10/28/2010

Las leyendas cristianas de los sacrificios de niños cristianos por judíos en la Edad Media.

BS"D


   Durante la Edad Media se acusó a los judíos del sacrificio ritual de niños cristianos. Según las creencia cristiana popular se les torturaba imitando los castigos por los que había pasado el Mamzer de Yesh"u por lo que la fecha propicia para realizarlos según ellos era durante Pasja (Pascua Cristiana o semana "santa") lo en Natae (Navidad). Cualquier niño desaparecido durante esas fechas se convertía en un asalto al barrio judío:

Celebrábase tranquilamente por los cristianos la Navidad de 1468 -nos cuenta Colmenares en su Historia de Segovia- cuando vino a turbar su quietud la irritante nueva de que los judíos de la Aljama de Sepúlveda, aconsejados por su rabino, Salomón Picho, habíanse apoderado de un niño cristiano, y llevándole a un muy secreto lugar, cometido en el todo linaje de injurias y violencias. Al fin, poniéndole en una cruz, habiánle dado muerte, a semejanza de la que al Salvador impusieron sus antepasados. [...] fueron hasta dieciséis entregados a las llamas, y puestos los restantes en la horca, después de ser arrastrados. No satisfizo, sin embargo, tan duro castigo a los moradores de Sepúlveda. Así, tomando Las armas, al saber que el obispado se contentaba con tan poco, dieron de rebato sobre la Judería, inmolando en sus propias casas a la mayor parte de sus moradores. Salvaronse algunos en la fuga; pero al buscar asilo en las cercanas villas y aldeas, llevaban delante de si la fama de su crimen, que despertaba en todas panes análogas sospechas y acusaciones.

En muchos de los supuestos casos los niños aparecen flotando en el rio, donde los judíos se han desecho del cadáver -dicen sus acusadores-, en otros casos no hay cadáver. En estos últimos se revela el carácter "santo" del niño asesinado pues al no aparecer el cuerpo indica que éste ha ascendido a los cielos. 

En otras ocasiones los relatos nos dicen que los rabinos se guardan trocitos del corazón del niño para, junto con una hostia consagrada, crear potentes hechizos con los que harán morir rabiosos a todos los cristianos, ¡Rajmana Litzlan! -D"s no lo permita! .

y juntándose todos, hicieron de la Forma, y parte del corazón del Niño una mixtura en partes muy menudas, y picadas como un xigote, con que formaron un genero de maleficio o hechizo, y se persuadian que con él habian de morir de rabia los Inquisidores. Esto fue descubierto; porque este conjunto Sagrado empezó á despedir tanta abundancia de rayos y luces donde estaba, que á la novedad concurrió multitud de gentes, y visto el prodigio, prendieron á todos los Judios
La mención de la hostia es curiosa ya que la interpretación literal de la transubstanciación, antes de que el cristianismo fuera religión oficial, fomentó la leyenda de que éstos practicaban el canibalismo. De hecho algunas de las acusaciones contra los judíos explicaban que mataban a cristianos para usar su sangre en la fabricación de pan ácimo, (matzot) una historia que se asemeja a una visión distorsionada de la propia eucaristía cristiana.

Una vez que los judíos son expulsados la historia no desaparece, se modifica y se descubren nuevos culpables:
Durante el siglo XVI, y ante la ausencia de la comunidad judía, van trasladándose sobre la comunidad morisca las acusaciones que se aplicaban a los Hebreos, incluido el crimen ritual. Se extendió el cuento de que, para evitar el bautismo, los pueblos de moriscos elegían un bebé entre todos los de la comunidad para que el cura sólo bautizase a uno, evitando a los otros la entrada en la cristiandad. La consecuencia parecía lógica: cuando el niño elegido era inservible para sus funciones por comenzar la edad de razón, lo hacían desaparecer en forma monstruosa al estar cristianizado tantas veces.
A este ritmo, no sería extraño que hoy los "judíos" mesianicos tipifiquen a otros judíos que no aceptan su idolatría protestante como "diabolicos" o "hijos de satan", una y otra vez los cristianos dejan ver su odío al pueblo judío.