proceso que culminaría con el segregamiento de los ghettos, calls y juderías.

Quisiera finalizar este estudio, con una reflexión de un estudioso del Zohar, en su comentario al Zohar 228 sobre el Octavo Mandamiento, explica:

“Por consiguiente, un forastero es uno que decide unirse a las personas de Israel (tendrá que corregir  sus deseos egoístas y hacerlos altruistas), y para ser circuncidado, para su cuerpo (la colección de deseos) todavía retiene  las propiedades de la Orla, como sus antepasados (los estados espirituales anteriores) no esté de pie  al pie de Montaña Sinai (no reciba la Luz, llamada la Torah, y sea  no corregido por él), es decir, no se ha librado todavía de la impureza de la serpiente  (ha revelado todo los deseos egoístas impuros dentro de ellos ni ha reconocido  ellos como el mal). No obstante, otros deseos altruistas tienen el poder para elevarlo al nivel de pureza de Supernatural”.[31]

Es mi deseo en HaSh-m, único D”s, Rey  Soberano del universo, que los verdaderos bene anusim, como apasionados de nuestro D”s, sean abrazados por las alas de la Shejina, desechen sus deseos egoístas, sus prepucios, y que nuestra gente elimine su prepucio de su corazón, y sus klipot para que todos podamos atraer la Geulah.





[1] Rabi Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), “el Prólogo al Libro de Zohar”
[2] Kabalistas.
[3] Baal HaSulam, “el Cuerno de Mesías”
[4] Eder HaYaker ve Ikvey HaTzon, p. 144
[5] Cfr. Midras Agada 3:22, Nefesh Asaim 1:86
[6] Mijtav Me’Eliyahu 145, 149.
[7] En la persasha de Lej Leja la cual nos habla sobre la circuncisión de Avraham Avinu ocurre trece veces la palabra ‘pacto’ (alianza).
[8] Está permitido realizarla en Shabat.
[9] Mosheh Rabeinu estuvo apunto de morir por no haber circuncidado a su debido tiempo a su hijo (ver Shemot 4:24 ss)
[10] Sefer Vaicra 13; Mishnah Masejet Negaim 7:5.
[11] El Mohel David Katche Shlit”a nos recuerda que según el Talmud y demás escritos existieron algunos personajes que nacieron totalmente circuncidados o sin prepucio y ellos fueron: Adam –el primer hombre-, Shet –hijo de Adam-, Noaj –Noé-, Shem –hijo de Noaj y padre de la raza semita-, Ya’acov, Yosef, Moshe, Shmuel HaNabí, David HaMelej, Yirmiyahu HaNaví, Zerubavle HaMelej, Yiov.
[12] Corresponde al Capitulo 17: 11 de Mateo Griego.
[13] Baith Al-Maqdish בית על-מקדיש;-בית המקדש
[14] Tathbit Dala'il Nubuwwat Sayyidina folio 73a
[15] El Talmud Yerushalmí masejet Kidushin III 44b, ofrece una versión más estricta que la de el R’ Yehoshúa.
[16] Sefer Shemoth 30:13 dice: æä éúðå ëì-äòáø òì-äô÷ãéí îçöéú äù÷ì áù÷ì ä÷ãù òùúéí âøä äù÷ì îçöéú äù÷ì úøåîä ìéé
[17] cfr. Dión Casio, Historia LXVI 7. Existe documentación en papiros y ostracas de Egipto, datadas entre 71 y 116 (veasé Sch[urer-Vermes, The History... III 122, n.62)
[18] Tácito, Historias IV 54; Jerónimo, versión y amplificación de la Crónica de Eusebio, en Patrología Latina, col. 458.
[19] Suetonio nació en el año 69 e.c
[20] Graetz, Geschiche IV, 109, 403-405, n. 12, 411 n. Graetz menciona que Flavio Clemente era Kalominos (padre de Onkelos ben-Kalominos), este sería hijo de la hermana de Tito, el sobrino de Domiciano (y, por lo tanto, también de Tito, hermano del anterior) que fue ajusticiado por ateo aproximadamente en el año 96 e.c.
[21] Relata Dión Casio:
En el mismo año (el 95 096), Domiciano hizo degollar, entre otros, a Flavio Clemente, en sus mismo consulado, no obstante ser primo suyo, y a su mujer de  éste, Flavia Domitilia, también parienta suya. A los dos se los acusaba de ateísmo (athéotes), crimen por el que fueron también condenados otros muchos que se habían pasado a las costumbres judaicas. De ellos, unos murieron; a otros se les confiscaron sus bienes; en cuanto a Domitila, fue desterrada a la Isla Pandataria. A Glabrión, que había ejercido la magislatura junto con Trajanus, le mandó matar, acusando, entre otras cosas, de lo mismo que el resto de las víctimas, y particularmente de que combatía con las fieras” (Historia LXVII 14)

[22] Dispersamente documentados, cfr. Eusebio, Historia Eclesiástica IV 2: 1-5; Chronicom II 164-165 (Jerónimo, en Patrologia Latina 27, col. 463-464); Apiano, Bellum Civile II 90/380; ibidem fragm. 19; Dión Casio, Historia LXVIII 32-1-3.
[23] Digesto LXVIII 8, 4,2 (de Ulpiano).
[24] Suetonio, Domiciano 7,
[25] gentiles que observaban preceptos de la Torah, como Shabat, Kashrut, Brit Milah Ta’aniyot y otros preceptos.
[26] Digesto ibidem 8, 11(de Modestino).
[27]Moverunt ea tempestae et Iudaei Bellum, quod vetebantur mutilare genitalia” (Vita Hadriani 14:2).
[28] Midrash Rabba Breshith 64:8. Una dudosa referencia en la Epístola de Bernabé 16:4.
[29] Eusebio, Historia Eclesiástica IV 6,4, habla de una construcción iniciada tan sólo después de la guerra.
[30] El nombre de Bar-Kojba’ (“Hijo de la Estrella”) es una magnificación. Hallazgos literarios y arqueológicos de los últimos decenios (aún no publicados por completo) permiten lanzar nueva luz historica sobre la Segunda Guerra judía (véase Sch[urer-Vermes, The History... III 534).

[31] Laitman Rav Michael, The Zohar, Laitman Kabbalah Publishers, Israel,  2007, p. 422.